Mitos y verdades de la alimentación en el embarazo
Dietas y Nutrición

Mitos y verdades de la alimentación en el embarazo

Por Kiwilimón - Mayo 2019

Una de las principales preocupaciones de una mujer embarazada es, sin duda, el bienestar de su pequeño. En los nueve meses de
gestación la futura madre está constantemente preguntándose si lo que come, bebe o hace puede afectar de alguna manera la salud del bebé.

Si bien es cierto que la mujer debe vigilar lo que come para evitar futuros problemas de salud, como diabetes gestacional o preclamsia, hay ciertas recomendaciones que son simplemente erróneas. Descubre los mitos y verdades más comunes en torno a la alimentación en el embarazo.

No puedes comer pescado.

Mucho se ha hablado sobre la presencia de mercurio en el pescado y sus efectos negativos durante el embarazo y la lactancia. Precisamente este prejuicio ha llevado a que muchas embarazadas eviten del todo cualquier tipo de platillo que incluya pescado, sin embargo, hay que recordar que no todas las variedades de pescado tienen los mismos niveles de mercurio.  Incluir pescado en tu dieta ayuda a aumentar los niveles de omega 3 y vitamina D en tu organismo.

El consumo de alcohol está prohibido.

Algunos estudios han demostrado que el consumo moderado de alcohol no es dañino para el bebé. Incluso puede llegar a ser benéfico. Beber un vasito de vino a la semana puede mejorar la circulación sanguínea, tanto de la mamá como del bebé. Sin embargo, es muy importante recalcar que no es una obligación beber alcohol y, que, si decides hacerlo, debes limitarte a unos cuantos mililitros a la semana. De lo contrario, puedes poner en riesgo la salud del bebé.

Debes dejar de beber té y café.

La cafeína es un estimulante y un diurético. Por un lado, su consumo hace que presión sanguínea y el ritmo cardiaco aumenten, lo cual no es muy recomendable durante el embarazo. Por otro lado, el efecto diurético puede empeorar las ganas de orinar que ya de por sí son bastantes. En cuanto a los tés debes fijarte muy bien qué contienen antes de beberlos. Aunque sean bebidas de origen natural y parezcan inofensivas, existen algunos tés que tienen efectos abortivos. Consulta con tu médico antes de incluir tés en tu dieta.

Los quesos pueden hacerle daño al bebé.

Aunque los lácteos elaborados con leche pasteurizada con considerados seguros, hay que tener mucho cuidado con aquellos productos que están hechos a base de leche fresca. Ciertos quesos, como el de cabra, generalmente no son sometidos a procesos de pasteurización, por lo que pueden contener bacterias que son muy peligrosas para el feto. No te arriesgues y mejor limítate a consumir solo lácteos pasteurizados.

No debes comer huevo durante el embarazo.

Ciertos alimentos incluyen huevo crudo en su preparación. La mayonesa, ciertas salsas, algunos postres y helados suelen estar hechos a base de claras y yemas crudas. Para evitar el desarrollo de algún tipo de infección que pueda afectar a tu bebé lo mejor es evitar estos alimentos y consumir únicamente huevo bien cocido. Así reducirás el riesgo de contraer salmonela.

Las fresas son peligrosas en el periodo de gestación.  

En realidad, las fresas por sí mismas no son peligrosas, el problema surge cuando no se lavan y desinfectan bien. A reserva
de lo que te indique tu médico, puedes comer cualquier fruta durante el embarazo siempre y cuando la hayas lavado y desinfectado bien.

Recuerda que antes de que hagas algún cambio en tu alimentación es muy importante que lo consultes con tu médico. Existen
afecciones muy específicas y cada caso es diferente, por lo que es necesario que cuentes con la supervisión y aprobación de tu médico cuando decidas incluir algún tipo de alimento durante el embarazo.

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Saber cómo proteger tu hogar de coronavirus es una de las premisas básicas para evitar contagios por Covid-19 y es que, a pesar de que la mayoría de las personas se encuentran haciendo cuarentena con distanciamiento social, las medidas de higiene y las acciones para realizar desinfección de alto nivel en casa tienen que ser más constantes que nunca, sobre todo si se realizan salidas indispensables al supermercado o farmacia. A continuación te mostramos un listado con las acciones a tomar en cuenta para limpiar tu hogar con la ayuda de desinfectantes químicos y naturales. Desinfecta superficies Primeramente limpia con una mezcla de agua y jabón todas las superficies de tu hogar que se encuentren sucias y aquellas con las que frecuentemente se tenga contacto, tal como lo son pisos, manijas de las puertas, contactos de luz, ventanas y llaves de agua, entre otros. Después desinfecta con una mezcla de cloro con agua, diluyendo un cuarto de taza de cloro en cuatro litros de agua; recuerda no mezclarlo con amoniaco ni otro desinfectante. Lavandería en casa Para evitar contagios en cuarentena, también es importante lavar la ropa incluso más seguido que cuando sales a la calle. Por ello te recomendamos lavar ropa, toallas y sábanas mínimo una vez a la semana y con la temperatura más alta posible. Para telas porosas como las de los tapetes y cortinas, dejaremojar con jabón y agua antes de lavar en lavadora. Posteriormente déjalos secando al sol. Procura también desinfectar tu bote de ropa o colócale un forro que puedas cambiar constantemente. Desinfecta el celular y otros dispositivos electrónicos Saber cómo desinfectar tu celular y otros dispositivos es muy importante, ya que son objetos que tenemos en la mano frecuentemente. Para limpiar el celular, los teclados y controles de televisión, utiliza un trapo que no suelte pelusas y una solución de alcohol al 70% con agua al 30% o toallitas con alcohol isopropílico. Ubica una zona de sanitización Recuerda asignar a una sola persona para salir a surtir la despensa y selecciona un área de sanitización para que cuando pase por ahí, puedan asegurarse de desinfectarlo por completo antes de ingresar a las áreas comunes de la casa. Puedes rociar su ropa con desinfectante en aerosol, vaciar agua con jabón en el suelo para que limpie sus zapatos, darle gel desinfectante para sus manos y pasar los insumos a una zona específica para desinfectarlos mejor; aquí puedes conocer una guía más amplia para hacerlo correctamente. Cuida a tus mascotas Los humanos no son los únicos miembros de la familia que deben tener altos índices de higiene, también es necesario cuidar la salud de las mascotas, por eso, supervisa a tu mascota cuando pase tiempo en el jardín. Puedes jugar con él afuera, pero mantenlo alejado de otros humanos y limpia bien sus patitas únicamente con agua y jabón suave o shampoo especial, ya cualquier otro material podría hacerles daño. La Asociación Mundial Veterinaria de Animales Pequeños (WSAVA) recomienda que mantengas un correcto lavado de manos cuando juegues con ellos y no olvides limpiar sus platos de comida y bebida y superficies de contacto. ¿Cuántas de estas medidas ya has implementado para desinfectar tu hogar y cuántas te faltan por hacer? ¿Nos recomendarías alguna otra para agregar a esta lista?
Ambas se usan para hacer postres y tienen presentaciones muy similares, por lo que no es raro encontrarnos frente al estante del súper sin saber bien cuál necesitamos para nuestra receta. ¿Será que si llevo leche condensada funcione igual que la leche evaporada? Diferenciar estos tipos de leche no es complicado, pero sí puede ser confuso.La leche evaporada y la leche condensada son diferentes en varios aspectos, aunque en algunos casos, sí podrían ser intercambiables. Lo que tienen en común es que a ambas se les reduce en casi 60 por ciento su contenido de agua.Por su parte, la principal diferencia entre la leche evaporada y la leche condensada es el contenido de azúcar; a la leche condensada se le agrega mucha azúcar, mientras que a la leche evaporada no.¿Cuál es la leche condensada? La leche condensada es una forma de leche concentrada, pues se le ha eliminado aproximadamente 60 por ciento del contenido de agua y después, se le agrega alrededor de 40 a 45 por ciento de azúcar antes de enlatar. Tiene una consistencia espesa, un color caramelo y un sabor muy dulce.La leche condensada se usa comúnmente en repostería y postres, como los vasitos de gelatina con crema que dan en las fiestas para niños, pasteles, pudines, helados, y como edulcorante en café y té.¿Cuál es la leche evaporada?Como lo indica su nombre, la leche evaporada se produce calentando la leche hasta que se haya evaporado aproximadamente 60 por ciento del agua que contiene. Luego se homogeniza, empaqueta y esteriliza. Esta es una leche densa, cremosa y muy concentrada que se puede enlatar y almacenar durante varios meses. Tiene un sabor ligeramente caramelizado y un color más oscuro que la leche normal.Puede haber leche evaporada descremada, baja en grasa y entera, y este tipo de leche se usa en platos que buscan una textura cremosa, pero no necesariamente añadir un toque dulce, por lo que se usa tanto en recetas dulces como saladas, por ejemplo, la horchata lleva eche evaporada para hacerla más cremosita o las salsa blancas en la comida la suelen llevar también.En resumen, la leche condensada es básicamente leche evaporada, pero endulzada con azúcar, mientras que la leche evaporada no contiene azúcar añadida y es una leche muy concentrada.Por último, si te preguntas si puedes usar leche evaporada en lugar de leche condensada, la respuesta es no, porque la leche condensada contiene azúcar, así que no puede sustituir directamente a la leche evaporada, especialmente en recetas saladas.La próxima vez que te encuentres confundido en el súper, piensa en si tu receta es dulce o salada y fíjate en las presentaciones, seguro que reconocerás algunas de las características que te contamos aquí.Recetas clásicas con leche evaporada y leche condensada:Arroz con lechePastel de tres lechesTrufas de leche condensadaCrema de camarón
La comida es uno de nuestros gastos principales, no sólo porque tenemos que alimentarnos para vivir, sino porque además hay una gama infinita de opciones deliciosas que puedes comprar ya hecha.Tan sólo en México gastamos alrededor de 37 por ciento de nuestros ingresos en comida, lo cual es algo considerable si lo comparas con el porcentaje recomendado a destinar para pagar una renta, que es de 30 por ciento. Es decir, podrías estar gastando un poco más de lo que pagas de renta en comidas.Así que buscar opciones económicas sin privarte de comida que te nutra puede ser una gran forma de economizar con tus ingresos y, además, comenzar a comer de manera más consciente, con estos consejos sencillos.1. Reemplaza carnes por proteínas vegetalesLa carne y el pescado suelen ser los ingredientes alimenticios más caros en nuestros menús, por lo que probar algunas comidas vegetarianas durante la semana te ayudará a mantener los costos de tus comidas abajo. Además, existen muchas formas de reemplazar la proteína animal por vegetal e incluso puedes instaurar un "día sin carne" a la semana.2. Compra pollo enteroLa forma más barata de comprar pollo es comprar un pollo entero. De un pollo entero obtendrás 2 pechugas, 2 muslos, piernas y alas, además de un huacal (huesos) para hacer caldo. De él obtendrás varios guisos, por ejemplo, una tinga con la pechuga, un estofado con los muslos y las piernas, además de infinidad de platillos que requerirán del caldo. Congela lo que no vayas a comer y tu pollo entero no sólo será económico, sino muy rendidor.3. Usa frutas y vegetales congeladosLas frutas y verduras congeladas están subestimadas, porque piénsalo, ya vienen precortados y listos para usarse, son igual de buenos (sólo tienes que evitar aquellos con sal, azúcar o grasas) y por lo regular son más baratos que las variedades frescas. Las verduras congeladas se recogen en el pico de frescura y luego se congelan para sellar sus nutrientes, así que no perderás lo mejor de ellas.4. No desperdicies nadaTirar comida es lo peor que puedes hacer, así que sé estricto sólo compra lo que realmente vas a comer. Para esto, necesitas comenzar a planear las comidas, con el fin de utilizar todos los ingredientes de tu lista. Congela cualquier alimento que no utilices. Las bolsas y cajas de almacenamiento de alimentos serán útiles.5. No compres nada fuera de tu lista del súperElabora un plan de comidas semanal usando los ingredientes que ya tienes y haz una lista de compras de los artículos que faltan.Intenta no comprar cuando tengas hambre. Las personas que compran cuando tienen hambre tienen más probabilidades de gastar más, especialmente en alimentos menos saludables, como refrigerios ricos en grasas y azucarados.
Los olores en el tu refrigerador pueden quitarse, aunque parezca imposible que ese aroma penetrante de congelador que todos hemos percibido pueda dejar de impregnarse en tu fruta congelada.Porque aunque quizá aun con olor te comas lo que has congelado, ese aroma de congelador no es placentero y arruina cualquier bebida a la que le añades hielos. Muchas cosas pueden hacer que el congelador desarrolle olores y pasarlos a los alimentos congelados almacenados en su interior, pero las bacterias generalmente son las culpables de los olores persistentes, y estos patógenos pueden residir en su refrigerador y congelador en varios lugares y formas. También te puede interesar Cómo conservar mejor hierbas y vegetales en el refrigeradorAfortunadamente, los olores del congelador son fáciles de eliminar y se pueden prevenir con un simple mantenimiento.1. Limpia la bandeja de hielosLa bandeja para hacer cubos de hielo que incluye tu congelador es un lugar donde las bacterias pueden acumularse fácilmente, aunque no lo parezca, pues la humedad queda atrapada en las grietas, a lo largo de los bordes y las esquinas de ella fábrica, además del depósito de hielo, lo que hace que el hielo tenga un sabor extraño y haga que el congelador huela raro. Limpiar la bandeja y el depósito de hielo con frecuencia con un limpiador antibacteriano eliminará las bacterias existentes, ayudará a evitar que crezcan más y a que haya un olor extraño.2. Saca la comida echada a perder A veces, se nos olvidan los alimentos que congelamos y si no están almacenados correctamente, pueden echarse a perder incluso congelados. Los alimentos en mal estado en el refrigerador también pueden causar olor a congelador, con olores que se mueven de una parte del electrodoméstico a otra. Revisa los alimentos almacenados con frecuencia y deséchalos o haz composta con ellos cuando veas signos de deterioro.3. Limpia con bicarbonato Crea una mezcla con una cucharada de bicarbonato con medio litro de agua y el jugo de un limón y con ella, limpia el interior de tu congelador con un trapo. Una vez que termines de limpiar con la mezcla, puede dejar la mitad de un limón dentro o también puedes colocar un tazón con bicarbonato de sodio en el congelador con la puerta abierta durante un par de horas para que se absorban los olores.4. Vinagre con aguaMezcla una porción de vinagre de manzana con 3 de agua y calienta hasta que comience a hervir. Entonces retira del fuego, vierte la mezcla en un recipiente resistente a las temperaturas y colócalo en el congelador por 6 horas. Cuando saques en recipientes, tu congelador quedará con un aroma afrutado.5. Café molidoColoca un tazón de café molido en el congelador con la puerta cerrada durante un par de horas, con este método, se absorberán los olores desagradables.Estos 5 tips son sencillos, pero te aseguramos que serán eficaces a la hora de erradicar el olor a congelador y nunca más tendrás que lidiar con él.Lee también Cómo tener alimentos sanos en tu refrigerador  y aprende a planear y no gastar en comida.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD