Las frutas y tu bebé
KiwiBaby

Las frutas y tu bebé

Por Kiwilimón - Julio 2011
    Las frutas son un excelente comida para los bebes gracias a sus vitaminas y sabores. Las primeras frutas recomendadas son: Manzana, Plátano, Pera, Mango, Ciruela, Chabacano Ciruela Pasa, Durazno, Papaya y Aguacate. En una primera instancia es ideal que prueben la fruta por si sola y luego ya mezclada con otras frutas y/o cereales. La primera fruta que probó mi hija fue una pera y le encantó, aunque no comió mucho el jugo de la pera le encantó. Después la introduje a la manzana y aunque se le hizo un poco más ácida también le gustó mucho. Como parte de una nutrición balanceada comencé a darle una porción de fruta por la mañana con su desayuno. Esta receta es un ejemplo de una rica y fácil combinación de frutas. Puré de Manzana y Chabacano Ingredientes: - 2 manzanas peladas - 2 chabacanos pelados Procedimiento: 1. Coloca las manzanas y los chabacanos en una olla cubiertos con suficiente agua purificada. 2. Permite que hierva, reduce a un fuego bajo y tapa. Cocina por 5-10 minutos. 3. Retira del fuego y haz un puré con tu licuadora o procesador de alimentos.
Nota: Este puré se puede refrigerar por hasta 24 horas o congelar por hasta 4 semanas.
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La comida es un tema fascinante y hay cientos de libros que pueden llevarte a conocer más acerca de la magia gastronómica. Si te interesa descubrir todo sobre el arte de la cocina, estas lecturas son obligadas. Te aseguramos que te engancharán desde la primera página.  La enciclopedia de los sabores de Niki Segnit Este no es un recetario, sino una guía para conocer los sabores que combinan. Te recomendamos este libro si te interesa saber qué alimentos puedes mezclar para crear platillos deliciosos. Con ayuda de este manual, podrás cocinar recetas originales y llenas de mucho sabor. Larousse gastronomiqueEl libro ya es todo un clásico y forma parte de las bibliotecas de todos los amantes de la cocina. Entre sus páginas encontrarás miles de artículos sobre diversas técnicas y herramientas, así como alimentos, variedades y temporadas. El Larousse gastronómico es un libro de referencia imprescindible. The complete Bocuse de Paul BocuseLos amantes de la cocina saben que uno de los chefs más importantes del siglo pasado fue Paul Bocuse. Es por eso que este libro es tan importante. The complete Bocuse es el legado del famoso chef, y en él comparte cientos de recetas saladas y dulces. Sin duda, esta es la mejor manera de aprender a cocinar comida francesa. El gourmet solitario de Jiro Taniguchi y Masayuki Kusumi Este no es un libro tradicional de cocina. Los autores decidieron describir las experiencias culinarias del protagonista a través de un cómic. Lo fascinante de esta obra es que te lleva a recorrer los barrios de Tokio mientras descubres sus sabores más tradicionales. Un libro que refleja a la perfección la riqueza gastronómica de Japón. Papilas y moléculas de François ChartierUno de los mejores sommeliers del mundo escribió este libro para ayudar a las personas a descubrir los sabores y aromas ocultos en los alimentos y en los  vinos. Las personas que están interesadas en aprender más sobre el maridaje y la combinación del vino con los platillos, encontrarán en este libro verdaderos tesoros. Sumérgete en el mundo de la cocina devorando las páginas de estos excelentes libros. TE RECOMENDAMOS: VIDEO-TOP 10 RECETAS FÁCILES PARA COCINARVIDEO-LOS MEJORES POSTRES SIN HORNOVIDEO-RECETAS DE BOTANAS PARA CUALQUIER OCASIÓN
Las galletas de jengibre están tan relacionadas con estas fechas que saborear uno de estos bizcochos es como darle una mordida a la Navidad.  Su sabor inconfundible, especial textura y decoración característica hacen que las galletas de jengibre sean un elemento imprescindible en todas las casas durante la época navideña. Pero no siempre ha sido así. Conoce el origen de las galletas de jengibre.Para empezar, hay que saber de dónde viene el jengibre. Esta raíz es originaria de China y llegó a Europa a través de la ruta de la seda hace ya varios siglos. Durante la Edad Media se usaba como especie por su habilidad de ocultar el sabor de las carnes preservadas.Se cree que las primeras galletas de jengibre en Europa se elaboraron a finales de la Edad Media. En aquella época las galletas se decoraban con hojas de oro y tenían varias formas. Debido a que el jengibre todavía era un ingrediente difícil de conseguir en esos tiempos, las galletas de jengibre eran consideradas un lujo que solo los reyes y los más adinerados podían darse.Después de ser un producto típico de las ferias medievales, las galletas de jengibre adquirieron todo un nuevo sentido gracias a la reina Isabel I de Inglaterra. En el siglo XVI la reina pidió que sus galletas tuvieran la forma de algunos personajes, especialmente de los miembros de su corte y pretendientes. Las galletas eran decoradas con atuendos comestibles y se ofrecían a sus invitados.Unos años después los hermanos Grimm crearon un cuento tomando como inspiración las galletas de jengibre. Hansel y Gretel cuenta la historia de dos hermanos que se encuentran en medio del bosque una casa hecha enteramente de galleta de jengibre. Muchas personas atribuyen la popularidad de las casas y los muñecos de jengibre a este cuento.La costumbre de construir las casas de galleta pronto se relacionó con las fiestas navideñas, tal vez por ser una actividad divertida en la que pueden participar chicos y grandes. La tradición, que comenzó en Alemania, comenzó a esparcirse por Europa hasta llegar a América.Y así es como el día de hoy relacionamos las galletas de jengibre con la Navidad.Recetas de galletas de jengibre:Galletas de jengibre con nutellaGalletas de jengibre con chocolate blanco
Todos los años esperamos con ansias las posadas, pero ¿sabemos en realidad por qué las celebramos? Esta es la historia del origen de las posadas. Como la gran mayoría de las tradiciones mexicanas, la historia de las posadas se remonta a la época prehispánica. Antes de la Conquista española, los indígenas celebraban en diciembre fiestas en honor a su dios Huitzilopochtli. Las festividades, que duraban varias semanas, cerraban con reuniones simultáneas por todas las casas en las que se daban alimentos a los invitados. Casualmente estas fiestas coincidían con las celebraciones católicas de los españoles, por lo que estos las aprovecharon para evangelizar a los pueblos indígenas. Después de varios años de la Conquista, en 1587, el fray Diego de Soria obtuvo un permiso del papa para comenzar a celebrar las misas de aguinaldo. Con esto lo que buscaba el sacerdote era sustituir las fiestas en honor a Huitzilopochtli para que los indígenas comenzaran a celebrar la Navidad. Las misas de aguinaldo se llevaban a cabo del 16 al 24 de diciembre y eran una mezcla de misas con representaciones de los pasajes de la biblia. La intención de esto era evangelizar a los indígenas y mostrarles todo lo que habían tenido que pasar María y José antes del nacimiento de Jesús. En un principio las misas se organizaban dentro de la iglesia. Aprovechando la amplitud de los espacios del templo, los agustinos – quienes fueron los primeros en organizarlas – celebraron las primeras misas de aguinaldo dentro del convento de Acolman. Tanto españoles y criollos como indios asistían a estos eventos en los que al finalizar el rito religioso se repartían regalos y comida. Con los años se fueron incorporando más elementos a las fiestas (piñatas, cánticos, velas, dulces) y estas lograron mayor popularidad. Las personas comenzaron a celebrar lo que se conocía originalmente como las misas de aguinaldo en sus casas y barrios, hasta convertirse en lo que hoy conocemos como posadas. El significado de las posadas podría haber cambiado, pero no hay duda de que siguen siendo una de las fiestas más esperadas en México. ¿Tú ya organizaste tu posada? Estas recetas son perfectas para una posada: Pastel de tamal con carne adobada Tamales oaxaqueños de mole Chocolate caliente mexicano Sidra de manzana y canela   Fuentes: http://www.milenio.com/opinion/dr-sergio-antonio-corona-paez/cronica-de-torreon/origen-de-las-posadas-navidenas https://www.ngenespanol.com/travel/origen-de-las-posadas-en-mexico/  
¿Conoces el origen de las papas a la francesa? Se dice que los norteamericanos les pusieron el nombre de “french fries” pero el país de origen se disputa entre Francia y Bélgica, te contamos por qué. Varias teorías indican que durante la Primera Guerra Mundial, por la escasez de alimentos, los belgas pescaban en el río peces pequeños y los freían en manteca y mantequilla, pero cuando el río se congelaba y no era posible pescar, freían papas cortadas en bastones para sustituir a los peces fritos. Cuando los soldados norteamericanos llegan a la región, les apodan “french fries” sin ser francesas propiamente. A lo largo de la historia, las papas francesas son conocidas bajo ese mismo nombre, incluso, hoy en día se han convertido en una guarnición de platillos internacionales, como hamburguesas, “hot-dogs”, cortes de carne, pescados e incluso como una deliciosa botana. Normalmente la forma de cocinar estas ricas papas es: quitar la cáscara, picar en bastones, remojar en agua para que suelten el almidón y finalmente freír entre 160°C y 180°C. Pero, ¿qué pensarías si te diéramos varias opciones para saltarte los tres primeros pasos y obtener tus papas fritas caseras, como si fueran de restaurante, igual de crujientes, deliciosas y además que puedas guardarlas por largo tiempo? Eso se puede lograr gracias a la gran variedad de productos que McCain, el experto en papas,  ha ideado para agilizar el procedimiento y obtener unas ricas papas francesas casi de forma instantánea.  A demás, ¿sabías que las papas congeladas tienen un gran sabor y además sí conservan nutrientes? este es el secreto de McCain. Cabe señalar que las papas congeladas absorben menos aceite que las frescas, siempre y cuando se cocinen correctamente y se frían directamente de congeladas al aceite caliente. De hecho, las papas congeladas de la gama de productos de McCain están diseñadas para conquistar cualquier paladar. Incluso, se siembran en el campo, se cosechan y después pasan por un estricto control de calidad en el que se seleccionan las mejores para así mantener un sabor de alta calidad y poder finalizar el proceso con cortes específicos. Puedes elegir entre cortes rectos, delgados, ondulados, gajos sazonados, o en forma de caritas. ¿Sabías que las papas congeladas conservan sus  nutrientes? Éstos son: hierro, vitamina C y  fibra soluble; Te damos algunas recetas que son perfectas para que acompañes con Papas a la Francesa: Mini Pastel de Carne con Tocino Hamburguesa con Queso Pollo a la Mostaza Papas Gajo a los Tres Chiles con Aderezo de Cilantro Tiras de Pollo Crujientes con Miel y Chipotle Guacamole con Camarones Adobados
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD