5 recetas rápidas y sanas en microondas
Cocina Fácil

5 recetas rápidas y sanas en microondas

Por Kiwilimón - Diciembre 2015
A veces cocinar en microondas tiene mala fama, pero la realidad es que hay recetas que no sólo quedan muy ricas, sino que también se hacen más saludables por prepararlas de esa manera. Sin aceite so grasas agregadas como las que necesitarías para cocinar en sartén, las siguientes preparaciones te servirán cuando estés ocupada pero no quieras sacrificar salud o calidad en la comida de tu familia. Arroz blanco Si necesitas un arroz rápido para acompañar cualquiera de tus platillos éste queda listo en 15 minutos y es muy sano. Todo lo que necesitas es una taza de arroz, un trocito de mantequilla, agua y sal. Cuando tengas todos los ingredientes sólo habrá que meterlos al microondas y cuando menos lo esperes tendrás lista tu guarnición, así de fácil, y además te ahorrarás el tiempo que habrías perdido lavando una olla o arrocera. Budín de espinacas en microondas Cinco ingredientes y quince minutos es todo lo que necesitas para tener este budín listo cuando lleguen visitas sorpresa y tengas poco tiempo para preparar una botana. Además es un tentempié bastante sano pues está hecho con espinaca, huevos y queso crema. Si quieres darle otro uso puede funcionar como un desayuno bastante balanceado aquellas mañanas en las que tienes que salir corriendo. Sopa de papa Para esta época de frío no hay nada mejor que un rico caldo, crema o sopa que nos caliente desde adentro. Esta receta toma apenas 10 minutos en hacerse y no necesitas nada más que un microondas para cocinarla. Sólo debes tener listas las papas, un poco de poro, tomillo para aromatizar y un poco de caldo de pollo. Te sorprenderá cómo esta receta se mezcla en un platillo completamente diferente y resulta en algo mucho más que la suma de sus partes. Cupcakes de microondas Esta receta rápida mata cualquier antojo pues los panquecitos quedan suaves y dulces. Se hace con harina de hot cakes, la cual puedes elegir integral si quieres hacer la versión light de la receta. También puedes elegir si ponerles el betún o no dependiendo qué tanta azúcar quieras consumir con esta receta, pero lo bueno es que no tendrás que esperar a que se caliente el horno, sino que lo harás todo en el microondas. Tarta de queso en microondas Al preparar una tarta de queso todo se trata de la consistencia pues se puede arruinar muy fácil en el horno si la dejamos mucho o muy poco tiempo. En el microondas no tendrás ese problema y sólo deberás preocuparte por mezclar todos los ingredientes como los huevos, el queso crema y la fruta para después dejar que el microondas haga todo el trabajo. Tarda alrededor de 20 minutos en quedar listo por lo que te recomendamos prepararlo en lo que haces el resto de la comida.
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Durante esta pandemia, el uso del cubrebocas se traduce en empatía hacia los demás, pues al portarlo no sólo vemos por nuestra salud, sino también por la de las personas que nos rodean.No obstante, muchos creen que no sirve de nada o, peor aún, otros tantos no creen que el coronavirus covid-19 sea real. Esto sucede no sólo en México, sino también en Estados Unidos y otras partes del mundo.Ante una falta tan grave e importante, nada mejor que combatirlo con ciencia, por lo que el científico más genial de la tele decidió comprobar su eficacia, con un video en Tik Tok que ya se ha vuelto viral.Ya existe un cubrebocas transparente y autosanitizante, conoce todo sobre él aquí.Con ejemplos sencillos para que todos entendamos, Bill Nye, el científico, demostró con una vela, una bufanda y un cubrebocas que usarlo sí ayuda a prevenir la propagación del nuevo coronavirus.Para demostrar cómo los cubrebocas “evitan que las partículas de mi sistema respiratorio entren en el aire y luego entren en tu sistema respiratorio”, Nye explica que lo que hacen los también llamados barbijos es bloquear el movimiento del aire.Una bufanda, por ejemplo, está diseñada para bloquear el movimiento del aire alrededor de la garganta para mantener el cuerpo caliente, pero una bufanda no es particularmente efectiva para bloquear las partículas respiratorias y el científico lo comprobó apagando fácilmente una vela encendida mientras sostenía una sobre su boca. Nye prueba después un cubrebocas de tela casero, hecho con dos capas de tela y con un limpiapipas alrededor del puente de la nariz. “Bloquea el movimiento del aire de manera muy efectiva”, dice el científico luego de intentar apagar la vela repetidamente mientras lo lleva sobre su boca y nariz. “Si usas uno de estos, te estás protegiendo a ti mismo y a quienes te rodean”.Finalmente, hace la misma prueba con la vela, pero usando una mascarilla N95 y la llama ni siquiera titila.Bill Nye concluye con algo muy sencillo: Sí, usar un cubrebocas te protege a ti, “pero la razón principal por la que queremos que uses uno es para protegerme yo de ti, y de las partículas de tu sistema respiratorio que pueden entrar en mi sistema respiratorio”, dice muy seriamente.Como el científico dice, este es un tema de vida o muerte, literalmente, así que cuando salgas a la calle y estés en lugares públicos, por favor, ¡usa un cubrebocas!
Son las doce del día y para el chef de casa podría ser un momento de angustia. ¿Qué voy a cocinar hoy? El dilema no se resuelve lanzando una moneda al aire, sobre todo si la familia pide renovar y, si a la par, hay un reporte qué entregar en el trabajo o una junta a la cual asistir. Las ideas se nos secan. El tiempo nos vigila. El refri espera. No te preocupes y sigue leyendo.Abre tu mente.Inspírate, inspírate, inspírate. Para saber qué cocinar hoy sobrevuela la página de tu súper favorito y entérate cuáles son los ingredientes de la temporada. Ellos te darán ideas sobre lo más fresco disponible. La otra –la infalible– es adentrarse en plataformas de cocina como Kiwilimón para explorar entre recetas y antojos. Nosotros renovamos nuestras sugerencias continuamente para que tu foco culinario permanezca prendido. Ya sabes, lo que no se te ocurre a ti, se le pudo ocurrir a alguien más. Checa tu guarida. Comienza por explorar tu congelador. ¿Todavía guardas el mole de tu tía desde su cumpleaños? ¿Tienes el chicharrón en salsa que te quedó de una comida familiar? Sácalos. Eso sí, no los presentes igual. Compleméntalos o dales una nueva forma para que nadie sospeche su procedencia bajo cero. Procura descongelar en la mañanita, a penas salga el sol. El tema es que si descongelas de golpe algunos alimentos –como el salmón o el pollo– podrían tomar olor a refrigerador y hacerse fibrosos. Si en el congelador no hubo material de inspiración, continúa con el refri. Siempre hay algo al límite de caducar: esa será la señal divina que te hará saber qué cocinarás hoy. ¿Sólo tienes huevos? Todo cuenta. Una tortilla de patatas o una frittata de verduras son una comida entera si las complementas con una ensalada y rebanadas de pan a la parrilla.Lo último para explorar es la alacena. Una proteína –vegetal o animal, enlatada o en conserva– será suficiente. No la prepares desprovista de diversión. ¿Qué tal en un atún a la vizcaína o en unas tostadas de salpicón de atún? No olvides a las leguminosas como los frijoles, las lentejas y los garbanzos: ellas constituyen una fuente ideal de proteínas. Hay mil formas de convertirlas de guarnición a plato fuerte. ¿Nos comemos una hamburguesa de lentejas?Planea tu menú con anticipación. Mi recomendación: no te llenes de pensamientos logísticos el domingo por la noche. El sábado a medio día, con toda calma, planea qué cocinarás. Una buena forma de hacerlo es seguir un modelo de alimentación por días de la semana. Por ejemplo, lunes, platillos sin carne (usando proteínas vegetales); martes, comida tradicional; miércoles, proteína asada y ensaladas; jueves; cocina del mundo; y viernes, comida divertida. Así comenzarás el proceso creativo desde un punto de partida y con un buen balance nutricional. Un producto, mil formasUn ingrediente es un lienzo infinito. Él puede ser tu salvador en los capítulos diarios de “¿Y qué cocino hoy?”. Si tienes pollo y debes descongelar toda la pieza, piensa en las posibilidades de la misma cocción. Por ejemplo, el caldo del pollo te servirá de base para sopas, cremas y salsas. El pollo se puede dividir en tres partes. La primera, picado en cubos para preparar una ensalada cremosa; la segunda, desmenuzado y como relleno de unas enchiladas de chile cascabel; la tercera, como relleno de un chile poblano junto a un caldillo de tomate. A las verduras del caldo, drénalas y añádeles queso manchego y un poco de requesón para gratinarlas o bien, córtalas en cubos para preparar una ensalada con tocino. Si cociste calabacitas, una opción es rellenarlas con rajas y queso, hacerlas lasaña o bien, cortarlas a lo largo y grillearlas para sustituir un huarache de masa.ImprovisaNo te dio tiempo de inspirarte. No te dio tiempo de pasar al súper. No te sientas mal. A todos nos pasa. Aquí viene el tip: saltea todo lo que tengas de verduras en una olla, agrega una proteína y termina con una salsa para pasta. No tienes proteínas, pero tienes huevo. Unas tortitas de vegetales serán tus salvadoras. ¿Tienes pechugas de pollo y verduras? Júntalo todo y haz una nueva versión de discada para taquear. Recuerda que todo –sí, todo– cabe en una olla o en un taquito.
Hay muchas comidas que van bien juntas y que incluso no las puedes imaginar una sin la otra, por ejemplo, cereal con leche, ensalada y aderezos o hamburguesas y papas a la francesa. Sin embargo, hay formas mejores de emparejar la comida que te ayudan a absorber más nutrientes.Se trata de la química detrás de los alimentos y esta puede tener un impacto importante en el beneficio que obtienes de ellos, pues puede aumentar la absorción de nutrientes importantes y la efectividad de los antioxidantes. Para que ahora hagas combinaciones más nutritivas y no sólo de sabor, te dejamos una lista con los alimentos que juntos te ayudan a absorber más nutrientes.Espinacas con fresasPara absorber mejor el hierro a base de plantas, necesitas darle un pequeño impulso con una fuente de vitamina C. ¿Por qué? Porque la vitamina C ayuda a descomponer el hierro de forma que el cuerpo pueda absorber más fácilmente. Es decir, la absorción del hierro será mucho mayor si los nutrientes se combinan en una sola comida, de acuerdo con una investigación publicada en el American Journal of Clinical Nutrition. Otras opciones además de comer espinacas con fresas es agregar un poco de limón o jugo de naranja a una ensalada de espinacas, mezclar manzanas picadas en un plato de lentejas, o comer frijoles con pimientos rojos.Tomates y aceite de olivaEn cada tomate encontrarás licopeno (el carotenoide que le da el color al tomate), un antioxidante útil para prevenir enfermedades. Cocinar los tomates, así como servirlos con un poco de aceite de oliva, ha demostrado mejorar la absorción del fotoquímico en el cuerpo. Una salsa de tomate con aceite de oliva, rociar aceite de oliva sobre tomates al horno, o añadir aceite de oliva a tu ensalada son buenas formas de aprovechar los carotenoides.Frijoles o garbanzos con arrozAdemás de los beneficios de las proteínas complementarias de los frijoles y el arroz, si los comes juntos obtendrás beneficios inesperados porque esto hace que sea más fácil para tu cuerpo regular los carbohidratos y también ayuda a prevenir picos de azúcar en la sangre y fallas de energía.Salmón y naranjasComer alimentos que ofrecen vitamina D, como el salmón, el atún, las yemas de huevo o alimentos fortificados como la leche y bebidas no lácteas como la leche de soya y el jugo de naranja, con alimentos que proporcionan calcio, como col rizada, brócoli, higos secos, naranjas y productos lácteos te ayudará a mantener los huesos saludables, pues el combo de vitaminas y minerales hace que la forma activa de vitamina D cause una cascada de efectos que aumenta la absorción de calcio en la dieta en los intestinos.Estas combinaciones de comida son sencillas y te aseguran un aprovechamiento óptimo de los nutrientes. Aquí te dejamos además algunas recetas para que te sea más fácil incluirlas en tus comidas de la semana.Ensalada de espinacas con fresasCongri: arroz con frijolesEnsalada de frijoles con vinagreta de albahaca
Durante esta pandemia, el uso del cubrebocas se traduce en empatía hacia los demás, pues al portarlo no sólo vemos por nuestra salud, sino también por la de las personas que nos rodean.No obstante, muchos creen que no sirve de nada o, peor aún, otros tantos no creen que el coronavirus covid-19 sea real. Esto sucede no sólo en México, sino también en Estados Unidos y otras partes del mundo.Ante una falta tan grave e importante, nada mejor que combatirlo con ciencia, por lo que el científico más genial de la tele decidió comprobar su eficacia, con un video en Tik Tok que ya se ha vuelto viral.Ya existe un cubrebocas transparente y autosanitizante, conoce todo sobre él aquí.Con ejemplos sencillos para que todos entendamos, Bill Nye, el científico, demostró con una vela, una bufanda y un cubrebocas que usarlo sí ayuda a prevenir la propagación del nuevo coronavirus.Para demostrar cómo los cubrebocas “evitan que las partículas de mi sistema respiratorio entren en el aire y luego entren en tu sistema respiratorio”, Nye explica que lo que hacen los también llamados barbijos es bloquear el movimiento del aire.Una bufanda, por ejemplo, está diseñada para bloquear el movimiento del aire alrededor de la garganta para mantener el cuerpo caliente, pero una bufanda no es particularmente efectiva para bloquear las partículas respiratorias y el científico lo comprobó apagando fácilmente una vela encendida mientras sostenía una sobre su boca. Nye prueba después un cubrebocas de tela casero, hecho con dos capas de tela y con un limpiapipas alrededor del puente de la nariz. “Bloquea el movimiento del aire de manera muy efectiva”, dice el científico luego de intentar apagar la vela repetidamente mientras lo lleva sobre su boca y nariz. “Si usas uno de estos, te estás protegiendo a ti mismo y a quienes te rodean”.Finalmente, hace la misma prueba con la vela, pero usando una mascarilla N95 y la llama ni siquiera titila.Bill Nye concluye con algo muy sencillo: Sí, usar un cubrebocas te protege a ti, “pero la razón principal por la que queremos que uses uno es para protegerme yo de ti, y de las partículas de tu sistema respiratorio que pueden entrar en mi sistema respiratorio”, dice muy seriamente.Como el científico dice, este es un tema de vida o muerte, literalmente, así que cuando salgas a la calle y estés en lugares públicos, por favor, ¡usa un cubrebocas!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD