Los tamales, historia y cocina
Nutrición

Los tamales, historia y cocina

Por Kiwilimón - Octubre 2011
  Acompañado de platillos típicos o exóticas combinaciones que incluyen frutas, verduras, lácteos o carne, así es el tamal, milenario alimento hecho a base de maíz que suele comerse cocinarse todos los días del año por los mexicanos y en fechas muy especiales como el Día de la Candelaria, alguna fiesta de cumpleaños, o en el Día de Muertos, por ejemplo. Es difícil decidir qué costumbre es más mexicana, si la celebración del Día de Muertos o la elaboración y degustación de tamales. Lo cierto es que las historias de ambas han ido de la mano sin ningún problema y, en todo el sentido de la palabra, se han enriquecido mutuamente. Con respecto a la preparación de tamales (palabra que proviene del náhuatl tamalli) existen testimonios desde la época de la Colonia, como los de los religiosos Fray Bernardino de Sahagún (1499-1590) o Alonso de Molina (1513-1579), en donde se documenta el origen prehispánico de este alimento elaborado con masa de maíz, relleno de diversos ingredientes y envuelto a manera de paquete en hojas vegetales. Muchos de estos productos tenían un carácter ritual y abundaban los relacionados a ritos funerarios. De hecho, aún existen recetas especiales de tamales para celebrar el Día de Muertos y colocarlos en el altar, como es el caso del mucbipollo en Yucatán (sur de México) o el zacahuil en Hidalgo (centro), pero algunos de sus ingredientes son difíciles de encontrar fuera de su región de origen. En sustitución, le presentamos a continuación otras recetas fáciles de elaborar, pero no por ello menos suculentas. Nutrición Resulta de interés hacer un breve paréntesis para señalar algunas de las propiedades alimenticias de algunos de los ingredientes que emplearemos, por mencionar algunos:
  • - Maíz y elote. Fuentes de carbohidratos (almidón, fibra y azúcares), proteínas, fósforo, potasio, magnesio, hierro, calcio y pequeñas cantidades de vitaminas A, E y B3.
  • - Queso. Destaca por su aportación de proteínas, grasas que proporcionan energía, fósforo y calcio.
  • - Champiñones. Poseen vitaminas del complejo B (B1, B2 y B6) y minerales como fósforo, potasio, hierro, cobre, magnesio y zinc.
  • - Mole verde. Su valor nutricional depende de los ingredientes que contenga; los más comunes son las pepitas de calabaza (proteínas, grasa vegetal, hierro y vitamina B3), chile poblano (vitaminas A, C y B6, potasio, hierro, magnesio y capsaicina, sustancia que aminora el dolor y es responsable del sabor picante), cilantro (vitaminas A y C, hierro, calcio y manganeso), hojas de rábano (fibra, hierro y vitamina A) y lechuga (hierro y vitaminas A y C).
  • - Carne de pollo. Ofrece en proteínas, vitaminas A, B3 y B9, así como potasio, fósforo, calcio, magnesio y sodio.
  • - Chorizo. Se elabora con carne de cerdo, así que contiene proteínas, hierro, magnesio, fósforo, potasio y zinc, además de vitaminas B1, B2, B3 y B12.
  • - Garbanzo. Aporta proteínas, carbohidratos, potasio, magnesio, calcio, sodio, hierro, zinc y vitaminas del complejo B.
Asimismo, debemos mencionar que un componente básico es la manteca de cerdo, misma que nos proporciona energía, pero cuyo consumo debe ser moderado por parte de personas con diabetes (exceso de azúcar en sangre por deficiente o nula generación de insulina), presión arterial elevada o altos niveles de grasa (colesterol).
Aquí le proporcionamos algunas recetas para elaborar este típico platillo de la cocina mexicana: - Tamales de HuitlacocheTamales en Hojas de PlatanoTamales TolimensesTamales de DulceTamales de chocolateTamales de EspinacasTamales Canarios
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Seguramente te has fijado que al cortar un aguacate, este se empieza a poner café después de un rato. Esto no significa que el aguacate esté echado a perder o que ya no sirva, simplemente es una reacción natural de los componentes presentes en este alimento. Como ya sabrás, los Aguacates de México son una comida muy saludable, ya que aportan alrededor de 20 vitaminas, minerales, antioxidantes y fitonutrientes. Entre todos esos componentes se encuentran los fenoles y las enzimas, los cuales adquieren una tonalidad café cuando son expuestos al oxígeno. Para evitar que el aguacate se torne oscuro, lo que debes hacer es impedir que ocurra el proceso de oxidación. Pero no te preocupes, evitar que un aguacate se oxide es mucho más sencillo de lo que parece. Sigue estos tips para mantener tu aguacate fresco por más tiempo: Limón El jugo de limón es un fuerte antioxidante, por lo que agregar unas gotas a tu preparación con aguacate puede ayudar a que el proceso de oxidación se ralentice. Si añades el jugo de limón justo después de cortar el aguacate, este puede conservar su color natural por más tiempo.  Plástico Una opción bastante sencilla que mantendrá en buen estado tanto a los aguacates cortados, como a las preparaciones con aguacate, es el plástico. Lo único que tienes que hacer es cubrir suavemente la superficie con plástico de cocina. Asegúrate de que no queden burbujas de aire para evitar que se oxiden algunas partes.  Aceite En el caso de que vayas a preparar unos aguacates horneados o asados, hay otra manera de impedir que se pongan cafés. Inmediatamente después de partirlos, pasa una brocha con aceite vegetal sobre la superficie del aguacate. Esta delgada capa de protección evitará que el aguacate comience a oxidarse. Pon en práctica estas recomendaciones y haz que tus aguacates luzcan perfectos por más tiempo. Recuerda que los Aguacates de México son prácticamente la única fruta que contiene grasa monoinsaturada, y no contiene sodio, colesterol ni grasas trans. Reemplazar las grasas saturadas o trans con grasas insaturadas se asocia a un riesgo reducido de enfermedades cardiovasculares. Esto hace que los Aguacates de México sean una alternativa saludable para los snacks entre comidas y en un gran aliado para cuidar la salud del corazón.   
A todos nos gusta llegar a una casa que huele rico, pero a veces los aromatizantes artificiales son demasiado fuertes o simplemente no huelen bien. Para encontrar el aroma perfecto para tu hogar no hay nada mejor que hacer tú mismo la mezcla con las esencias y fragancias que más te gusten. Sigue estos tips para aromatizar tu casa de forma natural.Olla a hervir:Pon en una olla agua, rodajas de limón y algunas ramitas romero fresco. Haz que la mezcla hierva a fuego lento (revisando constantemente para ver que no se acabe el agua) y deja que el aroma impregne toda tu casa. Así de fácil. Madera aromatizada: Consigue unos cubitos de madera y una esencia natural que te guste. Deja reposar la madera dentro de la esencia (de preferencia toda la noche para que absorba bien el olor) y después simplemente colócalos sobre un plato en tu cocina o sala.¿No sabes cómo preparar esencias naturales? Aquí te decimos paso a paso cómo hacerlas.Pétalos de cera: Combina una taza de parafina con 10 gotas de esencia natural. Si gustas, también puedes agregar unas gotas de colorante. Vacía la mezcla en pequeños moldes (no tiene que ser precisamente en forma de pétalo). Puedes repetir el proceso con aromas diferentes para después crear mezclas de perfumes con pétalos de diferentes tipos.Vela de Naranja: Si te atraen más los aromas cítricos, este consejo te encantará. Parte una naranja a la mitad y saca toda la pulpa. Ten cuidado de no quitar el rabito blanco que se encuentra en el centro (este será el pabilo). Rellena la naranja con aceite y deja reposar una hora más o menos. Después prende la mecha y disfruta del delicioso olor a naranja.Polvo para alfombras: Muchas veces los malos olores se quedan en las alfombras y tapetes, por lo que es necesario aplicar un remedio directamente sobre estos objetos. En un tarro mezcla bicarbonato de sodio con hojas de romero y unas gotas de esencia de lavanda. Espolvorea tus alfombras con esto y deja reposar unos 20 minutos. Después solo tienes que pasar la aspiradora. Bicarbonato de Sodio con Olor: Mezcla media taza de bicarbonato con unas 10 gotas de tu esencia favorita. Coloca el polvo aromatizado dentro de un frasco y cúbrelo con una tapa que tenga orificios. El aroma impregnará poco a poco el ambiente de cada cuarto donde coloques el frasco.  ¿Tienes algún otro tip para aromatizar los espacios de tu casa? Compártenos tus ideas en los comentarios de esta publicación.
Si haces el mandado el fin de semana, y para el martes o miércoles los plátanos y aguacates ya se han echado a perder, tal vez el problema no es que no sepas elegir tus alimentos, sino que no sabes cómo guardarlos. Descubre las mejores formas de conservar tus frutas y verduras en buen estado por más tiempo.Algunos alimentos (al igual que las flores) producen un gas llamado etileno. Este gas hace que las frutas y verduras maduren más rápido. Para evitar que tus frutas y verduras se echen a perder en poco tiempo, separa los aguacates, plátanos, kiwis, mangos, papayas y tomates de las manzanas, espárragos, zanahorias, pepinos, lechugas, papas y melones.Existen verduras o frutas climatéricas (como el aguacate, durazno, higo, kiwi, mamey) y no climatéricas (por ejemplo, aceitunas, fresa, cereza, arándano). La diferencia entre estas dos es que las primeras pueden comprarse sin estar aún maduras, mientras que las segundas deben adquirirse cuando ya están maduras. Si los alimentos climatéricos aún no están listos para comerse, déjalos fuera del refrigerador y espera hasta que maduren para guardarlos.El apio requiere cuidados especiales. Para que dure más tiempo fresco, crujiente y con un verde intenso lo mejor que puedes hacer es envolverlo en papel aluminio. Después, solo tienes que guardarlo en una sección del refrigerador en la que nada más pueda aplastarlo. papayas y tomates de las manzanas, espárragos, zanahorias, pepinos, lechugas, papas y melones. Las papas en realidad no requieren refrigeración. Solo debes guardarlas en un lugar fresco, seco y sin luz. Nada  más te recomendamos estar muy al pendiente y no olvidarlas, ya que cualquier gota de humedad puede provocar un brote y convertir tus papas en unas plantitas.La lechuga, kale, espinaca y ese tipo de alimentos no tienen la misma caducidad que otras frutas y verduras. Aunque lo ideal es que las consumas uno o dos días después de comprarlas, también puedes extender su tiempo de frescura envolviendo las hojas en una toalla de papel y después guardándolas dentro de una bolsa de plástico.Los hongos son muy delicados, por lo que no duran mucho tiempo después de cortarlos. Para evitar que se echen a perder debes guardarlos en un lugar fresco y seco. Recuerda que es muy importante mantenerlos alejados de la humedad, ya que esta hace que se acelere el proceso de descomposición de los champiñones.Uno de los errores más comunes que cometemos es poner los tomates en el refrigerador. Para conservar en buen estado los tomates por más tiempo hay que ponerlos en un recipiente a temperatura ambiente. Ten presente que las frías temperaturas del refrigerador afectan el sabor y la textura del tomate, así que lo mejor es tenerlos en la barra de la cocina, lejos de las fuentes de calor y de la luz directa del sol. Aplica estos tips en casa y verás cómo te duran más tus frutas y verduras.
Los pistaches son más que una rica botana. Estos pequeños frutos secos tienen muchas propiedades benéficas para la salud. Conoce algunos de los beneficios de comer pistaches y descubre cómo puedes incorporarlos en tu dieta diaria. En comparación con otras nueces, los pistaches tienen mucho menos calorías. Por ejemplo, la nuez pecanera tiene 193 calorías, mientras que el pistache solo contiene 156. Esto en una porción de 28 gramos. Pero eso no es todo. El pistache es la segunda fruta seca (después de la almendra) con mayor aporte proteico. Alrededor del 20% de su peso son proteínas.Comer pistaches puede ayudarte a perder peso. Los altos niveles de proteína y fibra hacen que te sientas satisfecho por más tiempo, lo cual evita que comas en exceso. Pero eso sí, hay que medirse en la cantidad de pistaches que comes al día, o de lo contrario su efecto puede ser contraproducente.De acuerdo con la Asociación Americana de Optometría, dos antioxidantes presentes en los pistaches (luteína y zeaxantina) ayudan a conservar la salud de los ojos, previniendo enfermedades como las cataratas.El consumo regular de pistaches está asociado con una mejor flora intestinal. De acuerdo con un estudio realizado en 2012, los prebióticos presentes en los pistaches ayudan a aumentar los niveles de bacterias buenas en los intestinos.Los niveles de cobre en los pistaches son bastantes altos, por lo que incluirlos en la dieta diaria puede impactar en la absorción de hierro. De esta manera, los pistaches son grandes aliados en el tratamiento de enfermedades como la anemia.Los pistaches también ayudan a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Su consumo se recomienda especialmente entre mujeres embarazadas que padecen diabetes gestacional, ya que el comer una ración de pistaches diariamente reduce los niveles de azúcar.¿De qué manera puedes comer pistaches?Como botanaPara hornear pasteles o panesPulverizando en smoothies o postresSimplemente tostado en ensaladas o pastasDentro de un mix de granola o cerealesEstas son algunas recetas para cocinar usando pistaches:Crema de PistachesPaleta de Mango y PistacheSanck de queso, plátano y pistacheYoghurt de Kiwi con quinoa y pistaches
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD