KiwiBaby

Básicos en la maleta de vacaciones de tu bebé
Cuaresma
En la maleta de tu bebé no debe faltar nada, aunque tampoco debemos  sobrecargarla con ropa o accesorios que sólo te estorbarán, ¡aquí te decimos cuales son los imperdibles para tu pequeño! Organiza con tiempo de anticipación y con una lista que te ayude a controlar los accesorios y tipo de ropa que tu bebé necesitará para disfrutar de unas felices vacaciones. Debes tener en cuenta la época del año y el destino elegido para preparar la maleta. Sí planeas pasar unos días en la playa con tus pequeños, no puede faltar el traje de baño, ropa fresca y protector solar para su delicada piel. No olvides llevar calzoncitos desechables especiales para el agua; mientras que, si el destino elegido es un lugar más frío o ubicado en una zona alta, deberás incluir algo de ropa abrigadora y un calzado adecuado. Para disfrutar de una semana de vacaciones fuera de casa, tu bebé necesitará de los siguientes básicos para su cuidado y protección: De 5 a 6 cambios de ropa (camisetas, pantalones y calcetines, preferiblemente de algodón) Gorrito Zapatos cómodos y frescos Chamarrita impermeable con capucha Pañales, toallitas húmedas y calzoncitos desechables especiales para actividades acuáticas. Sus juguetes preferidos Baberitos Biberones Sabanas ligeras en caso de estar en una zona de calor y cobertores si tus vacaciones son en una zona más templada o fría. Un botiquín con todo lo necesario para hacer frente a posibles emergencias. En estas vacaciones tienes que estar preparada ante cualquier situación o emergencia que se pueda presentar con los pequeños. Ya que es común que al jugar todo el día, o al realizar actividades extremas puedan distraerse, procura tener siempre curitas, gasas esterilizadas, un antiséptico y un termómetro. Recuerda tenerlos siempre presentes en el botiquín para solucionar emergencias pequeñas.    
Vacaciones, cómo cuidar al bebé en la playa
Cuaresma
Las vacaciones en la playa tienen ciertos riesgos para tu bebé, ya que es mucho más sensible a las altas temperaturas, a los rayos del sol, al cloro de las albercas y a los cambios de rutina. Te compartimos los siguientes consejos para proteger a tu bebé en el agua y puedas disfrutar de grandes momentos de diversión con tu familia. Acompaña a tu bebé en todo momento. No dejes de vigilar a tu bebé ni un segundo cuando esté dentro del agua, ya que es una regla fundamental en su cuidado; una llamada telefónica o cualquier distracción, por mínima que parezca puede ser fatal. No descuides a tu bebé cuando juegue en el borde de la piscina, recuerda que aún no es consciente del peligro que corre; puede tirar cualquier juguete y querer rescatarlo, corriendo el riesgo de caer al agua, es mejor mantener sus juguetes fuera del agua. Si tus vacaciones son en playa busca alguna manera de identificar al pequeño con alguna pulsera o colgante que lleve su nombre y tu número de telefónico por si acaso pudiera extraviarse. Recuerda aplicar protector solar a tu bebé y volvérselo a aplicar con regularidad. La piel de los bebés es muy delicada, por lo que aplicarle un bloqueador solar con protección UVB y UVA para que lo proteja de los rayos del sol es muy importante, el cual deberás reaplicar cada 40 minutos más o menos, y después de cada baño. Recuerda que solo debes aplicar bloqueador solar a tu bebé si es mayor a 6 meses de edad. Asegúrate de que consuma suficientes líquidos especialmente si está activo bajo el sol. Los bebés son más vulnerables a la deshidratación que los adultos ya que la proporción de agua en su cuerpo es mayor y su equilibrio más débil; una excesiva pérdida de líquidos puede tener graves consecuencias para su organismo, es por ello que hay que tener especial precaución en lugares cálidos. Es básico que cuentes con un biberón con agua para hidratar a tu pequeño, el agua que le des no debe estar ni muy fría ni muy caliente, mantenla en un lugar fresco. La leche materna también ayuda a hidratar al niño y las frutas naturales, sólidas o en papillas. Si tu bebé aún es lactante ofrece el pecho a demanda y de forma más frecuente, ya que además de proveerle líquido, la leche materna aporta sales minerales y electrolitos que previenen la deshidratación. Si se alimenta de pecho, no es necesario darle agua, pues la leche materna está compuesta por un 90% de agua y es suficiente para conservar su hidratación. Verifica que la temperatura del agua sea agradable. La temperatura ideal para los pequeños va entre los 28° C y 30° C; procura que su ropa sea liviana, ideal para protegerlo de los rayos del sol, no lo tengas muy abrigado ni tampoco con poca ropa; es importante tenerlo siempre bajo una sombrilla o ponerle calcetines ligeros al caer la tarde. Para refrescarlo es ideal  que pases una toallita húmeda sobre algunas partes de su cuerpo. Puedes meterte con tu bebé a la playa o la alberca a partir de los 5 o 6 meses, si la temperatura es adecuada. El agua debe estar templada, nunca fría, y hay que introducirlo lentamente en ella, humedeciéndole antes los brazos, las piernas y la nuca. Si el agua no está bastante caliente (unos 32ºC), no conviene que esté en ella más de 5 minutos y siempre con vigilancia. No lo metas al agua con pañales absorbentes, utiliza un calzoncito desechable especial para actividades acuáticas. Cuando lo saques del agua es importante retirar el calzoncito desechable especial para el agua, secar bien a tu bebé y cambiarlo de ropa cuanto antes. Porta un tarrito de suero fisiológico para limpiar de cloro sus ojos, lo puedes adquirir en farmacias y le aliviará el escozor.      
Consejos para preparar las papillas de tu bebé
Comida para Niños y Bebés
La comida que se preparara para tu bebé debe tener los cuidados y la dedicación correcta para que de esta forma reciba los nutrientes necesarios para su crecimiento, además de que podrás evitar enfermedades que le puedan generar complicaciones más severas de salud hoy y en el futuro. Recomendamos: Recetas para bebés de 6 meses. Para lograr la preparación correcta de las papillas de tu bebé, te recomendamos lo siguiente: Primero lávate las manos y lava las frutas y verduras, así como todos los recipientes y utensilios que vas a utilizar. Todas las verduras (y las frutas como las manzanas y ciruelas pasas, que necesitan suavizarse) deben cocerse antes de molerlas o hacerlas puré. Para conservar las vitaminas y los minerales, hornea, hierve o cocina al vapor las frutas o verduras hasta que estén blandas. Si las hierves, usa tan poca agua como sea posible y agrega un poco de ese líquido a la comida de tu bebé al machacarla (o añade las frutas o verduras al caldo de la sopa de tu familia). Pela y quítale las semillas a las frutas o verduras. A algunas de éstas no necesitarás agregarles nada de líquido al prepararlas. Simplemente las puedes moler. Otras necesitarán un poco de líquido, tal vez quieras añadirles una cantidad pequeña de leche materna, leche de fórmula o agua, al molerlas o hacerlas puré para lograr la consistencia que deseas. Al irse adaptando tu pequeño a los alimentos sólidos, podrás añadir menos líquido. Si la fruta tiene semillas, cuélala antes de dársela a tu bebé. Para preparar pollo y carne, quítales la piel y la grasa antes de cocinarlos. Luego muele la carne cocida en una licuadora o en un molinillo con un poco de líquido. Para bebés mayores puedes cortar trocitos muy pequeños. Si todo esto se te hace mucho trabajo, recuerda que "la comida de bebé hecha en casa" puede ser la misma con la que alimentas al resto de la familia. Es una vieja costumbre que vale la pena revivirla. Sólo usa el molino u otro aparato para hacer puré, licuar o moler algo de la misma comida que tu familia tiene para la cena. Las sopas y guisos pueden ser preparadas para alimentar a tu bebé. Lo mismo sucede con las comidas más saludables que tu familia consuma. Guarda en los envases vacíos de comida para bebé, lo que te queda extra. ¡Así tendrás su comidita lista para el día siguiente! Descubre cómo dar las primeras comidas a tu bebé, qué alimentos son ideales para que empiece a probar la comida y cómo saber si está listo para probar nuevos alimentos. Ver recetas aquí.   Encuentra papillas para bebés entre los 7 y 9 meses. En esta etapa los bebés se desarrollan rápidamente, tu bebé pronto podrá sentarse solo en una silla alta para comer. En esta etapa podrá descubrir y probar alimentos con nuevas y diferentes texturas. Ver recetas aquí.   La etapa de los 9 a 12 meses esta marcada por una nueva independencia en la comida. Muchos bebés en esta etapa ya no quieren comer de la cuchara, por lo cual los alimentos que pueden tomar con las manos se convierten en algo importante para su alimentación. Ver recetas aquí.   Las mejores recetas de comida para niños de 12 a 24 meses incluyen mucha variedad de alimentos y un alto contenido nutricional. A partir del año la comida sólida remplazará la mayoría de la leche en la dieta de tu bebé. Ver recetas aquí.  
¡Ayuda! Mi bebé es alérgico a la leche
Comida para Niños y Bebés
Darle leche a un bebé parece tan normal que resulta extraño cuando no la reciben bien y hasta les causa problemas de salud. Por eso aquí te dejamos algunos puntos para que te des cuenta si tu bebé es intolerante a la lactosa y para que sepas cómo tratarlo. Existen ciertas señales muy claras que te indican que tu bebé está teniendo problemas procesando los lácteos. Lo mejor es cortarle el suministro hasta que vea a su pediatra pues dependiendo de sus condición se le recomendará alguna alternativa. De lo que hay que estar consientes es que hay diferencia entre intolerancia a la lactosa y alergia a leche, por esto aquí te dejamos las reacciones de tu bebé que pueden delatar una o la otra: Alergia - Si escupe mucho y frecuentemente - Si vuelve el estómago - Si tiene dolor abdominal - Si se le dificulta ganar peso - Si tiene ojos llorosos y nariz tapada Intolerancia - Si tiene gases - Si tiene el estómago hinchado - Si tiene síntoma cólicos como irritabilidad ¿Cómo se trata? Hay varias maneras, pero la principal, como mencionamos, es llevar al bebé con el pediatra para que lo diagnostique. Algunas de las soluciones que podrían recomendarte es que cambias de fórmula pues existen algunas en que las proteínas lactosas están desmanteladas y así son más fácilmente digeribles por los infantes. Otra alternativa sería que si estás amamantando, dejes de consumir productos lácteos y así la consumición de tu bebé se verá menos afectada por esas proteínas que pueden causarle tanto alergia como intolerancia.   Recetas para Bebés    Puré de Melón  Puré de Betabel    Puré de Chícharo "¿Conoces otros remedios para bebés que son alérgicos a la leche?"
7 mitos sobre la infertilidad
KiwiBaby
Es difícil encontrar algo tan frustrante como la barrera de la infertilidad, pero la verdad es que muchas veces nos agobiamos por información que no es fidedigna. Por esto, antes de caer en desesperación hay que ver al médico y consultarle y mientras tanto te dejamos algunos mitos sobre la infertilidad y la realidad sobre este tema tan delicado.   1.- La infertilidad es problema de la mujer Falso. El 40% de las veces la no capacidad para embarazarse tiene que ver con el factor masculino. 2.- Se debe tratar un año antes de ver al médico Mentira. Si uno tiene un historial de operaciones o cirugías relacionadas con los órganos sexuales o la mujer es propensa a tener periodos irregulares es sabio ir al médico al tomar la decisión de tener un bebé.   3.- La infertilidad masculina es poco común Esto no es cierto, no sólo el hombre carga con 50% de la responsabilidad si no que el pronto reconocimiento del problema, cuando lo trae el hombre, tiene grandes probabilidades de revertirse.   4.- Una vez infértil, siempre infértil Para nada, en la actualidad hay muchos tratamientos que son muy poco invasivos que pueden ayudar a las parejas a concebir. Si se están teniendo problema de infertilidad no hay que alarmarse sino buscar soluciones, la mayoría de las veces se encuentra un arreglo.     5.- Una mujer mayor a 40 puede concebir fácilmente Se cree que si una mujer está completamente sana puede embarazarse rápidamente cuando tiene 40 años para arriba. La realidad es que está comprobado que a esta edad 2/3 de las mujeres no pueden embarazarse espontáneamente. En cambio, las mujeres que tratan de embarazarse antes de los 35 tienen 50% más de posibilidades de lograrlo.   6.- Si ya tuve un bebé, no puedo ser infértil Hay que tener cuidado con esto, que sea haya podido concebir no quiere decir que un problema de infertilidad no sea posible. Con el aumento de la edad se podría llegar a dar el caso así que es recomendado visitar al ginecólogo cuando se planea tener un segundo hijo para tratarse si es debido.   7.- Los tratamientos de infertilidad te hacen propensa a tener trillizos Esto es un mito, aunque se dice que el efecto de los procedimientos anti infertilidad dan como resultado un embarazo múltiple, la realidad es que el objetivo de estos tratamientos es un embarazo sano, no uno de cantidad.   Todo para la Mamá    Ver recetas durante el Embarazo  Ver recetas para la Lactancia  Ver recetas sin Lácteos  Ver recetas Altas en Proteína                 "¿Qué opinas de estos mitos y realidades sobre la infertilidad?"
Estimula el cerebro de tu bebé
Comida para Niños y Bebés
¿Has escuchado que el cerebro de tu bebé es una esponja? Eso es cierto, pero depende de ti que absorba todo lo posible para que sus funciones neuronales se estimulen. Aquí te damos algunos tips para activar la mente de tu bebé aún antes de nacido.   Que tu bebé se realice plenamente y exceda las expectativas está en tus manos. De hecho, las cosas que hay que hacer para ayudarle a su cerebro a florecer son bastante simples y aquí te enlistamos algunas para que tomes en cuenta cómo ayudar a quien más quieres a alcanzar sus metas. Para su inteligencia emocional Los bebés pueden escuchar, recordar y reconocer las voces que escuchan cuando están en gestación, así qué háblales y cántales. Ellos sabrán que esa voz la conocen de algún lugar y así empezarás a crear un vínculo auditivo y emocional. Para su desarrollo creativo Se ha comprobado que la música estimula las habilidades verbales, la memoria espacial y la creatividad en los niños. De hecho activa ambas partes del cerebro, en especial la música clásica gracias a su complejidad de patrones. De Mozart a Beethoven, a los niños les gusta. Para su sistema nervioso Aumenta tu ingesta de proteínas durante el embarazo, son esos nutrientes los que forman las células del cerebro del bebé. Un poco de yogurt griego diario además de mantequilla de cacahuate pueden ser un gran empujón proteínico. Para su sistema de inmunidad Al nacer tu bebé es importante amamantarlo, y no sólo para crear ese vínculo entre madre e hijo, sino también porque la leche materna contiene DHA y ARA, dos lípidos de origen natural que contribuyen al desarrollo neurológico de ciertas partes del cerebro. Para sus habilidades psicomotrices No pares de jugar y de retarlo. Los bebés, así como los adultos, aprenden de la experiencia y las adversidades. Ser complaciente con un infante puede privarlos de desarrollar todo su potencial cognitivo por lo que, si ya se sientan, coloca sus juguetes un poco fuera de su alcance para que gatee. Poco a poco irá descifrando la manera de alcanzar sus metas. Para su desarrollo neuronal Hablando de alimentos hay una lista detallada de ingredientes que estimulan el cerebro de los bebés. Los pescados que contienen Omega 3 como el salmón ayudan al buen desarrollo del cerebro. De hecho hay una vinculación entre niños que exceden las expectativas en la escuela y sus madres que consumieron grandes cantidades de Omega 3 durante el embarazo. Para su resistencia craneal Para proteger la corteza cerebral de tu bebé consume tu misma durante el embarazo y dale de comer cuando nazca: arándanos, espinacas, papaya, alcachofa y tomates.             Recetas para Bebés  Ver recetas de 6 Meses  Ver recetas de 7 a 9 Meses  Ver recetas de 9 a 12 Meses  Ver recetas de 1 a 2 Años     "Y tú, ¿Cómo estimulas el cerebro de tu bebé?"    
Los logros de tu bebé
Comida para Niños y Bebés
No hay nada mejor que ver crecer a tu bebé  y durante ese crecimiento experimentar sus metas cumplidas. Aquí te enlistamos, para que lo tengas en cuenta, a qué edad tu bebé debe empezar a conquistar esos logros. Cuando vaya llegando cada momento prepara la cámara pues no te quieres perder de cada pequeño estreno en el repertorio de tu bebé.   La primera sonrisa (significativa)     Es cierto que uno puede ver a un bebé de sólo días sonriendo pero la verdad es que es a los dos meses cuando los infantes muestran esa feliz mueca con intención y como reacción a algo que les causó felicidad, risa o alegría. Primera noche de corrido     Quienes hayan tenido hijos saben lo difícil que son los primeros meses en cuanto al poco sueño acumulado. Las noches se hacen largas y el cansancio aumenta y, aunque todo valga la pena,  uno siempre espera a los 3 o 4 meses del bebé para experimentar las primeras noches cuando duerme de corrido. El primer gateo     El momento para que tu bebé empiece a dar vueltas por la casa, en su cuenta, es el mes 8 y el 9. Es en estos meses que empiezan a gatear y descubrir su entorno personalmente.   Primera palabra   Si hubiera un preferido de los “primeros” probablemente este ganaría pues escuchar la primera palabra de tu bebé no tiene comparación. Aunque algunos pequeñines pueden ser un poco más rápidos o tardados en lograrlo lo normal es que suelten esa primera palabra a los 10 o 12 meses de nacidos.   Primeros pasos     Hay que estar atentos en esta etapa pues los bebés que empiezan a dar sus primeros pasos no dejarán de moverse por un buen tiempo. Aquí el espectro se abre pues hay bebés que logran caminar desde los diez meses, aunque la media lo hace pasado el año, como a los 13 meses. No te alarmes si tu bebé tarda un poco más pues todavía entra dentro del rango de normal que den esos pequeños pasos a los 17 meses.     Recetas para Bebés    Albóndigas de Pollo para Bebé La Mejor Galleta para la Etapa de Dentición  Puré de Camote y Coco  Puré de Chícharo           "Cuéntanos tus experiencias con las etapas de tu bebé."  
5 formas de reducir el consumo de azúcar en tus hijos
Comida para Niños y Bebés
Sabemos que el exceso en el consumo del azúcar no es bueno para la salud en cualquier edad en la que nos encontremos. Los niños son altos consumidores de azúcar, en refrescos y dulces sobretodo. Consumir exceso de azúcar puede causar cansancio en los niños y también: - Reduce el funcionamiento cerebral - Contribuye a la obesidad - Influye en nuestra producción de insulina que puede provocar diabetes - Conduce a un exceso de consumo de alimentos - Puede causar dolores de cabeza e inflamación Existen diferentes tipos de azúcares, no todos son malos en el consumo humano, por ejemplo, el consumo de los azúcares de la fruta viene acompañada de nutrientes como la fibra. Debemos reducir el consumo de azucar como la que utilizamos en la mesa. Las 5 formas de reducir el consumo de azúcar en tus hijos son: Lea las etiquetas. Las etiquetas nutricionales de los alimentos que venden es una fuente de información de lo que vamos a consumir, evita agregar a tu carrito del súper, alimentos con alto contenido de azúcar, puedes seguir comprando los productos que consumes normalmente, pero con una ligera variación que puede crear hábitos más saludables. Evita bebidas azucaradas. Existen muchas bebidas que tienen alto nivel de azúcar, para poder reducir el consumo de azucar evita el comprar en gran cantidad estos productos o elimínalos de plano de tu lista. Sustituya alimentos azucarados. Es muy normal para los niños que tengan antojo de algo dulce y usted puede satisfacer ese antojo y reducir el consumo del azucar al sustituir algunos alimentos. En lugar de darle a tus hijos una galleta, prepara una copa de frutas con un poco de miel de abeja natural, sí funciona. Planee sus alimentos. Antes de iniciar la semana, tome un poco de su tiempo para planear los alimentos de la semana, desde el desayuno hasta la merienda. Si planea una colación dulce como un plato de frutas, eso es lo que encontrarán sus hijos y no necesariamente otro tipo de alimentos. Cocine usted mismo. Usted podrá tener el control de lo que consume su familia. Si usted mismo hornea en casa unas galletas, podrá prepararlas con  menos azúcar, harinas integrales, semillas naturales, etc. Esta será la manera más sencilla de ofrecerle a su familia alimentos más saludables, bajas en azúcar y reducidas en grasas. Esperamos que con estos consejos puedas crear hábitos alimenticios más saludables en tu familia, en especial en tus hijos para poder reducir el excesivo consumo de azucar. Tenemos unas increíbles recetas sencillas para ellos, para que puedas preparar todos los días y tus hijos se acostumbren al consumo de la fruta. Congeladas de fruta. Para días de calor o como postre podrás probar deliciosas congeladas de fruta, saludables y ricas. Hielos frutales. Esta receta es para que los niños puedan comer fruta de una manera más divertida. Los puedes poner en agua. Raspados de fruta. Hielo triturado con un jarabe de frutas. Coctel de frutas de colores. Delicioso coctel de frutas de colores tan llamativo, que a todos los niños les gustará. Prepara esta receta para el lunch, de postre o como una cena ligera. Yoghurt de fresa hecho en casa. Con esta receta podrás preparle a tus hijos un delicioso yoghurt de fresa hecho por ti misma! Lo mejor es que cambiando la fruta podrás contar con muchos sabores diferentes! Fruta con crema. Un postre 100% saludable de fruta con crema batida. Flores de melón y sandía. Para que puedas enviarles un desayuno muy saludable a tus niños de lunch a la escuela, te recomiendo estas ricas flores de melón y sandía. Corazones de fruta. Banderillas de frutas para acompañar cualquier desayuno. Brochetas de fruta con crema batida. Una idea bonita para poner la fruta en un desayuno o para el lunch de la escuela. Copas de yoghurt cn granola y frutas. Estas copas de yogurt con granola y frutas son un desayuno sano y delicioso en menos de 15 minutos! Duraznos a la parrilla con crema. Al cocinar los duraznos en la parrilla se carameliza el azúcar natural de la fruta, dándole un sabor mas intenso. Estos duraznos se acompañan con crema batida y almendras tostadas, muy rico! Y ustedes, ¿qué hacen para reducir el consumo de azúcar en sus hijos?   Si quieres conocer más recetas de cocina para bebés y niños, haz click aquí
Ver más
PUBLICIDAD
Lo Más leído
Desde siempre, la harina es uno de los ingredientes más básicos en la cocina, ya que sus usos van desde hacer pan, hasta elaborar postres y hasta dar consistencia a ciertos platillos. Pero existe una variedad de este ingrediente que a veces nos confunde, por lo que aquí te vamos a explicar qué tipos de harinas hay y para qué sirve cada una.Harina de trigoLa harina de trigo es la más común en la cocina y se usa para elaborar masas tanto dulces como saladas. Es muy útil para rebozar carnes y pescados y, sobre todo, para preparar pan. También hay una variedad de la harina de trigo integral, que es más oscura y se obtiene moliendo el grano de trigo entero.Harina de maízSe obtiene de moler los granos de maíz, que poseen gran cantidad de almidón. La harina de maíz es ideal para hacer tortillas y empanadas; también es buena para espesar salsas, sopas y guisados. Esta harina no contiene gluten, por lo que no es recomendable para hacer pan, pero sí galletas y algunos tipos de bizcocho y bollos. Harina de centenoAunque no es tan conocida como la harina de trigo, la harina de centeno es también se usa mucho para la producción de pan, pues sus características le dan una especie de amargor a la masa que le da muy buen sabor. Es muy recomendable para hacer galletas saladas.Harina de arrozAl ser muy ligera, se usa para rebozados y espesar guisos, principalmente. La harina de arroz no contiene gluten, por lo que es apta para celiacos; en la comida japonesa es muy utilizada. Harina de avenaEs una harina que queda muy bien en repostería, ya que tiene una textura muy fina y un sabor muy suave, sobre todo para hacer papillas de cereales para el desayuno, cremas, galletas, o magdalenas.Harina de cebadaEste tipo de harina tiene un gran valor nutritivo y beneficioso para el organismo. Comúnmente se utiliza como espesante y para elaborar panes más densos y menos esponjosos. Aunque contiene gluten, es de las que menor cantidad tiene.Las harinas serán las mejores aliadas en tu cocina, así que ahora que ya las conoces y sabes para qué son cada una, sabrás usarlas con tu toque para hacer magia en la cocina.Recetas para cocinar con harina:Atole de GuayabaTortillas de Harina IntegralPastel de Chocolate Fácil
El café diario, la botella de agua, el antojo de media tarde, las propinas y demás gastos casi invisibles que diariamente se fugan de nuestras carteras están derrumbando tus finanzas personales, a pesar de que parecieran inofensivos.A estas pequeñas fugas de dinero se les denomina gastos hormiga, pues aunque son gastos menores, si los sumas pueden representar hasta más del 10 por ciento de tu salario. Lo peor de estos gastos hormiga es lo cotidiano que son, porque están siempre presentes en nuestra vida, a todas horas, y por eso es tan fácil gastar sin que nos demos cuenta.Para evitar estos gastos, aquí te proponemos estos tips para cuidar tu cartera.Identifica los gastosPara poder controlarnos, es necesario identificar cuáles son los gastos y seleccionar aquellos de los que podemos prescindir. Haz una lista de todo lo que gastas diariamente y reflexiona si es algo vital para tu día a día o no. Anota todo lo que recibes y gastasUna vez que hayas identificado los gastos fijos, te sugerimos que lleves un control estricto de tu presupuesto, tanto de lo que recibes, como de lo que gastas, así no darás pie a que haya “lagunas” y siempre tendrás tus cuentas claras. Existen varias apps en las que puedes llevar el control de tus finanzas, lo mejor es que seas disciplinada en hacer todos tus registros y te sorprenderás de los resultados. Ponte una meta de ahorroSiempre hemos sabido que es muy importante ahorrar, pero a veces es difícil hacerlo. Seamos sinceros, estamos acostumbrados a ahorrar únicamente lo que nos “sobra”, pero lo ideal es que una vez que recibas una entrada de dinero, destines una parte hacia el ahorro, así lo verás como algo fijo. Organiza y prepara tus comidasUna vez que hayas identificado tus egresos, te darás cuenta de que en lo que más gastas es comer fuera de casa. Organizar y preparar tus comidas no sólo te ayudará a evitar fugas de dinero, además te asegurarás de estar recibiendo alimentos de calidad y de comer más sano. Mide tus antojos Este punto va muy ligado al anterior, porque no sólo gastamos en la comida, también lo hacemos en el café de la mañana, el antojo en la oficina, las ganas de un dulce a media tarde y hasta un snack después de hacer ejercicio. Esto no sólo afecta a tu figura, sino que le hace daño a tus bolsillos. Si te organizas también puedes planear tus snacks y tener más control de tu alimentación y cartera. Cancela servicios innecesariosSeguramente por ahí tienes algún servicio que se te ha olvidado cancelar. Deja la desidia y pon orden a tus gastos para que dejes de “regalar” tu dinero. Ahorrar no es tarea imposible, es cuestión de voluntad y esfuerzo, y te aseguramos que vale la pena hacerlo. Sigue estos tips para que sea más fácil y verás que tendrás unas finanzas personales muy sanas.
Últimamente escuchamos noticias catastróficas, que nos hacen angustiarnos y no sabemos ni cómo empezar a cuidar el medio ambiente. Uno de los asuntos más problemáticos es el tema de la basura. Según la BBC, a nivel mundial se producen más de 2.100 millones de toneladas de desechos cada año, lo que podría llenar más de 800 mil albercas olímpicas.Es urgente que hagamos algo radical y definitivo al respecto. ¿Has escuchado sobre el Zero Waste?En el movimiento Zero Waste (Residuos Cero), el objetivo es reducir al máximo los residuos y la basura que generamos todos los días. Así, el fin del zero waste no sólo es reducir el impacto ambiental, sino que además busca que la gente viva con menos cosas materiales y llevar una vida más rica en momentos y experiencias, que nos hacen sentir lo verdaderamente importante.Para empezar a ser parte del Zero Waste es importante que tengas en mente estos puntos:Rechazar lo que no necesitamos. Se trata de cambiar hábitos diarios y de forma mecánica, por ejemplo: al ir al súper y en lugar de usar las bolsas de plástico, lleva tus bolsas reutilizables; elige productos que vengan en envases de vidrio para que puedas usarlos con otro propósito; descarta artículos que tengan envolturas innecesarias; siempre prefiere vidrio, cartón o papel en lugar de plástico. Antes de consumir algo, piensa dos veces si realmente lo necesitas y si es algo que a largo plazo vas a usar en repetidas ocasiones; si no es así, prescinde de ello. Reducir lo que necesitamos. Hay productos básicos de la cocina, baño o higiene personal con los que simplemente no podríamos vivir; sin embargo, podemos sustituir los artículos tradicionales que ya conocemos para evitar los desechos. Hoy en día existen muchas alternativas zero waste, por ejemplo, podrías empezar sustituyendo productos de higiene como la pasta de dientes comercial por pastillas masticables de pasta dental, fabricar tu propio desodorante con bicarbonato, sustituir toallas y tampones por una copa menstrual que te va a durar aproximadamente 10 años, usar un rastrillo de acero con navajas intercambiables, usar shampoo, acondicionador y hasta crema corporal sólidas y sin empaque de plástico. Admás, cargar siempre con un termo para tomar agua y evitar a toda costa comprar agua embotellada, también tener a la mano un recipiente para comprar comida en la calle y un juego de cubiertos para evitar los desechables. No es necesario que gastes de más para tener estos artículos, basta con que busques en tu casa utensilios que te puedan servir para este propósito. Reciclar aquello que no podemos rechazar, reducir o reutilizar. Sobre todas las cosas, se trata de reducir el consumo de plástico, en especial el de un solo uso. Por ejemplo, si decides comprar un frasco de mayonesa, en lugar de una botella de plástico que terminaría en la basura, puedes usar el frasco para poner semillas o alimentos que compres a granel, o puedes hacer manualidades con él. El cartón en el que vienen los huevos puede servir como recipiente para germinar plantas, o para mejorar la acústica de un cuarto; mientras que los cartoncitos del papel de baño los puedes usar para hacer actividades manuales con tus hijos, las latas de chocolate o leche en polvo también las puedes usar para almacenar productos. El punto es seguirle dando uso a las cosas y así evitar crear desechos. Compostar, descomponer. En un nivel más avanzado de Zero Waste, podemos crear una composta para descomponer restos orgánicos y productos biodegradables para convertirlos de nuevo en materia prima. El movimiento Zero Waste es una manera de vivir de manera más consciente, simplificando la vida, practicando el desapego a lo material, vivir con menos e invertir dinero y tiempo en lo que verdaderamente importa. Y lo más importante, estás contrarrestando el impacto de tus decisiones, creando conciencia para ayudar al planeta a detener el daño ambiental y realizando acciones concretas que permitan sumar.
Día de Muertos es una fiesta reconocida en el mundo entero que da identidad a todos los mexicanos. Su colorido, sus olores, las tradiciones y todo lo que la rodea hace que sea una experiencia de sensaciones y muchos sentimientos.Sin duda, el elemento más importante dentro de este festejo es la ofrenda de muertos. La ofrenda es una gran tradición mexicana que debemos preservar y que consiste en varios pisos, donde se fusionan el sincretismo de las religiones prehispánicas con la religión católica.Los niveles básicos de una ofrenda de muertos son el cielo y la tierra, pero puede tener hasta siete niveles, donde cada escalón simboliza los pasos necesarios para llegar a Mictlán, el inframundo en la mitología mexicana y el lugar del eterno reposo.Así, la ofrenda se coloca sobre una mesa, en alguna habitación dentro del hogar, y será éste el lugar donde estarán las ofrendas del Día de los Muertos, para las almas que vengan de visita.Según la creencia, los objetos y la comida colocada en la ofrenda atraen a los espíritus y sirven para facilitar el viaje desde Mictlán hasta las casas de sus familiares, con el fin de disfrutar una noche de fiesta, con ellos, una vez más.Se sabe que hay que que poner la comida que le gusta a nuestros seres queridos que han fallecido, pero ¿qué se hace con la comida de la ofrenda de Día de Muertos después?A pesar de que la tradición dicta que los familiares vienen del más allá para disfrutar de la comida y muchas personas creen que después de la visita los alimentos quedan sin sabor, te daremos algunas opciones de lo que se puede hacer con la comida al quitar la ofrenda.En realidad, la mayoría de los alimentos se pueden comer y, en algunas ocasiones, se reparten entre las personas que ayudaron a colocar el la ofrenda. Algunos alimentos preparados, como guisados, es mejor desecharlos, pues no es higiénico comerlos después, debido a los días que estuvieron en la intemperie. Si ya sigues prácticas de reciclaje de alimentos en casa, no dudes en hacerlo con estos alimentos también.Ahora que lo sabes, no queda más que disfrutar de estos momentos en familia y para preservar nuestras tradiciones.
NEWSLETTER

Suscríbete al news de kiwi y recibe recetas originales de temporada, menús y mucho más cada semana en tu inbox.

Enviar
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD