Cuatro formas de tomar control de tu diabetes
Cocina Fácil

Cuatro formas de tomar control de tu diabetes

Por Kiwilimón - Octubre 2012
Con estos prácticos consejos podrás empezar a tomar control de tu diabetes. Son muy sencillos de llevar a cabo si nos lo proponemos.
  • 1. Califica tus platillos.
Deberás fijarte bien en lo que contiene tu platillo. La comida que escoges y la cantidad de las porciones que comes. Para la comida, deberás llenar por lo menos la mitad de tu platillo de verduras, un cuarto de almidón o granos y un cuarto de proteína magra. Se debe de hacer hincapié en comer alimentos ricos en nutrientes, al igual que las bebidas.
  • 2. Mide las porciones
Estamos acostumbrados a que las porciones o cantidad de comida que comemos es muy grande. Esto ocasiona un aumento en calorías y kilos de más. Debemos poner atención especial sobretodo en que estas grandes porciones vienen cargadas de granos refinados, grasas y azúcares como las papas fritas o las hamburguesas, etc. Debemos de hacer un alto y empezar a controlar lo que comemos. Fijarnos en qué alimentos son los que menos consumimos como: verduras, frutas, granos enteros y productos lácteos.
  • 3. Busca fuentes de carbohidratos nutritivos
Debemos saber escoger nuestras fuentes de carbohidratos que no afectan tanto a nuestro sistema. Los alimentos que debemos evitar consumir y más comunes para en general la población son los refrescos regulares, bebidas a base de fruta, bebidas como café o té a las que en algunas ocasiones les agregas jarabes de sabor, dulces, pasteles, etc. Hay que buscar fuentes de carbohidratos mas nutritivos, algunas fuentes en las que los podemos encontrar son los vegetales, las frutas, granos integrales, productos lácteos bajos en grasa.
  • 4. Evita comer en restaurantes
Es muy común que las personas en lugar de cocinar en casa, salgan a comer a un restaurante. En algunos lugares, no respetan las porciones de la comida que sirven, en algunas ocasiones, contienen mucha grasa y sodio. Es mejor buscar opciones de recetas que no sean tan elaboradas pero que sus ingredientes los puedas encontrar en tu cocina además de que sean más nutritivos. Los alimentos básicos para cumplir con estos objetivos son: pescados y mariscos congelados, indispensable el ajo y la cebolla, aceite de cocina saludable, caldo y por último hierbas, especias y condimentos bajos en sodio y bajos en grasa.

Recetas de cocina

Te recomendamos algunas de estas recetas que esperamos te ayuden a seguir los consejos anteriores. (es muy recomendable hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma) Gelatina de fresa y yogurt. Esta rica y ligera gelatina de fresa y yogurt te encantará y es ideal para cuando buscas un postre bajo en calorías y saludable. Ensalada de atún en aguacate. Deliciosa ensalada de atún dentro de un aguacate. Muy buena receta para cuaresma. Pechuga de pollo asada a las finas hierbas. Si quieres comer de forma saludable con esta receta podrás hacerlo. No se utiliza nada de aceite. Sándwich bajo en carbohidratos. Los rollitos de lechuga tipo sándwich son un snack ligero y bajo en carbohidratos para los que están a dieta ya que solo tienen 140 calorías. Ossobuco de ternera. El ossobuco es un platillo delicioso Italiano en donde se cocina la ternera con hueso por 1 hora y media. Se lo cocine a mi familia y les encantó. Es muy sabroso y tiene pocas calorías ya que es carne blanca.  

Para conocer más recetas de diabetes, haz click aquí. 

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Siempre comenzar un nuevo ciclo da esperanza y trae consigo una energía que nos impulsa a realizar cosas nuevas y mejores. Definitivamente, el año nuevo es una época para hacer propósitos y comenzar con planes, mejorar hábitos para ser y estar mejor, tanto por dentro como por fuera.Desgraciadamente la euforia del año nuevo dura muy poco y nos ponemos tantas metas y tan drásticas, que cumplirlas resulta un poco complicado. Fallar con esos objetivos seguramente te llevará a sentirte mal y desilusionado, sin embargo, no eres tú, son esas metas tan difíciles y alocadas que son poco probables de realizar. Ir al gimnasio, encontrar el amor, comer más sano, viajar por el mundo o empezar tu propio negocio son algunos de los propósitos que todos se hacen y que terminan rompiendo conforme transcurre el año. Por eso te recomendamos que a la hora de elegir tus propósitos, elijas tus metas correctamente: cosas, acciones y pequeños cambios que sean realistas para tu estilo y ritmo de vida, y que no requieran de un esfuerzo inmenso. Lo que necesitas tener en mente es que debes cambiar tus hábitos y para eso, es necesario que hagas pequeños cambios que darán grandes resultados, aquí te dejamos algunos propósitos realistas que sí puedes cumplir a corto plazo:Caminar más Se dice que tenemos que dar por lo menos 10 mil pasos al día, pero ese no tiene que ser tu límite. Intentar caminar a todos lados será bueno para ti y tu condición física.Tomar más aguaCambia los refrescos y jugos por agua no sólo te quitará la sed, también te aportará muchos beneficios que verás reflejados en tu piel o en tu apetito. Recuerda que la base para tener una buena salud e incluso apariencia es estar bien hidratado.Ser más puntualLa puntualidad es algo que a casi todos nos falla y lo único que requiere es organización, tanto para levantarse temprano, salir con tiempo suficiente de casa, así como tener todo arreglado para evitar contratiempos de última hora. Dejar de quejarte por todoTodos los días suceden cosas que no están en tu zona de control y eso puede causarte malestar. Pero tus quejas constantes no ayudan en nada, de hecho sólo sirven para contagiarle tu mal humor a los demás. Así que deberías intentar tomarte todo con filosofía y no dejar que todas las cosas que te pasen sean un problema.Comer más sanoUn gran tip para lograrlo es no pensar que estás a dieta, pues eso puede causar que te sientas restringido y que que todo se te antoje. Antes de que fracases eliminando todo lo que te gusta y siendo demasiado estricto, intenta comer un poco más sano durante la semana, añadiendo frutas y verduras diferentes a las que siempre comes. Proponte aprender a cocinar, incorporar ingredientes más sanos, más verduras y llevar tu propia comida a la oficina, de esa manera te asegurarás de que vas a comer bien. Sea cual sea tu objetivo, te recomendamos empezar por pequeñas acciones a un corto o mediano plazo para que cuando los logres, sea una palomita más en tu lista y puedas pasar a lo siguiente.
Puede que la idea te parezca descabellada pero comer insectos no sólo será toda una experiencia culinaria y de sabor, además este alimento está lleno de nutrientes que son muy benéficos para la salud, por lo que no debes dudar en incorporarlo a tu dieta. Según un estudio presentado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) durante la Conferencia Internacional sobre los Bosques para la Seguridad Alimentaria y Nutricional, los insectos forman parte de las dietas tradicionales de al menos 2 mil millones de personas.Beneficios de comer insectosEntre las principales razones de por qué comer insectos es nutritivo y bueno para la salud de las personas, podrás encontrar las siguientes.Ayudan a ganar músculo. Estudios afirman que mientras que para subir 1 kilo de masa muscular se necesita consumir hasta 8 kilos de carne de ganado, sólo se requieren 2 kilos de insectos para el mismo resultado.Reducen enfermedades. A diferencia de la carne animal, los insectos no transmiten enfermedades a los humanos y no representan un riesgo para la salud.Mejoran la digestión. Gracias a la estructura rígida de sus cuerpos, los insectos aportan fibra y nutrientes que promueven la digestión, fortalecen la regeneración del tejido y flora intestinal.¿Para quiénes están recomendados?Niños en etapas de crecimiento.Gente con desnutrición y deficiencia de minerales.Deportistas de alto rendimientoPersonas que quieran ganar masa muscular.¿Qué insectos son comestibles?Aunque hasta 80 por ciento de los insectos son comestibles, los más utilizados en la cocina son escarabajos, orugas, grillos, abejas, avispas y hormigas.Se pueden comer crudos, asados o fritos cuando están enteros, o molerlos hasta formar un polvo que puede ser incluido como sazonador o formar una pasta con la que se crean desde panes, hasta leches. Las opciones son infinitas.Ahora que sabes por qué comer insectos es nutritivo y bueno para la salud de las personas, ¡atrévete a intentarlo!
Sabemos que la situación del medio ambiente es crítica, sin embargo, cada vez son más las personas que quieren tomar acciones responsables y hábitos más respetuosos que si bien están redefiniendo nuestra manera de vivir, también están contribuyendo con el mundo. Una de las tendencias más fuertes de este año, de acuerdo con Pinterest, es la del consumo responsable, pero para poder aplicarla y hacer un consumo mucho más consciente, te vamos a explicar de qué se trata. Consumo sustentable se refiere a usar cosas materiales y servicios de manera responsable para optimizar los recursos naturales, reducir las emisiones de contaminación. Es decir que compremos y usemos solo lo que verdaderamente necesitamos para evitar los desechos y el uso de materias y así frenar el deterioro del planeta. Desde hace varios años el término de consumo sustentable ha tomado mayor importancia, tanto así que forma parte de las políticas públicas hacer énfasis en la necesidad de controlar la producción y consumo para evitar en lo posible el deterioro del planeta Tierra y la vida de los seres vivos.Desde hace un tiempo se ha ido cambiando hacia un consumo más consciente. Para muchas personas, eso significa utilizar menos cosas, ser más sustentables y ser responsable con los residuos. Y pese a que se espera que tanto las grandes empresas y corporaciones y los gobiernos hagan políticas basadas en el consumo responsable, es preciso saber que podemos empezar desde nuestro hogar y enseñarle a los miembros más pequeños de la familia, pues las acciones individuales pueden impactar de gran manera y ayudar a dirigir el mundo hacia un futuro más sustentable.De manera habitual, adquirimos más cosas de las que en realidad necesitamos. El consumo responsable incide en la necesidad de adecuar nuestras compras a los recursos existentes en el planeta de manera que favorezcan tanto su disponibilidad como la igualdad social.Estos son consejos para aplicar el consumo responsable en nuestras casas:1.- Planifica tus comprasAntes de ir al súper o al mercado, haz una lista de lo que vas a necesitar. Con una lista no solo ahorrarás dinero, además evitarás comprar productos de más o que no vas a utilizar.2.- Aprende a leer etiquetasNo todos los productos contaminan lo mismo, ni en su producción ni en su uso. Fíjate en la etiqueta para que aprendas a identificar qué productos son los que causan un menor daño ambiental. 3.- Apoya el comercio justoProcura realizar tus compras en empresas que tengan una política de cuidado al medio ambiente y a un trato humano. 4.- Compra productos localesEs muy importante que tomes en cuenta que todo producto, sea comida o cualquier otro tipo de objeto, tiene una huella ecológica calculable según parámetros como su proceso de producción, su transporte y distribución, o los residuos que genera tras su uso. Por eso es importante que le des prioridad a los productos locales y a comprar en mercados tradicionales.5.- Organízate con tu comunidadHoy en día es muy fácil encontrar grupos por medio de redes sociales para apoyarse en temas de consumo responsable. También te puedes organizar con tu familia, amigos y vecinos para comprar directamente a productores que tienen mejores precios y materias primas más naturales. 6.- Reutiliza y reciclaEs mejor que compres productos que no estén empaquetados para no generar residuos pero si no es posible trata de que sean envases que puedas volver a usar, como frascos de vidrio u otros recipientes que puedas volver a usar. De ser posible compra productos a granel y lleva tus propios envases para que no generes basura.7.- Rechaza las bolsas de plásticoDe acuerdo con Greenpeace, ocho millones de toneladas de plásticos acaban en los mares y océanos anualmente, además tardan más de 50 años en descomponerse. Procura pensar en ello antes de aceptar una bolsa de plástico o productos que vengan en este material, y mejor siempre lleva contigo las tuyas reutilizables desde casa.8.-Limita el uso del automóvilEn la medida de lo posible, usa otras alternativas como caminar, usar la bicicleta o el transporte público y colectivo. Recuerda que cuidar al planeta es tarea de todos, y que con estas pequeñas acciones estaremos haciendo grandes cambios, para el medio ambiente, pero también para nuestro bolsillo.
Seguramente entre tu colección de sartenes y ollas que tienes en la cocina, se encuentran varios refractarios de vidrio, los cuales utilizas muy de vez en cuando única y exclusivamente para hacer postres o hacer uno que otro platillo que se introduzca en el horno.Sin embargo, existen algunos que soportan el fuego directo de la estufa y con ellos podrías cocinar tus alimentos y darles un mejor sabor.Las ventajas que ofrece cocinar en un refractario de vidrio es que este material no contiene metales pesados como el níquel, cromo o teflón, que a la larga perjudican nuestra salud; además ahorra tiempo y dinero, pues los alimentos se cuecen con mayor rapidez y no gastas tanta energía (eléctrica o gas), asimismo, no se rayan y se limpian muy fácil, no absorben olores ni sabores.Gratín de berenjenas en refractarioLas desventajas que nosotros encontramos al cocinar con este tipo de refractarios es que el calor con el que se cuecen los alimentos se pierde muy rápido, por lo que la comida se enfría antes de servirla. De igual forma, hay comestibles que no quedan igual, como el arroz o alimentos para freír.Con esta información te dejamos algunos tips para que saques tus refractarios de vidrio y te aventures a cocinar de una forma más rápida, económica y saludable.En caso de cocinar verduras, deberás añadirle agua o algún caldo al refractario, para que cuando se estén cociendo no se peguen en el fondo del recipiente. El líquido deberás agregarlo antes de ponerlo al fuego, pues si lo añades una vez que está caliente podría romperse debido al choque de temperaturas.Para cocinar carne, pollo, pescado o mariscos, añade una capa de mantequilla en todos los rincones de la base del refractario, esto le dará un gran sabor a tus alimentos; además servirá para que no se peguen a la hora de cocerse.Muchos de los refractarios vienen con tapas de plástico, los cuales no utilizarás mientras se cocina, pues el calor las derretiría. Estas tapas únicamente se utilizan para guardar alimentos o cuando calientes un platillo en el horno de microondas.Para cocinar a fuego directo o en el horno con la necesidad de cubrir los alimentos deberás usar papel aluminio.Espagueti tricolor en refractarioPara manipular el refractario mientras cocinas, deberás hacerlo con mucho cuidado utilizando guantes para evitar una quemadura, pues estos utensilios alcanzan una temperatura muy alta de forma rápida.Al momento de quitarlo del fuego pon tu refractario sobre una superficie de una toalla, de prioridad húmeda, pues el contacto con otro material podría hacer que se rompa. No olvides verificar que pueden usarse dentro del horno o en la estufa, y pon en práctica estos consejos para darle otro sabor a tus comidas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD