El ingrediente clave para llevar una dieta más saludable
Dietas y Nutrición

El ingrediente clave para llevar una dieta más saludable

Por Kiwilimón - Noviembre 2019
El aceite de oliva se ha consumido desde hace miles de años y su uso no sólo se limita al de la comida, pues también funciona en cosmética e incluso tiene usos medicinales.

Actualmente ha ganado mucha más popularidad, gracias a sus múltiples beneficios, pues se trata de una grasa monoinsaturada y se considera la piedra angular de la famosa dieta mediterránea.

Por su parte, los aceites de oliva extra virgen ofrecen aún más bondades, con un mundo de sabores amargos y frutados que pueden potencializar tus platillos.



El alto valor nutritivo del aceite de oliva radica en que es rico en vitamina E, antioxidantes y omega 6 y 3, y entre sus maravillas para la salud, las enfermedades cardíacas o la diabetes son algunas de las dolencias de la larga lista que se pueden evitar y las condiciones que se pueden mejorar con una dieta que incluya aceite de oliva.

Un buen aceite de oliva extra virgen debe tener sabor intenso y amargo, con aromas de hierba, tomate y frutos secos, y suele ser una excelente opción para casi todo tipo de cocina. Si lo usas frío, hazlo en aderezos para ensaladas, marinados o en pastas y salsas. Si lo usas caliente, hazlo para asar, rostizar o freír tus alimentos.

Ingrediente base de la dieta Mediterránea
La dieta Mediterránea es considerada como una de las más saludables a nivel mundial y está relacionada con la longevidad del ser humano.

Esta dieta consiste en un alto contenido de verduras, frutas, legumbres, nueces, frijoles, cereales, granos, pescado y grasas no saturadas, como el aceite de oliva.

Además, investigaciones recientes llevadas a cabo por la Manchester Metropolitan University encontraron que las personas que consumen una dieta mediterránea típica son menos propensas a las anomalías en la microbiota gastrointestinal.

Todo esto lo aprendimos en la master class con Carbonell, además de poder preparar unas deliciosas hamburguesas botaneras con mayonesa de albahaca y vinagre de ajo.



Consulta más recetas preparadas con aceite de oliva:
Pescado Empapelado a la Veracruzana
Pollo Asado con Chimichurri de Aceitunas
Huaraches de Nopal con Tinga de Zanahoria


Califica este artículo
Calificaciones (1)
Susana Teran
18/11/2019 08:57:29
Información buena
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Con la temporada invernal vienen los fríos y con ellos, las enfermedades típicas de este periodo, como la gripa. Sin embargo, la naturaleza es muy sabia y nos brinda frutas con alto contenido de vitaminas y minerales, tales como guayaba, lima, fresa, limón, naranja, toronja, mandarina, kiwi y piña para combatir cualquier resfriado.En México, a lo largo de todo el año y de acuerdo con la época, existen frutas de temporada que son otras que las que se cosecha por mes. Estas frutas son ricas, baratas y accesibles. Además de aportar variedad a la dieta, las frutas de temporada aportan vitaminas y minerales al cuerpo, necesarios para su correcto funcionamiento y adecuados para el cambio de estación.Con el fin de que nunca más vuelvas a comprar un mango verde y fuera de temporada, estas son algunas de las frutas que se dan al año, por mes.Enero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, lima y manzana.Febrero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Marzo: fresa, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Abril: fresa, guanábana, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, toronja y tamarindo.Mayo: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Junio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Julio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano, sandía y tuna.Agosto: guayaba, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía y tuna.Septiembre: guayaba, lima, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía, toronja y tuna.Octubre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, plátano, toronja y manzana.Noviembre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, plátano, toronja y manzana.Diciembre: fresa, guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, piña, plátano, tamarindo, toronja y manzana.En los mercados de la ciudad podrás encontrar una gran variedad de estas frutas, así que ahora que ya sabes en qué mes se está dando cada fruta, sigue esta guía para saber cómo escogerlas y así te lleves a tu casa lo mejor en estos alimentos.Si buscas cítricos, como la naranja, mandarina, toronja y limón, que te den grandes cantidades de jugo, deberás escoger los que tengan la cáscara lisa y suave, y que tengan un gran tamaño y peso. Podrás conservar los frutos con estas características en refrigeración hasta por diez días y mantendrán sus propiedades intactas.Por otra parte, la guayaba es el fruto predilecto para conseguir un alto contenido en vitamina C. En el mercado habrá varios tamaños y colores, pero sin duda las mejores son las que tienen una cáscara amarillenta con toques rosados y un olor dulce.El jugo de la caña de azúcar contiene 46% de sacarosa, resulta altamente nutritivo y ayuda a combatir los resfriados, la tos y el dolor en los riñones, así que para comprar la mejor en el mercado deberás escoger las recién cortadas, sin manchas negras en la cáscara y corta de los extremos laterales.El tejocote es un fruto que contiene hierro, complejo B y vitamina; se utiliza para el ponche y en los altares de Día de Muertos, por lo que deberás adquirir los que tienen la corteza en color naranja y estén muy firmes; incluso si compras los que aún están verdes podrás madurarlos envolviéndolos en papel de estraza en un lugar cálido.Lo importante al elegir frutas y verduras es que uses tus sentidos y sientas su textura y su firmeza, veas sus colores o incluso huelas la fruta para saber si está madura o no.
Llega el otoño y con él, la fecha oficial para empezar las festividades del cierre del año en Norteamérica, es decir, el Día de Acción de Gracias o Thanksgiving.Esta fiesta se celebra el cuarto jueves de noviembre en Estados Unidos y otros países, como Alemania, Japón y algunas islas del Caribe, tienen festividades similares, todas en otoño, para agradecer las cosechas.El origen de la celebraciónEl origen del Día de Acción de Gracias es una comilona en la que se reunieron los pobladores locales y los primeros colonizadores en Nueva Inglaterra, con el objetivo de celebrar la cosecha y riquezas que ofrecía la nueva nación. Según los registros, los festejos duraron tres días y conforme los colonizadores se fueron estableciendo en otras regiones de Estados Unidos, continuaron la celebración. Pero la fecha se volvió oficial cuando, al promulgar la Constitución, el presidente George Washington proclamó que se debería expresar gratitud en ese día por el fin de la guerra de Independencia. Los presidentes posteriores se olvidaron de la fecha, hasta que Abraham Lincoln la retomó y reestableció, en 1863. Al paso de los años, se estableció como un día para estar agradecidos por las bendiciones del año.¿Cuándo es Thanksgiving 2019?Una vez establecido el cuarto jueves de cada noviembre como el día para estar agradecidos de las bendiciones de la vida, la tradición dicta que se haga una cena que, si bien ya no dura tres días, es especial y está destinada a que todos la recuerden con emoción. Este año, el Thanksgiving 2019 se celebrará el 28 de noviembre.Generalmente, el centro del festín es el pavo, animal nativo de nuestro continente, junto con otros alimentos que se consumían en Nueva Inglaterra en ese tiempo. La cena del Día de Acción de Gracias es una de las primeras grandes fusiones culinarias, en donde se combinaron en el mismo banquete ingredientes de América y Europa.Los platillos típicos de la cena de Acción de GraciasCasi tan sustanciales como el pavo se encuentran los platos de guarnición. Una que no puede faltar es la salsa de arándano, la cual a veces se sirve fría y que es deliciosa si se perfuma con naranja o canela, además de que combina muy bien con el pavo, por su sabor ácido y frutal.Las guarniciones con camote también son indispensables, aunque hay quien prefiere puré de papa para poder disfrutar mejor el jugo del pavo. Un gran favorito es la preparación de ejotes, que generalmente tiene una salsa blanca espesa y cubierta crujiente, pues se hornea hasta que todo esté dorado y suave.Los postres tradicionales son pays, especialmente el de calabaza y, en segundo lugar, el de manzana. Al preparar estos postres, es el momento perfecto para sacar las especias cálidas y perfumar tus postres con canela, nuez moscada y clavo. Toda tu casa se llenará de olor a fiesta.Sin embargo, la verdadera tradición es la que tú creas para tus seres queridos y no habrá mejor forma de dar gracias que con tu receta favorita, sin importar cuál sea. El Día de Acción de Gracias es la mejor ocasión para poner la mesa usando elementos naturales que celebren las delicias que nos da la tierra. Piensa en una gama de colores otoñales para tener un efecto más dramático, como calabazas en naranjas o verdes, complementadas con hojas en los mismos tonos. Otra gran opción son mazorcas secas de elote, o canastas con frutas que puedas usar después, por ejemplo, peras o manzanas de diferentes variedades. No olvides amarrar las servilletas con ramitas o algún otro detalle. Es muy significativo que pongas los nombres de los invitados en los lugares de la mesa.En la lista de invitados, por supuesto que debe estar toda la familia. Es el momento para juntar a varias generaciones y sembrar en los chiquitos un fuerte sentido de pertenencia. Claro que esta también es una gran oportunidad de reunir a la familia que tenemos por elección, nuestros amigos. Es una gran ocasión para agradecerles todas las aventuras del año y las que vendrán.Finalmente, la tradición más importante de todas y la razón por la que quizá te gustaría adoptar el festejo es dar gracias, por supuesto. Una vez que estén todos en la mesa, tomen turnos para mencionar algo que tengan que agradecer este último año.La gratitud es una de las partes del carácter más asociadas con la felicidad y si lo ideal es practicarla todos los días, por qué no celebrarla en su magnífico esplendor una vez al año.Si estás planeando una cena de Thanksgiving, estos platillos te pueden funcionar:Pavo Fácil con GravyPechuga de Pavo Rellena de UvasGelatina de Ponche de Frutas
Uno de los productos naturales más utilizado por la humanidad es la miel, ya que contiene un sinnúmero de propiedades nutricionales por sus alto contenido en minerales, hierro, calcio, fosfato, potasio, cloruro de sodio y magnesio, las cuales la convierten en uno de los remedios medicinales más eficaces, que además también es utilizado como afrodisiaco. Sin embargo, también puede ser uno de los alimentos que con mayor frecuencia olvidamos dentro de la alacena.Seguramente al limpiar tu alacena has sacado del fondo un tarro de miel, el cual tiene algunos meses o incluso años refundado ahí y parece que sigue igual que el primer día, con la misma consistencia. ¿Cómo puede ser esto posible?Esto se debe a que la miel nunca caduca, gracias a su alta concentración de azúcar, la cual elimina las bacterias, además de que gracias a lo bajo de su humedad, las levaduras no prosperan.La miel bien conservada puede durar hasta 14 años, pero de preferencia, debes consumirla en dos, pues después de este tiempo comenzará a perder poco a poco sus propiedades.¿Para qué sirve la miel fuera de la cocina?Además de ser un ingrediente perfecto en la cocina, la miel puede ayudar a aliviar la tos y disminuir la inflamación de la garganta, además de otros malestares.Por ejemplo, si sufriste una herida o quemadura leve, untarte una cucharada de miel te ayudará a cicatrizar, pues entre sus beneficios se encuentra que ayuda a la regeneración de la dermis, así que también podrías utilizarla como mascarilla o para suavizar las zonas ásperas del cuerpo como codos, rodillas y pies.En caso de que por la noche des vueltas en la cama porque no logras conciliar el sueño, la miel es un gran remedio casero para el insomnio, pues contiene propiedades relajantes que disminuyen el estrés y la ansiedad.Por otra parte, una cucharada de miel cuando te sientes muy fatigado le dará vitalidad a tu organismo, gracias al azúcar que contiene.La miel también podría ayudarte con el estreñimiento, la artritis, el ciclo menstrual,  la memoria, los niveles de azúcar en la sangre, así como a bajar de peso, gracias a su efecto diurético.Ahora sólo nos queda darle las gracias a las abejas por regalarnos un alimento ‘eterno’ y un remedio que nos ayuda aliviar algunos de nuestros achaques.
La comida es uno de los negocios más redituables en el mundo, pues no sólo todos los seres humanos necesitamos alimentarnos para mantenernos con vida, sino que probablemente sea una de las cosas en las que más gastamos.Así que poner un negocio de comida no es una idea loca y si lo estabas considerando, pero no sabes ni por dónde empezar, estas son algunas de las cosas básicas que debes saber antes de empezar y tomar en cuenta, como inversión, lugar, tipo de comida.ConceptoEn nuestro país existe una enorme variedad de negocios de comida enfocados a diferentes sectores socioeconómicos, por lo que debes saber a qué tipo de público enfocarás tu negocio.Si te gusta la comida mexicana, no tienes que limitarte a un solo platillo, para que de esa forma los clientes tengan una gran variedad para escoger su alimento, al igual que en las bebidas.La importancia de definir un concepto es con el fin determinar tu inversión, aunque esta no es exacta, ya que los insumos varían en sus costos, por ejemplo, en negocios con comidas extranjeras la materia prima suelen ser de exportación.CostosUna vez que tengas establecido el tipo de negocio que tendrás, debes establecer los costos, los cuales se dividen en fijos y variados.Los costos fijos serán los gastos que realizarás y los cuales no cambiarán, por un tiempo, tales como la renta del local o sueldo de los empleados. Así sabrás cuánto dinero corresponde a esos gastos y cuánto te corresponde a ti.Los gastos variables son aquellos que dependen de las ganancias o pérdidas de tu negocio. Por ejemplo, si vendes tacos, el costo del kilo de bistec es de 160 pesos aproximadamente, mientras que el de tortilla es de 13 pesos y contiene alrededor de 35 pieza, por lo que más o menos saldrían 20 tacos en los que utilizarías entre 50 y 80 gramos de carne y dos tortillas, dependiendo del gusto del comensal.A estos gastos debes agregar platos, servilletas, además de los ingredientes para salsas, guacamole u otros ingredientes como papas, frijoles o nopales para complementar el plato fuerte, por lo que busca comprar los insumos al por mayor.PublicidadLo primero que debes hacer es darte a conocer, por lo que podrías reducir los costos o realizar promociones, todo aquello que te ayude a publicitar tu negocio. Una vez que seas sólido, podrás aumentar los costos.Recuerda que la comida es un negocio redituable pero muy competitivo, así que tienes que tener una buena planeación y, sobre todo, un gran sabor acompañado de calidad y buenos precios.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD