Lunch box para el after school
Comida para Niños y Bebés

Lunch box para el after school

Por Kiwilimón - Agosto 2013
Para muchos pequeños el timbre de salida de la escuela es sólo el inicio de una tarde llena de actividades. Durante las actividades extracurriculares, igual que en las mañanas, necesitan de energía y concentración para realizar sus tareas de la mejor manera.   Uno puede pensar que el lunch box de media tarde con el que los niños se alimentan antes de sus clases extracurriculares puede ser cualquier cosa, pero lo más recomendable es tomar en cuenta que los chicos no tomarán siestas después de esta comida ni pasaran un rato de ocio en casa. Las actividades extracurriculares pueden abarcar de deportes a música e inclusive idiomas por lo que los niños necesitan energía y enfoque para tener un buen aprovechamiento. La razón por la que nos da sueño después de comer es que para hacer la digestión el estómago necesita una doble carga de oxígeno que obtiene de los suministros del cerebro. Es por esto que tras una comida pesada podemos empezar a bostezar y sentirnos fatigados. Tomando esto en cuenta debemos diseñar la comida de nuestros hijos de una forma que no les canse ni los distraiga para sus actividades. Dependiendo de cuál sea el enfoque de interés de cada niño podemos proponer algún tipo de alimento en específico:  

Deportes / Actividades físicas

Para mantener el cuerpo energizado e hidratado se recomienda que el box lunch incluya almendras pues son de los mejores antioxidantes del mundo y mantendrán el cuerpo en plena forma. Otra alternativa es la avena pues sabemos que no hay nada como un buen tazón de carbohidratos para preparar al cuerpo para el ejercicio. En términos de energía algo ideal son las pasas y frutos secos, en vez de utilizar una barrita energética, una ración de pasas deshidratadas proveen al cuerpo de potasio, vitaminas variadas y carbohidratos necesarios al momento de exigirle más trabajo al organismo. Lo que no hay que olvidar nunca es agua, el cuerpo pierde hidratación a todo momento y más cuando se trata de hacer deportes, tomar al menos medio litro antes de empezar a ejercitarse y pequeños sorbos durante ayuda a tener un mejor desempeño.

Recetas para el Lunchbox

Receta de Tejas de Almendra

Ingredientes: - 2 claras de huevo - 150 gramos de azúcar - 150 gramos de almendra laminada - 30 gramos de harina tamizada - 50 gramos de mantequilla - 1 barra de chocolate amargo Ve el procedimiento de esta receta dando click aquí.

Receta de Avena

Ingredientes - 1 taza de leche deslactosada light - 3 cucharadas de avena 3 minutos quaker - 1 cucharada de miel de abeja - 1 cucharada de uva pasa Da click aquí para ver los pasos para elaborar esta receta.  

Música / Idiomas

Aprender a tocar música requiere de un enfoque muy sereno y la coordinación adecuada, pasa lo mismo con los idiomas. El primer ingrediente que ayuda en este respecto es la lechuga, o para ese caso, cualquier vegetal de hoja verde. Su alto contenido en hierro y minerales ayuda a la mente a concentrarse mejor, hay estudios que aseguran que adultos cuya dieta incluye estos vegetales tienen la retención de personas 5 años más jóvenes. Los cereales enteros por otro lado ayudan a mantener el enfoque en tareas específicas, un plato de cereal con leche es ideal. Otro dato interesante es que entre mejor flujo sanguíneo mejor es el aprendizaje y hay varios ingredientes que ayudan a esto. El aguacate es uno de ellos, al estar lleno de grasa monosaturada alivia la sangre de residuos calóricos para un mejor evacuación. Por otro lado los arándanos son excelentes para prevenir la oxidación al cerebro y por lo mismo conducen a una mejor retentiva.

Recetas para el Lunchbox

Receta de Ensalada de Toronja y Granada

Ingredientes: - 2 toronjas en gajos - 1 taza de semillas de granada - 4 tazas de lechuga variadas - 2 cucharadas de aceite de oliva - 4 cucharadas de vinagre balsámico - pimienta al gusto - sal al gusto Da click aquí para ver esta receta.  

Receta de Cereal con Leche

Ingredientes: - 1 taza de leche - 1 taza de cereal de tu preferencia Para ver el procedimiento de esta receta da click aquí.  

Receta de Crema de Aguacate con Queso Panela

Ingredientes: - 1 litro de caldo de pollo - 1/4 de litro de crema ácida - 2 tazas de aguacate su pulpa - 1 cucharadita de consomé de pollo en polvo - 3 tortillas partidas en cuadritos - 1/2 taza de queso panela ¿Se te antojo esta receta? Da click aquí para ver como prepararla.  

"¿Qué ingredientes te funcionan a ti?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El vinagre es, como la sal y el azúcar, uno de esos ingredientes que siempre está en la cocina, pero que usamos en muy pocas ocasiones. No lo dejes arrumbado en el fondo de tu alacena. Mejor, sácale provecho a este popular líquido, con estos 6 usos del vinagre que jamás imaginaste. Acondicionador para el cabelloUno de los usos del vinagre que rara vez escuchamos, es que puede ayduarte a mantener suave tu cabellera. Aunque parezca difícil de creer, usar vinagre en la ducha puede hacer que tu cabellera quede más sedosa y brillante. Después de lavarlo como lo haces tradicionalmente, vierte un poco de vinagre de manzana diluido en agua. Déjalo actuar unos minutos y después enjuágalo. Tu cabello quedará súper suave y radiante.Suavizante para ropaMuchos de los productos que usamos en la limpieza del hogar contienen químicos que terminan contaminando el ambiente. Una alternativa natural y ecológica para lavar la ropa es el vinagre. Agrega media taza de vinagre blanco directamente al agua de enjuague y programa el ciclo normal. El vinagre eliminará por completo los residuos de jabón haciendo que tu ropa quede más suave. Claro, seguamente no tendrá ese grandioso olor a rosas o a chocolate, pero es una gran opción. Removedor de manchasOtro de los usos del vinagre es que puede ser un gran ingrediente para quitar manchas, tanto en la ropa como en superficies de la cocina o el baño. Haz una pasta mezclando vinagre con bicarbonato de sodio y aplícala directamente sobre la mancha. Deja actuar unos 15 minutos y después talla suavemente. Cuando lo utilices en la cocina, podrás despedirte de cualquier residuo de grasa o cochambre. Tratamiento para el dolor de gargantaCuando tu garganta está irritada o sientes malestar, puedes tratarla usando vinagre de sidra de manzana. Combina agua tibia (ten mucho cuidado de que no esté muy caliente) con vinagre y una cucharadita de manzana. Haz gárgaras con esta mezcla y verás cómo te sientes mejor en poco tiempo.Limpiador multiusosHay que recordar que el vinagre es básicamente ácido acético. Esto hace que sea ideal para limpiar manchas y residuos de grasa. Si además lo combinas con jugo de limón y bicarbonato de sodio, obtendrás un limpiador muy efectivo.Tonificante para el cutisAlgunas personas afirman que el vinagre de sidra de manzana tiene propiedades antibacterianas. Por esta razón recomiendan su uso para el cuidado de pieles grasosas. De hecho, se ha llegado a mencionar que lo mejor para aplicarlo es mezclarlo con agua y aplicar directamente con un algodón suave. Esto te ayudará a limpiarlo a profundidad y deshacerte de las impurezas. Recuerda que todo depende de tu tipo de piel y de la sensibilidad de la misma. Tampoco uses este remedio casero con tanta frecuencia. ¿Conoces algunos otros usos del vinagre? ¡Compártenos tus tips en los comentarios! Recetas que pueden interesarte:Pechugas de Pollo con Salsa de Mostaza y MielCordero en reducción de vinagre balsámicoPasta Alfredo con Espárragos
No es ningún secreto que una buena salsa puede transformar una preparación común en una extraordinaria creación culinaria. Y es que la elección correcta de ingredientes puede integrar texturas e intensificar al máximo las mezclas de sabores. Lo bueno es que solo basta con saber preparar ocho tipos diferentes de salsas para poder cocinar todo tipo de platillos. Estas son las salsas que debes aprender a preparar: Bechamel: esta cremosa salsa es una de las protagonistas de platillos tan famosos como los macarrones con queso o la lasaña. Para cocinarla solo tienes que mezclar “roux” (básicamente algún tipo de grasa con harina) con leche o algún otro lácteo. Su sabor es muy neutro, por lo que suele ir acompañada de ingredientes más fuertes.Tomate: un buen plato de pasta siempre debe estar bañado con una deliciosa salsa de tomate casera. El secreto de esta tradicional salsa no está precisamente en sus ingredientes (los cuales son bastante básicos: tomates, cebollas, ajo y aceite de oliva), sino en el tiempo de cocción. Tienes que dejarla a fuego medio por un largo periodo para que se reduzca lentamente hasta tener una consistencia más espesa. Holandesa: si nunca has probado esta exquisita salsa, hay una manera muy simple de describirla. La salsa holandesa es la versión gourmet de la mayonesa que usas para preparar tus sándwiches. Para prepararla solo tienes que mezclar yema de huevo con mantequilla y jugo de limón. Debido a que los huevos no entran precisamente en un proceso de cocción es muy importante que tengas cuidado al momento de conservarla.Velouté: la salsa que te ayudará a sacarle provecho hasta al caldo de tus preparaciones se llama velouté (o terciopelo, en español). Aunque su nombre suene muy sofisticado, su preparación es muy sencilla. Lo único que debes hacer es combinar mantequilla, aceite o la grasa que tú elijas con un poco de harina y el caldo de la carne, pescado o pollo que hayas cocinado. Española: otra salsa clásica es la “espagnole”. Esta salsa es de un tono café tostado y se hace mezclando zanahorias, apio y cebolla  con caldo de carne. Algunas personas añaden especias, como hojas de laurel, e incluso una copita de jerez. Barbecue: la reina de las salsas en las carnes asadas es, sin duda, la barbecue. Usualmente se usa para bañar alitas o costillas, pero en realidad puede usarse en una gran variedad de platillos. Si no tienes ni idea de cómo prepararla, aquí te decimos paso a paso cómo puedes hacer una salsa barbecue casera.Agridulce: este tipo de salsa es típica de la cocina oriental. Por lo general se prepara con un ingrediente dulce, que puede ser miel o jugo de naranja, y otros elementos salados, e incluso picantes. El jengibre, el chile rojo y la salsa de soya también son elementos comunes en estas salsas. Picante: por supuesto que no podíamos terminar esta lista sin hablar de las salsas picantes. Aunque esta variedad de salsas requiere un artículo completo para explicar todas las opciones que hay, podemos englobarlas en verdes, rojas, crudas y cocidas. Si sabes preparar una salsa verde con tomatillo o una roja, ya estás del otro lado.
Es posible que hayas escuchado acerca de la importancia de las vitaminas y minerales para tu salud, pero si no sabes dónde puedes encontrar esos nutrientes, aquí te lo contamos.  Antes de que hagas ajustes a tu alimentación, es importante que sepas que hay alimentos que son más nutritivos que otros. Por ejemplo, los Aguacates de México son considerados una opción alimenticia saludable y llena de nutrientes. Comer 50 g de aguacate aportará a tu cuerpo cerca de 20 vitaminas y minerales. Esto hace del aguacate una fruta imprescindible en la dieta diaria de cualquier persona.  ¿Conoces cuáles son los principales nutrientes que necesita tu cuerpo para trabajar correctamente? Estos son algunos de ellos:  Vitaminas Las vitaminas son el primer grupo y son esenciales para la vida, porque ayudan al cuerpo a descomponer y metabolizar las proteínas, las grasas y los carbohidratos, lo que se traduce en salud, fuerza y antienvejecimiento.  Se clasifican en dos grupos, dependiendo de su solubilidad: •Liposolubles, solubles en grasa •Hidrosolubles, solubles en agua Las primeras (liposolubles) son cuatro: A, D, K y E, y se almacenan y procesan en el cuerpo gracias a las grasas que consumes y tienes. Cada una ayuda en diferentes procesos. En el caso de las liposolubles sus funciones son esenciales, como proteger los ojos (A), coagular la sangre correctamente (K), mantener la salud de los huesos (D) y mantener en buen estado al sistema nervioso central (E).  Por su parte, las vitaminas hidrosolubles no se almacenan en el cuerpo y debes consumirlas diariamente.  ¿Qué alimentos las contienen? Una deliciosa idea para aprovecharlas y obtenerlas es comer platillos que incluyan Aguacates de México, los cuales son un ingrediente muy versátil, pues funcionan tanto para recetas saladas como dulces.  Piensa en agregar aguacate a tu huevo en el desayuno o guacamole como guarnición para un filete de pescado como salmón.  Recuerda que es muy importante consumir grasas buenas, como las del aguacate, ya que estas ayudan al cuerpo a absorber los nutrientes liposolubles sin aumentar los niveles del colesterol malo.  Minerales No olvidemos que las vitaminas se complementan con los minerales compuestos, cuya importancia radica en la formación de estructuras óseas y en la regulación de reacciones químicas en el cuerpo. También son necesarios en pocas cantidades, pero la falta de ellos puede provocar enfermedades o deficiencias.  Entre los más importantes más importantes se encuentran el cobre y el potasio. El primero es esencial para mantener saludables los vasos sanguíneos, nervios y huesos; mientras que el segundo ayuda a que los músculos regulen los fluidos y a reponer los electrolitos que se pierden al sudar.  Los Aguacates de México pueden ayudarte a conseguir estos minerales, pues una porción de 50 gramos de esta fruta te aporta 0.1 mg de cobre y 250 mg de potasio. Esto representa  10% y 6% de la ingesta diaria recomendada de cada mineral, respectivamente.  No podíamos omitir el hierro, el zinc o el magnesio, los cuales puedes encontrar en los Aguacates de México y que los hacen el ingrediente ideal para incluir en cualquier tipo de dieta.   Si necesitas algunas ideas, agrega aguacate a tu licuado; o incluso prepara un avocado toast con los toppings que más te gusten y que sean ricos en nutrientes. Los Aguacates de México son una fruta fresca que pueden aumentar la calidad nutricional de tu dieta.  
Los pistaches son más que una rica botana. Estos pequeños frutos secos tienen muchas propiedades benéficas para la salud. Conoce algunos de los beneficios de comer pistaches y descubre cómo puedes incorporarlos en tu dieta diaria. En comparación con otras nueces, los pistaches tienen mucho menos calorías. Por ejemplo, la nuez pecanera tiene 193 calorías, mientras que el pistache solo contiene 156. Esto en una porción de 28 gramos. Pero eso no es todo. El pistache es la segunda fruta seca (después de la almendra) con mayor aporte proteico. Alrededor del 20% de su peso son proteínas.Comer pistaches puede ayudarte a perder peso. Los altos niveles de proteína y fibra hacen que te sientas satisfecho por más tiempo, lo cual evita que comas en exceso. Pero eso sí, hay que medirse en la cantidad de pistaches que comes al día, o de lo contrario su efecto puede ser contraproducente.De acuerdo con la Asociación Americana de Optometría, dos antioxidantes presentes en los pistaches (luteína y zeaxantina) ayudan a conservar la salud de los ojos, previniendo enfermedades como las cataratas.El consumo regular de pistaches está asociado con una mejor flora intestinal. De acuerdo con un estudio realizado en 2012, los prebióticos presentes en los pistaches ayudan a aumentar los niveles de bacterias buenas en los intestinos.Los niveles de cobre en los pistaches son bastantes altos, por lo que incluirlos en la dieta diaria puede impactar en la absorción de hierro. De esta manera, los pistaches son grandes aliados en el tratamiento de enfermedades como la anemia.Los pistaches también ayudan a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Su consumo se recomienda especialmente entre mujeres embarazadas que padecen diabetes gestacional, ya que el comer una ración de pistaches diariamente reduce los niveles de azúcar.¿De qué manera puedes comer pistaches?Como botanaPara hornear pasteles o panesPulverizando en smoothies o postresSimplemente tostado en ensaladas o pastasDentro de un mix de granola o cerealesEstas son algunas recetas para cocinar usando pistaches:Crema de PistachesPaleta de Mango y PistacheSanck de queso, plátano y pistacheYoghurt de Kiwi con quinoa y pistaches
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD