Top 5: míticas rutinas de ejercicio que en realidad no funcionan

Por Kiwilimón - Noviembre 2015
¿Haz hecho repetición tras repetición de varios tipos de sentadillas, abdominales y lagartijas para no ver resultados? Probablemente sea porque no has estado haciendo los ejercicios correctos. Resulta que muchas clases de movimientos aeróbicos y de fuerza no tienen el efecto que creemos y en realidad son casi una pérdida de tiempo. Aquí te decimos cuáles son los más famosos y por cuáles debes reemplazarlos. Abdominales Así es, puede que ésta sea la más sorprendente. Todas esas abdominales que nos tuvieron tirados en el piso por horas puedes hacer más mal que bien. De hecho, entrenadores certificados dicen que pueden dañar la espalda baja, los glúteos y causar tensión en el cuello. Una mejor alternativa es hacer planchas, simplemente mantenerte sobre las puntas de tus pies y codos de manera recta. De esta forma trabajarás todo tu tronco de una forma más sana. Receta recomendada: La dieta de la proteína Lagartijas de rodillas Muchas personas creen que cuando no aguantan hacer lagartijas regulares, una alternativa es hacer las lagartijas con las rodillas al suelo, pues es más fácil. Resulta que, aunque si trabajas un poco de bíceps y tríceps, estás ignorando tu tronco completamente y la tensión en tus brazos es mínima. Es mucho mejor hacer cinco lagartijas completas bien hechas que 20 de las medias. Receta recomendada: Smoothie verde Maquinas de abdominales Todas, ya sea el medio círculo que te hace girar hacia delante y hacia atrás o aquellas máquinas que te empujan desde la espalda para resistir el peso con tu área abdominal, ninguna sirve del todo y pueden lastimarte. Lo mejor para los abdominales es hacer ejercicios de cuerpo completo que te hagan quemar calorías del estómago como sentadillas con peso e incluso correr con tu estómago apretado. Receta recomendada: Ensalada de sardina Polea tras la nuca Si vas a un gimnasio sabes bien a cuál nos referimos, es ese cable metálico que jalas detrás de los hombros para sostener cierto peso. Para lograr bien este ejercicio hay que ser bastante flexibles o uno puede lastimarse. Lo mejor es echar el cuerpo un poco hacia atrás y bajar el cable hacia el pecho, haciendo más esfuerzo pectoral y sin ningún riesgo de daño. Receta recomendada: Avena especial Mantenerte en la zona de “quema de calorías” Si eres un poco más entusiasta del deporte puede que tengas un reloj o sensor que cuenta las calorías que quemas y normalmente esos aparatos te dicen cuándo estás en un ritmo cardiovascular alto, donde quemas grasa. Es un error quedarse en ese ritmo por mucho tiempo pues el cuerpo se acostumbra. Trata de llegar ahí y luego bajar de ritmo para después regresar y hacer intervalos. Ya sea corriendo o en bicicleta el secreto de bajar de peso es la variación de la velocidad e intensidad. Receta recomendada: Licuado energético
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Por qué perdemos el gusto y el olfato con COVID y cómo recuperarlo?
Los aromas son toboganes cuánticos que nos catapultan a otra realidad: a la casa de nuestros padres en la infancia, a nuestro primer beso, a las vacaciones de la adolescencia. “No hay memoria tan precisa, tan vívida y evocadora como la que se recupera a través del olfato, y va tan unida a las sensaciones que se experimentaron junto al olor”, confirma Dolores Redondo, en su Legado en los huesos.Quienes hemos atravesado por COVID nos hacemos conscientes de la fiesta que regalan los sentidos al ánimo y la salud, al cuerpo. Tras algunos días sin aroma y sin gusto me di cuenta de que la nariz está íntimamente conectada a las emociones. Tal vez por eso lo extrañaba quizás más que el gusto. La neuróloga Paola Guraieb me explicó que es porque nuestra capacidad olfatoria incluye unos 3 mil olores, mientras la gustativa es mucho menor. “Si dejas de oler, las alteraciones en el gusto serán predominantes. Lo que sucede es que el virus tiene una alta replicabilidad en el pulmón, en el cerebro, en la sangre y en la nariz. Por eso es común que se merme la olfacción”. Y está claro: sin olfato, perdemos el gusto. La doctora Flor Luna, especialista en urgencias médico-quirúrgicas y consultora sobre Salud Ocupacional en empresas trasnacionales, afirma que existe una constante de 53 por ciento en la alteración del olfato, mientras que en el gusto es de 52 por ciento. “Uno de cada cinco pacientes con coronavirus presenta estas alteraciones como primer síntoma de la enfermedad. Aún no se tiene claro si la prevalencia es distinta con otra cepa”, afirma. Para muchos de nosotros el gusto es literalmente la sal de la vida. En la lengua, el techo de la boca y en la garganta se encuentran las células gustativas, unas pequeñas partículas dentro de las papilas gustativas que se cuentan en 10 mil cuando nacemos y que se van perdiendo a partir de los cincuenta años. Probar un mole, por ejemplo, con ageusia (incapacidad de detectar sabores en los alimentos) es llevar a la boca una salsa sedosa y caliente pero desprovista de alma. Con el tiempo –aunado a una dosis de paciencia y amor a mi proceso de sanación– aprendí a valorar las texturas, las temperaturas, las sensaciones que un alimento dejaba a su paso por la boca. Yo recuperé primero el olfato que el gusto, pero según la doctora Luna, varios estudios elaborados en la Unión Europea han observado una recuperación más rápida del gusto que el olfato. Lo común es que a las tres semanas de un diagnóstico positivo comience la recuperación de ambos sentidos. Si la enfermedad fue severa pueden tardar hasta entre seis y ocho meses. Y sí, existen casos en los que no se recuperan los sentidos o quedan dañados. “Depende de muchos factores, por ejemplo, si la persona es fumadora. Ellos ya per se tienen alteraciones en el gusto y olfato, y posiblemente nunca vuelvan a degustar u oler al 100”, concluye la doctora Luna. ¿Cómo recuperar los sentidos?Las estrategias de tratamiento en las alteraciones del olfato dependen si se trata de una pérdida total (anosmia) o parcial (hiposmia) del sentido. “En el caso de que la pérdida sea permanente, está indicado el entrenamiento olfatorio”, confirma la doctora Luna. No hay que dejar que el tiempo pase. Para la neuróloga Guraieb, recuperar a tiempo la olfacción puede representar la salud de nuestro cerebro en el futuro: “Cuando existe anosmia tienes que recuperarte en menos de seis meses, pues los epitelios respiratorios están conectados con la memoria”. Lo que sucede es que los aromas conectan con las cortezas cerebrales en las que se localizan las emociones, la memoria episódica. “Está demostrado que pacientes con enfermedades degenerativas han padecido o padecieron problemas del olfato, también se ha observado en pacientes con problemas de Parkinson o Alzheimer”. La solución está en poner a trabajar nuestra nariz y nuestra lengua; entrenarlas, pues. “Como sucedería en un entrenamiento físico, esta técnica consiste en exponer a los pacientes a diferentes olores concentrados en recipientes individuales a diario y durante el tiempo indicado por el especialista”, afirma la doctora Luna. Ella nos da el consejo de realizar el olfateo deliberado diariamente por tres meses. Necesitarás limón, una rosa o un caballito con agua de rosas, algún alimento ahumado, un caballito de vinagre, un caballito de anís y aceite de eucalipto. Practica oler durante 20 segundos cada uno de estos aromas dos veces al día. “Existe clara evidencia científica de que esta exposición sistemática a determinados olores mejora el olfato en patologías neurodegenerativas o traumatismos craneales”, concluye la doctora Luna.
Las mejores plantas y flores para aromaterapia
De acuerdo con la Universidad Johns Hopkins, una de las más prestigiosas en todo el mundo, la aromaterapia tiene muchos beneficios para la salud, siempre y cuando se use correctamente. Aquí te platicamos un poco más sobre la aromaterapia, sus beneficios y cuáles son las mejores plantas y flores.¿Qué es la aromaterapia?Según los expertos, la aromaterapia es el uso de aceites esenciales con fines terapéuticos. De acuerdo con la Universidad Johns Hopkins, las moléculas de los aceites esenciales viajan a través del nervio olfatorio y llegan al cerebro, lo cual tiene un efecto en la amígdala, la parte del cerebro que controla las emociones y sentimientos. Por lo tanto, podemos decir que la aromaterapia y los aceites esenciales ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo. Según la Universidad de Minnesota, la aromaterapia es benéfica para tratar la ansiedad, las ganas de vomitar, el insomnio y para relajarnos, sin embargo, los aceites esenciales no son una cura o tratamiento para enfermedades y aún falta que se realicen muchos estudios al respecto. ¿Qué son los aceites esenciales?Los aceites esenciales que se usan en la aromaterapia se extraen de diversas plantas. El método para obtener el extracto es largo y muy tardado, es por esto que los aceites pueden ser caros. Una vez que se envasan, los aceites se diluyen en agua y se ponen en difusores. ¿Cuáles son las mejores plantas para aromaterapia?Aunque existen un gran número de aceites esenciales en el mercado, los más populares y eficaces son los siguientes: LavandaLa lavanda tiene un gran número de beneficios y usos, en el caso de la aromaterapia, esta planta se puede usar para promover la relajación, bajar los niveles de estrés y ansiedad, así como ayudar a mejorar el sueño. MentaLa menta es otra planta que tiene muchos beneficios, pues estudios recientes indican que ayuda a aliviar el síndrome del intestino irritable y también podría calmar los dolores de cabeza. Un estudio reciente indica que el aroma de la menta podría ayudar a aliviar el estrés, pues los niveles de cortisol, la hormona del estrés, disminuían después de inhalar el aroma de esta planta. RomeroEl romero no solo es una hierba de olor que le da un toque extra de sabor a cualquier platillo, también es una planta que se usa en la aromaterapia. Se dice que el aceite esencial de romero ayuda a mantenerte alerta, a mejorar la memoria y a aliviar la congestión nasal. Una investigación científica publicada en 2009 señala que las personas que fueron expuestas al aroma del romero mostraron un incremento en sus niveles de atención y mejoraron su memoria. EucaliptoEn la actualidad, el aceite de eucalipto es uno de los más populares, pues se usa en la aromaterapia y en la limpieza del hogar, ya que tiene un aroma muy refrescante y propiedades antisépticas. Por otro lado, se dice que es una excelente opción cuando tienes un resfriado o la nariz congestionada. Árbol de téEl aceite de árbol de té se usa en el tratamiento del acné y la caspa, sin embargo, también es una de las mejores opciones en aromaterapia, pues ayuda a repeler a los insectos y a combatir el pie de atleta. LimónSegún los expertos, el fresco olor a cítricos del limón puede ayudar a mejorar el estado de ánimo de las personas. BergamotaLa bergamota es una increíble planta con muchos beneficios, perfecta para la aromaterapia, pues se dice que ayuda a aumentar los niveles de energía y mejorar el estado de ánimo. Por otro lado, el aceite esencial de bergamota podría ser benéfico en el tratamiento del estrés, la ansiedad y la depresión. Ylang-ylangEsta flor, también conocida como flor de cananga, tiene un potente aroma dulce, perfecto para la aromaterapia. Tradicionalmente, este aceite esencial se usa para combatir los problemas de sueño y para mejorar el estado de ánimo. Aunque la aromaterapia nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo y deja un agradable olor por toda nuestra casa, es importante enfatizar que no debe utilizarse como medicina. En caso de tener cualquier duda sobre los aceites esenciales y sus usos, lo mejor es consultar a tu médico de cabecera.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD