Chiles en nogada, ¿capeados o sin capear?
Datos curiosos

Chiles en nogada, ¿capeados o sin capear?

Por Kiwilimón - September 2019
Cuando se piensa en el mes patrio, se viene a la mente la temporada de chiles en nogada, ese delicioso platillo que se asemeja a una obra de arte, tan representativo de nuestro país por tener los colores de la bandera, y con ingredientes perfectamente cocinados para darle un aspecto bello, con una mezcla de sabores que lo hacen un alimento muy especial por el que muchos esperan todo un año para saborearlo.

Origen del Chile en Nogada

Hay varias versiones sobre el origen de este manjar. Una de ellas apunta a que nació en la ciudad de Puebla y se creó para agasajar a Agustín de Iturbide por la victoria del Ejército Trigarante en 1821, por eso también los tres colores de la bandera están presentes en el plato.

Otra versión refiere que la receta es originaria del Convento de Santa Mónica desde 1714, con el nombre de “chiles rellenos bañados en salsa de nuez”.

La salsa Nogada

La salsa es una de las partes más importantes del platillo. Hay quienes la hacen más dulce, otras, más salada, e incluso algunas, neutras. Existen las finas, espesas, líquidas, sin grumos o granulosas. También hay quienes incluyen queso de cabra y hay también quienes se apegan a la receta original.

Aquí te dejamos una receta tradicional de la nogada:

Ingredientes:

-600 gramos de nuez de castilla
-1 pieza de queso de cabra
-2 tazas de leche
-¾ tazas de vino blanco o jerez
-500 gramos de almendra
-300 gramos de granada roja
-Perejil, sal, azúcar al gusto

Preparación:

Pon a remojar las almendras una noche antes y refrigera.
Mezcla el queso de cabra, la leche y el vino; agrega las nueces y las almendras limpias.
Licúa todos los ingredientes y pon la sal y el azúcar a tu gusto. El espesor de la salsa es a gusto personal, pero si la quieres más líquida, puedes ir incorporando más leche y si la quieres más espesa, puedes usar más queso.

La controversia: ¿capeado o sin capear?

Existe un gran debate sobre si el chile en nogada va capeado o sin capear. Es como si hubiera dos bandos y cada uno insiste en probar su punto.

A pesar de haber investigado y documentado sobre este tema, lo cierto es que no hay una verdad absoluta.

Según María Bravo, Directora General de La Casita Poblana, originalmente el chile era sin capear, pues el objetivo era que se viera el verde del chile, pero al momento de ser servido, la nogada no permanecía en el picante. “Esto no era apetitoso, por eso se empezó a capear, para retener la nogada, y ahora el toque verde se le da con el perejil que se coloca al servirlo”, señala.

Como en todo, en gustos se rompen géneros, no importa si lo prefieres capeado o sin capear, con nogada líquida o espesa, lo más importante es que aprecies esta maravilla de la cocina mexicana que es una delicia para tus sentidos.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si hay algo de lo que hemos escuchado ya mucho, los superfoods, sus propiedades y lo bien que le hacen al organismo para combatir las reacciones de una mala alimentación y la pobre calidad de los alimentos que consumimos está entre los temas principales. Hoy en día nos enfrentamos a alimentos procesados, sustancias nocivas que causan problemas graves como el sobrepeso, la obesidad, diabetes y problemas en el sistema circulatorio. El ritmo de vida que se vive actualmente es muy vertiginoso y estresante, y esto influye en la calidad de sueño, lo cual a la vez, tiene repercusiones en la salud.Quizá muchas personas no lo sepan, pero dormir bien es igual de importante que una correcta alimentación. Un mal descanso puede dañar seriamente tu bienestar, influir en el humor y tener otras repercusiones negativas, como cansancio, somnolencia, déficit de atención y concentración, irritabilidad y lentitud de pensamiento. Además, un mal sueño puede propiciar desórdenes y enfermedades como la ansiedad y la depresión, e incluso derivar en problemas mucho más severos como hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares.Así que para mejorar la calidad de tu sueño por la noche y evitar todos estos problemas te tenemos estos consejos.Cuida lo que comes y tomas antes de dormir: Hay que limitar las bebidas con cafeína como refrescos, cafés y tés. Tampoco consumas alcohol por las noches, ni comidas irritantes ni grasosas, ya que esto puede generarte indigestión e interrumpir tus horas de sueño. Crea hábitos saludables: Acuéstate en un horario regular todas las noches para crear una rutina y acostumbrar a tu cuerpo a las horas de descanso. También trata de despertarte siempre a la misma hora. Realiza ejercicio habitualmente: Realizar alguna actividad física, además de ser bueno para tu salud, favorece el descanso durante la noche; sin embargo, procura hacerlo durante el día y no antes de dormir. Limita el uso de tu celular antes de dormir: La luz del celular y otros dispositivos, además de las emociones y pensamientos que provocan las redes sociales, correo electrónico y mensajería instantánea, hacen que sea difícil conciliar el sueño. Trata de meditar un poco: Prepara el cuerpo para descansar y realiza cosas relajantes antes de acostarse. Puedes hacer meditación, respiraciones profundas, estiramientos, leer un libro o tomar un baño de agua tibia como antesala para dormir. Limita las actividades en la cama: No es bueno que utilices la cama para realizar otras actividades además de dormir, te recomendamos no trabajar, ver la tele o comer en la cama. Mantén ordenado y limpio tu cuarto: Dicen que el caos llama al caos, y si tienes un desastre en tu cuarto, no podrás tener paz y descansar de manera adecuada. Tener orden y limpieza tranquilizará tu mente. No hagas siestas de más de 30 minutos: Si bien las siestas son muy benéficas para la salud, hacerlas por un tiempo prolongado puede ser contraproducente y “espantarte” el sueño por las noches. Intenta seguir estos consejos y verás como te despiertas fresco, descansado y feliz.
La organización nunca está de más, pues nos permite estar al tanto de las cosas, ahorrar tiempo, terminar pendientes y tener en cuenta todas nuestras tareas. En época escolar es mucho más importante, porque hay muchos aspectos a considerar: trabajos, fechas de entrega, época de exámenes, tareas, proyectos, trabajos en equipo. Por otra parte, un planificador escolar es un vínculo de comunicación entre padres y maestros, y también es una herramienta para inculcarle a los niños el hábito de la organización y la responsabilidad.Para hacer un planificador escolar, lo único que necesitas es un cuaderno (de preferencia con espiral), pluma y mucha creatividad.1. Busca un cuaderno que sea útil, trata de que sea de espiral y si tiene carpetas o sobre internos donde puedas guardar cosas y documentos, sería ideal.2. Personalízalo con el nombre de tu hijo y todos sus datos para que pueda recuperarlo en caso de perderlo.3. Marca las páginas con una fecha, puede ser diario, semanal o mensual.4. Haz una lista de horarios y listas de tareas.5. Actualiza el planificador escolar con los horarios, actividades y fechas especiales.6. Enséñale a tus hijos cómo deben usar su planificador 7. Usen su creatividad para decorarlo8. Mantente pendiente de las actividades escolares de tu hijo. Bullet JournalDe un tiempo para acá, los bullet journal han cobrado importancia y no es en balde. Una agenda de este tipo nos permite organizar las tareas enfocadas a un resultado, lo cual las hace muy eficientes.Uno de los aspectos de los bullet journal que lo ha hecho más popular es su sistema basado en listas, porque ¿a quién no le gustan las listas? Este sistema nos permite tener una mejor visión, organización y es mucho más fácil para nuestro cerebro procesarlo. Algunas de las ventajas que tiene hacer un bullet journal es que lo puedes hacer con cualquier cuaderno que tengas a la mano, no necesitas comprar uno en específico, es flexible, el método es muy simple y se basa en hacer listas, títulos y números de página, además de que tus hijos le darán rienda suelta a su creatividad. Como ya lo has podido comprobar, contar con un planificador escolar está lleno de beneficios y fomenta la organización, gestión y responsabilidad de los niños. En definitiva es un elemento imprescindible para este regreso a clases.
Pareciera imposible dejar de usar bolsas de plástico, porque nos las ofrecen en todos lados. Sin embargo, también vemos muchísimas imágenes devastadoras de montañas de bolsas de plástico que están contaminando a la tierra y a los océanos. Por lo que hacer conciencia y aplicar pequeños cambios en nuestros hábitos es necesario y pueden tener buenos resultados.De hecho, en muchos países, las bolsas de plástico están prohibidas. También existen algunas iniciativas que proponen usar materiales que se degraden más pronto que los plásticos tradicionales, o incluso se cobra algún impuesto si quieres usar bolsas. Aun así, no es suficiente y no sucede en todo el mundo.Te recomendamos Cómo desperdiciar menos comida cuando tienes niños pequeñosAdemás, existen otros plásticos de un solo uso como popotes, cubiertos y platos, a los cuales también se ha extendido la prohibición. Pero lo que complica la situación es que a pesar de que el polietileno con el que están hechas las bolsas es fácilmente reciclable, no se hace porque es difícil separarlo del resto de la basura.Considerando todo esto, la mejor solución es evitarlo. Primero hay que empezar por las compras. Hay muchas bolsas de tela muy atractivas que puedes llevar al supermercado o mercado para empacar tus productos.Si no las llevas, solicita que te den cajas, siempre les sobran en las tiendas grandes. Piensa también que no sólo en los supermercados nos dan bolsas, y mejor carga bolsas de tela siempre a la mano para todo lo que compres, o inclusive si compras comida para llevar en un restaurante.Para las frutas y verduras, puedes conseguir bolsas pequeñas de tela abierta, como malla o velo. Recuerda lavarlas de vez en cuando para evitar contaminaciones. Una bolsa de plástico tradicional puede tardar cientos de años en degradarse completamente. Y si además compras jugos en botellas de plástico, imagínate cuánto de este material consumes en una sola semana.Te recomendamos: ¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?Poco a poco, tiendas donde venden productos a granel tanto de limpieza como alimentos están abriendo. Lleva tus propios contenedores y reúsalos.Usa bolsas de papel o recipientes para los sándwiches del lunch. No es necesario empacarlos en bolsas. Procura usar recipientes de vidrio o acero inoxidable ya que duran mucho más tiempo y cuando ya no te sirvan, contaminan menos.Y si ya tienes las bolsas, reúsalas la mayor cantidad de veces posible, ya sea para las compras, o para forrar basureros. Convierte el tema en un proyecto familiar: organiza un reto de quién puede pasar más tiempo sin usar una bolsa de plástico, involucra a tus hijos e invítalos a sugerir ideas para reducir su uso. Recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD