¿Qué beneficios tiene el betabel cuando lo incluyes en tus comidas?
Dietas y Nutrición

¿Qué beneficios tiene el betabel cuando lo incluyes en tus comidas?

Por Eloísa Carmona - Mayo 2021
Identificamos al betabel por su característico sabor terroso y porque no es tan popular entre el gusto de muchos, sin embargo, es un gran ingrediente para incluir en tus comidas, pues está lleno de nutrientes como fibra, potasio, o vitamina C, y muchos otros beneficios del betabel.

También conocido como remolacha, el betabel y el jugo de betabel están asociados con numerosos beneficios para la salud, entre los cuales están un mejor flujo sanguíneo, una presión arterial más baja y un mayor rendimiento en el ejercicio; varios de ellos se deben a su alto contenido en nitratos inorgánicos.

Se pueden comer crudos o cocidos y a continuación te contaremos sobre todas las propiedades y beneficios del betabel en tu dieta diaria.

Beneficios del betabel cuando lo incluyes en tus comidas
Con una composición de 87% agua, 8% de carbohidratos y de 2 a 3% de fibra, una taza de betabel (de alrededor de 130 gramos) contiene menos de 60 calorías y alrededor de 1.6 gramos de proteína, aunados a 6.8 gramos de azúcar.

Los betabeles son muy buenos cuando quieres aumentar tu ingesta de vitaminas y minerales de manera natural, pues son una gran fuente de ambos, por ejemplo:
  • Folato (vitamina B9). Vitamina importante para el crecimiento normal de los tejidos y la función celular, y particularmente necesario para las mujeres embarazadas.
  • Manganeso. Un oligoelemento esencial que el organismo usa para producir energía y proteger las células, fortalecer huesos, la coagulación sanguínea y para mantener un sistema inmunitario sano.
  • Potasio. Una dieta rica en potasio puede reducir los niveles de presión arterial y tener efectos positivos en la salud del corazón.
  • Hierro. Este es un mineral esencial con muchas funciones importantes en su cuerpo y necesario para el transporte de oxígeno en los glóbulos rojos.
  • Vitamina C. Esta conocida vitamina es un antioxidante importante para la función inmunológica y la salud de la piel.
Además de aumentar tu ingesta de vitaminas y minerales, otros beneficios en la salud del betabel son que promueve una presión sanguínea baja y una mayor capacidad para cuando te ejercitas.

Estudios han mostrado que el betabel o su jugo pueden reducir la presión arterial hasta en 3 a 10 mm Hg en un periodo de unas pocas horas. Es probable que tales efectos se deban al aumento de los niveles de óxido nítrico, que hace que los vasos sanguíneos se relajen y dilaten.

En cuanto al rendimiento físico, se ha demostrado que los nitratos en la dieta reducen el uso de oxígeno durante el ejercicio físico al afectar la eficiencia de las mitocondrias, los órganos celulares responsables de producir energía, por lo que el betabel y su jugo se utilizan para este propósito debido a su alto contenido de nitratos inorgánicos.

Aquí te dejamos algunas ideas para incluirlo en tus comidas:

Cómo hacer jugo de betabel

Ensalada de betabel y zanahoria

Dip de betabel



Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El aceite de oliva se elabora y extrayendo el aceite de las aceitunas y aunque es uno de los ingredientes básicos en muchas cocinas, o al menos en las mediterráneas, tiene muchos otros usos que pueden beneficiar a nuestra piel, por ejemplo.Si ya aplicaste la de limpiar tus muebles de madera con aceite de oliva, es momento de que pases al skincare casero y lo pruebes en tu piel o como humectante facial. Rico en vitaminas y fácil de conseguir, los beneficios del aceite de oliva en la piel van más allá de hidratarla.Beneficios del aceite de oliva en la pielEl aceite de oliva se usa mucho como ingrediente en productos para el lavado de cara, también existen cosméticos que tienen bases de aceite de oliva y se puede encontrar en algunos jabones corporales y lociones debido a sus beneficios.Rico en vitaminasEl aceite de oliva tiene algunos beneficios reportados para la piel y de acuerdo con el Consejo Oleícola Internacional, el aceite de oliva tiene vitaminas como la A, D y K, así como vitamina E.Propiedades antioxidantesEl aceite de oliva es un antioxidante que puede ayudar a prevenir o revertir el daño causado por la radiación ultravioleta. De hecho, tiene una concentración alta de escualeno, el cual es lo que le da el toque extra de antioxidante.Hidrata y combate bacteriasSi eres propenso al acné, usar un jabón hecho con aceite de oliva puede ayudar a que disminuya, pues este tiene la propiedad de eliminar las bacterias que lo causan. También se sabe que el aceite de oliva hidrata la piel.Puedes usar aceite de oliva directamente en tu piel y sin mezclarlo con ningún otro ingrediente para humectarla, especialmente después de exponerte al sol o si te quemaste mucho la piel por esa exposición.
Aunque no existe una sola cocina árabe, pues hay muchas variantes de acuerdo con las regiones, una de sus características principales es que cumple las normas islámicas en cuanto a alimentos lícitos e ilícitos, como la carne de cerdo o las bebidas alcohólicas, por mencionar unos.Entre sus ingredientes básicos, el garbanzo, los panes planos, freekeh (trigo verde), trigo hervido, tahini, pistaches y especias como el za’atar o el cardamomo. Por encima de todo, la cocina árabe se trata de compartir alimentos y momentos preciosos con amigos y familiares.Con colores vibrante y mucha fragancia, estos son algunos de los platillos típicos de la cocina árabe que tienes que animarte a probar cuando tengas la oportunidad.HummusEl hummus es una pasta para untar hecha con garbanzos, que se puede comer desde en el tradicional pan de pita caliente, hasta en una hamburguesa o una papa al horno. Puedes prepararlo en casa con esta receta de hummus cremoso y terso. MankushEsta es como una pizza árabe, pues es un pan redondo espolvoreado con queso, carne molida o hierbas, que suele prepararse para desayunar o almorzar. Puede ser preparada tanto en elegantes restaurantes levantinos como con vendedores ambulantes.Ful medamesEste es un platillo tradicional egipcio hecho con habas, aceite de oliva, perejil, cebolla, ajo y limón, y en un recipiente de cobre, para lograr el sabor adecuado. Aunque este plato no tiene la presentación más apetitosa, el sabor lo compensa todo.FalafelEste platillo es bien conocido y parece una botanita de garbanzos fritos con hierbas simplemente, pero también se puede comer como relleno de pan pita.TabulehEl tabbouleh es un plato típico de la comida libanesa, el cual se prepara a base de trigo quebrado, o bulgur, y se complementa con hierbas y vegetales como jitomate, cebolla, perejil, hierbabuena, un toque de aceite de olvida y limón para darle acidez. Esta ensalada también es uno de los platillos de la cocina árabe más famoso.Baba ghanoush Esta pasta hecha a base de puré de berenjena se acompaña con pan pita y también es conocida como mutabal.
El aceite de oliva se elabora y extrayendo el aceite de las aceitunas y aunque es uno de los ingredientes básicos en muchas cocinas, o al menos en las mediterráneas, tiene muchos otros usos que pueden beneficiar a nuestra piel, por ejemplo.Si ya aplicaste la de limpiar tus muebles de madera con aceite de oliva, es momento de que pases al skincare casero y lo pruebes en tu piel o como humectante facial. Rico en vitaminas y fácil de conseguir, los beneficios del aceite de oliva en la piel van más allá de hidratarla.Beneficios del aceite de oliva en la pielEl aceite de oliva se usa mucho como ingrediente en productos para el lavado de cara, también existen cosméticos que tienen bases de aceite de oliva y se puede encontrar en algunos jabones corporales y lociones debido a sus beneficios.Rico en vitaminasEl aceite de oliva tiene algunos beneficios reportados para la piel y de acuerdo con el Consejo Oleícola Internacional, el aceite de oliva tiene vitaminas como la A, D y K, así como vitamina E.Propiedades antioxidantesEl aceite de oliva es un antioxidante que puede ayudar a prevenir o revertir el daño causado por la radiación ultravioleta. De hecho, tiene una concentración alta de escualeno, el cual es lo que le da el toque extra de antioxidante.Hidrata y combate bacteriasSi eres propenso al acné, usar un jabón hecho con aceite de oliva puede ayudar a que disminuya, pues este tiene la propiedad de eliminar las bacterias que lo causan. También se sabe que el aceite de oliva hidrata la piel.Puedes usar aceite de oliva directamente en tu piel y sin mezclarlo con ningún otro ingrediente para humectarla, especialmente después de exponerte al sol o si te quemaste mucho la piel por esa exposición.
La forma que tiene el cuerpo de comunicarse físicamente con nosotros es a través del dolor, de la incomodidad, de la sed, del hambre. El apetito es una sensación que llega en varios momentos del día y por la cual tenemos la necesidad de ingerir alimentos; malo cuando llega sin previo aviso, cuando comemos sin sentirla, cuando aun después de comer no cesa. A través del apetito es que nuestro cuerpo expresa una insatisfacción que no siempre es corporal. En un estado de consciencia plena –en conexión al presente, en sincronía con el cuerpo y sus sensaciones- podemos identificar plenamente desde dónde se produce el apetito. Para ello hay que hacer una observación interna: en el dentro se resguardan más que órganos; en el dentro se expresan un sinfín de sensaciones que siempre tienen algo que contarnos sobre nosotros mismos.  Tener una buena comunicación con el cuerpo es elemental para la conservación de la salud y por supuesto, para dejar de pelear con la comida, para dejar de saltar de una dieta a otra, para dejar de enemistarnos con el afuera cuando en realidad lo que sucede es que hay una desconexión con el dentro. La comunicación con el cuerpo no es una locura del new age. La comunicación corporal significa aguzar los sentidos hacia lo más tangible que tenemos; tomarse el tiempo y el espacio para escuchar al cuerpo. Basta con respirar un par minutos tomando conciencia de la inhalación y la exhalación e ir escaneando cada una de las partes del organismo –sí, como si fuéramos una máquina de rayos x–. “Esta es mi nariz. Esta es mi boca, mis vísceras, mis músculos, mi sangre, mi piel…” A partir de unos instantes notaremos cómo se encuentra mi dentro: qué duele, qué se siente bien, qué le hace falta. La meditación, entonces, se convierte en un diálogo corporal en el que el sabio más sabio nos revela su estado anímico, físico y emocional.  A partir de esta práctica diaria comenzaremos a tomar mejores decisiones alimenticias y, por supuesto, identificaremos desde dónde viene el hambre que experimentamos. Según Jane Chozen Bays, una escritora y teórica del mindful eating, existen siete tipos de hambre. Hambre visual: surge, por ejemplo, cuando vemos un pastel siendo cortado y de cuyo esponjoso interior emerge una lava de chocolate derretido. Es el llamado food porn: estímulos hechos a través de la comida que despiertan la sensación de quererlo ¡ya! Hambre olfativa: ¿existe algo más seductor que el aroma que arroja una olla de tamales? ¿Las notas de un café? ¿Unas galletas en el horno? No lo creo. Todo eso es una cubetada de agua a esa hambre que se despierta a través de la nariz. Hambre bucal: muchos de nosotros la vivimos en la pandemia; llega con el impulso de querer masticar algo, roerlo, porque sentimos angustia, porque experimentamos ansiedad. Ésta no encontrará saciedad hasta que la crisis ceda o la conciencia del momento y de lo que estamos sintiendo, aterrice en nosotros. Hambre estomacal: esta es producto de la vacuidad, o al menos de tener espacio en el órgano al que algunos médicos orientales llaman el segundo cerebro. Es normal tener hambre estomacal después de algunas horas de ayuno. Hambre celular: el hambre que las embarazadas expresan en antojos. Se basa en los requerimientos del cuerpo pues según sus cálculos perfectos y sabios, existe un déficit de nutrientes o una conversión desbalanceada entre energía y fuentes de poder. Este tipo de apetito suele aparecer tras el ejercicio intenso. Hambre mental: llega a nosotros cuando un estímulo enciende un recuerdo de la infancia, de lo que consideramos relevante culturalmente o de lo que aprendimos que era delicioso. Esta hambre nos salta en la cabeza cuando estamos a dieta o restringidos de alimentos; cuando extrañamos eso que nos cocinaban en casa o que evoca algún momento feliz. Hambre del corazón: cuántas veces nos hemos comido la falta de dulzura, de alegría, de amor, el abandono o el rechazo. Esta es el hambre que busca desesperada –y también inasequiblemente– cerrar una grieta emocional a través de kilos y litros de comida y bebida. Intentamos llenar un vacío emocional con algo físico en el que más pronto llega la culpa y el castigo que la alegría. Por esta razón es que los psicólogos recomiendan no convertir la comida en castigo ni en recompensa al educar a los hijos.La meditación o la práctica de mindfulness (tomar conciencia del aquí y el ahora durante varios minutos al día), nos hace contactar claramente con los pensamientos, las emociones y, por supuesto, con el organismo. Si nos tomamos el tiempo para conocerlo iremos aprendiendo sobre sus carencias, sobre cómo manifiesta las faltas emocionales y sobre sus necesidades fisiológicas. Al final, escuchando al sabio, tomarás mejores decisiones alimenticias. Mejores decisiones en general, pues.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD