10 tips para evitar subir de peso en navidad
Dietas y Nutrición

10 tips para evitar subir de peso en navidad

Por Kiwilimón - Diciembre 2013
Es frecuente que durante las fiestas decembrinas comamos un poco más de lo habitual. De acuerdo con diversos nutriólogos, es recomendable disfrutar de todos los alimentos, pero con moderación. Por eso, aquí te damos algunos consejos, para que te mantengas en forma, sin privarte de los ricos platillos que hay en esta época: 1. Siempre desayuna. Si crees que ayunar será mejor para comer más en la tarde y/o noche, estás en un grave error, porque en lugar de comer moderadamente, ingerirás más comida por la falta previa de alimento y así sí subirás de peso. 2. Come de todo. La clave es no excederte en nada. Elige en mayor medida las frutas y vegetales; de preferencia ocupa recipientes pequeños, para que consumas menos alimento. 3. Date tu tiempo para comer. Los nutriólogos recomiendan que cada bocado se mastique en promedio 20 veces, para digerir mejor los momentos. Que el cerebro tenga la señal de que ya está lleno y en consecuencia no comas de más. 4. Bebé 2 litros y medio de agua. Esto además de depurar tu cuerpo y eliminar las toxinas de más, te ayudará a sentirte satisfecho y evitar que comas de entre comidas. Es recomendable que tomes un vaso o dos de agua antes de empezar a tomar bebidas alcohólicas. 5. Hacer ejercicio todos los días. Una buena opción es bailar. 6. Consume alimentos con poca grasa. De preferencia dile sí al pescado y al pavo por su bajo aporte calórico. 7. Consume muy poca sal y si es posible, evítala. 8. No repitas platillos. 9. Come la mitad del postre que te den, para no tener calorías extras. 10. Prefiere la bebidas gaseosas baja en calorías que las regulares, porque tienen el doble de azúcar. Artículo cortesía de    

“Descubre la sección de Navidad que kiwilimón tiene para ti.”

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿La hora de la comida se convierte en una batalla campal en tu casa? ¡Aguas! Lo que podría parecer un simple berrinche puede convertirse en un mal hábito. Se considera a un niño o niña como “picky eater” cuando se niega a probar nuevos alimentos, no come la cantidad que le corresponde, rechaza la comida saludable o simplemente no quiere sentarse a comer. Si bien para muchos niños solo es una etapa, la edad en que dejan de ponerle “peros” a la comida puede variar.¿Por qué los niños se hacen quisquillosos con la comida?Normalmente se asocia este tipo de comportamientos a la etapa en la que el niño trata de demostrar su autoridad, alrededor de los 2 años; sin embargo, también puede tratarse del rechazo a ciertas situaciones (falta de una rutina para comer, peleas en la mesa, mal ambiente familiar), algún problema de salud que le impida comer apropiadamente, como el reflujo, o simplemente fue acostumbrado a ciertos alimentos o sabores desde temprana edad.Consejos para hacer que tu hijo coma saludablemente:Haz que la comida sea toda una experiencia: crea un ambiente atractivo con cosas que le interesen, como hablar de su caricatura o actividad favorita. Trata de mantener un ambiente relajado, sin peleas ni distracciones como la televisión.Dale nuevos alimentos poco a poco: procura darle alimentos que le gusten junto con alimentos nuevos, con sabores que combinen, que no sean tan fuertes para su paladar y en porciones pequeñas. Por ejemplo, puedes preparar unos macarrones con queso con unos trozos de champiñones.Preséntale su plato de maneras divertidas: ya sea en forma de caritas, en platos atractivos o en presentaciones novedosas. Da clic AQUÍ para descubrir recetas deliciosas diseñadas especialmente para los pequeños del hogar. Debes poner el ejemplo: no solo le pidas que él coma saludablemente, tú también hazlo. Coman juntos algún plato fuerte o alguna colación durante el almuerzo u ofrécele tu colación de fruta por la tarde. Compartan el hábito de comer cosas saludables.Cambia los menús: puedes incluir un día con su comida favorita, mientras que los días restantes puedes cambiar el menú cada semana, de manera que siempre esté esperando la sorpresa de lo que comerá ese día.Tener un picky eater en casa complica la planeación de los menús de la semana, pero con un poco de imaginación, juntos tu pequeño y tú descubrirán que la hora de la comida es de los mejores momentos para compartir en familia.Si ya no tienes ideas para el menú de la semana, estas recetas te sacarán del apuro:Tacos de hot cakes con frutaNuggets de pollo con quinoaSándwich de huevo caracol
Los pistaches son más que una rica botana. Estos pequeños frutos secos tienen muchas propiedades benéficas para la salud. Conoce algunos de los beneficios de comer pistaches y descubre cómo puedes incorporarlos en tu dieta diaria. En comparación con otras nueces, los pistaches tienen mucho menos calorías. Por ejemplo, la nuez pecanera tiene 193 calorías, mientras que el pistache solo contiene 156. Esto en una porción de 28 gramos. Pero eso no es todo. El pistache es la segunda fruta seca (después de la almendra) con mayor aporte proteico. Alrededor del 20% de su peso son proteínas.Comer pistaches puede ayudarte a perder peso. Los altos niveles de proteína y fibra hacen que te sientas satisfecho por más tiempo, lo cual evita que comas en exceso. Pero eso sí, hay que medirse en la cantidad de pistaches que comes al día, o de lo contrario su efecto puede ser contraproducente.De acuerdo con la Asociación Americana de Optometría, dos antioxidantes presentes en los pistaches (luteína y zeaxantina) ayudan a conservar la salud de los ojos, previniendo enfermedades como las cataratas.El consumo regular de pistaches está asociado con una mejor flora intestinal. De acuerdo con un estudio realizado en 2012, los prebióticos presentes en los pistaches ayudan a aumentar los niveles de bacterias buenas en los intestinos.Los niveles de cobre en los pistaches son bastantes altos, por lo que incluirlos en la dieta diaria puede impactar en la absorción de hierro. De esta manera, los pistaches son grandes aliados en el tratamiento de enfermedades como la anemia.Los pistaches también ayudan a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Su consumo se recomienda especialmente entre mujeres embarazadas que padecen diabetes gestacional, ya que el comer una ración de pistaches diariamente reduce los niveles de azúcar.¿De qué manera puedes comer pistaches?Como botanaPara hornear pasteles o panesPulverizando en smoothies o postresSimplemente tostado en ensaladas o pastasDentro de un mix de granola o cerealesEstas son algunas recetas para cocinar usando pistaches:Crema de PistachesPaleta de Mango y PistacheSanck de queso, plátano y pistacheYoghurt de Kiwi con quinoa y pistaches
El pescado es uno de los alimentos más saludables por su contenido proteico y sus efectos antienvejecimiento; pero hay que tener cuidado. Algunas variedades de pescados han tomado relevancia gracias a sus altos volúmenes de mercurio, por lo que es importante observar el contenido de este elemento, ya que, consumirlo con frecuencia, puede ocasionar daños a la salud.El mayor riesgo en el consumo de altos niveles de mercurio en pescados se presenta en las mujeres que están embarazadas o amamantando, pero los niños y adultos también deben evitarlo. Se ha descubierto que el mercurio en altas cantidades puede causar daño permanente en los riñones y cerebro, afectando en este último caso la memoria, la atención y las habilidades motoras.Si se llega a consumir durante varios años pescados de un cuerpo de agua con altos grados de mercurio, los daños a la salud pueden incluir parálisis, delirios y problemas del habla.Estos son los pescados con alto contenido de mercurio que debes evitar:Pez blanquillo del Golfo de México Tiburón Pez espada Macarela rey AgujaCorvina del PacíficoMarlín Atún de aleta negra Pez mero Bacalao negroAlgunos de estos peces, como son el tiburón, el atún, el pez marlín y el pez vela, adquieren altos grados de mercurio debido a su dieta, que consiste en comer peces de menor tamaño, los cuales ingieren el metal a través del plancton. Otros adquieren el mercurio del medio en el que habitan. Lo que es seguro es que todos pueden ser dañinos en cantidades altas.Peces con bajos niveles de mercurioSi sueles consumir los peces antes mencionados, reemplázalos con algunos de la siguiente lista, ya que estos son los pescados con menor grado de mercurio y, por lo tanto, los más saludables.BagrePescado de corvina del AtlánticoPalometaSalmónSardinasTilapiaTruchaAbadejoMerluzaSi prefieres mariscos, puedes comer almejas, anchoas, camarones, cangrejo de río u ostras, todos estos tienen cantidades menores de mercurio que no dañaran tu organismo.
Congelar tu comida puede cambiarte la vida. Eso es cierto. Sin embargo, hay algunos alimentos que no debes guardar en el congelador porque podrías afectar su consistencia. Conoce cuál es la comida que debes mantener fuera del congelador.Verduras verdesLa lechuga, kale, apio, espinaca pierden su natural textura crujiente cuando se almacenan en el congelador. Por si fuera poco, su sabor también pierde mucha intensidad cuando las hojas verdes son sometidas a temperaturas bajo cero. Además, como algunas tienen grandes cantidades de agua, pasan por el temido efecto de qudar "quemados"; que quiere decir que su consistencia se volverá un poco arrugada y escurrirán demasiado. Algunos lácteosLa leche, el queso suave, el yogurt y la crema jamás deben congelarse. Y la razón es muy sencilla. La grasa presente en estos alimentos tiende a separarse cuando se congela, entonces al entrar en temperatura ambiente el resultado es una sustancia un tanto desagradable. Aunque puedes usar los lácteos descongelados para cocinar, te aseguramos que no se te antojará comerlos solos.  Alimentos fritosLas papas a la francesa o el pollo frito jamás deben meterse al congelador. Las bajas temperaturas hacen que la textura crujiente se convierta en una consistencia suave y aguada. Además, este proceso hace que el aceite se impregne aún más en los alimentos, por lo que será más difícil quitar el exceso de grasa con toallas de papel.HuevosUn gran error que se comete muy seguido es el congelar los huevos cuando están aún dentro del cascarón. Recuerda que los líquidos se expanden al congelarse, por lo que los huevos pueden explotar y estar expuestos a las bacterias. En caso de que necesites guardar huevos en el congelador, rómpelos y ponlos dentro de recipientes herméticos.PapasAl igual que las hojas verdes, las papas pierden mucha textura cuando se congelan. Si quieres preparar papas fritas, nunca las congelen antes de hacerlas. En caso de que vayas a hacer sopas o caldos, no importa mucho el cambio en la consistencia de las papas.Frutas y verduras crudasEl alto contenido de líquido que tienen las frutas y verduras sin cocer hace que sean alimentos prácticamente prohibidos en el congelador. Solamente te recomendamos que congeles las frutas cuando vayas a preparar un licuado o un smoothie.Arroz y pasta No arruines un delicioso plato de arroz o pasta al guardarlo en el congelador. A menos que quieras recalentar un platillo de consistencia aguada, mejor mantén alejados el arroz y la pasta de esta parte del refrigerador.Estas recetas te podrían interesar:Pasta cremosa al cilantroPescado con papas a la cremaPapa al horno con champiñones Deliciosos huevos divorciados
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD