Las frutas y tu bebé
KiwiBaby

Las frutas y tu bebé

Por Kiwilimón - Julio 2011
    Las frutas son un excelente comida para los bebes gracias a sus vitaminas y sabores. Las primeras frutas recomendadas son: Manzana, Plátano, Pera, Mango, Ciruela, Chabacano Ciruela Pasa, Durazno, Papaya y Aguacate. En una primera instancia es ideal que prueben la fruta por si sola y luego ya mezclada con otras frutas y/o cereales. La primera fruta que probó mi hija fue una pera y le encantó, aunque no comió mucho el jugo de la pera le encantó. Después la introduje a la manzana y aunque se le hizo un poco más ácida también le gustó mucho. Como parte de una nutrición balanceada comencé a darle una porción de fruta por la mañana con su desayuno. Esta receta es un ejemplo de una rica y fácil combinación de frutas. Puré de Manzana y Chabacano Ingredientes: - 2 manzanas peladas - 2 chabacanos pelados Procedimiento: 1. Coloca las manzanas y los chabacanos en una olla cubiertos con suficiente agua purificada. 2. Permite que hierva, reduce a un fuego bajo y tapa. Cocina por 5-10 minutos. 3. Retira del fuego y haz un puré con tu licuadora o procesador de alimentos.
Nota: Este puré se puede refrigerar por hasta 24 horas o congelar por hasta 4 semanas.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sin duda, que nuestros hijos crezcan sanos y fuertes es algo que todas las mamás desean y para eso es indispensable que cuenten con una buena alimentación, que les aporte los mejores nutrientes para su desarrollo y bienestar.Consulta el Plato del Bien Comer para tener la guía de un alimentación balanceada.La importancia de la alimentación en cuanto a los niños cobra más relevancia, ya que un adulto puede elegir qué productos o alimentos comer, pero la de ellos depende principalmente de nosotros.Pero, además de los alimentos que ya conocemos, como frutas y verduras, ¿qué otros alimentos tienen altos niveles de nutrientes para los niños?Enseñar a nuestros hijos a comer bien desde pequeños es todo un reto al que nos enfrentamos como padres. Sin embargo, si conocemos y logramos discenir los alimentos de valor que podemos elegir para ellos, ellos aprenderán desde corta edad a consumirlos.Estos son algunos de los alimentos con más nutrientes, que puedes incluir en la dieta de tus hijos. Huevo. El huevo es uno de los alimentos más completos que podemos incluir en la alimentación de nuestros hijos, pues contiene vitamina B12 y minerales como fósforo, que son esenciales para su crecimiento. Incorpóralo cuando tu pequeño ya haya cumplido su primer año de vida.Pescado. El pescado es un alimento muy recomendable en la dieta de un niño (a partir de los 10 meses, de acuerdo con algunos pediatras), ya que posee una gran cantidad de nutrientes y es rico en vitaminas del complejo B. Se recomienda que sea pescado blanco y que se consuma cocido.Avena. Este cereal es esencial para el desarrollo del organismo de los más pequeños, pues aporta vitaminas del complejo B, reduce el colesterol, regula el nivel de azúcar en sangre y es una buena fuente de fibra.Cacao. Sí, aunque no lo creas está demostrado que el cacao puro tiene unas excelentes propiedades. Es un excelente aliado para nuestro sistema inmunológico por su contenido en polifenoles. El consumo de cacao mejora el rendimiento cognitivo y las conexiones mentales, de ahí la importancia de ingerirlo en edades de formación para tener la mente activa desde el comienzo del día.Lo más importante es que no te olvides de predicar con el ejemplo. Recuerda que nuestros hijos imitarán todo aquello que hagamos, si cuidas tu alimentación como es debido, tus hijos aprenderán de ti y adoptarán un estilo de vida saludable para toda su vida.Te recomendamos estas recetas con alimentos altos en nutrientes para niños:Avena con puré de manzanaTostadas de tinga de pescado
Lograr un capeado perfecto es un arte y como en todas las cosas que valen la pena, hay que ponerle un poco de esfuerzo para lograrlo.¿Qué es el capeado?En la cocina mexicana, “capear” se refiere al proceso de cubrir un elemento con claras de huevo batidas, que posteriormente se fríe en aceite hasta que esté ligeramente dorado.Si aún no has probado prepara unos camarones o un chile relleno con esta técnica, o no has logrado esa textura que le dará un delicioso sabor a tus platillos, estos son los mejores tips para un capeado perfecto.BateSepara las claras de dos huevos en un recipiente y comienza a batirlos con un globo, batidora o a mano con un tenedor hasta dejarlas a punto de nieve, que es cuando se espesan hasta que parece espuma blanca y se forman picos consistentes. Una vez que llegue a esta consistencia agrégale unas gotas de limón para evitar que se corte. Las claras deben estar a temperatura ambiente.AgregaTras lograr el punto de nieve o punto de turrón, agrega las dos yemas del huevo y continúa batiendo por algunos minutos, para así complementar la mezcla. Posteriormente, añade una pizca de fécula de maíz para lograr una mezcla resistente. Es muy importante que no dejes de batir mientras añades estos ingredientes. EspolvoreaAntes de capear el alimento debes de revolcarlo sobre un poco de harina. Ya que esté bien cubierto, ahora sí puedes sumergirlo en la mezcla del huevo; déjalo remojando unos 15 segundos y échalo al sartén para freír.AceiteAntes de que introduzcas lo capeado al sartén, debes de asegurarte de que tienes la suficiente cantidad de aceite, pues debe cubrir por completo el alimento, para que se fría adecuadamente. Por otro lado, el aceite debe estar a alta temperatura para lograr una buena fritura y que el capeado no lo absorba tanto.Para terminar, en un plato coloca papel de estraza, servilletas o algún material que te ayude a absorber el aceite extra de tu alimento. Cuando esté completamente seco podrás servirlo y llevarlo a tu mesa para disfrutar de tu estupenda labor. Con estos tips, seguramente triunfarás la próxima vez que sirvas un alimento que necesite capearse. ¿Ya ves que no es tan complicado?
Una vida saludable no se puede concebir sin actividad física. Hacer ejercicio previene problemas de salud, aumenta la fuerza, nos brinda energía y puede ayudar a reducir el estrés. También puede ayudar a mantener un peso corporal saludable y reducir el apetito.Con tantos beneficios, es difícil pensar en por qué una persona no realizaría ejercicio, pero te asombrará saber que, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), menos de la mitad de la población de 18 años en nuestro país, es decir, alrededor del 41.7 por ciento, realiza deporte o ejercicio en su tiempo libre.Ayuda a que más niños puedan tener una alimentación balanceada y se desarrollen adecuadamente. Lee más AQUÍ.En palabras más aterrizadas, seis de cada 10 mexicanos son sedentarios. De acuerdo con los resultados del Módulo de práctica deportiva y ejercicio físico 2018, esta cifra no ha tenido variación desde 2013. ¡Qué preocupante situación!Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los países en desarrollo con economías emergentes, como México, el sobrepeso y obesidad infantil entre los niños en edad preescolar supera 30 por ciento. ¿Qué podemos hacer al respecto?Además de balancear la comida de nuestros hijos, es muy importante fomentar en ellos el hábito del ejercicio.El ejercicio en los niños favorece su crecimiento, desarrollo cognitivo y emocional. Y en una época donde la tecnología es una parte fundamental de todos, hasta de los más pequeños, erradicar el sedentarismo infantil suena como un reto para los padres.Sin embargo, estos consejos te ayudarán a fomentar el hábito del ejercicio en los niños. Recuerda que no estamos hablando exclusivamente de practicar algún deporte, pues se considera actividad física a cualquier cosa que implique el movimiento corporal, como saltar la cuerda, caminar, bailar o incluso pasear al perro.Una de las cosas más importantes es el ejemplo, si tus hijos ven que tú te ejercitas, lo más probable es que ellos comiencen hacerlo por imitación y poco a poco le agarrarán el gusto por sí mismos, pero ver que es un hábito frecuente en casa, hará que ellos también lo hagan parte de tu vida.Limita las horas que tus hijos pasan frente al celular, la televisión y cualquier otra cosa que implique permanecer estático por mucho tiempo.Procura que las actividades físicas sean divertidas, que no se sienta como obligación.También lo puedes estimular al fomentar que aprenda algo nuevo y a conocer nuevas personas con un deporte o una habilidad.Lo importante es enseñarles que hay todo un mundo de posibilidades más allá de la tele, computadora y celular, con nuestra compañía y motivación, somo nosotros quienes tenemos la obligación de mostrarles esas otras posibilidades y procurar siempre su bienestar.Una alimentación balanceada no sólo se lleva a cabo desde casa. Existen fundaciones como Dibujando un mañana o asociaciones como Comer y Crecer, las cuales velan por el desarrollo de niños y jóvenes, su alimentación y su futuro, a las cuales puedes apoyar con donativos aquí, para que su trabajo continúe.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD