Cómo enseñarle a un niño a tener buenos hábitos alimenticios
Nutrición

Cómo enseñarle a un niño a tener buenos hábitos alimenticios

Por Kiwilimón - May 2019

Los niños no desarrollan por arte de magia el gusto por todo tipo de alimentos, así como tampoco empiezan a adoptar costumbres saludables por sí mismos. Si quieres que tus hijos adquieran buenos hábitos alimenticios, tienes que guiarlo y acompañarlo. Sigue estos tips para que esta tarea sea más sencilla.

Crea un ambiente agradable.

Algo importante que debes tener en cuenta es que los niños relacionan todo. No puedes esperar que ellos vean la ingesta de alimentos como algo bueno si siempre les gritas o regañas a la hora de la comida. Trata de establecer un ambiente tranquilo para que tus hijos poco a poco relacionen su alimentación con un momento agradable.

Pon el ejemplo.

Como todo en la vida, una acción vale más que mil palabras. Enseña a tus hijos buenos hábitos alimenticios asumiéndolos tú también. Procura comer alimentos variados, sigue una rutina saludable y disfruta de todo lo que comes, de esta manera tus pequeños también querrán seguir tus pasos.

Involucra a tus pequeños en la cocina.

Conforme los niños van creciendo pueden ir asumiendo mayores responsabilidades en el hogar. Puedes aprovechar esto para pedirles que te ayuden en las labores de la cocina. Cuando permites que tu hijo elija sus alimentos o los prepare él mismo, estás desarrollando en él un mayor sentido de compromiso y responsabilidad hacia sus alimentos, sin necesidad de obligarlo o regañarlo.

Toma en cuenta sus necesidades.

Los niños son niños. Punto. No puedes pretender que tu pequeño coma las mismas cantidades ni los mismos alimentos que un adulto. Si
bien es importante que lo ayudes a descubrir nuevos sabores, tampoco lo obligues a probar alimentos demasiado fuertes o muy condimentados. Recuerda que el paladar de tu pequeño es muy diferente al tuyo.

Mantén una relación saludable con los alimentos.

Esto incluye tanto tu alimentación como la de ellos. Si te la pasas quejándote de las calorías y siempre estás hablando de dietas, es muy
probable que tus hijos crezcan creyendo que la comida es algo malo. Asimismo, el usar ciertos alimentos como castigo también hace que los niños desarrollen aversión hacia estos.

¿Tienes algún otro tip para enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios? Comparte tus ideas en los comentarios.

Recetas ideales para niños:

Gelatina de Yoghurt con Fresa

Rollitos de crepas confeti

Macarrones con carne

Pan francés fácil 

Califica este artículo
Calificaciones (2)
Midory Hernández
15/06/2020 22:34:33
Bien
Magdalena Eduvijis Tabilo Gamboa
02/02/2020 14:37:49
Muy educativo!
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Ahora quizá más que la recomendación de comernos un pan para el susto, vemos mil memes y stickers en nuestras conversaciones en seguida de una situación que nos causa miedo, como un temblor.Como buenos mexicanos, el pan para el susto ya se ha vuelto una forma de tomarnos con un poco de humor cosas serias y claramente estresantes, pero ya se sabe que un pan, así sea un bolillo o una rebanada de pan de caja, realmente no tiene ninguna relación para apaciguarnos el estado de alerta en el que nos deja el miedo. Lo que sí es cierto es que es comer algo sólido después asustarse sí es recomendable, pues esto ayuda a aminorar la secreción de jugos gástricos; no necesariamente tiene que ser un pan o un bolillo.Es decir, podrías comer un plátano o una manzana, o mejor aún, tomarte un antiácido, pues la reacción de alerta en nuestro cuerpo hace que los jugos gástricos aumenten y que incluso nos den náuseas y vómitos.De hecho, existe algo llamado estómago nervioso, que consiste en sentir “mariposas” por nervios, nudos en el estómago, náuseas, indigestión y otros síntomas, que pueden estar relacionados con tu estado o tu salud mental, tu digestión o la salud de tu sistema digestivo.Esto sucede porque el cerebro y el intestino están conectados a través del nervio vago, uno de los nervios más grandes del cuerpo. Este nervio envía señales desde el cerebro al intestino y viceversa, lo que aumenta la irritabilidad digestiva y la irregularidad cuando se produce estrés y ansiedad.El estómago nervioso es lo que le sucede a muchas personas después de un susto y se puede sobrellevar con remedios caseros, como tés, y si ya lo padeces, además puedes llevar a cabo cambios sencillos en tu dieta diaria, como un aumento de ingesta de fibra o comidas ricas en probióticos, como un yogurt.Los beneficios de los probióticos en la ansiedad se han comprobado en estudios preliminares en ratones y pueden ayudar a aliviar los síntomas intestinales a través de la acción sobre el nervio vago.Otra opción además de un bolillo para el susto es comer chocolate oscuro con 70 por ciento de cacao o más, pues de acuerdo con una investigación del Journal of Proteome Research encontró que comer alrededor de 40 gramos de chocolate por día puede reducir los niveles de cortisol.Para la próxima vez que sientas que tu estómago se desacomodó por un susto, al menos ahora tienes más opciones para comer después, además de un pan.
Después de casi tres meses de mantenernos en casa, (en una cuarentena eterna) para evitar que la pandemia del covid-19 sea aún más terrible, poco a poco, en México y alrededor del mundo, estamos comenzando a retomar la vida en las calles.Sin embargo, no podemos regresar a la vida normal de antes, pues aún hay una vacuna para asegurarnos de que estaremos a salvo del virus. Conciertos, fiestas como bodas, parques de diversiones y, algo que considerábamos muy común, la experiencia de ir a comer a un restaurante, todo será prácticas completamente nuevas.Aunque en México continúa la suspensión de actividades en gimnasios, centros de masaje, cines, teatros, museos, auditorios, centros comerciales, iglesias, mezquitas, sinagogas, conciertos, bares, cantinas y comer de manera regular en restaurantes, conforme avance el semáforo establecido para medir la baja de los casos de contagio, podremos entrar en la llamada “nueva normalidad”.Ahí, en esa tan esperada nueva normalidad, la forma en que comemos, dónde comemos y qué comemos seguramente cambiará como resultado del coronavirus.Conforme se han levantado las restricciones en países de todo el mundo, los dueños de restaurantes, chefs y personal restaurantero están buscando formas de llevar a cabo la experiencia gastronómica de manera segura, adecuándose a las recomendaciones de los gobiernos.Puede que se requieran controles de temperatura o se agreguen bloqueos de vidrio entre comensales, mientras tanto, estos son algunos de los ejemplos que los restaurantes de todo el mundo han puesto en práctica con mucha creatividad a la hora de cumplir con las medidas de distanciamiento social.Robots para tomar la temperaturaEn Países Bajos, los restaurantes y bares regresaron a tener servicio presencial en junio, pero en lugar de exponer a los meseros y meseras, el restaurante Dadawan usa robots que toman la temperatura de cada cliente para asegurarse de que no tienen ningún síntoma, y luego llevarlos a sentar en una mesa. Una vez en una mesa, los comensales pueden hacer sus pedidos y otro robot les sirve su comida.Casas de cristal para mantener la distanciaFuera de Mediamatic Eten en Ámsterdam, se colocaron cinco pequeños invernaderos o casas de cristal, que funcionan como cubículos que permiten el distanciamiento social en un entorno hermoso.Además de los invernaderos, los camareros usan protectores faciales y sirven comida en una tabla de madera para evitar cualquier contacto directo entre los comensales y el personal.Pantallas de plástico como escudo personalEn Francia, Christophe Gernigon diseñó el Plex'Eat para proteger a las personas de contagiarse mientras comen, que consiste en pantallas de plástico y que se están utilizando en H.A.N.D., un restaurante en París, Francia.Además de estas innovadoras formas de mantener la distancia, muchos otros lugares han probado con barreras plásticas en las mesas, sombreros grandes para distanciar a las personas o incluso maniquíes viejos, para marcar los lugares que se deben mantener alejados los comensales.Quizá pronto pongamos en práctica algunas de estas nuevas formas de comer en restaurantes y así se conforme nuestra nueva normalidad, después del coronavirus covid-19.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD