Pasos para tener un abdomen plano
Dietas y Nutrición

Pasos para tener un abdomen plano

Por Kiwilimón - May 2014
Si en realidad deseas tonificar tu abdomen, existen otras opciones en lugar de sólo practicar abdominales.
La mejor estrategia es tratar de “quemar” cortisol. El cortisol es la hormona del cuerpo que reduce el músculo magro y almacena grasa en la región abdominal. Una de las formas más importantes de ayudar a que ocurra este proceso es reduciendo el estrés en tu vida, porque éste hace que los niveles de cortisol aumenten.   Aparte de esta reducción, es necesario:
  • Dormir bien.
  • Reducir o eliminar el consumo de azúcares refinados de tu alimentación.
  • Respirar lentamente.
  • Hacer ejercicio (ejercicios de intervalos de alta intensidad).
  • Suplementarse con vitamina C.
  • Comer grasas saludables como las omega-3 que se encuentran en el salmón, aguacate y nueces.
  La estrategia Dormir bien, no sólo ayuda a normalizar los niveles de cortisol, sino también es importante para optimizar tu reloj circadiano, que puede tener un impacto profundo en el metabolismo y peso. Pero la llave maestra realmente es la alimentación, seguida muy de cerca por el tipo de ejercicio. Cerca del 80% de tu capacidad para reducir el exceso de grasa corporal es determinado por lo que comes, el 20% restante está relacionado con el ejercicio y otros hábitos de estilo de vida saludables, tales como el sueño y la reducción de estrés. Lo que quiere decir esto es que si tu alimentación se basa en alimentos procesados y azúcar-fructosa, tus probabilidades de tener un abdomen plano, incluso si haces mucho ejercicio, son muy pocas. Para empezar
  • Reduce o elimina el azúcar. Esto incluye todas las formas de azúcar y fructosa, ya sea refinada o “cien por ciento natural” como el agave y la miel, así como los granos (incluyendo los orgánicos), ya que los granos se convierten en azúcar y ésta, a su vez, en grasa.
  • Aumentar el consumo de grasas saludables, como las grasas saturadas saludables y las grasas omega-3 de origen animal.
  • Una de las influencias alimenticias más perniciosas en tus metas de pérdida de peso es la fructosa, que se encuentra oculta en muchos alimentos procesados y bebidas, es prácticamente imposible evitarla a menos que cambies tus hábitos para comprar y cocinar. Evita los alimentos procesados en general y reemplázalos por alimentos orgánicos enteros y cocinados en casa.
 

Artículo cortesía de   

Ver artículo original.

Prueba estos secretos para tener el abdomen más plano:

  Cómo hacer un tratamiento para evitar la flacidez         Cómo hacer un jugo verde para bajar de peso          
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Lúcete este Día de la Candelaria con unos deliciosos tamales caseros. Aquí te compartimos las recetas para preparar los mejores tamales para el 2 de febrero. Da clic en cada título para ver la receta.Tamales verdes con polloSi no eres muy fan de la carne de cerdo, estos tamales te encantarán, ya que tienen un sabor muy tradicional y son más ligeros por llevar pollo. La elaboración es muy sencilla. Solo necesitarás 90 minutos para preparar estos ricos tamales.Tamales con rajas en hoja de plátanoOlvídate de la hoja de maíz y prueba esta receta con hoja de plátano. Los tamales tendrán un ligero sabor dulce, lo cual atenuará el picante de las rajas. Para que te sea más sencillo manipular las hojas, soásalas antes de comenzar.Tamales caserosPor su sencillez esta receta es perfecta para las personas que nunca han preparado tamales. Si batallas al rellenar los tamales, te recomendamos usar un pedazo de hoja para amarrarlos. Con esto evitarás que se deshagan en la vaporera.Tamales canariosA diferencia de los tamales clásicos, esta receta no lleva harina de maíz. Por su sabor dulce son la opción ideal para el postre de la noche. Recuerda que puedes prepararlos con anticipación y recalentarlos antes de servirlos.Tamales de crema de avellanasSi ya te aburrieron los tamales dulces de toda la vida, te aseguramos que estos tamales de crema de avellanas se convertirán en tus favoritos. Dales el toque final decorándolos con un poco de chocolate derretido antes de servirlos.Tamales de nuezDisfruta de unos tamales esponjosos preparando esta original receta. La combinación de la harina de maíz con la harina de arroz hace que los tamales tengan una consistencia más ligera, mientras que las nueces hacen que tengan una textura ligeramente crocante. ¡Ya no tienes pretextos! Elige la receta que más te guste y ponte a cocinar para deleitar a todos con unos ricos tamales este 2 de febrero.
Tu mamá y tu abuela no estaban equivocadas cuando querían aliviar todos tus males con un caldito. Detrás de esta tradición hay un sinfín de razones que beneficiarán tanto tu salud, como tu bolsillo. Descubre por qué es bueno el caldo de hueso.NutritivoSi no conoces todas las propiedades del caldo de hueso, este puede parecerte más algo como agua hervida con sobras de comida que como un platillo nutritivo. Pero esto no podría estar más alejado de la realidad. A pesar de la simpleza de esta preparación, el caldo hecho a base de huesos contiene muchos minerales y nutrientes. Lo mejor de todo es que el cuerpo digiere mejor estos componentes gracias a su proceso de elaboración.Económico El caldo de hueso es una alternativa muy económica para la hora de la comida. Debido a que se elabora a partir de agua y huesos de carne de res, pollo o cerdo, el costo de preparación es mínimo. La otra gran ventaja de esta receta es que te permite aprovechar todos los ingredientes de tus platillos, incluyendo aquellas partes que casi siempre terminas tirando a la basura. ¡Adiós al desperdicio con el caldo de hueso!SencilloEl aporte nutricional de un platillo no está definido por el nivel de complejidad en su preparación o por el precio de sus ingredientes. Aunque este caldo está repleto de nutrientes, vitaminas y minerales, el proceso de elaboración no requiere grandes habilidades o instrumentos de cocina muy sofisticados. Solo es necesario añadir algunas verduras y condimentar con tus especias preferidas.VersátilOtra de las grandes bondades del caldo de hueso es la gran variedad de usos que podemos darle. Si te gusta la comida más minimalista, puedes optar por comer el caldo así tal cual, o también puedes aprovecharlo como base para preparar sopas, salsas, cremas  o guisados más elaborados. Cocinar con este caldo hará que hasta una sopa de fideos sepa súper especial.¿Cuándo es bueno comer caldo de hueso?Aunque el caldo de hueso es un platillo muy nutritivo, ideal para toda la familia, existen ciertas situaciones en las que su consumo es especialmente beneficioso:Problemas de digestión: a pesar de ser un alimento con muchos nutrientes, es ligero y suave, por lo que es perfecto para esos días en los que tu estómago no tolera cualquier cosa.Enfermedades en los cartílagos: el caldo de hueso es una fuente rica en colágeno y gelatina. Estos dos componentes ayudan a restaurar las coyunturas, así como el cabello, las uñas y, por supuesto, la piel.Desnutrición: en los casos en que por alguna razón el organismo tiene deficiencias de nutrientes, el caldo de hueso puede hacer maravillas. Este platillo contiene más de 19 aminoácidos fáciles de absorber, así como nutrientes que cuidan el sistema digestivo e inmunológico.
Después de comer ciertos platillos es normal que sintamos un poco de indigestión o malestar estomacal. Para disminuir estas molestias existen remedios sencillos y muy económicos. Estos son algunos tónicos caseros que te ayudarán a sentirte más ligero.Jengibre + miel + limónPrepara un té de jengibre poniendo a hervir una taza de agua con un pedacito de jengibre fresco. Quítalo del fuego y añade una cucharadita de miel y el jugo de un limón. El jengibre te quitará las náuseas provocadas por la indigestión, la miel hará que te desinflames y el limón combatirá el exceso de acidez en tu estómago.Canela + mielPon a hervir una taza de agua y coloca una raja de canela dentro. Deja que entre en ebullición por unos minutos y después deja reposar. Agrega una cucharadita de miel y bebe lentamente el té. La canela es un ingrediente muy bueno para aliviar los síntomas de la indigestión, por lo que te sentirás más ligero después de tomar esta bebida.Anís estrella + manzanillaCombina un poco de anís estrella con manzanilla y haz un té. Bébelo como agua de uso durante todo un día y después tómalo por la mañana y la noche. El anís aliviará la inflamación provocada por los gases, y la manzanilla quitará el dolor estomacal gracias a sus efectos antiespasmódicos.Hierbabuena + mielEn una olla pon medio litro de agua y un manojo de hierbabuena (las hojas con todo y los tallos). Deja que hierva unos minutos y después agrega una cucharadita de miel. La hierbabuena es un remedio natural para mejorar el proceso digestivo. Si padeces de acidez, no tomes hierbabuena, ya que puede empeorar los síntomas.Agua + bicarbonato de sodioAgrega una cucharada de bicarbonato de sodio a un vaso con agua. Disuelve bien y después bébelo. Fíjate que no se quede todo el bicarbonato en el fondo del vaso. Este tónico funciona muy bien en las personas que suelen tener digestiones pesadas o que padecen de indigestión debido a la acidez.Estos remedios caseros pueden sacarte de un apuro cuando te sientes pesado después de una comida, pero no pueden sustituir un tratamiento médico. Si presentas síntomas de indigestión en repetidas ocasiones, te recomendamos visitar a tu doctor.Puedes probar estas Recetas Ligeras y darle un giro a tus platillos diarios:Pan fácil de avenaEnfrijoladas de claras rellenas de nopalessAguacate relleno de ensalada de nopalesVasitos de yogurt con crujientes de almendras
Actualmente, el ritmo de vida nos obliga a ser prácticos, además de que la tendencia saludable es una cosa de todos los días. Queremos como snacks comida que sea fácil de transportar y que, sobre todo, nos ayude a mantener nuestro estilo de vida. Por eso, te contamos algunos de los grandes beneficios de comer almendras.La gente ha volteado a ver como gran opción, las nueces y las almendras, que son una excelente fuente de energía y además, han estado en la alimentación del hombre desde siempre. De hecho, entre los beneficios de las almendras encontramos que son ricas en fibra, que te ayudará a tener una mejor digestión y absorción de nutrientes; también ayudan a darte saciedad para no caer en antojos dulces.Si agregas un puño de almendras en alguna de tus colaciones o un par de veces a la semana, estarás consumiendo una cantidad considerable de proteína vegetal y al mismo tiempo, podrías estar cuidando tu presión arterial.Además, es un snack con vitamina E y antioxidantes, que pueden ayudarte a alentar el envejecimiento. Claro, esto acompañado de una dieta saludable, de buenos hábitos alimenticios. No olvidemos la integración de almendras como ingrediente clave para muchas recetas. En tus platillos ellas aportarán el toque crujiente para que tus recetas queden deliciosas. Su sabor neutro combina a la perfección con recetas dulces como un panqué de almendra o en preparaciones saladas, como unas almendras a los tres chiles. La facilidad de molerlas sin que pierdan sus propiedades, las hace perfectas para salsas o aderezos.Aunque la forma más fácil de comer almendras es como snack, ingerirlas entre comidas te puede ayudar a que te sientas satisfecho más tiempo, lo que provocará que no te de tanta hambre y reduzcas un poco la cantidad de alimentos, así consumas los necesarios de acuerdo a tus necesidades.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD