Consejos para preparar las papillas de tu bebé

Por Kiwilimón - June 2014
La comida que se preparara para tu bebé debe tener los cuidados y la dedicación correcta para que de esta forma reciba los nutrientes necesarios para su crecimiento, además de que podrás evitar enfermedades que le puedan generar complicaciones más severas de salud hoy y en el futuro. Recomendamos: Recetas para bebés de 6 meses. Para lograr la preparación correcta de las papillas de tu bebé, te recomendamos lo siguiente:
  1. Primero lávate las manos y lava las frutas y verduras, así como todos los recipientes y utensilios que vas a utilizar.
  2. Todas las verduras (y las frutas como las manzanas y ciruelas pasas, que necesitan suavizarse) deben cocerse antes de molerlas o hacerlas puré. Para conservar las vitaminas y los minerales, hornea, hierve o cocina al vapor las frutas o verduras hasta que estén blandas. Si las hierves, usa tan poca agua como sea posible y agrega un poco de ese líquido a la comida de tu bebé al machacarla (o añade las frutas o verduras al caldo de la sopa de tu familia).
  3. Pela y quítale las semillas a las frutas o verduras. A algunas de éstas no necesitarás agregarles nada de líquido al prepararlas. Simplemente las puedes moler. Otras necesitarán un poco de líquido, tal vez quieras añadirles una cantidad pequeña de leche materna, leche de fórmula o agua, al molerlas o hacerlas puré para lograr la consistencia que deseas.
  4. Al irse adaptando tu pequeño a los alimentos sólidos, podrás añadir menos líquido. Si la fruta tiene semillas, cuélala antes de dársela a tu bebé.
  5. Para preparar pollo y carne, quítales la piel y la grasa antes de cocinarlos. Luego muele la carne cocida en una licuadora o en un molinillo con un poco de líquido. Para bebés mayores puedes cortar trocitos muy pequeños.
  6. Si todo esto se te hace mucho trabajo, recuerda que "la comida de bebé hecha en casa" puede ser la misma con la que alimentas al resto de la familia. Es una vieja costumbre que vale la pena revivirla. Sólo usa el molino u otro aparato para hacer puré, licuar o moler algo de la misma comida que tu familia tiene para la cena.
Las sopas y guisos pueden ser preparadas para alimentar a tu bebé. Lo mismo sucede con las comidas más saludables que tu familia consuma. Guarda en los envases vacíos de comida para bebé, lo que te queda extra. ¡Así tendrás su comidita lista para el día siguiente!
recetas para bebes de 6 meses Descubre cómo dar las primeras comidas a tu bebé, qué alimentos son ideales para que empiece a probar la comida y cómo saber si está listo para probar nuevos alimentos. Ver recetas aquí.   recetas para bebes de 6 a 7 meses Encuentra papillas para bebés entre los 7 y 9 meses. En esta etapa los bebés se desarrollan rápidamente, tu bebé pronto podrá sentarse solo en una silla alta para comer. En esta etapa podrá descubrir y probar alimentos con nuevas y diferentes texturas. Ver recetas aquí.   Recetas bebes de 9 a 12 meses La etapa de los 9 a 12 meses esta marcada por una nueva independencia en la comida. Muchos bebés en esta etapa ya no quieren comer de la cuchara, por lo cual los alimentos que pueden tomar con las manos se convierten en algo importante para su alimentación. Ver recetas aquí.   recetas bebes 1 a 2 años Las mejores recetas de comida para niños de 12 a 24 meses incluyen mucha variedad de alimentos y un alto contenido nutricional. A partir del año la comida sólida remplazará la mayoría de la leche en la dieta de tu bebé. Ver recetas aquí.   recetas de cocina para mama
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Según la Organización Mundial de la Salud, comer sanamente y realizar algún tipo de ejercicio contribuyen a alejar las enfermedades y aunque comida sana hay muchísima, existe un tipo de alimento que no sólo te alimenta sino que además tiene un beneficio real en tu memoria.Los hongos no sólo son uno de los alimentos más saludables en el mundo debido a su alto contenido en fibras, vitaminas, minerales, proteínas y antioxidantes. Este alimento también podría convertirse en milagroso, ya que al incluirlo por más de dos días en tu dieta diaria, podría reducir el riesgo en la pérdida de memoria y aumentaría la inteligencia, de acuerdo con un estudio de la Universidad Nacional de Singapur.Este estudio, el cual tuvo una duración de seis años (2001 al 2017) y en el que participaron 663 adultos mayores de 60 años, los investigadores comprobaron que las personas que ingerían más hongos presentaban un mejor desempeño en las pruebas de pensamiento, pues disminuía las posibilidades de un deterioro cognitivo leve; además, se descubrió que tenían una velocidad de procesamiento más rápida.Los hongos que los participantes estuvieron ingiriendo durante los años que duró el estudio fueron cola de pavo, ostras, shiitake, botón blanco, secos, dorados, así como estañados, con porciones de alrededor de 350 gramos dos veces por semana.Los investigadores confían en que la ergotioneina, antioxidante y antiinflamatorio que contienen los hongos y que el ser humano no genera por sí mismo, podría dar un mejor resultado combinándolo con nueces y algunos pescados, así como con verduras de hoja verde y té.Por otra parte, además recomendaron una dieta baja en azúcar y sal; asimismo, realizar ejercicio, beber con moderación y evitar el cigarro.Al parecer, de ahora en adelante los hongos podrían ser considerados un superalimento, ya que pueden inhibir la producción de toxinas, las cuales al acumularse en el cerebro pueden desarrollar enfermedades como el Alzheimer y algunas otras formas de demencia.Por último, otro de susbenfeicios es que preparar hongos es muy fácil y versátil, ya que puedes mezclarlos en ensaladas, en sándwiches, a la parrilla, en quesadillas, salteados, en caldo, cremas, a la mexicana o con pasta; incluso podrías sustituir la carne por setas.¿Necesitas ideas para comer más hongos?Caldo de Hongos con EpazoteQuesadillas Fritas de HongosLasaña Cremosa de Hongos y Espinaca
Cuando se piensa en el mes patrio, se viene a la mente la temporada de chiles en nogada, ese delicioso platillo que se asemeja a una obra de arte, tan representativo de nuestro país por tener los colores de la bandera, y con ingredientes perfectamente cocinados para darle un aspecto bello, con una mezcla de sabores que lo hacen un alimento muy especial por el que muchos esperan todo un año para saborearlo.Origen del Chile en NogadaHay varias versiones sobre el origen de este manjar. Una de ellas apunta a que nació en la ciudad de Puebla y se creó para agasajar a Agustín de Iturbide por la victoria del Ejército Trigarante en 1821, por eso también los tres colores de la bandera están presentes en el plato.Otra versión refiere que la receta es originaria del Convento de Santa Mónica desde 1714, con el nombre de “chiles rellenos bañados en salsa de nuez”.La salsa NogadaLa salsa es una de las partes más importantes del platillo. Hay quienes la hacen más dulce, otras, más salada, e incluso algunas, neutras. Existen las finas, espesas, líquidas, sin grumos o granulosas. También hay quienes incluyen queso de cabra y hay también quienes se apegan a la receta original.Aquí te dejamos una receta tradicional de la nogada:Ingredientes:-600 gramos de nuez de castilla-1 pieza de queso de cabra-2 tazas de leche-¾ tazas de vino blanco o jerez-500 gramos de almendra-300 gramos de granada roja-Perejil, sal, azúcar al gustoPreparación:Pon a remojar las almendras una noche antes y refrigera.Mezcla el queso de cabra, la leche y el vino; agrega las nueces y las almendras limpias. Licúa todos los ingredientes y pon la sal y el azúcar a tu gusto. El espesor de la salsa es a gusto personal, pero si la quieres más líquida, puedes ir incorporando más leche y si la quieres más espesa, puedes usar más queso.La controversia: ¿capeado o sin capear?Existe un gran debate sobre si el chile en nogada va capeado o sin capear. Es como si hubiera dos bandos y cada uno insiste en probar su punto. A pesar de haber investigado y documentado sobre este tema, lo cierto es que no hay una verdad absoluta. Según María Bravo, Directora General de La Casita Poblana, originalmente el chile era sin capear, pues el objetivo era que se viera el verde del chile, pero al momento de ser servido, la nogada no permanecía en el picante. “Esto no era apetitoso, por eso se empezó a capear, para retener la nogada, y ahora el toque verde se le da con el perejil que se coloca al servirlo”, señala. Como en todo, en gustos se rompen géneros, no importa si lo prefieres capeado o sin capear, con nogada líquida o espesa, lo más importante es que aprecies esta maravilla de la cocina mexicana que es una delicia para tus sentidos.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD