The best fats you should be eating
Dietas y Nutrición

The best fats you should be eating

Por Kiwilimón - June 2019
The days in which diets banned fats are over. For your body to function correctly, it is necessary to include healthy fats in your meals.

However, not all fats are created equal. Read on to learn which healthy fats you need to incorporate in your diet. Blood coagulation, the proper functioning of the nervous system and building cellular membranes are only a few examples of the processes in which fats intervene within our bodies. Fats are classified into two types, saturated or unsaturated, depending on their chemical composition.

Fats can be classified into good, bad and neutral fats depending on their structure and how they react within our bodies.  Within this classification, let’s focus on monounsaturated fats. They are found in fruits, vegetables, grains, nuts, seeds, and fish. These healthy fats are liquid at room temperature, although there are a few exceptions.

You can get them from delicious foods like Avocados From Mexico. You’re probably wondering, “Why do we need to eat monounsaturated fats?” These substances help us absorb vitamins A, D, K and E, which results in better nutrition. This means that good fats, like those you find in Avocados from Mexico, help the body absorb fat-soluble nutrients when eaten as part of a healthy diet. What is fascinating about avocados is that they are virtually the only fruit with monounsaturated fat or good fats. In fact, over 75% of the fat in avocados is “good fat.”

Avocados are also cholesterol and sodium-free, making them an excellent choice for a heart-healthy diet. On the other hand, saturated fats can be considered neutral fats. They are solid at room temperature. A diet high in this type of fat can increase cholesterol levels and some experts even associate it with heart disease. Nutritionists suggest limiting your intake of saturated fats to no more than 10% of your total daily caloric intake.

Finally, the worst fats are trans fats, also known as hydrogenated fats. These fats have been linked to cardiovascular disease and other illnesses. It is best to limit their consumption. Regardless of the types of fats you may eat or may have already indulged in; it is essential to focus on consuming monounsaturated fats, like the ones found in Avocados From Mexico. These good fats can aid in lowering blood pressure and even cholesterol.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Algunos de los síntomas de vivir con colitis implican dolor abdominal, inflamación constante y a veces puede ser muy confusa y aparecerse con estreñimiento y luego diarrea. Así, con frecuencia es necesario identificar y cuidar todo aquello que comemos para evitar los alimentos que la disparan. Las causas de la colitis aún no son precisas, pero esta es parte de diferentes enfermedades inflamatorias intestinales y se sabe que el estrés y algunos factores genéticos e inmunológicos son parte del problema.Junto con la gastritis, el síndrome de colon o intestino irritable, mejor conocido como colitis, es muy común entre los mexicanos y alrededor de 30 por ciento de la población lo padece, sobre todo las mujeres. Por otra parte, ya que una enfermedad crónica, es posible que ya hayas aprendido a vivir con ella, ya sea con medicamentos, con dietas específicas o con un método más práctico como son los remedios caseros.Así que si buscas remedios caseros que sean efectivos para aliviar los síntomas de tu colitis, la buena noticia es que existen varios, además de evitar lo más que puedas las comidas altas en grasas y azúcares.Remedios caseros y efectivos para la colitis nerviosaAunque la colitis nerviosa no es considerada como un padecimiento grave, sí puede resultar incapacitante, además, nunca se cura, solo puede ser controlada, por lo que tener estos remedios naturales en casa te será de mucha ayuda.Comer zanahoria crudaLa zanahoria es una buena fuente de fibra, lo cual ayudará al estreñimiento. Para obtener mejor los beneficios que brinda como remedio para la colitis, cómela cruda.Claro que si no quieres comer zanahorias solas, como conejo, te recomendamos hacerlo en ensaladas sencillas, acompañada de otros vegetales, como jícama y pepino, como esta ensalada fresca, da clic aquí para ver la receta. Té de mentaLa menta te ayudará a aliviar los dolores y la inflamación. Para que sea más efectivo, coloca hojas frescas de menta y después el agua caliente; deja reposar unos minutos y bebe tu té.Toma mucha aguaSi vives con colitis, es importante beber de seis a ocho vasos de agua al día, especialmente si tienes diarrea. También intenta limitar tu consumo de bebidas carbonatadas, que pueden causar gases y molestias.Té verdeEl té verde tiene efectos prebióticos, es decir que contiene fibras no digeribles que promueven el crecimiento de bacterias buenas en el intestino. Así que no dudes en tomarlo frío o caliente.SábilaLa sábila, también conocida como aloe vera, cuenta con propiedades laxantes que te ayudarán a regular el tránsito intestinal, además de que es antiinflamatoria. Puedes tomarla con un poco de limón y agua.Estos remedios te ayudarán con tus síntomas de colitis, pero siempre recuerda consultar a un experto para que te guíe con los aliementos que te ayudarán a mejorar el funcionamiento de tus intestinos y nunca automedicarte.Mira estas otras bebidas benéficas para tu estómago:Agua de limón con chaya y pepinoJugo verdeJugo antiestrés
Convivir con un niño significa pasar horas de actividad sin descanso. Los pequeños siempre suelen estar llenos de energía, hasta que notas que un día se despierta y no es el mismo. Como mamá, muchas veces notas que algo sucede e intuyes que podría enfermarse, pero aún no del todo, así que conocer las señales que manda el sistema inmunológico podrían ser útiles para saberlo con certeza.Así como podemos saber que algo va mal si los pequeños amanecen decaídos, también podemos fijarnos en otros indicios que nos alerten sobre el estado de su sistema inmune, pues los niños menores de tres años tienen una respuesta inmune menor, lo cual los hace más susceptibles a virus y bacterias.Pero no te preocupes, porque con cada respuesta inmune que tus hijos tienen a los gérmenes, fortalecen su sistema inmunológico y su cuerpo podrá reaccionar para combatir con éxito una enfermedad. Presta atención a estas alertas si notas que está un poco decaído o no quiere comer y prevé si su sistema inmunitario está comprometido.1. Está somnolientoUn niño cansado no es necesariamente una señal de alerta, pero si tu hijo sólo quiere estar en el sofá y no hacer nada más, y no es por haberse quedado despierto hasta tarde la noche anterior, esto podría ser una señal de que su sistema inmunológico está luchando contra algo.2. Está apagadoComo mamá, conoces bien a tu hijo y sabes cuánta pila tiene durante el día, es por eso que cuando está apático, irritable o simplemente inquieto y molesto, es posible que esté enfermándose.3. Parece que tiene fiebreLa fiebre es una respuesta a las infecciones que indica que el cuerpo está haciendo algo para combatirlas. Muchas veces, no son para preocuparse, pero si tu hijo tiene menos de 2 años y tiene fiebre de 38° o más, acude con el médico lo antes posible.4. No tiene hambreUn sistema inmunitario comprometido podría afectar el apetito de un niño, según la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana. Pero no te asustes si se salta una o dos comidas, lo importante es que tu hijo tome muchos líquidos. Finalmente, su apetito volverá.5. Tiene una erupción en la pielUna erupción cutánea que no es atribuible a una alergia podría ser un signo de una infección viral, de acuerdo con Medical News Today. La forma en que se trata la erupción dependerá de la causa, pero si dura más de una semana, se propaga rápidamente y está lastimando a su hijo, lo mejor es buscar atención médica.6. Tiene problemas estomacalesUn problema del sistema inmunológico puede afectar el estómago de un niño y podría presentar síntomas como cólicos o diarrea si su sistema inmunológico tiene alguna deficiencia. Si has notado esto, asegúrate de mantener a tu hijo hidratado y consulta a su doctor.Si bien es casi inevitable que los niños enfermen, hay formas de ayudarlos a fortalecer su sistema inmunológico. Una dieta constante y saludable que incluya nutrientes como vitaminas, minerales, proteínas y carbohidratos buenos es básica para el crecimiento de un niño y un sistema inmune fuerte.Y por irónico que parezca, la exposición adecuada a los gérmenes también puede ayudar a que tu hijo se mantenga más saludable. Entonces, sólo recuerda que con cada resfriado, el sistema de tu pequeño se volverá más fuerte y saludable.Come muchas frutas y verduras que contengan los nutrientes que necesitas con estas recetas:Sopa de papa con rajasTortitas de brócoli con queso panelaEnsalada de garbanzos3 bowls de frutas
Puede que no seas una experta en repostería, pero aunque ya hayas horneado antes, a veces el resultado te deja preguntándote ¿¡que diablos estoy haciendo mal y por qué me quedan duras las galletas?!A pesar de tener una receta muy sencilla, las galletas suelen ser uno de los alimentos que más complicados nos resultan a la hora de hacerlos, porque en su paso a paso, necesitamos encontrar el equilibrio perfecto para que no queden demasiado gruesas, o demasiado pastelosas o muy duras.Para sabe qué salió mal con tus galletas, tienes que fijarte en varias cosas, por ejemplo, la consistencia de las galletas o de la masa antes de hornearlas. Así, entre los errores más comunes al hacer galletas se encuentra no agregar suficiente harina o usar demasiada; usar una cantidad mayor de huevos o incluso de azúcar… Y más que enlistamos a continuación:Usar polvo de hornear en lugar de bicarbonato de sodioMezclar todos los ingredientes al mismo tiempo en lugar de seguir las instrucciones paso a pasoAgregar huevos extraOlvidar los huevos por completoEmbutir la harina y usar demasiadaNo usar suficiente harinaBatir en exceso la masaUsando demasiada mantequillaNo usar suficiente mantequillaNo usar suficiente azúcar¿Por qué me quedan duras las galletas?Cuando horneas galletas y te quedan duras, lo más seguro es que hayas caído en dos de los errores más comunes: te faltó mantequilla o no usaste suficiente harina.Algunas galletas son crujientes y de consistencia más dura, pero otras, como las de chispas de chocolate o avena, pueden ser suaves o crujientes. El secreto para lograr una textura esponjosa en lugar de una textura delgada y crujiente está en la humedad.Por ejemplo, formar las galletas en montículos altos en lugar de aplanarlas con la palma de la mano y cocinarlas por un minuto o dos ayudará a retener densidad y las hará más suaves. Para agregar más humedad a la masa, puedes hacerlo en forma de mantequilla adicional, yemas de huevo o azúcar morena, esto hará queden aún más suaves.Para hacer las galletas más suaves, puedes agregar de 2 a 4 cucharadas de mantequilla ablandada, o 1/4 taza de azúcar a la masa.Cuando usas poca harina, las galletas salen planas, marrones, crujientes, frágiles y grasientas; además, se cocinan mucho más rápido.El resultado son galletas duras y frágiles, igual que cuando usas mantequilla demasiado suave o ligeramente derretida a la masa también puede dar como resultado galletas planas. La solución fácil es agregar más harina a la masa, poco a poco, hasta que la mezcla se pegue bien a la batidora.Prueba con estas pequeñas modificaciones en tus recetas de galletas, porque sólo a prueba y error encontrarás la forma perfecta de hacer galletas que no te queden duras.
El vinagre es uno de los ingredientes favoritos para utilizar en la cocina, ya que posee numerosas virtudes y funciona como complemento de ensaladas, para hacer encurtidos y es un buen conservador, pero, sobre todo, es también un potente y eficaz limpiador natural. Por ello, te explicamos por qué usar el vinagre para desinfectar. “El vinagre es bien conocido no solo por su versatilidad en la cocina, sino también por sus propiedades como limpiador, ya que resulta muy efectivo para eliminar depósitos minerales, como la cal, que quedan acumulados en las superficies”, explican los expertos del Instituto del Vinagre, quienes también han demostrado que el vinagre desinfecta los alimentos al eliminar bacterias como la Shigella sonnei y la Escherichia coli, que abundan en hierbas y frutas. En lo que respecta a la desinfección doméstica, hay algunos que difieren acerca la efectividad del vinagre para limpieza, sin embargo, expertos en tóxicos y bioconstrucción de Ecologistas en Acción, lo recomiendan gracias a su concentración al 5% de ácido acético en agua y compuestos de ácido tartárico y ácido cítrico, los cuales son altamente desinfectantes: "Los limpiadores ecológicos caseros, como el vinagre, son productos eficaces para limpiar la casa según sus usos, pero también son más sanos y baratos y no contaminan el medio ambiente”. La Asociación de Empresas de Detergentes y Productos de Limpieza, Mantenimiento y Afines (Adelma), aconseja mezclar el vinagre con otras sustancias naturales para para reforzar la acción desinfectante del producto, como con combinaciones de vinagre con limón. Si aún no estás seguro de cómo usar este desinfectante natural, o qué limpiar con él, a continuación de damos algunas ideas. Superficies de cocina Las propiedades antibacterianas del vinagre lo convierten en el producto ideal para desinfectar las superficies de cocina. Mezcla a partes iguales vinagre blanco con agua y prepárate para dejar tu cocina reluciente y libre de gérmenes. Cañerías El vinagre es uno de los desinfectantes de baño y cañerías más eficaces, ya que elimina moho y bacterias. Sus propiedades acaban con los depósitos minerales de fregaderos, grifos, inodoros, duchas y bañeras, además de que conserva el brillo de los materiales. Esteriliza esponjas Puedes esterilizar las esponjas que utilizas para limpiar y así asegurarte de que no repartirás bacterias al mezclar agua y vinagre en un recipiente, sumergir las esponjas sucias en un recipiente con la mezcla y ponerlas a calentar en el microondas durante cinco minutos. Desinfecta dispositivos electrónicos Los dispositivos como celulares, controles, pantallas y tablets están llenos de gérmenes porque frecuentemente los traemos en la manos, por ello, puedes desinfectarlos al humedecer un paño de microfibra con un poco de vinagre con agua destilada. ¿Tú qué cosas desinfectas con vinagre?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD