7 cosas que no sabías del arroz
Datos curiosos

7 cosas que no sabías del arroz

Por Kiwilimón - November 2018
Con mole, guisado rojo o frijoles. En caldo, sopa o sushi. No importa cómo lo comas, el arroz es delicioso en cualquiera de sus presentaciones. Pero no solo eso, este singular grano esconde muchas curiosidades. Te invitamos a descubrir 7 cosas que no sabías del arroz:
  1. Haciendo la comparación con la proteína contenida en otros granos, la del arroz es considerada entre las de mejor calidad.
  2. Cuando enjuagas el arroz antes de cocinarlo quitas pequeños pedazos rotos y almidón, por lo que obtienes un arroz más esponjoso sin grumos.
  3. Aunque el arroz blanco y el integral contienen muchas vitaminas y minerales, el integral aporta muchos más nutrientes al mantener el salvado y el germen del arroz.
  4. El arroz blanco puede durar hasta 30 años si se guarda en condiciones adecuadas, mientras que el integral solo tiene una vida útil de hasta 6 meses. Para conservar por más tiempo el arroz integral se recomienda refrigerarlo o congelarlo.
  5. El arroz es bajo en grasas y no tiene colesterol.
  6. El arroz crudo puede tener esporas de bacteria que ocasionan intoxicaciones estomacales. Para evitar que estos gérmenes te provoquen problemas de salud debes evitar dejar el arroz cocido a temperatura ambiente por mucho tiempo.
  7. El arroz es fuente de una quinta parte de las calorías consumidas a nivel mundial y es el segundo cereal más producido.

Aprovecha esa bolsa de arroz que tienes en tu alacena y prepara un platillo espectacular. Aquí te damos algunas ideas de recetas deliciosas y fáciles de hacer:

  Fuentes:
Califica este artículo
Calificaciones (10)
Edith Mg
26/06/2020 20:11:52
Es muy sabroso el arroz
Aracely Cetina
24/06/2020 19:42:31
Excelente información🙂
Jade Said
14/06/2020 21:19:27
Muy buena información 👍
Angel Esquivel
21/04/2020 17:49:07
Información muy interesante
Erika Gonzalez
26/03/2020 09:56:52
Exelente
Ver más
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¡¿Qué edad tenías cuando descubriste que el aguacate no es una verdura, sino una fruta?! Esta confusión no es única del aguacate, sino de muchas otras ‘verduras’, que en realidad resultan ser botánicamente una fruta.Diferenciarlas, por suerte, no es tan complicado porque en términos de estructura, sabor y nutrición, existen muchas distinciones entre frutas y verduras. Así que veámoslas primero, para después ver estos casos conflictivos.Diferencias entre frutas y verdurasHay dos formas en las que las frutas y verduras se diferencian, desde el punto de vista botánico y desde el culinario.Botánicamente, una fruta se desarrolla a partir de la flor de una planta, mientras que las otras partes de la planta se clasifican como vegetales. La principal diferencia es que las frutas contienen semillas, mientras que las verduras pueden ser raíces, tallos y hojas.Por otra parte, desde la perspectiva culinaria, las frutas y verduras se clasifican según el sabor. Las frutas generalmente tienen un sabor dulce o agrio y se pueden usar en postres, bocadillos o jugos, mientras que las verduras tienen un sabor más suave o sabroso y generalmente se comen como parte de una guarnición o plato principal. Sin embargo, la cocina se trata de creatividad e innovación, así que estos no son usos restringidos.Ahora, muchos nos hemos preguntado si la calabaza es fruta o verdura o qué hay de la zanahoria, ¿fruta o verdura?, y ¿el limón? De acuerdo con las características botánicas de frutas y verduras, la calabaza es una fruta, al igual que el limón, y la zanahoria, una verdura.Hay muchas plantas que técnicamente son frutas, aunque por su sabor, se clasifican como vegetales, por ejemplo, los tomates, que incluso han creado controversia, pues en 1893, la Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó que deberían clasificarse como vegetales en lugar de frutas, de acuerdo con las regulaciones aduaneras de Estados Unidos.Pero si recordamos que las frutas contienen semillas, entonces, botánicamente hablando, los tomates son una fruta, pero en este caso, se clasifican desde el punto de vista culinario.Algunos otros ejemplos comunes de frutas que se confunden con vegetales con frecuencia son las calabazas, los aguacates, los pepinos, los pimientos y las berenjenas.Lo más curioso de todo esto es que casi siempre son frutas las que se confunden por verduras, pero pocas veces ocurre lo contrario, como en el caso del camote, que por su sabor dulce, es una verdura que suele confundirse por fruta.Ahora ya tienes las herramientas para diferenciar frutas de verduras, sólo tienes que recordar que las primeras tienen semillas.
Usar los restos de café para abonar nuestras plantitas es una gran manera de reciclar este tipo de residuos orgánicos y de mantener tu flora casera en perfeto estado.Sin embargo, es importante saber hacerlo correctamente, pues aunque muchas veces hemos visto que basta con poner el café molido usado sobre la superficie de la tierra, hay formas de hacerlo más efectivo.Para empezar, tienes que conocer los beneficios del café como abono para las plantas. El principal y más conocido es que el café molido contiene aproximadamente 2% de nitrógeno en volumen.Además, los posos de café, como también se les conoce, no son ácidos, pues el ácido en el café es soluble en agua, así que se queda principalmente en tu café.Por otra parte, el café molido tiene un pH neutro (entre 6,5 y 6,8 pH), mejora la estructura del suelo y es una excelente fuente de nitrógeno para el compostaje.Y aunque no está comprobado, la evidencia anecdótica sugiere que los posos de café repelen a las babosas y los caracoles en el jardín.Cómo usar el café como abonoUsar el café como abono es muy sencillo, pues simplemente puedes extenderlo directamente sobre el suelo. Pero aquí te dejamos más tips para aprovecharlo en tus plantas.-Extiéndelo sobre el suelo y cubre con hojas secas o composta.-Haz una pila de composta colocando los ingredientes en capas con 1/3 de hojas, 1/3 de recortes de hierba fresca y 1/3 de café molido.-Mezcla el café molido usado con papel picado u hojas secas, para tener un equivalente de una fuente de carbono.Si incorporas café molido directamente en el suelo, agrega un fertilizante nitrogenado al mismo tiempo. Los granos de café estimulan el crecimiento de microorganismos en el suelo, que utilizan nitrógeno para su crecimiento y reproducción, mientras los granos de café se descomponen por los microorganismos, el nitrógeno adicional en el fertilizante proporcionará una fuente de nutrientes para sus plantas.También puedes añadir los filtros de café de papel a tu composta como fuente de carbono. Sólo rómpelos en pedazos pequeños para acelerar la descomposición.Lo mejor de usar café como abono es que los residuos de café no se echan a perder, por lo que puedes almacenarlos para usarlos posteriormente y aplicar estos consejos en tu pequeño jardín en casa.
Tés de hierbas para el resfriado, aceites esenciales para aliviar el dolor de cabeza, baños con plantas para una mejor noche de sueño, todos estos son remedios caseros que alguna vez nos han funcionado y que hemos usado quizá recomendados por un ser querido.Pero ¿sabías que los remedios caseros también pueden funcionar en la higiene personal? En especial, existen varias plantas que tienen efectos antimicrobianos, con las cuales puedes realizar un enjuague bucal natural y casero.Té de manzanillaAdemás de ser el aliado perfecto para los malestares estomacales o los cólicos menstruales, las propiedades antibacterianas y antifúngicas de la manzanilla la convierten en un gran enjuague bucal natural.Sólo tienes que hacer una bolsita de té, claro, sin añadirle nada, y hacer gárgaras para limpiar boca y garganta con este remedio natural para la higiene personal. También puedes usar extracto líquido de manzanilla.Aceite de cocoEl aceite de coco es comúnmente usado como remedio natural para hidratar la piel y el pelo, pero también tiene beneficios en tu boca gracias al ácido láurico y, de hecho, usarlo como enjuague bucal es tan popular que la práctica tiene nombre: ‘oil pulling’.El oil pulling, también considerado una desintoxicación con aceite, consiste en enjuagar la boca con aceite de coco durante 4 minutos. Puede hacerse de dos formas, mover el líquido dentro de la boca, luego escupirlo y enjuagarte, o simplemente mantener el aceite de coco dentro de tu boca sin movimiento por máXimo 5 minutos, escupir y repetir.De acuerdo con la medicina ayurvédica, esto tiene beneficios como beneficios como “menos placa, protección contra la caries y encías más fuertes” para quienes llevan una buena salud bucal.Hojas de mentaLa menta es un antiséptico bastante reconocido que gracias a su frescura se encuentra ya en muchos artículos de higiene bucal, pero también puedes usarlo como enjuague natural para mantener tus dientes limpios y frescos después del cepillado.Para hacer el enjuague, lo mejor es usar hojas de menta, con alrededor de 5 bastará, infusionadas en media taza de agua, pero también puede servirte hacerlo con bolsitas de té, así como con la manzanilla.Una vez más, los remedios naturales prueban que son útiles en muchos ámbitos de nuestra vida, incluso en el de la higiene personal.
Ahora quizá más que la recomendación de comernos un pan para el susto, vemos mil memes y stickers en nuestras conversaciones en seguida de una situación que nos causa miedo, como un temblor.Como buenos mexicanos, el pan para el susto ya se ha vuelto una forma de tomarnos con un poco de humor cosas serias y claramente estresantes, pero ya se sabe que un pan, así sea un bolillo o una rebanada de pan de caja, realmente no tiene ninguna relación para apaciguarnos el estado de alerta en el que nos deja el miedo. Lo que sí es cierto es que es comer algo sólido después asustarse sí es recomendable, pues esto ayuda a aminorar la secreción de jugos gástricos; no necesariamente tiene que ser un pan o un bolillo.Es decir, podrías comer un plátano o una manzana, o mejor aún, tomarte un antiácido, pues la reacción de alerta en nuestro cuerpo hace que los jugos gástricos aumenten y que incluso nos den náuseas y vómitos.De hecho, existe algo llamado estómago nervioso, que consiste en sentir “mariposas” por nervios, nudos en el estómago, náuseas, indigestión y otros síntomas, que pueden estar relacionados con tu estado o tu salud mental, tu digestión o la salud de tu sistema digestivo.Esto sucede porque el cerebro y el intestino están conectados a través del nervio vago, uno de los nervios más grandes del cuerpo. Este nervio envía señales desde el cerebro al intestino y viceversa, lo que aumenta la irritabilidad digestiva y la irregularidad cuando se produce estrés y ansiedad.El estómago nervioso es lo que le sucede a muchas personas después de un susto y se puede sobrellevar con remedios caseros, como tés, y si ya lo padeces, además puedes llevar a cabo cambios sencillos en tu dieta diaria, como un aumento de ingesta de fibra o comidas ricas en probióticos, como un yogurt.Los beneficios de los probióticos en la ansiedad se han comprobado en estudios preliminares en ratones y pueden ayudar a aliviar los síntomas intestinales a través de la acción sobre el nervio vago.Otra opción además de un bolillo para el susto es comer chocolate oscuro con 70 por ciento de cacao o más, pues de acuerdo con una investigación del Journal of Proteome Research encontró que comer alrededor de 40 gramos de chocolate por día puede reducir los niveles de cortisol.Para la próxima vez que sientas que tu estómago se desacomodó por un susto, al menos ahora tienes más opciones para comer después, además de un pan.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD