Cómo sobrevivir la navidad con tus suegros

Por Kiwilimón - Diciembre 2014
¿Qué pasa cuando la Navidad, época de paz y alegría, se convierte en un verdadero caos? No lejos de cualquier realidad saturada por obligaciones, el quedar bien, compromisos, acuerdos y negociaciones. Llega la esperada Nochebuena en casa de la suegra. Ver a toda la familia política, el compromiso de hacer regalos y el forzoso abrazo deseando ¡Feliz Navidad! Los adornos brotan por doquier, una simple perfección. Una mesa elegante que recorre todo el comedor. ¿Con quién me sentaré y con quién platicaré? ¿Qué hago si no me gusta la comida? Cada minuto se hace una eternidad… La discordia principal de las vísperas de Navidad recae en la pareja. Tu propia frustración de no poder o no querer llevarte bien con tu familia política, tu tensión de no ser aceptada, tu enojo de ver esta festividad como una obligación es transmitido y desplazado a tu novio o esposo. Para no poner a prueba tu relación con tu chico y llevar una armonía con él durante estas festividades, te dejamos algunos tips en caso para sobrevivir la navidad con tu familia política: Acuerdos cada Año ¿En casa de quién toca este año? Es muy importante tener un diálogo abierto y de mucha confianza.  Los desencuentros son disparadores del crecimiento. Así que con una negociación acertiva, hablar con tu pareja cada año sobre dónde celebrarán la Nochebuena y la Navidad evitará sorpresas de último momento. Se recomienda ampliamente que exista equidad. Alíate con tu pareja Qué mejor respaldo que el de tu novio o esposo. Demuéstrale que para ti lo más importante es que estén bien y que son un equipo.  Ambos escuchen, cedan, respeten y tomen decisiones en conjunto. Esto te dará mucha seguridad durante estas festividades frente a tu familia política. Haz que los perciban fuertes y unidos. Respeto ¡El pavo se cocina diferente en casa de mi abuela! ¿Por qué tanto show con los regalos? ¡Me choca tener que dar un speech Navideño! Evita las críticas pues finalmente es su familia. El respeto promoverá que él también acepte a tu núcleo familiar. Seguramente en la convivencia en su espacio, encontrarás muchas cosas diferentes a lo que estás acostumbrada. Probablemente tu familia política tendrá muchas costumbres diferentes a las tuyas, las cuales muchas veces no te agradarán. Debes estar dispuesta a esforzarte y respetar su estilo de vida, no intentes comprenderlo, simplemente respétalo. Sorprende a tu suegra Nunca está de más tener alguna atención con la suegra. Sorpréndela con un detalle: anímate a llevar alguna botana, el postre o algo que acompañe la fiesta. Que tengas este tipo de detalles dará pie a un buen recibimiento y agradecimiento por su parte. Ayuda en lo que puedas Aunque a tu suegra y cuñadas les guste tener el control de la cena al 100% no está de más preguntarles: “¿En qué puedo ayudar?”. Con esta simple frase demostrarás tu disposición e interés en integrarte a su familia. Evita hacer diferencias Es muy común que siempre tengas a un suegro, cuñado, o primo político  que te caiga mejor que el resto. Así como habrá el que no te caiga para nada. Si la costumbre familiar es llevar regalos como símbolo de agradecimiento y amor, es tu oportunidad para entrar en ventaja. Regla de oro: ¡No hagas diferencias! Trata que los regalos sean similares en precio y tamaño. No evidencies tus roces familiares a la hora de dar. Fuera protagonismos En ocasiones ,para tratar de contrarrestar el nerviosismo, es común que uno tienda a hablar, hablar y hablar. ¡Ser el centro de atención! Todas las miradas estarán sobre ti. Es importante no querer acaparar en terreno. Aprende a escuchar, dar preferencia a las pláticas de los mayores y saber cuándo hablar de ti. Plan estratega Llega el momento que tu esposo tiene que retirarse para contestar una llamada o ir al baño. ¡Te quedas sola! ¿Qué hacer. El quedarte checando Facebook o Twitter no será una buena impresión de convivencia. Seguramente habrá niños jugando cerca de ti. Puedes acercarte a ellos para entrar a su plática, son fáciles, libres de máscaras y juicios. Estarán entusiasmados de platicar de Santa Claus y muy contentos de tener a alguien que les cuente alguna historia o les ayude a buscar el trineo en el cielo. Este tipo de convivencias infantiles será una magnífica forma de demostrar tu interés de integración con su familia. Cuida tu vestimenta La vestimenta Navideña no puede ser cualquier cosa, debe ser una mezcla entre algo conservador y fashion. Forzosamente ¡tienes que verte bien! Automáticamente sentirás confianza y seguridad para entrar al mood Navideño. Trata sobre todo de evitar escotes pronunciados o faldas muy cortas. Aguas con el alcohol Una copita de vino te ayudará a relajarte y no sentirte ajena al ambiente. Es probable que  estés sumergida en un vaivén de emociones que harán que estés más susceptible a que se te suba más rápido. Tu peor escenario: ¡emborracharte! Que tu habla se vuelva poco entendible, arrastrar la boca, dificultad en tu coordinación motriz harán de la Navidad un completo desastre. ¡Ten control de la situación! Señal secreta El que tu familia vea algún gesto, mueca o pellizco por debajo de la mesa a tu pareja como señal de que ya quieres marcharte serán puntos menos a tu favor. Acuerda con tu chico antes de llegar a la comida o cena que en el momento que desees retirarte le harás una sutil seña (rascarte una parte de tu cara, tocarte el cabello, etc) Él será el que diga en voz fuerte “ya es tarde nos retiramos, muchas gracias”. De esta forma ante sus ojos no serás tú la antipática que no quiso quedarse más tiempo. Ver artículo original Artículo cortesía de Inicio    
Receta de Lasaña

Lasaña

Receta de Pavo con Mantequilla, Ajo y Vino Blanco Pavo al con Mantequilla, ajo y vino blanco Receta de Pierna EnchiladaPierna Enchilada
 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Entre las causas de un descontrol en los triglicéridos se encuentra una dieta llena de calorías, tener sobrepeso y obesidad, malos hábitos como fumar y beber, además de la genética y hasta trastornos en la tiroides, enfermedades del hígado y renales. Con frecuencia escuchamos el término “triglicéridos altos” y sabemos que no es algo positivo, pero no tenemos mucha idea de lo que esto significa.¿Qué son los triglicéridos y qué consecuencias tiene el tenerlos altos?Los triglicéridos son un tipo de grasa que se encuentra en la sangre. Cuando se lleva una vida sedentaria y se excede el consumo de grasas y carbohidratos, el exceso de calorías es almacenado en forma de triglicéridos.Cuando los triglicéridos están altos, es decir, por encima de 150 ml/dL en ayunas, aunado a otros factores, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, además de la acumulación de grasa en el hígado. ¿Qué hacer para bajar los triglicéridos?Si ya tienes altos los triglicéridos, para nivelarlos puedes evitar el azúcar y los alimentos refinados, limitar tu ingesta de alcohol, y comer alimentos que ayuden con este propósito.¿Qué alimentos son los que ayudan a bajar los triglicéridos?Frutas y verduras. Hay que consumir varias veces al día, preferentemente en todas las comidas, verduras como calabaza, zanahoria, chayote o nopales. En el caso de las frutas, hay que tener cuidado porque son ricas en azúcares, que el organismo también puede transformar en triglicéridos.Legumbres. Incluye en tu dieta legumbres como frijoles, lentejas, habas, al menos tres veces por semana.Carnes magras, como pollo, pavo, pescado, pues no contienen azúcares, pero sí proteínas, minerales y vitaminas.Frutos secos. Un puñadito diario, sobre todo nueces o pistachos.Cereales integrales, que son ricos en vitaminas del grupo B, vitamina E y fibra dietética.Por otro lado, limita o evita el consumo de pan y postres, carnes frías muy saladas, refrescos, alcohol, grasas, azúcares, comida rápida y comida chatarra para no tener altos los triglicéridos.Recuerda que la alimentación es de vital importancia en nuestro organismo, por eso debemos pensar qué le damos a nuestro cuerpo y qué consecuencias buenas y malas va a tener.También es muy importante que consultes a tu médico para ajustar nuestras recomendaciones a tu caso en específico.
¿Cuántas veces no hemos escuchado hablar del metabolismo, de sus maravillas para bajar de peso y de cómo a medida que crecemos, se va alentando y por eso subimos de peso?Sin embargo, realmente sabemos poco de este proceso y si es en verdad el responsable de que sea más difícil o fácil mantenernos en un peso.¿Qué es el metabolismo?Llamamos metabolismo al conjunto de reacciones químicas que se dan dentro de las células del cuerpo. Estas reacciones son las responsables de transformar todos los alimentos en el combustible para realizar actividades que van desde respirar y moverse, hasta regular la temperatura cuando hace frío o calor, además de que hacen lo posible para que las células estén sanas y funcionando correctamente. Cuando hablamos de tener el metabolismo “lento” o “rápido”, nos referimos a la velocidad con la que nuestro cuerpo realiza todas estas funciones. Y esto sí es importante en lo que respecta a nuestra tendencia a ganar o perder peso. Cuando nuestro metabolismo es más rápido, el cuerpo quema más calorías, incluso cuando no está realizando ninguna actividad física: a esto se le conoce como metabolismo basal, o sea, la energía que nuestro cuerpo consume diariamente para funcionar sin ningún tipo de actividad adicional más allá de las funciones esenciales.Aunque contar con un metabolismo rápido o no depende en gran medida de la genética de cada uno y de otras cuestiones difícilmente alterables como el sexo o la edad, a partir de los 40 años, éste se ralentiza.Sin embargo, es posible acelerarlo con determinados hábitos sobre los que sí podemos incidir.Come cada tres horasCuando pasas mucho tiempo sin comer entre comidas, el nivel de azúcar en la sangre disminuye, lo que provoca que te sientas cansado y fatigado, además de que se ralentice tu metabolismo. Si comes un snack entre comidas no pasarás hambre, consumirás menos cantidad en la siguiente comida y mantendrás acelerado tu metabolismo.Come proteínasNuestro cuerpo tarda más tiempo y necesita más energía para descomponer y digerir la proteína que para procesar otro tipo de alimentos, por lo que gasta aproximadamente 20 o 30% de las calorías que aportan las proteínas en digerirlas estas, en comparación al 5 o 15% que necesita para procesar la grasa o los carbohidratos.Toma caféPese a que hay mucha información contradictoria sobre este tema, el café es una de las pocas sustancias que aceleran el metabolismo y ayuda a la quema de grasas. La bebida es, además, un gran aliado si practicas ejercicio, ya que la cafeína aumenta los niveles de adrenalina y prepara al cuerpo para un esfuerzo físico increíble: hace que las células grasas descompongan la grasa corporal, liberándola como ácidos grasos libres, que usamos como combustible cuando hacemos ejercicio.No sólo con ejercicio se pierde peso. Si sigues estos pequeños consejos en tu dieta y en tu rutina diaria, conseguirás activar el metabolismo para quemar más calorías.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD