Alimentos perfectos para controlar los triglicéridos
Dietas y Nutrición

Alimentos perfectos para controlar los triglicéridos

Por Kiwilimón - Septiembre 2019
Entre las causas de un descontrol en los triglicéridos se encuentra una dieta llena de calorías, tener sobrepeso y obesidad, malos hábitos como fumar y beber, además de la genética y hasta trastornos en la tiroides, enfermedades del hígado y renales.

Con frecuencia escuchamos el término “triglicéridos altos” y sabemos que no es algo positivo, pero no tenemos mucha idea de lo que esto significa.

¿Qué son los triglicéridos y qué consecuencias tiene el tenerlos altos?

Los triglicéridos son un tipo de grasa que se encuentra en la sangre. Cuando se lleva una vida sedentaria y se excede el consumo de grasas y carbohidratos, el exceso de calorías es almacenado en forma de triglicéridos.

Cuando los triglicéridos están altos, es decir, por encima de 150 ml/dL en ayunas, aunado a otros factores, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, además de la acumulación de grasa en el hígado.

¿Qué hacer para bajar los triglicéridos?

Si ya tienes altos los triglicéridos, para nivelarlos puedes evitar el azúcar y los alimentos refinados, limitar tu ingesta de alcohol, y comer alimentos que ayuden con este propósito.

¿Qué alimentos son los que ayudan a bajar los triglicéridos?

Frutas y verduras. Hay que consumir varias veces al día, preferentemente en todas las comidas, verduras como calabaza, zanahoria, chayote o nopales. En el caso de las frutas, hay que tener cuidado porque son ricas en azúcares, que el organismo también puede transformar en triglicéridos.

Legumbres. Incluye en tu dieta legumbres como frijoles, lentejas, habas, al menos tres veces por semana.

Carnes magras, como pollo, pavo, pescado, pues no contienen azúcares, pero sí proteínas, minerales y vitaminas.

Frutos secos. Un puñadito diario, sobre todo nueces o pistachos.

Cereales integrales, que son ricos en vitaminas del grupo B, vitamina E y fibra dietética.

Por otro lado, limita o evita el consumo de pan y postres, carnes frías muy saladas, refrescos, alcohol, grasas, azúcares, comida rápida y comida chatarra para no tener altos los triglicéridos.

Recuerda que la alimentación es de vital importancia en nuestro organismo, por eso debemos pensar qué le damos a nuestro cuerpo y qué consecuencias buenas y malas va a tener.

También es muy importante que consultes a tu médico para ajustar nuestras recomendaciones a tu caso en específico.
Califica este artículo
Calificaciones (2)
Daracely Deal
06/10/2019 15:57:52
Exelente
Mela Gómez
29/09/2019 15:16:42
Estupenda información y muy verídica, solo hay que sumarle que si podemos hacer algo de ejercicio diario o mínimo cada tercer día (con tan sólo caminar 30 minutos bastaría) sería excepcional y completo! No sólo sus triglecéridos estarían a un muy buen nivel, sino que también sus niveles de azúcar en la sangre, su presión arterial y sanguínea, colesterol, su sistema circulatorio... Estarán funcionando en un nivel muy óptimo! Sobre todo el corazón, que con esto lo estaremos reforzando y previniendo de futuras enfermedades!
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Todas las personas en algún momento hemos sufrido de la molesta inflamación en el vientre, la mayoría de las ocasiones es a causa de una mala alimentación y una dieta que no es adecuada, pero también existen otros factores. Es importante que acudas con un médico, ya que las causas pueden ser desde algo muy sencillo, como deglutir aire debido a un hábito nervioso, o intolerancia a los lácteos, hasta algo que requiera más atención, como miomas uterinos u ovarios poliquísticos.Uvas. Las uvas contienen resveratrol, el cual reduce la oxidación y eso ayuda a la desinflamación del vientre. Papaya. Contiene papaína, una enzima que en conjunto con el potasio y la vitamina A trabaja para darte un vientre sin inflamación. Guayaba. La guayaba es una fruta llena de nutrientes tanto en la piel como en la pulpa. Está llena de vitaminas, contiene flavonoides, carotenoides, triterpenoides y quercetina, que ayudan a desinflamar.Manzana. Rica fibra, zinc, hierro y vitamina B, antocianidinas, ácido clorogénico, quercetina y procianidinas, la manzana es la indicada para reparar el daño inflamatorio.Piña. La piña contiene una enzima digestiva llamada bromelina que ayuda con las proteínas en el estómago. Melón. El melón por su constitución mayormente de agua permite una desintoxicación más rápida de toxinas que puedan causar inflamación en el vientre.Ciruela. La ciruela contiene una gran cantidad de fibra que junto a sorbitol estimula el buen funcionamiento del colón, lo que favorece la evacuación y previene la inflamación. Higo. Sus cualidades satisfacen el hambre por lo que no se come de más y se evita la inflación.Aguacate. El aguacate contiene una enzima llamada lipasa que ayuda a descomponer las grasas y ayuda a tener un estómago desinflamada.Naranjas. Las naranjas como los otros cítricos están compuestas en su mayoría por agua, por lo que ayuda a una buena digestión.Además de estos alimentos, lo que te recomendamos es tener una dieta balanceada, tomar al menos dos litros de agua diaria y estar atenta a lo que consumes para revisar qué es lo que causa la inflamación y de esa forma evitarlo. Recuerda que cada cuerpo es diferente y debemos estar atentos a cómo reacciona a distintos alimentos.
Conoces ya la importancia de una buena alimentación para el buen funcionamiento del organismo; sin embargo, el ritmo tan vertiginoso de la vida actual a veces nos impide tener buenos hábitos y cuidar de nuestra salud.Por ejemplo, aunque hemos escuchado mucho que el desayuno es la comida más importante, pues venimos de un periodo grande de ayuno y todos los alimentos que ingerimos son aprovechados al máximo, además de que es el que nos llena de energía para poder llevar a cabo todas nuestras actividades, muchos de nosotros solemos saltarlo, o comer alimentos que poco nos benefician.Sin embargo, los licuados podrían ser una buena opción para aquellos que no tienen tiempo de comer un desayuno completo.Incluir licuados en el desayuno es una forma sencilla, práctica y deliciosa de consumir nutrientes a primera hora del día, y si sabes usarlos a tu favor, pueden ayudarte a sanar.Aquí te dejamos algunas recetas de licuados “medicinales”, pues sus ingredientes están destinados a ayudarte con ciertas afecciones, y te pueden aportar nutrición y salud de manera rápida y práctica:Licuado de arándanosEste licuado te puede ayudar a mejorar la digestión, es rico en antioxidantes aminoácidos y grasas que te darán el combustible necesario para arrancar el día.Necesitarás:-Un puñito de arándanos-½ taza de yogurt griego natural-1 cucharada de chía -Endulzante al gusto, proponemos mielLicúa todos los ingredientes y disfruta.Licuado de pepino y linazaSi tienes problemas en el riñón, este licuado te ayudará a eliminar las toxinas, además de que te mantendrá hidratada.-1/2 pepino grande, pelado y en rodajas-1 taza de arándanos congelados frescos-Un chorrito de agua de coco o leche vegetal-1-2 cucharadas de linaza molida o chía-Stevia a gusto (opcional)Licúa todo y bébelo.Licuado de apio y papaya Los ingredientes de este licuado funcionan como diuréticos y antiinflamatorios y ayudan a depurar toxinas que enferman a los órganos.Ingredientes:- El jugo de 1 limón-1 rama de apio-Una taza de papaya -1 vaso de agua Revuelve todo.Licuado antiansiedad Este licuado además de ayudarnos a controlar el estrés y la ansiedad está lleno de vitaminas, minerales, y antioxidantes que protegen la salud.-2 rodajas de papaya sin cáscara.-1 rodaja de piña pelada.-1 taza de leche de coco.No olvides que lo más importante es aprender a escuchar a tu cuerpo y a darle lo que necesita, y eso incluye ir al doctor y tratar seriamente cualquier enfermedad que padezcas.
Cuando hacemos ejercicio, lo que comemos se convierte en una parte importantísima para lograr nuestros objetivos. De hecho, se ha comprobado que lo que comemos antes y después de hacer ejercicio influye directamente en el entrenamiento y en los resultados. Qué comer antes de hacer ejercicio es tan importante como qué comer después: se trata de obtener y recuperar la energía y los nutrientes que utilizamos, y la alimentación previa al ejercicio físico es la más importante, ya que de ahí tomamos el combustible que necesitamos.Aunque lo mejor es consultar a un especialista en nutrición, para que te arme un plan de acuerdo con tu edad, fisionomía, ritmo de vida, tipo de entrenamiento y objetivo, aquí encontrarás recomendaciones de lo que puedes comer previo y posterior a hacer ejercicio. ¿Qué comer antes de entrenar?Lo que recomiendan los expertos es comer alimentos ricos en carbohidratos, pues estos te ayudarán a tener energía y a mejorar el rendimiento y la resistencia. Procura que estos alimentos sean bajos en grasa y azúcares, y moderados en proteínas, por ejemplo:Un plátano, pues tiene potasio, que te será de gran utilidad a la hora de hacer alguna actividad física, además de que regulará el agua en tu organismo.Tomar agua suena simple pero no lo es. El agua, además de hidratar y mantener la temperatura de tu cuerpo, es importante para evitar calambres y desmayos por la pérdida de electrolitos.La avena es uno de los mejores alimentos que puedes comer antes de hacer ejercicio, pues tiene fibra, potasio y otros micronutrientes que funcionan para mantener el nivel de tus electrolitos. Además, contiene calcio y fósforo, que actúan en tus músculos cuando estás trabajando y hasta en la recuperación. ¿Qué comer después de entrenar?Lo más seguro es que después de hacer ejercicio salgas con mucha hambre, pero es importante que resistas la tentación, evites comer cualquier cosa y mejor tomes decisiones inteligentes en cuanto a qué comer para favorecer la recuperación.Estos son algunos de los alimentos que puedes comer:El huevo es un alimento muy saludable para después de completar una exigente rutina de ejercicio, ya que tiene un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Comer un puñado de frutos secos como almendras, nueces o pasas al terminar de hacer ejercicio es idóneo para restaurar energías. Además de sus beneficios nutricionales, están recomendados como alimentos para bajar el colesterol y ayudan a regular la presión sanguínea.Comer proteína, como pollo a la plancha o una lata de atún, te ayudará a obtener lo necesario para la reconstrucción muscular una vez terminado el ejercicio. Recuerda que la alimentación es igual o más importante que el ejercicio para cumplir tus propósitos, y aquí tienes una pequeña guía de lo que puedes consumir para hacer más efectiva tu rutina de ejercicios.
Uno de los materiales más contaminantes en el mundo es el plástico y según el Informe Estado del Plástico 2018 de ONU Ambiente, al año se producen 300 millones de toneladas de residuos plásticos, lo que equivale al peso de toda la población humana.Además, de acuerdo con estos datos, para el 2030 la producción de plásticos se duplicará a 619 millones de toneladas por año. Por otra parte, se dice que 80% de la basura es plástico de un solo uso, por lo que cada vez más empresas y personas se preocupan por buscar alternativas, con el fin de cambiar nuestros hábitos y así evitar seguir dañar el medio ambiente.Una de estas alternativas son las envolturas de cera de abeja reutilizables, que se han popularizado cada vez en más hogares.¿Cómo son estas envolturas?Esta opción se trata de una envoltura hecha con tela de algodón orgánico cubierta de cera de abeja, aceite de jojoba y resina de árbol que puede usarse una y otra vez, por lo que lo hace un gran sustituto al plástico para proteger alimentos. El revestimiento de sus ingredientes hace que la tela sea hermética, impermeable, flexible y lo suficientemente pegajosa como para comportarse como una envoltura de plástico. La cera de abejas y el aceite tienen cualidades antibacterianas que ayudan a mantener los alimentos frescos y permiten usar la envoltura varias veces. Así se usanUsarlas es lo más sencillo y práctico, sólo hay que moldear la envoltura de cera de abeja en la parte superior del alimento o envase utilizando el calor de las manos y haciendo presión para crear un sello. Para volver a usarlo nada más tienes que lavarla con agua fría y jabón para platos y está listo para utilizarse por todo un año.Después de un año de uso, la tela comienza a perder la cera de abeja y el aceite de jojoba, pero una vez que esto sucede no se convierte en desecho, sino en alimento para la tierra, pues es biogegradable. Actualmente hay muchas alternativas en el mercado, sobre todo en tiendas de productos orgánicos o zero waste, así que te invitamos a probarlas y así reducir tus residuos para cuidar al planeta.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD