A qué me sabes, el festival que celebra la diversidad gastronómica en CDMX
No te lo pierdas

A qué me sabes, el festival que celebra la diversidad gastronómica en CDMX

Por - Diciembre 2021
Ciudad de México celebró la segunda edición de A que me sabes #CDMX 2021, un festival gastronómico que comenzó como una iniciativa para reactivar a la industria y que ahora mostró lo mejor de la escena culinaria en la ciudad del lunes 22 al domingo 28 de noviembre de 2021.

En esta ocasión se unieron más de 60 bares y restaurantes que prepararon menús exclusivos, ensalzando las mejores propuestas de sus reconocidos chefs o jóvenes talentos con un mismo objetivo en común: invitar a locales, turistas y extranjeros a disfrutar de la escena culinaria que hace de la Ciudad de México el mejor destino gastronómico del país.



A que me sabes #CDMX 2021 contó con experiencias únicas, restaurantes pop-up y take overs en diferentes puntos de la ciudad para sorprender a los comensales de forma inédita. Las estrellas de cada restaurante ofrecieron un menú de 3 tiempos con su plato o coctel insignia a precio accesible.

También se contó con la participación especial de “Prime Time, Prime Wine”, una celebración de día de Gracias en l’Hermitage, el nuevo lugar del sommelier Miguel Angel Cooly, así como “Festival Climats”, donde la importadora Climats dará a conocer más de 20 etiquetas de su selección de vinos franceses.

De igual manera, A qué me sabes se asoció con grandes pilares de la industria gastronómica en México como Barra México, festival de bartenders y mixología; Open Table, la plataforma digital que une a restaurantes y comensales para contactar a los interesados en un sólo click y por último, US MEXICO, un fuerte aliado de la escena culinaria mexicana.

Sin duda, la última edición de A que me sabes fue un rotundo éxito y no podemos esperar a ver cómo se reinventará el próximo año.

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La medicina es y está en uno. En la sanación energética actual, el camino es enseñar al paciente a sanarse a sí mismo, a encontrar medicina en lo que se escucha, en lo que se ve, se come y se decreta. Las tradiciones chinas milenarias afirman que es porque hay energía detrás de todo. Por eso, para ellos, el equilibrio significa salud y bienestar. Se habla mucho del Ayurveda indio como vía filosófica para curarse a través de la alimentación, pero como cultura madre, la china tiene mucho que aportar a la conversación. Regida por la filosofía tao, se explica que el cuerpo es unidad y no un compendio de partes autónomas, como se le aborda en la medicina occidental. Adicionalmente se dice que la teoría del ying y yang es intrínseca a la vida en general: está presente en los movimientos de la tierra, en las personas, en los alimentos.Bajo esa perspectiva todo tiene dos fuerzas: la positiva y negativa, el día y la noche, la luz y la sombra. A cada ying le corresponde un yang. Ni mucho, ni poco. Sólo el que equilibre. En una charla con el doctor del Instituto de Medicina China Osiris Triana, hace mención del columpio –un invento chino– como el mejor ejemplo de la sabiduría milenaria de aquel país: si te impulsas demasiado, saldrás volando. Con la inercia correcta, el juego es un disfrute. “La filosofía del yin yang surge de la observación de la naturaleza porque se considera que es el primer y el mejor maestro del hombre. Los antiguos comenzaron a entender que había ciclos en la naturaleza y que todos contaban con movimientos opuestos”, me explica Osiris.No todos necesitamos el mismo alimento. Hay que seleccionar la comida de acuerdo con la época del año, al clima particular del día, al estado de salud. “Nuestros órganos y sus afecciones o salud marcan el flujo de alimentos que necesitamos”, confirma Osiris. Como el tema es súper complejo, también hablé con José Adalberto Marín Ortiz, acupunturista y profesor de técnicas como Chi Kung y Kung Fu, quien asegura que no es casualidad que los chinos luzcan tan vigorosos y jóvenes a diferencia de los europeos, que desayunan pan y mermelada. Los chinos desayunan temprano, al alba, dice. Desayunan proteína y semillas que aumenten su energía vital.En la medicina china, el frío o el calor de las cosas y personas marca el paso: “los doctores se basan sobre todo en las manifestaciones de la naturaleza de la persona, incluso cuando tienen alguna enfermedad, se estudia la naturaleza de la enfermedad con la finalidad de regular la temperatura”, me confirma Adalberto. Adicionalmente me explica que en cada momento del día el cuerpo pide equilibrar la temperatura con los alimentos correctos. En la mañana, que hace frío, pide algo caliente; a medio día, algo que refresque, mientras que para la noche, lo mejor es elegir un guiso caliente y bajo en calorías. Osiris me cuenta que hay que observar las fluctuaciones de energía, de frío a calor, a lo largo del año: cuando la energía empieza a crecer es en la primavera; llega a su punto máximo en el verano. Cuando empieza a haber un retroceso en la energía Yang o energía de calor, comienza el otoño y, finalmente, cuando retrocede a su punto mínimo es el invierno. Esto determina el tipo de alimentos que necesitamos. La alimentación en la medicina tradicional china también observa la filosofía de los cinco elementos, en la que a cada estación le corresponde un elemento de la naturaleza: a la primavera le corresponde el elemento madera; al verano, el elemento fuego; al otoño, el metal, mientras que el invierno es el agua. A cada elemento le corresponde un órgano del cuerpo y un sabor frío o caliente que lo potencia. Por ejemplo, al elemento agua corresponde el riñón, por lo que hay que elegir alimentos que nutran y fortalezcan al riñón como el cordero o el frijol negro. Osiris lo explica así: al invierno le corresponde el elemento de agua que es un elemento ying, con una tendencia descendente fría, por lo que hay que balancear con alimentos de energía caliente. Asimismo, cada órgano tiene otra parte del cuerpo que lo fortalece o debilita. El órgano que potencia el riñón son los pulmones y su sabor es el picante, por lo que hay que consumir alimentos de esta naturaleza como cebolla, el jengibre o el ajo. “Poquito picante, porque si vamos al exceso, como en ejemplo del columpio, el movimiento va a ser demasiado fuerte y tendremos un desequilibrio”, concluye Osiris. Adalberto me indica que el hígado normalmente se congestiona o se “calienta” por estrés o por ira, por lo que personas con aflicciones en dicho órgano deben consumir alimentos amargos que lo refresquen. Los sabores dulces debilitan el vaso o sistema digestivo, en enfermedad habría que limitarlos, mientras que una persona con problemas de corazón debería evitar alimentos ácidos. Adicionalmente recomienda consumir alimentos lo más frescos posibles y masticar hasta lograr papillas, antes de engullir. Osiris, por su parte recomienda revisar qué es lo que requiere el cuerpo en cada momento del día y no guiarse por los antojos. En ello radica un amor real a nuestro cuerpo. El tema es recordar que la enfermedad es un desequilibrio de energía y que la recuperación de la salud está íntimamente relacionada con la armonización de aquello que entra al cuerpo: comida, pensamientos, estímulos y emociones.
La Ciudad de México se ha convertido en el escenario ideal para sumergirse en las tradiciones culinarias de países de todos los continentes. Mes con mes, aparecen nuevas propuestas gastronómicas que deleitan nuestros paladares con novedosos platillos, sin embargo, hay una cocina que se ganó el corazón de los mexicanos desde hace ya varias décadas: la gastronomía libanesa. La comunidad libanesa comenzó a migrar a México a mitad del siglo XIX, pero también tras la Primera Guerra Mundial. A su llegada, el centro de la Ciudad de México comenzó a llenarse con todo tipo de maravillosas especias que han enriquecido la gastronomía mexicana, pero que también han dado paso a nuevos platillos. De acuerdo con el documental El Eterno Festín, producido por la Universidad Nacional Autónoma de México, la comida de Medio Oriente comenzó a venderse en pequeños restaurantes y dentro de las vecindades, pero hoy en día, la comida libanesa es una de las más populares en nuestro país. Tanto es así que ahora hay un gran número de restaurantes de comida libanesa y con influencias de Medio Oriente en México. Gracias a la llegada de los migrantes libaneses, ahora podemos disfrutar de platillos como el taco al pastor, un ícono de la comida mexicana a nivel mundial. Sin embargo, la fusión de sabores ha dado como resultado la tropicalización de platillos, pues es común encontrar kepe crudo con chile verde o tahini con cilantro y chile. Aunque la fusión de sabores es la muestra de que las cocinas mexicana y libanesa se complementan muy bien, las tendencias gastronómicas para 2022 que el comensal ahora está interesado en probar recetas auténticas y con una sazón casera, pues tienen el deseo de conocer las verdaderas tradicionales culinarias. En el caso de la gastronomía del Líbano, uno de los principales exponentes de esta tradición culinaria es Casa Kuri, un pequeño y acogedor restaurante ubicado en la colonia Condesa. El chef Naguib Kuri, de madre libanesa y abuelos sirios, ha sido el encargado de traer los verdaderos sabores del país de Medio Oriente hasta la CDMX.También puedes leer: 10 recetas para conocer la gastronomía del LíbanoDar a conocer los sabores más auténticos del Líbano se ha convertido en la misión del chef Naguib, pero le da un giro al presentar platillos tradicionales con un estilo fine dinning, además, utiliza ingredientes de la más alta calidad, los cuales prepara a través de técnicas familiares que ha heredado. En la mayoría de los restaurantes libaneses suelen servirse porciones abundantes de hummus, baba ganoush, arroz con fideo, kibbeh bola, kibbeh crudo, shawarma, falafel, hojas de parra y otras delicias, sin embargo, disfrutar de una comida en Casa Kuri es viajar a través de los sabores más auténticos del Líbano, pues según el chef, recrea los platillos que puedes disfrutar en Beirut. Este pequeño restaurante es el ejemplo perfecto de que la alta cocina puede combinarse a la perfección con recetas familiares, pues el pollo con jocoque, papas cambray y paprika, receta de su madre, es un platillo imperdible. Otro de sus platos insignia, el cual no encontrarás en otros restaurantes, es el kibbeh damasco, el cual se prepara con cebollas caramelizadas y piñón. Si nunca has probado este tipo de cocina, te recomiendo pedir el menú “Comiendo en Beirut”, el cual te permitirá probar los platillos más representativos de Casa Kuri. Si tienes ganas de probar algo diferente, entonces tienes que pedir el menú de degustación, el cual consta de 12 tiempos que el chef crea al momento y también incluye una botella de vino. Para cerrar tu comida con broche de oro, no te pierdas los mejores dedos de novia de la ciudad, los cuales son preparados por la mamá del chef. Otra excelente opción para la hora del postre es el pastel de 85% de cacao con betabel. Casa Kuri es un restaurante que ofrece una experiencia que va más allá de la comida comercial libanesa, pues sus platillos son honestos y preservan los sabores más auténticos del Líbano al usar ingredientes de la mejor calidad.*Fotos tomadas de Casa Kuri en Instagram
La dieta cetogénica, también conocida como keto, ha ganado mucha popularidad en los últimos años, pues ayuda a perder peso a una velocidad relativamente rápida. En kiwilimón sabemos que adoptar una dieta no es una decisión fácil, pues conlleva esfuerzo, dedicación y fuerza de voluntad. En caso de que quieras adoptar la dieta keto, aquí te contamos la historia detrás de este plan alimenticio, así como sus pros y sus contras. ¿Cuándo surgió la dieta keto? Aunque parezca difícil de creer, la dieta cetogénica, no es reciente, pues fue creada por Russel Wilder en 1921. Este plan alimenticio se utilizaba para tratar la epilepsia en niños, pies en aquel momento no existían medicinas para controlar este padecimiento. Años más tarde, con la invención de medicamentos, la dieta keto quedó en el olvido. También puedes leer: ¿Es buena idea hacer ayuno intermitente y dieta keto juntos?¿Qué es la dieta keto? De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU., la dieta keto es alta en grasas, pero baja en carbohidratos, lo que causa que el cuerpo descomponga la grasa en pequeñas moléculas llamadas cetonas, las cuales circulan a través de la sangre y se convierten en la principal fuente de energía en el cuerpo. Por otro lado, la Clínica Mayo menciona que en la dieta cetogénica, entre el “60 y el 80 % de las calorías deben provenir de la grasa”, mientras que la cantidad de proteína debe ser moderada y los pacientes pueden consumir únicamente 50 gramos de carbohidratos al día. Los beneficios de la dieta cetogénica Si te interesa adoptar la dieta keto, estos son algunos de los beneficios de los que podrías disfrutar:Pérdida de peso Podría prevenir el padecimiento de cáncer Mejora los síntomas del síndrome de ovario poliquístico Inhibe la aparición del acnéPodría proteger el corazón y el cerebroPodría prevenir los ataques de epilepsiaTambién puedes leer: Dieta keto: qué sí comer y por qué sí funcionaEl lado oscuro de la dieta keto Aunque se ha usado para tratar la epilepsia infantil y para promover la pérdida de peso desde hace ya varios años, existen algunas contraindicaciones de la dieta cetogénica. Además, recuerda que si estás buscando una dieta que te ayude a perder peso en una semana, la dieta keto no es tu mejor opción, ya que comenzarás a quemar grasa dos o tres semanas. Un artículo científico publicado en 2021 señala que algunos de los efectos a corto plazo de la dieta keto incluyen los siguientes:Ganas de vomitar Vómito Dolor de cabeza Fatiga Mareos Insomnio Estreñimiento Poca tolerancia al ejercicioLos expertos se refieren a estos síntomas como la “gripa keto” y mencionan que suelen desaparecer después de unos días o semanas. En cuanto a los efectos a largo plazo, los expertos indican que pueden incluir: Hígado graso Hipoproteinemia Piedras en los riñones Deficiencia de vitaminas y mineralesRecuerda que antes de adoptar cualquier dieta, lo mejor es consultar a un profesional de la salud, pues será quien te indique si una dieta es ideal para ti o no. También puedes leer: Qué postres puedes comer en una dieta keto
Leer en españolPopcorn can be part of a well-balanced diet if you know how to prepare it since it contains important nutrients and offers a wide variety of health benefits. Popcorn is a special kind of corn that explodes when exposed to heat. This happens because the core of each kernel contains a small amount of water that expands when heated and makes the kernel pop.While it may not seem like so because it is a very popular snack, popcorn is a whole food, which makes it high in several nutrients and, according to different studies, there is a link between eating whole grains and health benefits like reduced inflammation and less risk of heart disease.A serving of 3.5 ounces of popcorn contains the next nutrients:Vitamin B1 (thiamine): 7% of the DRIVitamin B3 (niacin): 12% of the DRIVitamin B6 (pyridoxine): 8% of the DRIIron: 18% of the DRIMagnesium: 36% of the DRIPhosphorous: 36% of the DRIPotassium: 9% of the DRIZinc: 21% of the DRICopper: 13% of the DRIManganese: 56% of the DRIThe previous comes with a total of 387 calories, 0.4 ounces of protein, 2.7 ounces of carbohydrates, 0.1 ounces of fat, and 0.5 ounces of fiber, a high amount that makes this portion of popcorn one of the best sources of fiber in the world. There are many ways to make popcorn and perhaps the most popular version is the prepacked one that can be cooked in the microwave. However, most microwave bags are coated with a chemical substance called perfluorooctanoic acid (PFOA), which has been linked to multiple health conditions.To make healthy popcorn, it is best to cook the kernels on the stove with only 3 tablespoons of oil, which can be either olive or coconut oil. This amount of oil will be enough to prepare half a cup of popcorn kernels and you will only need one teaspoon of salt for seasoning. If you want extra health benefits, you can sprinkle popcorn with nutritional yeast. Nutritional yeast has a nutty and cheesy flavor and contains several important nutrients including protein, fiber, vitamins B, and different minerals.Translated by Miranda Perea
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD