4 documentales en Netflix para aprender más sobre la cocina
Datos curiosos

4 documentales en Netflix para aprender más sobre la cocina

Por Kiwilimón - September 2019
La cocina es el alma de todos los hogares, es el lugar de los sabores, de los olores, los secretos y las recetas. Es donde sucede la alquimia, la magia y los recuerdos.

Se dice que cocinar es un acto de amor para los demás y para nosotros mismos. Y es que no hay nada más bondadoso que hacerle de comer a alguien y alimentarlo.

Ya que ocupa un lugar tan importante en nuestras vidas, aprender más sobre la cocina y la comida resulta un tema de mucho interés.

Así, Netflix, una plataforma innovadora que se ha metido poco a poco en nuestras vidas, también conoce el papel trascendental que tiene la cocina en los seres humanos, por lo que cuenta con varios documentales sobre el tema que vale la pena comentar y que los veas.

Chef´s Table

Comida espectacular y grandes historias, una combinación ganadora. Es una de las series sobre comida pioneras en Netflix, que hasta la fecha lleva seis temporadas ¡y es por algo! La serie es tan espectacular que ha estado nominada a los premios Emmy.

La trama es la vida y obra de chefs sobresalientes del mundo; Jeong Kwan, Massimo Bottura, Asma Khan son algunos de los nombres que suenan en Chef´s Table.

Las crónicas del taco

Si hay algo que a todos los mexicanos nos gusta son los tacos. Es un platillo importante en la cultura de nuestro país y Netflix lo sabe, porque le dedicó una serie de seis capítulos, de los cuales cada uno se le dedica a un taco específico: de pastor, carnitas, barbacoa, de canasta, de guisado y de carne asada.

Historia de dos cocinas

Gabriela Cámara, empresaria gastronómica, armó una novedosa propuesta de platos de pescados y mariscos, y abrió dos restaurantes: Contramar, en Ciudad de México, y Cala, en San Francisco.

La magia de “Historia de dos cocinas” es la historia de éxito de estos restaurantes, pero sobre todo, la elección de su personal, que son familia.

The chef show

En este programa de ocho capítulos cocinan platos caseros y populares de Estados Unidos como rollos de langosta, sándwiches de quesos y el platillo estrella: hamburguesas.

El cineasta Jon Favreau se presenta en la cocina del chef Roi Choi y además, los dos viajan a diferentes ciudades para conocer a otros chefs o invitar a conocidos actores para preparar sus platillos preferidos y hablar de cine, gran conversación.
¿Has visto alguno de estos programas? Si no, no sabes de lo que te estás perdiendo, seguro te van a encantar y vas a aprender muchísimo sobre esta noble e importante profesión.
Califica este artículo
Calificaciones (2)
Francisco Hernandez
04/11/2019 16:46:06
Es un comentarios muy importante Gracias
Carlos Sanchez
19/09/2019 16:31:56
Excelentes documentales!
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía uruguaya es una diversa mezcla de sabores, colores y texturas, y, aunque está fuertemente influenciada por España e Italia debido a la alta migración de los europeos al país latino durante el siglo XIX, existe también una gran similitud con la comida mexicana, como te lo mostramos a continuación con estos 5 platillos de Uruguay que bien podrían pasar por antojitos mexas. Chivito El chivito uruguayo, contrario a lo que se podría pensar por su nombre, se trata de un pan relleno de carne de res con muchos ingredientes, usualmente incluyendo un huevo frito, lechuga, tomate, jamón, mozzarella, tocino, aceitunas, pimiento morrón y mayonesa. ¿Tú también crees que su sabor es equiparable con una rica torta esquinera de jamón con milanesa? Asado Al igual que en Uruguay, el asado lo podemos encontrar también sus versiones argentinas y brasileñas, pero en México sería lo equivalente a la carnita asada. Así como en el asado uruguayo se cocina con distintos tipos de carne como res, ternera, pollo y una gran variedad de salchichas y chorizos a la parrilla o a la leña, en México la carnita asada se prepara en un asador y se utilizan distintos cortes como la arrachera, el rib eye y el bistec, por supuesto acompañados de sus cebollitas, nopalitos y tortillas. Farinata La farinata es una especie de tortilla hecha con harina de garbanzos a la que se le agrega aceite de oliva, pimienta y sal al gusto y se acompaña con parmesano, orégano o tomillo. Es una preparación muy sencilla, casi parecida a la memela oaxaqueña, hecha con harina de maíz y sal, a la que se le pone un poco de salsa. ¿Estás de acuerdo o la relaciones con algún otro antojito mexicano? Empanadas criollas Las empanadas criollas de Uruguay están hechas con harina de trigo y se rellenan de carne molida, pimentón dulce, huevo cocido picado, ajo, chile, sal y pimienta; generalmente se acompañan de una buena copa de vino. La versión mexicana de estas empanadas sería, sin duda alguna, los pastes de papa con carne molida y chile, que puedes acompañar de un vaso de pulque, bebida fermentada que se obtiene de la penca de maguey. Chajá El chajá, un postre típico uruguayo, es un pastel pequeño, cuadrado y esponjoso hecho con pastelería, merengue y duraznos; también se le puede añadir chocolate o dulce de leche y su aspecto es muy parecido al de una capirotada por la consistencia de su pan. De todas estas opciones, ¿con cuál te quedas? ¿Con los platillos de Uruguay o sus versiones de comida mexicana?
La gastronomía de Colombia es un agasajo de sabores y combinaciones que nadie puede resistir y así como lo demuestran sus populares platillos como el sancocho o la bandeja paisa, los postres típicos de Colombia también tienen mucho que ofrecer. Es por eso que te presentamos los mejores platillos colombianos dulces que tienes que conocer. Arequipe Sin duda, el arequipe es el postre colombiano por excelencia: se trata de una crema muy similar al dulce de leche, la cual la utilizan para completar otros postres o la sirven con obleas y galletas saladas. ¿Lo has probado? Plátanos calados Otro postre típico de Colombia que conquista a todo aquel que lo prueba es el plátano calado, parecido a los plátanos machos fritos en México. En Colombia se preparan con mantequilla, azúcar morena, natilla y se acompañan con helado de vainilla. Son un postre casero con la sazón de las abuelas. MielmesabeEl mielmesabe, también conocido como cortada o miguelucho, es un postre colombiano originario de la región cundiboyacense. Está hecho a base de leche cortada, piloncillo y especias. ¿Lo acompañarías con algún otro postre?Arroz con leche Arroz con lecheEl arroz con leche es un postre popular en todo América Latina, pero en Colombia es muy común consumirlo después del ajiaco o sancocho. El arroz con leche colombiano tiene un toque muy casero que se prepara con canela, leche y arroz. Cocadas Un postre típico de Colombia que no te puedes perder son las cocadas, típicas de la zona costera. Las cocadas de Colombia se preparan con leche condensada, coco rallado y aceite en aerosol y son muy fáciles de hacer. ¡Su sabor es delicioso! Merengón El merengón es uno de los postres típicos de Colombia más aclamados por el público. Este dulce es muy parecido al típico merengue en México y se elabora con crema blanca, crema de fruta y tu fruta favorita. Mazamorra El maíz es un ingrediente indispensable en la gastronomía colombiana ya que no sólo se usa en los guisados, sino también en los postres como la mazamorra, una sopita dulce de maíz con queso panela, leche y canela en polvo. Su consistencia es muy similar al arroz con leche. Probar los postres típicos de Colombia es aventurarte a un viaje de sabor por todo el país, ¿por qué postre te gustaría empezar?
Existe un ritual que, frente al comal, se vuelve entrañable: poner una tortilla caliente sobre la palma de la mano y con los dedos de la otra, enrollarla lo más apretadita posible. Mejor si en el interior hay una pizca sal. ¿Salsa martajada? Oh sí, por favor. Pero este ritual sólo es posible si la tortilla es lo suficientemente flexible para no romperse. Saber reconocer una tortilla auténtica, además de ser un hábito 100% saludable, es la forma más rica de experimentarlas. Según los mayas, el maíz es la piedra angular de nuestro origen y según los aztecas, es la muestra del amor que sentía Quetzalcóatl por su gente, quien para conseguir una semilla dorada se adentró en las montañas convirtiéndose en hormiga. De esa semilla surgió la tortilla, símbolo de identidad y cultura nacional. En el sentido más práctico, no hay plato, servilleta o cuchara más precisa para atajar un guisado. Tampoco una de mejor sabor. Todos creemos conocerla íntimamente, pero siendo sinceros, ¿hace cuánto elaboraron su última tortilla? ¿Hace dos meses? ¿Hace un año? ¿Nunca? Cuando conocí a Rafael Mier, director de la Fundación Tortilla de Maíz Mexicana yo no entendía por qué había que divulgar el tema de la buena tortilla y aprender a diferenciar una tortilla auténtica de otras. ¿Todas las tortillas de tortillerías son auténticas? ¿O no? La tortilla es el lienzo favorito del plato nacional: los tacos. Y aunque en las mesas nunca falta, Rafael me hizo entender que la verdadera tortilla escasea, sobre todo en las grandes ciudades. No sólo eso. Pocos conocen cuál es el proceso detrás de su elaboración y cuáles son sus ingredientes originales. Por suerte ya existe una regulación en el mercado para que las tortillerías describan los ingredientes que utilizan. No, no sólo es maíz. Algunas veces la masa está mezclada con harina de trigo. A la tortilla tradicional hay que diferenciarla del resto. Ella proviene de maíces mexicanos, algunos en peligro de extinción. El tema es que algunos agricultores han preferido sembrar otros cultivos o utilizar maíces más resistentes a las plagas. Transgénicos, pues. En el proceso tradicional, los maíces que fueron cosechados según la temporada se dejan secar naturalmente y se les desgrana con la ayuda de un olotero. A continuación, se someten al proceso de la nixtamalización en el que los granos de maíz se pulen como diamante en bruto para hacerlos más digeribles en el organismo, para maximizar su aporte nutricional: aumentar su contenido de calcio, de proteínas, de antioxidantes.La tortilla verdadera –la saludable, la auténtica– está nixtamalizada. Para lograrlo hay que diluir cal en agua, cocer los granos en la mezcla, dejarlos remojar durante la noche y al día siguiente, enjuagar hasta que el agua salga clara. De ahí se obtiene el precioso nixtamal que se lleva al molino o al metate. El resultado es una masa húmeda y deliciosa, lista para palmear tortillas, tlacoyos, sopes, o (ponga usted su preparación favorita de maíz). Cuando inflan en el comal o en la plancha de las tortillerías, el augurio de una buena comida es evidente. El proceso es cultura pura. Pero por inverosímil que parezca, en la mayoría de las escuelas de gastronomía este ritual no se enseña. No hay duda de que, para reconocer una buena tortilla, también hay que amistarnos con el lenguaje, con su saber. Rafael aconseja consumir aquellas que no son industrializadas, es decir, que no contienen ingredientes adicionales a los tradicionales (maíz, agua y cal o ceniza). “Como consumidores tenemos derecho a conocer todos los ingredientes de nuestra tortilla por ello, es importante exigir su correcta declaración”, afirma. También dice que las tortillas de colores sí son tradicionales. Su color proviene de maíces con tonalidades como del arcoíris. Pero cuidado. Existen comerciantes que utilizan colorantes imitando los colores del maíz azul o verde. Un tip para diferenciar al gato de la liebre es aplicar un agente ácido –como el jugo de limón–. “Si al aplicar el limón, la tortilla se torna violeta o rosa, se trata de tortilla de maíz azul real; si se torna grisácea o no cambia de color, se trata de una tortilla pintada con colorante artificial”. Otro consejo es fijarse en la flexibilidad de la tortilla. Si se rompe o se entiesa apenas la pones sobre el comal, puede que estés frente a una tortilla falsa. Estos y otros consejos los puedes encontrar en el blog recién inaugurado de la fundación. La buena tortilla merece diferenciarse de las otras. Pregunta en tu tortillería si las que ofrecen están nixtamalizadas y si provienen cien por ciento del maíz nacional. Su aroma, anticipación de un banquete digno de dioses, y su sabor no deben tomarse por sentado. Y mientras aprendemos a nixtamalizar juntos, te dejo algunas recetas que puedes preparar en su honor: Tacos de lenguaTacos de mixioteTacos de costilla
Mujeres de Colombia, Ecuador, Paraguay, Bolivia, Panamá, Chile, Argentina, Estados Unidos, Perú y México participan del 14 al 31 de julio en un Encuentro Mundial en el que habrá distintas actividades virtuales en torno a la cerveza, su producción y su venta.Este congreso en línea ha sido organizado por Mujeres Cerveceras en Latinoamérica, quienes celebran su primer aniversario, y es liderado por el colectivo Adelitas, de México, pero con la participación de colectivos en toda América Latina.Todas las actividades se llevarán a cabo a través de redes sociales con lives en Instagram y para el congreso, que está enfocado a los colectivos de la red de cerveceras, habrá un grupo privado de Facebook en el que los sábados 18 y 25 de julio habrá ponencias de mujeres profesionales relacionadas en el rubro cervecero que hablarán sobre, profesionalización, marketing digital, impacto social, economía y finanzas, de manera gratuita para las registradas.Las mujeres en la industria cervecera han estado presentes desde hace mucho y según la estadística, su participación es de 23.8 por ciento; actualmente se han hecho más presentes con su trabajo y se han organizado para estar visibles, abrir espacios y contribuir así con la perspectiva de género en este ramo.En medio de la pandemia por la enfermedad covid-19, algo tan social como compartir unas cervezas se ha vuelto inconcebible, pero las mujeres cerveceras le han dado la vuelta a esto y reconocen que la cerveza como elemento social “cambió su función”.De acuerdo con Jessica Martínez, Head Brewer de Malteza, hacer “un acercamiento con el consumidor a través de los contenidos digitales para mantener el vínculo” es la forma de adecuarse al panorama actual.El contenido digital es primordial para ellas en este momento, pues si antes los vendedores hacían un gran trabajo informando a los consumidores, con los puntos de venta cerrados han tenido que “reforzar esa información con catas, reseñas y contenido digital”.Estas mujeres están haciendo una gran labor, así que si quieres conocer más de ellas o tú misma tienes interés en la producción de cerveza, no te pierdas sus lives en Instagram.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD