Alimentos que podrían prevenir agruras si estás embarazada
Nutrición

Alimentos que podrían prevenir agruras si estás embarazada

Por Kiwilimón - Mayo 2019

Aunque el embarazo es una etapa muy especial para muchas mujeres, esto no significa que sea siempre sencilla. La montaña rusa hormonal por la que atraviesa el cuerpo de una mujer provoca malestares y todo tipo de síntomas que pueden complicar actividades tan cotidianas como comer. Precisamente, uno de los malestares más comunes es tener agruras en el embarazo. Si tú también sufres de
dolor o ardor en el pecho después de comer, échale un ojo a estas recomendaciones.

¿Por qué son tan comunes las agruras en el embarazo?

Las agruras en el embarazo se deben básicamente al efecto de la progesterona en el esfínter esofágico. Esta hormona hace que la válvula que separa el estómago del esófago se relaje, por lo que los ácidos estomacales pueden pasar hacia el esófago, provocando esa sensación de ardor y dolor. Otra de las razones por las cuales puedes sufrir de agruras durante el embarazo tiene que ver con el tamaño de tu bebé. Conforme el bebé se va desarrollando, el útero comienza a ocupar más espacio. Esto genera presión en el estómago, lo que hace que los ácidos estomacales suban por el esófago.

¿Qué es lo que debes evitar para tener agruras en el embarazo?

  • Consumir alimentos irritantes o grasosos.
  • Ingerir comidas demasiado abundantes o muy pesadas.
  • Dejar que pase mucho tiempo entre una comida y otra.
  • Comer justo antes de irte a dormir o cuando tomarás siesta.
  • Beber café o refrescos.

¿Qué alimentos pueden ayudarte a prevenir las agruras durante el embarazo?

Almendras: estos frutos secos contienen nutrientes que ayudan a fortalecer la válvula que separa el estómago del esófago. Procura incluir un puñado de almendras en cada comida para evitar la aparición de agruras.

Plátanos: los alimentos que contienen altos niveles de potasio, como los plátanos, ayudan a reducir la acidez. De igual manera, los plátanos tienen un nutriente que fortalece el revestimiento del estómago, lo que lo protege contra los efectos del ácido gastrointestinal.

Jengibre: a diferencia de lo que se pensaría porque tiene un sabor fuerte, el jengibre no solo te ayuda a calmar las náuseas durante el embarazo, también puede usarse para tratar las agruras. Prepara un té con esta raíz y bébelo cada vez que sientas malestar estomacal.

Aguacate: el aguacate tiene propiedades analgésicas y desinflamantes. Además, se ha visto que el consumir frecuentemente esta deliciosa fruta puede ayudar a reparar los daños en las paredes estomacales provocados por la acidez.

Avena: este cereal es un gran alimento durante el embarazo. Además de que la avena no provoca reflujo, aporta mucha fibra. Esto hace que te mantengas satisfecha por más tiempo y te ayuda a prevenir el estreñimiento.

¿Cuáles han sido tus mejores opciones para cuando tienes agruras en el embarazo? Cuéntanos tu experiencia.

Califica este artículo
Calificaciones (3)
Luz Elena Almada
21/04/2020 16:57:25
Excelente
Betty Z. A
28/03/2020 18:32:11
Muy ricos platillos y grandes ideas
Mar Lopez
28/01/2020 19:39:55
Excelente
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El camote y la yuca son dos tubérculos nativos de América con un gran aporte nutrimental, usados desde la época prehispánica tanto en la cocina como en la medicina y que, a veces, para quienes no los conocen bien, pueden confundirse por su apariencia.Sin embargo, una vez que los distingues, tanto por fuera como por sus beneficios nutrimentales, querrás comenzar a incluir ambos en tu dieta, ya sea como puré de camote o como yuca frita, pues son deliciosos y le brindarán diversidad a tus comidas.Tipos de camoteEl camote, también conocido como batata, papa dulce o patata dulce, cuenta con tres tipos diferentes: el camote amarillo, el blanco (el cual puede confundirse más a menudo con la yuca) y el camote morado, cuyas propiedades incluyen proteger la salud del hígado, ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre y reducir el ácido úrico.El camote amarillo, también llamado camote naranja, es quizá el más conocido. Por fuera, su cáscara tiene un color amarillo y por dentro, su pulpa es anaranjada. Tiene un sabor dulce, aunque sólo contiene 3% de azúcares, y entre sus beneficios nutrimentales tenemos su contenido de vitamina c como el más importante, pero también es fuente de proteína vegetal, vitamina a y k, y ácido fólico.El camote blanco tiene una apariencia como de papa alargada, con un color crema por fuera y por dentro y es muy rico en almidón y es muy útil para mejorar la digestión.¿Qué es la yuca?La yuca es un tubérculo también conocido como mandioca, casabe, aipim, guacamota o lumu, originaria de Bolivia y muy consumida en América del Sur, en países como Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Puerto Rico, Perú e incluso México.De las propiedades de la yuca sobresale que es muy rica en hidratos de carbono y azúcares, vitamina c, complejo B, y también puede ser blanca o amarillenta. Tiene varias similitudes con la papa y el camote, pero esta destaca por su contenido de potasio y de almidones. Quizá es raro encontrarla en supermercados, pero en mercados locales es más frecuente su venta y como dato importante y curioso, nunca debe comerse cruda, pues contiene cianuro de hidrógeno que sólo al cocerla se elimina.En países como República Dominicana, tradicionalmente se hace harina de yuca, llamada cativía o catibía, pero también conocida como tapioca en otros lugares, con la cual se elaboran empanadas, por ejemplo.Tanto la yuca como el camote son tubérculos muy nutritivos y con formas similares de uso, pues de ambos puedes hacer chips, papillas para bebé, puedes feírlos, hornearlos, y también tienen usos en cosmética y en colorantes de alimentos.Prueba incluirlas en tu día a día y compártenos tu experiencia en los comentarios.
Usar los restos de café para abonar nuestras plantitas es una gran manera de reciclar este tipo de residuos orgánicos y de mantener tu flora casera en perfeto estado.Sin embargo, es importante saber hacerlo correctamente, pues aunque muchas veces hemos visto que basta con poner el café molido usado sobre la superficie de la tierra, hay formas de hacerlo más efectivo.Para empezar, tienes que conocer los beneficios del café como abono para las plantas. El principal y más conocido es que el café molido contiene aproximadamente 2% de nitrógeno en volumen.Además, los posos de café, como también se les conoce, no son ácidos, pues el ácido en el café es soluble en agua, así que se queda principalmente en tu café.Por otra parte, el café molido tiene un pH neutro (entre 6,5 y 6,8 pH), mejora la estructura del suelo y es una excelente fuente de nitrógeno para el compostaje.Y aunque no está comprobado, la evidencia anecdótica sugiere que los posos de café repelen a las babosas y los caracoles en el jardín.Cómo usar el café como abonoUsar el café como abono es muy sencillo, pues simplemente puedes extenderlo directamente sobre el suelo. Pero aquí te dejamos más tips para aprovecharlo en tus plantas.-Extiéndelo sobre el suelo y cubre con hojas secas o composta.-Haz una pila de composta colocando los ingredientes en capas con 1/3 de hojas, 1/3 de recortes de hierba fresca y 1/3 de café molido.-Mezcla el café molido usado con papel picado u hojas secas, para tener un equivalente de una fuente de carbono.Si incorporas café molido directamente en el suelo, agrega un fertilizante nitrogenado al mismo tiempo. Los granos de café estimulan el crecimiento de microorganismos en el suelo, que utilizan nitrógeno para su crecimiento y reproducción, mientras los granos de café se descomponen por los microorganismos, el nitrógeno adicional en el fertilizante proporcionará una fuente de nutrientes para sus plantas.También puedes añadir los filtros de café de papel a tu composta como fuente de carbono. Sólo rómpelos en pedazos pequeños para acelerar la descomposición.Lo mejor de usar café como abono es que los residuos de café no se echan a perder, por lo que puedes almacenarlos para usarlos posteriormente y aplicar estos consejos en tu pequeño jardín en casa.
Las aguas frescas, frutales o con cereales, como la de horchata, son muy conocidas en México. Tenemos varias famosas, por ejemplo, la de alfalfa con limón o piña, la de tamarindo, la de tuna con menta o la combinación clásica de horchata con fresa.Sin embargo, varios países de América Latina también cuentan con deliciosas aguas de sabores, que quizá un día te animes a probar, después de conocerlas.Una de las más populares es el aguapanela de Colombia, también conocida como papelón con limón en Venezuela. Esta bebida está hecha de panela o rapadura, una azúcar sólida y sin refinar extraída de la caña de azúcar, mezclada con un poco de jugo de limón. En Colombia puede tomarse fría o caliente.Otra bebida típica de Colombia es la lulada, hecha a partir de naranjilla o lulo, una fruta típica de la región del Valle del Cauca. Esta fruta se deshace con las manos y se sirve con hielo y jugo de limón, y parece un smoothie.Como tercera mención llega la chicha, una bebida conocida en varios países de América del Sur, como Colombia, Venezuela, Bolivia, Chile y Perú, por mencionar algunos. La chicha se produce con la fermentación del maíz y, de acuerdo con la zona, de otros ingredientes, como la yuca o la piña.De Chile tenemos otras dos deliciosas bebidas, el mote con huesillo, que se hace con duraznos deshidratados, jugo azúcarado o acaramelado y mote de trigo, además de presentarse como bebida, se consume como un postre.La segunda es la malta con huevo, bebida que se suele tomar para curar la cruda o resaca, hecha a partir de una mezcla de malta y azúcar con huevo.Parecida al mote con huesillo, en Bolivia se toma el mocochinchi, con duraznos deshidratados hervidos en clavo, cardamomo y canela, y almíbar a punto caramelo, además de una tradicional chicha de piña.¿Las conocías ya? ¿Te animarías a hacer turismo gastronómico para probar estas bebidas? ¡Ojalá que sí!
Desde que el virus COVID 19 llegó a México, las medidas de prevención no han cambiado: lavarse las manos constantemente y si no es posible, usar gel antibacterial con al menos 70% de alcohol.Con esto, el gel antibacterial, junto con las toallitas y los aerosoles desinfectantes comenzaron a escasear de las tiendas y los supermercados, por lo que muchas personas comenzaron a buscar la forma de hacerlos en versión casera, como con los cubrebocas.Ahora, con el fin de hacer accesible la forma más segura de cómo hacer gel antibacterial casero, el Instituto Mexicano del Seguro Social lanzó un video tutorial para elaborarlo de manera sencilla a través de sus redes sociales.Para hacerlo, necesitarás lo siguientes ingrdientes, que puedes conseguir en una droguería o farmacia:Tazón de vidrio de 1 litroRecipiente chico de vidrioColador de malla finaAgitador de globoCuchara1 vaso medidorFrasco de 100 ml para guardarlo¾ cucharadita de carbopol90 mililitros de alcohol etílico de 72 grados¼ de cucharadita de glicerina pura¼ de cucharadita de trietanolaminaPara hacerlo, en el recipiente chico de vidrio, cierne el carbopol con el colador para eliminar todos los grumos, ayúdate con la cuchara para pulverizarlo bien. Después pasa en carbopol al tazón de 1 litro y mézclalo ahí con el alcohol y agítalo fuertemente con el globo.Mientras remueves la mezcla suavemente con el globo, añade la cantidad indicada de glicerina, es importante que no dejes de mover, pero suavemente.Una vez que se haya disuelto por completo el carbopol, agrega la trietanolamina poco a poco, sin excederte y agitando suavemente con el globo, en este momento la mezcla tomará la consistencia de gel. Si sientes que el gel es demasiado espeso, puede añadir un poco más de alcohol para lograr la consistencia deseada.Listo, sólo tienes que pasar tu gel al frasco de 100 ml y ya estará perfecto para usarse. No olvides que a pesar de que el gel es un gran aliado para combatir el virus, el lavado de manos es primordial. Si tienes dudas sobre síntomas del coronavirus COVID19 o sobre las medidas de prevención, recuerda que puedes consultarlos aquí.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD