Primeros pasos para ser zero waste
Medio ambiente

Primeros pasos para ser zero waste

Por Kiwilimón - September 2019
Últimamente escuchamos noticias catastróficas, que nos hacen angustiarnos y no sabemos ni cómo empezar a cuidar el medio ambiente.

Uno de los asuntos más problemáticos es el tema de la basura. Según la BBC, a nivel mundial se producen más de 2.100 millones de toneladas de desechos cada año, lo que podría llenar más de 800 mil albercas olímpicas.

Es urgente que hagamos algo radical y definitivo al respecto. ¿Has escuchado sobre el Zero Waste?

En el movimiento Zero Waste (Residuos Cero), el objetivo es reducir al máximo los residuos y la basura que generamos todos los días.

Así, el fin del zero waste no sólo es reducir el impacto ambiental, sino que además busca que la gente viva con menos cosas materiales y llevar una vida más rica en momentos y experiencias, que nos hacen sentir lo verdaderamente importante.

Para empezar a ser parte del Zero Waste es importante que tengas en mente estos puntos:

  • Rechazar lo que no necesitamos. Se trata de cambiar hábitos diarios y de forma mecánica, por ejemplo: al ir al súper y en lugar de usar las bolsas de plástico, lleva tus bolsas reutilizables; elige productos que vengan en envases de vidrio para que puedas usarlos con otro propósito; descarta artículos que tengan envolturas innecesarias; siempre prefiere vidrio, cartón o papel en lugar de plástico. Antes de consumir algo, piensa dos veces si realmente lo necesitas y si es algo que a largo plazo vas a usar en repetidas ocasiones; si no es así, prescinde de ello.
  • Reducir lo que necesitamos. Hay productos básicos de la cocina, baño o higiene personal con los que simplemente no podríamos vivir; sin embargo, podemos sustituir los artículos tradicionales que ya conocemos para evitar los desechos. Hoy en día existen muchas alternativas zero waste, por ejemplo, podrías empezar sustituyendo productos de higiene como la pasta de dientes comercial por pastillas masticables de pasta dental, fabricar tu propio desodorante con bicarbonato, sustituir toallas y tampones por una copa menstrual que te va a durar aproximadamente 10 años, usar un rastrillo de acero con navajas intercambiables, usar shampoo, acondicionador y hasta crema corporal sólidas y sin empaque de plástico. Admás, cargar siempre con un termo para tomar agua y evitar a toda costa comprar agua embotellada, también tener a la mano un recipiente para comprar comida en la calle y un juego de cubiertos para evitar los desechables. No es necesario que gastes de más para tener estos artículos, basta con que busques en tu casa utensilios que te puedan servir para este propósito.
  • Reciclar aquello que no podemos rechazar, reducir o reutilizar. Sobre todas las cosas, se trata de reducir el consumo de plástico, en especial el de un solo uso. Por ejemplo, si decides comprar un frasco de mayonesa, en lugar de una botella de plástico que terminaría en la basura, puedes usar el frasco para poner semillas o alimentos que compres a granel, o puedes hacer manualidades con él. El cartón en el que vienen los huevos puede servir como recipiente para germinar plantas, o para mejorar la acústica de un cuarto; mientras que los cartoncitos del papel de baño los puedes usar para hacer actividades manuales con tus hijos, las latas de chocolate o leche en polvo también las puedes usar para almacenar productos. El punto es seguirle dando uso a las cosas y así evitar crear desechos.
  • Compostar, descomponer. En un nivel más avanzado de Zero Waste, podemos crear una composta para descomponer restos orgánicos y productos biodegradables para convertirlos de nuevo en materia prima.

El movimiento Zero Waste es una manera de vivir de manera más consciente, simplificando la vida, practicando el desapego a lo material, vivir con menos e invertir dinero y tiempo en lo que verdaderamente importa. Y lo más importante, estás contrarrestando el impacto de tus decisiones, creando conciencia para ayudar al planeta a detener el daño ambiental y realizando acciones concretas que permitan sumar.
Califica este artículo
Calificaciones (9)
Alma Gómez
30/11/2019 09:19:16
Muy buenos consejos, ahora a tratar de ponerlos en práctica
Antonieta Moranchel
24/11/2019 22:18:37
Creo q se deben tomar otras medidas con la gente, no están conscientes del problema q es la basura
Josefina Garcia
22/11/2019 09:58:44
Excelente
Maria Elena
16/11/2019 07:16:31
Gracias por compartir datos muy importantes para cuidar el medio ambiente. FELICIDADES!!
elsa miranda
04/11/2019 20:28:19
Estoy de acuerdo en reciclar
Ver más
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Pese a que las opiniones están un poco divididas cuando se habla del delicioso sabor, beneficios y por qué es bueno cocinar con margarina, nosotros te contamos algunas propiedades importantes para que sepas cómo incluirla en tu dieta de manera óptima como fuente de grasas saludables.La margarina está hecha de aceites vegetales, por lo que contiene grasas insaturadas conocidas como “grasas buenas”. Estos tipos de grasas ayudan a reducir el consumo de las lipoproteínas de baja densidad (LDL), o colesterol “malo”, cuando las usas como reemplazo de aquellas que sí los incluyen.Chuletas de Cerdo en Salsa PoblanaAsí que, si no tenías claro por qué es bueno cocinar con margarina, te dejamos esto 5 puntos clave para disfrutar de ella sin temor.1. Bajo contenido de grasas trans Aunque algunos alimentos pueden tener grasas trans de forma natural, lo recomendado es restringir el consumo a 1%, pues la ingesta excesiva de éstas puede causar daños en el organismo a largo plazo. Marcas como Primavera® están libres de estas grasas.2. Hecha a base de aceites vegetalesLos aceites vegetales tienen vitaminas A y D, las cuales suelen aportar beneficios a tu piel, por ejemplo, la vitamina A que ayuda a regenerarla y a que luzca saludable.3. Libre de colesterolEl colesterol es un tipo de grasa que se encuentra en alimentos de origen animal y el colesterol LDL, o ‘colesterol malo’, está relacionado a mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. 4. Contiene grasas ‘buenas’Entre las “grasas buenas” hay grasas poliinsaturadas (PUFA), que incluyen grasas esenciales. Se llaman así porque el cuerpo las necesita para funcionar correctamente, pero no pueden producirlas a partir de otros nutrimentos. Por esta razón, tenemos que comerlas como parte de una dieta saludable. Las grasas “buenas” se encuentran típicamente en los aceites vegetales y en los productos hechos de estos, como los líquidos y los productos para untar como las margarinas, también se pueden encontrar en frutos secos, semillas y pescados grasos.5. Brinda gran sabor y textura a tus platillosLa margarina combina perfecto con cualquier tipo de alimentos, por ejemplo, con una chuleta de cerdo, con pollo, con pasta, con carne de res, y a todos les brinda mucho sabor y textura. Pastel de 3 leches de zanahoria en refractarioEl punto clave más importante para disfrutar de la margarina es incluirla en tu dieta de manera balanceada, para que haya un equilibro entre los nutrimentos que dan energía. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la proporción ideal de grasas dentro de tu dieta es de 20 a 30 por ciento.Para inspirarte, aquí tienes algunas recetas que quedan perfectas con margarina:Coditos en salsa de aguacateHuevos rancheros con nopal
Según la Organización Mundial de la Salud, comer sanamente y realizar algún tipo de ejercicio contribuyen a alejar las enfermedades y aunque comida sana hay muchísima, existe un tipo de alimento que no sólo te alimenta sino que además tiene un beneficio real en tu memoria.Los hongos no sólo son uno de los alimentos más saludables en el mundo debido a su alto contenido en fibras, vitaminas, minerales, proteínas y antioxidantes. Este alimento también podría convertirse en milagroso, ya que al incluirlo por más de dos días en tu dieta diaria, podría reducir el riesgo en la pérdida de memoria y aumentaría la inteligencia, de acuerdo con un estudio de la Universidad Nacional de Singapur.Este estudio, el cual tuvo una duración de seis años (2001 al 2017) y en el que participaron 663 adultos mayores de 60 años, los investigadores comprobaron que las personas que ingerían más hongos presentaban un mejor desempeño en las pruebas de pensamiento, pues disminuía las posibilidades de un deterioro cognitivo leve; además, se descubrió que tenían una velocidad de procesamiento más rápida.Los hongos que los participantes estuvieron ingiriendo durante los años que duró el estudio fueron cola de pavo, ostras, shiitake, botón blanco, secos, dorados, así como estañados, con porciones de alrededor de 350 gramos dos veces por semana.Los investigadores confían en que la ergotioneina, antioxidante y antiinflamatorio que contienen los hongos y que el ser humano no genera por sí mismo, podría dar un mejor resultado combinándolo con nueces y algunos pescados, así como con verduras de hoja verde y té.Por otra parte, además recomendaron una dieta baja en azúcar y sal; asimismo, realizar ejercicio, beber con moderación y evitar el cigarro.Al parecer, de ahora en adelante los hongos podrían ser considerados un superalimento, ya que pueden inhibir la producción de toxinas, las cuales al acumularse en el cerebro pueden desarrollar enfermedades como el Alzheimer y algunas otras formas de demencia.Por último, otro de susbenfeicios es que preparar hongos es muy fácil y versátil, ya que puedes mezclarlos en ensaladas, en sándwiches, a la parrilla, en quesadillas, salteados, en caldo, cremas, a la mexicana o con pasta; incluso podrías sustituir la carne por setas.¿Necesitas ideas para comer más hongos?Caldo de Hongos con EpazoteQuesadillas Fritas de HongosLasaña Cremosa de Hongos y Espinaca
Uno de los productos naturales más utilizado por la humanidad es la miel, ya que contiene un sinnúmero de propiedades nutricionales por sus alto contenido en minerales, hierro, calcio, fosfato, potasio, cloruro de sodio y magnesio, las cuales la convierten en uno de los remedios medicinales más eficaces, que además también es utilizado como afrodisiaco. Sin embargo, también puede ser uno de los alimentos que con mayor frecuencia olvidamos dentro de la alacena.Seguramente al limpiar tu alacena has sacado del fondo un tarro de miel, el cual tiene algunos meses o incluso años refundado ahí y parece que sigue igual que el primer día, con la misma consistencia. ¿Cómo puede ser esto posible?Esto se debe a que la miel nunca caduca, gracias a su alta concentración de azúcar, la cual elimina las bacterias, además de que gracias a lo bajo de su humedad, las levaduras no prosperan.La miel bien conservada puede durar hasta 14 años, pero de preferencia, debes consumirla en dos, pues después de este tiempo comenzará a perder poco a poco sus propiedades.¿Para qué sirve la miel fuera de la cocina?Además de ser un ingrediente perfecto en la cocina, la miel puede ayudar a aliviar la tos y disminuir la inflamación de la garganta, además de otros malestares.Por ejemplo, si sufriste una herida o quemadura leve, untarte una cucharada de miel te ayudará a cicatrizar, pues entre sus beneficios se encuentra que ayuda a la regeneración de la dermis, así que también podrías utilizarla como mascarilla o para suavizar las zonas ásperas del cuerpo como codos, rodillas y pies.En caso de que por la noche des vueltas en la cama porque no logras conciliar el sueño, la miel es un gran remedio casero para el insomnio, pues contiene propiedades relajantes que disminuyen el estrés y la ansiedad.Por otra parte, una cucharada de miel cuando te sientes muy fatigado le dará vitalidad a tu organismo, gracias al azúcar que contiene.La miel también podría ayudarte con el estreñimiento, la artritis, el ciclo menstrual,  la memoria, los niveles de azúcar en la sangre, así como a bajar de peso, gracias a su efecto diurético.Ahora sólo nos queda darle las gracias a las abejas por regalarnos un alimento ‘eterno’ y un remedio que nos ayuda aliviar algunos de nuestros achaques.
Además de ser una bebida rica, el té aporta muchas propiedades positivas para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Por ejemplo, el té rojo cuenta con beneficios que pueden ayudarte a prevenir enfermedades.Tomar té aporta una gran cantidad de nutrientes y antioxidantes, vitaminas, minerales que nos ayudan a fortalecer las defensas del cuerpo y a evitar el daño celular. También ayuda a algunas personas que tienen un déficit de hierro, contribuye a una correcta hidratación y por sus propiedades diuréticas, ayuda a eliminar toxinas del cuerpo.Estas son propiedades que todos los tés tienen, sin embargo, un té que ha cobrado popularidad de un tiempo a la fecha por ser auxiliar en la pérdida de peso es el té rojo. El té rojo, también conocido como Pu Erh, es originario de China y en la antigüedad era utilizado como medicina, pues ayudaba a prevenir enfermedades y puede ser un gran aliado para controlar el peso. Gracias a sus propiedades diuréticas y digestivas, el té rojo se convierte en un buen amigo para conseguir adelgazar, acelerar el metabolismo y su acción diurética impide la retención de líquidos. De hecho, se ha demostrado que el té rojo mejora los niveles celulares de la lipasa, cuya función es bloquear la acumulación de grasa en las vísceras.En cuanto a la digestión, tomar una taza de té rojo tras una comida pesada te ayudará a que los ácidos gástricos se muevan mejor, por lo que mejorará la metabolización de los alimentos. Si decides tomar una taza de té rojo media hora después de comer, comenzarás a notar rápidamente sus beneficios. Con ello, tu cuerpo absorberá mucho mejor los nutrientes y eliminará con mayor facilidad las toxinas.Además de ser buenísimo para el aparato digestivo y los riñones, el té rojo también cuida de tu hígado y ayuda a prevenir la gota, lucha contra los altos niveles de ácido úrico, elimina toxinas y es un buen remedio contra las “crudas”.Conocer todos los beneficios de este té tradicional implica también tomar en cuenta que al igual que otros tés, contiene cafeína, teína y teobromuna, que son sustancias estimulantes, por lo que no debes exceder las 5 tazas de esta maravillosa bebida.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD