Cómo sobrevivir la navidad con tus suegros

Por Kiwilimón - December 2014
¿Qué pasa cuando la Navidad, época de paz y alegría, se convierte en un verdadero caos? No lejos de cualquier realidad saturada por obligaciones, el quedar bien, compromisos, acuerdos y negociaciones. Llega la esperada Nochebuena en casa de la suegra. Ver a toda la familia política, el compromiso de hacer regalos y el forzoso abrazo deseando ¡Feliz Navidad! Los adornos brotan por doquier, una simple perfección. Una mesa elegante que recorre todo el comedor. ¿Con quién me sentaré y con quién platicaré? ¿Qué hago si no me gusta la comida? Cada minuto se hace una eternidad… La discordia principal de las vísperas de Navidad recae en la pareja. Tu propia frustración de no poder o no querer llevarte bien con tu familia política, tu tensión de no ser aceptada, tu enojo de ver esta festividad como una obligación es transmitido y desplazado a tu novio o esposo. Para no poner a prueba tu relación con tu chico y llevar una armonía con él durante estas festividades, te dejamos algunos tips en caso para sobrevivir la navidad con tu familia política: Acuerdos cada Año ¿En casa de quién toca este año? Es muy importante tener un diálogo abierto y de mucha confianza.  Los desencuentros son disparadores del crecimiento. Así que con una negociación acertiva, hablar con tu pareja cada año sobre dónde celebrarán la Nochebuena y la Navidad evitará sorpresas de último momento. Se recomienda ampliamente que exista equidad. Alíate con tu pareja Qué mejor respaldo que el de tu novio o esposo. Demuéstrale que para ti lo más importante es que estén bien y que son un equipo.  Ambos escuchen, cedan, respeten y tomen decisiones en conjunto. Esto te dará mucha seguridad durante estas festividades frente a tu familia política. Haz que los perciban fuertes y unidos. Respeto ¡El pavo se cocina diferente en casa de mi abuela! ¿Por qué tanto show con los regalos? ¡Me choca tener que dar un speech Navideño! Evita las críticas pues finalmente es su familia. El respeto promoverá que él también acepte a tu núcleo familiar. Seguramente en la convivencia en su espacio, encontrarás muchas cosas diferentes a lo que estás acostumbrada. Probablemente tu familia política tendrá muchas costumbres diferentes a las tuyas, las cuales muchas veces no te agradarán. Debes estar dispuesta a esforzarte y respetar su estilo de vida, no intentes comprenderlo, simplemente respétalo. Sorprende a tu suegra Nunca está de más tener alguna atención con la suegra. Sorpréndela con un detalle: anímate a llevar alguna botana, el postre o algo que acompañe la fiesta. Que tengas este tipo de detalles dará pie a un buen recibimiento y agradecimiento por su parte. Ayuda en lo que puedas Aunque a tu suegra y cuñadas les guste tener el control de la cena al 100% no está de más preguntarles: “¿En qué puedo ayudar?”. Con esta simple frase demostrarás tu disposición e interés en integrarte a su familia. Evita hacer diferencias Es muy común que siempre tengas a un suegro, cuñado, o primo político  que te caiga mejor que el resto. Así como habrá el que no te caiga para nada. Si la costumbre familiar es llevar regalos como símbolo de agradecimiento y amor, es tu oportunidad para entrar en ventaja. Regla de oro: ¡No hagas diferencias! Trata que los regalos sean similares en precio y tamaño. No evidencies tus roces familiares a la hora de dar. Fuera protagonismos En ocasiones ,para tratar de contrarrestar el nerviosismo, es común que uno tienda a hablar, hablar y hablar. ¡Ser el centro de atención! Todas las miradas estarán sobre ti. Es importante no querer acaparar en terreno. Aprende a escuchar, dar preferencia a las pláticas de los mayores y saber cuándo hablar de ti. Plan estratega Llega el momento que tu esposo tiene que retirarse para contestar una llamada o ir al baño. ¡Te quedas sola! ¿Qué hacer. El quedarte checando Facebook o Twitter no será una buena impresión de convivencia. Seguramente habrá niños jugando cerca de ti. Puedes acercarte a ellos para entrar a su plática, son fáciles, libres de máscaras y juicios. Estarán entusiasmados de platicar de Santa Claus y muy contentos de tener a alguien que les cuente alguna historia o les ayude a buscar el trineo en el cielo. Este tipo de convivencias infantiles será una magnífica forma de demostrar tu interés de integración con su familia. Cuida tu vestimenta La vestimenta Navideña no puede ser cualquier cosa, debe ser una mezcla entre algo conservador y fashion. Forzosamente ¡tienes que verte bien! Automáticamente sentirás confianza y seguridad para entrar al mood Navideño. Trata sobre todo de evitar escotes pronunciados o faldas muy cortas. Aguas con el alcohol Una copita de vino te ayudará a relajarte y no sentirte ajena al ambiente. Es probable que  estés sumergida en un vaivén de emociones que harán que estés más susceptible a que se te suba más rápido. Tu peor escenario: ¡emborracharte! Que tu habla se vuelva poco entendible, arrastrar la boca, dificultad en tu coordinación motriz harán de la Navidad un completo desastre. ¡Ten control de la situación! Señal secreta El que tu familia vea algún gesto, mueca o pellizco por debajo de la mesa a tu pareja como señal de que ya quieres marcharte serán puntos menos a tu favor. Acuerda con tu chico antes de llegar a la comida o cena que en el momento que desees retirarte le harás una sutil seña (rascarte una parte de tu cara, tocarte el cabello, etc) Él será el que diga en voz fuerte “ya es tarde nos retiramos, muchas gracias”. De esta forma ante sus ojos no serás tú la antipática que no quiso quedarse más tiempo. Ver artículo original Artículo cortesía de Inicio    
Receta de Lasaña

Lasaña

Receta de Pavo con Mantequilla, Ajo y Vino Blanco Pavo al con Mantequilla, ajo y vino blanco Receta de Pierna EnchiladaPierna Enchilada
 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los beneficios de la avena y la miel no sólo se pueden aprovechar en recetas de cocina, pues estos dos ingredientes que seguramente tienes en la alacena también tienen propiedades que ayudan a la piel de tu rostro.Mientras que la avena tiene propiedades exfoliantes y saponinas para limpiar la piel, la miel la hidrata, abre los poros de forma natural, balancea el pH y ayuda a lograr un brillo mientras combate el acné y nutre la piel envejecida. Así que además de que no tiene químicos, los beneficios de la avena y la miel en la cara son muchos y para que los pongas ya en práctica, esta mascarilla de avena y miel es muy sencilla de hacer y necesitarás:3 cucharadas de avena3 cucharaditas de mielColoca los ingredientes en un tazón y mezcla hasta que se integren bien. Entonces aplica la mezcla sobre tu rostro limpio con movimientos circulares suaves y deja actuar unos minutos hasta que se seque. Finalmente, sólo limpia la mascarilla con agua fría.Puedes usar esta mascarilla una o dos veces a la semana, antes de dormir y complementarla con tu astringente para tener mejores resultados si tienes acné. Si consigues miel cruda u orgánica, mucho mejor, pues esta miel te ayudará a equilibrar las bacterias de la piel, lo que la convierte en un excelente producto para el acné, pues acelera los procesos de curación de las células de la piel, así que será un gran aliado si tienes imperfecciones o un brote de eczema, y te ayudará a curar y reducir la inflamación. Por su parte, la avena se ha usado para el cuidado de la piel desde la antigüedad romana y en la actualidad se utilizan formulaciones especiales de avena en una variedad de productos para el cuidado de la piel, desde lociones hasta jabones de baño, así que no hay duda de sus beneficios, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y que retienen la humedad. Prueba esta mascarilla o también puedes hacer una mezcla de arroz y avena para iluminar tu rostro, y cuéntanos cómo te funcionaron.
El té de jengibre y limón en la noche no sólo te caerá muy bien si tienes frío, estás adolorido por el ejercicio o ayudarte a desinflamar el vientre, gracias a sus propiedades y sus beneficios para la salud.Aunque el uso principal del té de jengibre y limón suele ser para aliviar las náuseas —por ejemplo, es muy bueno para las personas embarazadas cuando tienen síntomas de náusea y vómito—, esta bebida también tiene poderosas propiedades antiinflamatorias, sobre todo gracias al jengibre. El jengibre contiene gingerol, un compuesto bioactivo con fuertes efectos antiinflamatorios, antioxidantes y anticancerígenos, el cual es responsable de muchas de las cualidades curativas del jengibre.Así, el té de jengibre puede ser la bebida ideal para después de una intensa sesión de entrenamiento, pues un estudio mostró que consumir 2 gramos de jengibre durante 11 días tenía como resultado una mejora significativa en el dolor muscular causado por el ejercicio. De hecho, el jengibre puede facilitar mucho el proceso de recuperación y se puede utilizar como un analgésico natural eficaz.Por si no fuera poco, esto también se aplica al dolor menstrual y otro análisis mostró que tomar 250 mg de cápsulas de polvo de rizoma de jengibre cuatro veces al día era tan efectivo como el ibuprofeno para tratar los dolores que se presentan con el periodo menstrual.Té de jengibre y limón para desinflamar el vientrePara las mujeres en particular, no es algo extraño luchar con el exceso de agua después de disfrutar de ciertos alimentos, es decir, muchas nos hinchamos por ‘retener líquidos’. Si este es tu caso, el té de jengibre y limón por la noche será lo que necesitas para desinflamar tu vientre y amanecer sin esa hinchazón.Hay muchas formas de incluir jengibre en tus bebidas, pero sin duda el té de jengibre es la más fácil. Agrégale limón para darle un toque más de sabor y tómalo por la noche, la mañana o la tarde, si tienes dolor, náuseas o necesitas de su efecto antiinflamatorio. ¿Cómo hacer té de jengibre y limón?La receta del té de jengibre y limón es muy sencilla. Sólo necesitas un pedacito de jengibre pelado, una taza de agua, medio limón y miel, si te gusta dulce. Corta el jengibre en rebanadas pequeñas y hierve a fuego lento en una olla pequeña con el agua y unas rodajas de limón. Una vez que hierva, apaga y deja reposar el té de 5 a 10 minutos. Cuélalo y sirve el té caliente con una rodajita de limón para decorar y miel para endulzar, si quieres.No dudes en hacer del té de jengibre y limón tu bebida para combatir de manera natural la inflamación del cuerpo, el dolor y las náuseas.
Los beneficios de la avena y la miel no sólo se pueden aprovechar en recetas de cocina, pues estos dos ingredientes que seguramente tienes en la alacena también tienen propiedades que ayudan a la piel de tu rostro.Mientras que la avena tiene propiedades exfoliantes y saponinas para limpiar la piel, la miel la hidrata, abre los poros de forma natural, balancea el pH y ayuda a lograr un brillo mientras combate el acné y nutre la piel envejecida. Así que además de que no tiene químicos, los beneficios de la avena y la miel en la cara son muchos y para que los pongas ya en práctica, esta mascarilla de avena y miel es muy sencilla de hacer y necesitarás:3 cucharadas de avena3 cucharaditas de mielColoca los ingredientes en un tazón y mezcla hasta que se integren bien. Entonces aplica la mezcla sobre tu rostro limpio con movimientos circulares suaves y deja actuar unos minutos hasta que se seque. Finalmente, sólo limpia la mascarilla con agua fría.Puedes usar esta mascarilla una o dos veces a la semana, antes de dormir y complementarla con tu astringente para tener mejores resultados si tienes acné. Si consigues miel cruda u orgánica, mucho mejor, pues esta miel te ayudará a equilibrar las bacterias de la piel, lo que la convierte en un excelente producto para el acné, pues acelera los procesos de curación de las células de la piel, así que será un gran aliado si tienes imperfecciones o un brote de eczema, y te ayudará a curar y reducir la inflamación. Por su parte, la avena se ha usado para el cuidado de la piel desde la antigüedad romana y en la actualidad se utilizan formulaciones especiales de avena en una variedad de productos para el cuidado de la piel, desde lociones hasta jabones de baño, así que no hay duda de sus beneficios, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y que retienen la humedad. Prueba esta mascarilla o también puedes hacer una mezcla de arroz y avena para iluminar tu rostro, y cuéntanos cómo te funcionaron.
La comida de la temporada decembrina nunca decepciona, ni la local, ni la extranjera, pues así como aquí se nos antoja el ponche, los atoles o el chocolatito caliente, de Europa podemos adoptar el delicioso vino caliente, conocido como vino especiado o mulled wine.Su origen su puede rastrear hasta Roma, durante el siglo II, cuando los romanos viajaban por el continente mientras conquistaban gran parte de él y comerciaban con el resto de Europa. Es así como las legiones trajeron vino y viticultura, junto con sus recetas.En la actualidad, el vino especiado se vende en los mercados europeos durante la temporada invernal, y puedes encontrarlo en Francia, Alemania o incluso en España, y ahora cada vez más se prepara en otras partes del mundo, como Estados Unidos, pues tiene una receta sencilla muy fácil de hacer.Sin importar en dónde estés, te aseguramos que hacer esta receta de vino caliente será un éxito y será perfecto para compartirlo con familia y amigos. Prueba esta receta y no dudes en hacer tus propias mezclas, para lograr el equilibrio perfecto de especias, dulzura y calidez.Mulled wine o vino caliente especiadoLa receta tradicional del vino caliente consiste en vino (generalmente tinto) que se calienta con una mezcla de especias, además de ingredientes opcionales como sidra de manzana y cítricos, y adiciones opcionales (y especiales) como brandy.El mejor vino para hacer mulled wine o vino caliente es uno seco y con cuerpo como un cabernet sauvignon o shiraz, pues estos tipos de vino resistirán los otros sabores y asegurarán que el vino especiado no sea demasiado dulce. Por otro lado, ya que añadiremos varios sabores, lo mejor será usar una botella económica.Para hacerlo necesitarás:Vino tintoSidra MielNaranjaEspecias como canela, anís estrella, clavos de olor y cardamomoBrandyPara hacerlo, primero vierte el vino en una olla grande y calienta a fuego lento. Añade las especias enteras y evita en lo posible usar especias molidas o en polvo, pues si lo haces así, flotarán en el vino. Agrega la sidra de manzana, la naranja en rodajas y mantén la cocción a fuego lento para permitir que las especias infusionen el vino y que los otros ingredientes se unan en una bebida única y deliciosa, hasta que hierva. El brandy, que es opcional, se integra hasta el final, si lo deseas.Al momento de servirlo, puedes decorarlo con una rajita de canela y rodajas de manzana o de naranja y listo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Warning: Illegal string offset 'placementId' in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116 Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116