Cómo sobrevivir la navidad con tus suegros

Por Kiwilimón - Diciembre 2014
¿Qué pasa cuando la Navidad, época de paz y alegría, se convierte en un verdadero caos? No lejos de cualquier realidad saturada por obligaciones, el quedar bien, compromisos, acuerdos y negociaciones. Llega la esperada Nochebuena en casa de la suegra. Ver a toda la familia política, el compromiso de hacer regalos y el forzoso abrazo deseando ¡Feliz Navidad! Los adornos brotan por doquier, una simple perfección. Una mesa elegante que recorre todo el comedor. ¿Con quién me sentaré y con quién platicaré? ¿Qué hago si no me gusta la comida? Cada minuto se hace una eternidad… La discordia principal de las vísperas de Navidad recae en la pareja. Tu propia frustración de no poder o no querer llevarte bien con tu familia política, tu tensión de no ser aceptada, tu enojo de ver esta festividad como una obligación es transmitido y desplazado a tu novio o esposo. Para no poner a prueba tu relación con tu chico y llevar una armonía con él durante estas festividades, te dejamos algunos tips en caso para sobrevivir la navidad con tu familia política: Acuerdos cada Año ¿En casa de quién toca este año? Es muy importante tener un diálogo abierto y de mucha confianza.  Los desencuentros son disparadores del crecimiento. Así que con una negociación acertiva, hablar con tu pareja cada año sobre dónde celebrarán la Nochebuena y la Navidad evitará sorpresas de último momento. Se recomienda ampliamente que exista equidad. Alíate con tu pareja Qué mejor respaldo que el de tu novio o esposo. Demuéstrale que para ti lo más importante es que estén bien y que son un equipo.  Ambos escuchen, cedan, respeten y tomen decisiones en conjunto. Esto te dará mucha seguridad durante estas festividades frente a tu familia política. Haz que los perciban fuertes y unidos. Respeto ¡El pavo se cocina diferente en casa de mi abuela! ¿Por qué tanto show con los regalos? ¡Me choca tener que dar un speech Navideño! Evita las críticas pues finalmente es su familia. El respeto promoverá que él también acepte a tu núcleo familiar. Seguramente en la convivencia en su espacio, encontrarás muchas cosas diferentes a lo que estás acostumbrada. Probablemente tu familia política tendrá muchas costumbres diferentes a las tuyas, las cuales muchas veces no te agradarán. Debes estar dispuesta a esforzarte y respetar su estilo de vida, no intentes comprenderlo, simplemente respétalo. Sorprende a tu suegra Nunca está de más tener alguna atención con la suegra. Sorpréndela con un detalle: anímate a llevar alguna botana, el postre o algo que acompañe la fiesta. Que tengas este tipo de detalles dará pie a un buen recibimiento y agradecimiento por su parte. Ayuda en lo que puedas Aunque a tu suegra y cuñadas les guste tener el control de la cena al 100% no está de más preguntarles: “¿En qué puedo ayudar?”. Con esta simple frase demostrarás tu disposición e interés en integrarte a su familia. Evita hacer diferencias Es muy común que siempre tengas a un suegro, cuñado, o primo político  que te caiga mejor que el resto. Así como habrá el que no te caiga para nada. Si la costumbre familiar es llevar regalos como símbolo de agradecimiento y amor, es tu oportunidad para entrar en ventaja. Regla de oro: ¡No hagas diferencias! Trata que los regalos sean similares en precio y tamaño. No evidencies tus roces familiares a la hora de dar. Fuera protagonismos En ocasiones ,para tratar de contrarrestar el nerviosismo, es común que uno tienda a hablar, hablar y hablar. ¡Ser el centro de atención! Todas las miradas estarán sobre ti. Es importante no querer acaparar en terreno. Aprende a escuchar, dar preferencia a las pláticas de los mayores y saber cuándo hablar de ti. Plan estratega Llega el momento que tu esposo tiene que retirarse para contestar una llamada o ir al baño. ¡Te quedas sola! ¿Qué hacer. El quedarte checando Facebook o Twitter no será una buena impresión de convivencia. Seguramente habrá niños jugando cerca de ti. Puedes acercarte a ellos para entrar a su plática, son fáciles, libres de máscaras y juicios. Estarán entusiasmados de platicar de Santa Claus y muy contentos de tener a alguien que les cuente alguna historia o les ayude a buscar el trineo en el cielo. Este tipo de convivencias infantiles será una magnífica forma de demostrar tu interés de integración con su familia. Cuida tu vestimenta La vestimenta Navideña no puede ser cualquier cosa, debe ser una mezcla entre algo conservador y fashion. Forzosamente ¡tienes que verte bien! Automáticamente sentirás confianza y seguridad para entrar al mood Navideño. Trata sobre todo de evitar escotes pronunciados o faldas muy cortas. Aguas con el alcohol Una copita de vino te ayudará a relajarte y no sentirte ajena al ambiente. Es probable que  estés sumergida en un vaivén de emociones que harán que estés más susceptible a que se te suba más rápido. Tu peor escenario: ¡emborracharte! Que tu habla se vuelva poco entendible, arrastrar la boca, dificultad en tu coordinación motriz harán de la Navidad un completo desastre. ¡Ten control de la situación! Señal secreta El que tu familia vea algún gesto, mueca o pellizco por debajo de la mesa a tu pareja como señal de que ya quieres marcharte serán puntos menos a tu favor. Acuerda con tu chico antes de llegar a la comida o cena que en el momento que desees retirarte le harás una sutil seña (rascarte una parte de tu cara, tocarte el cabello, etc) Él será el que diga en voz fuerte “ya es tarde nos retiramos, muchas gracias”. De esta forma ante sus ojos no serás tú la antipática que no quiso quedarse más tiempo. Ver artículo original Artículo cortesía de Inicio    
Receta de Lasaña

Lasaña

Receta de Pavo con Mantequilla, Ajo y Vino Blanco Pavo al con Mantequilla, ajo y vino blanco Receta de Pierna EnchiladaPierna Enchilada
 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Estamos seguros de que las reuniones para partir rosca o comer tamales son el mejor pretexto para aplazar unos días más el propósito de comer más balanceado, pero ya que te vas a dar el gusto, ten cuidado con tu ingesta de grasa, condimentos fuertes, postres con demasiada azúcar y bebidas alcohólicas.Este tipo de alimentos no sólo te harán recuperar las calorías y provocarán que subas de peso, también te pueden ocasionar pesadez y acidez estomacal, así como aumento de colesterol, ya que tu aparato digestivo procesa los alimentos poco saludables con mayor dificultad. El primer paso para evitar estos malestares es controlar la manera y la cantidad de alimentos que consumes, sobre todo los embutidos, frituras, patés, postres, salsas y las bebidas alcohólicas, pero en caso de que se te haya ido la mano, aquí te mostraremos algunas formas para evitar esta pesadez, así como algunos remedios caseros confiables para regular tu aparato digestivo.Cuando te sientes en la mesa, cuida las cantidades que comerás y trata de no repetir las porciones, pues en la noche es cuando tu aparato digestivo trabaja de forma más lenta. Te aconsejamos de que tu primer platillo sea una ensalada o verduras, pues ayudarán a controlar tus deseos de comer; además de que muchas de ellas facilitarán la digestión.De igual forma debes evitar situaciones de estrés, enojo y discusiones durante la cena, pues esto alterará tu sistema digestivo y hará que los ácidos gástricos aceleren su trabajo y comenzarás a sentir acidez.Si ya sientes malestar, puedes prepararte un té, ya sea de manzanilla, anís, semillas de hinojo o de cilantro, infusiones de romero, de boldo de jengibre o de alcachofa. Estas plantas ayudan a desinflamar el estómago y ayudan al hígado a digerir, sobre todo comidas ricas en grasa.Un vaso de agua de limón con jengibre rallado o en polvo aliviará la acidez y pesadez; de igual forma podrás tomar una cucharadita de vinagre de manzana disuelta en agua.Si ingeriste una gran cantidad de proteínas de origen animal como res, pescado, pollo, o cerdo, te recomendamos comer piña, papaya o plátano macho con yogurt, pues contienen enzimas que ayudan a desinflamar la mucosa gástrica, además de actuar como un antiácido natural. En caso de que no tengas a la mano alguna de estas frutas o las hierbas para realizarte un té, puedes partir un limón, agregarle una cucharadita de bicarbonato y esto ayudará a desinflamar. Deberás tener cuidado, ya que este remedio podría ocasionarte acidez.Ojalá que estos consejos sean de ayuda para poder disfrutar de la cena sin remordimientos ni malestares.
Seguramente uno de tus propósitos de Año Nuevo es viajar. Viajar es una gran motivación, además de una fuente de alegría, reflexión y autodescubrimiento. Viajar nos permite explorar nuevos climas y culturas, sumergirnos en ellos y estimular nuestra mente y qué mejor que hacerlo por nuestro país que tiene una gran variedad de culturas, climas y sobre todo gastronomías. Dentro de un viaje el comer es una parte importante de la experiencia. Probar sabores nuevos y maravillarse con productos desconocidos constituyen una de las maravillas de recorrer.Aquí te dejamos 7 destinos turísticos culinarios que querrás visitar:OaxacaUna de las gastronomías más importantes de la cocina mexicana es la oxaqueña, pues en sus calles podrás dejarte envolver por una explosión de sabores, olores y colores que te llenarán el alma. Mole, tlayudas, tamales, chocolate, quesillo, chapulines, insectos, café y mucho mezcal, son algunas de las delicias que aquí podrás disfrutar y que hacen de este estado uno de los principales destinos de turismo culinario. PueblaGracias a la sinergia de sus platillos en los que convergen lo prehispánico y lo español, la gastronomía poblana es conocida en el mundo entero por platillos como los chiles en nogada, el mole poblano con arroz, las cemitas y toda la variedad de dulces creados por monjas como los camotes, tortitas de Santa Clara y demás. JaliscoEn su menú se encuentran delicias como las tortas ahogadas, la birria, el pozole, y por supuesto, el tequila. De todos sus deliciosos platillos, las tortas ahogadas, en pan birote, rellenas de carne de cerdo, y bañadas en salsa de jitomate y chile de árbol, tienen fama en todo el país. Además tiene otras opciones que vale la pena probar, como los tamales tapatíos, de ejote y de ceniza, los frijoles charros, las dulces jericallas y el tejuino.YucatánEl sabor de los mayas y las tradiciones españolas hacen una sinergia para crear la gastronomía yucateca una de las más famosas gastronomías de México con guisados como la cochinita pibil y la sopa de lima, papadzules, panuchos, salbutes, poc chuc, queso relleno, y asados de faisán, jabalí y venado. Si lo tuyo son lo dulce y los postres, las marquesitas rellenas de queso de bola, dulce de papaya verde, el caballero pobre y el licor de miel Xtabentún seguro te encantarán.ChiapasAquí cada población tiene sus propias costumbres y platillos típicos como las tostadas de camarón seco de Tonalá, los embutidos de San Cristóbal de las Casas, la sopa de chipilín con bolitas de Chiapa de Corzo, las delicias de maíz de Tuxtla Gutierrez, el caldo de caracol de río de Comitán y los quesos doble crema de Pijijiapan. Para beber, el café y chocolate tienen fama internacional, pozol y tascalate, pox y licores regionales, y una amplia variedad de aguas de frutas.VeracruzEn Veracruz, de lo más típico que podemos encontrar es el pescado a la veracruzana y las picadas. Por otro, están sus sabores de tierra, como son las carnitas de puerco, el mole de Xico, las hormigas chicatanas tostadas, los chiles jalapeños rellenos, los volovanes, o los tamales: zacahuiles, de cazón, de pepita de capita o chamitles, entre otros. MichoacánMichoacán es uno de los destinos turísticos con mejor gastronomía del país. Entre sus platillos más comunes son las corundas y los uchepos; las sopas, como la tarasca con frijol, tortilla, aguacate, chile pasilla, queso y crema; las carnitas estilo Michoacán de cerdo y cocidas en olla de cobre, y los pescados, especialmente el blanco y los charales. Los dulces de esta región también son muy típicos, los básicos son las morelianas, el ate de guayaba, el helado de pasta y los chongos zamoranos. También hay que probar la “charanda”, que es aguardiente de caña.No cabe duda que tanto la cocina mexicana son tesoros que vale la pena conocer, ojalá que tengas oportunidad de conocer o regresar a estos lugares a disfrutar de sus maravillas culinarias ¿A qué lugares vas a ir este año?
En cuestión de belleza, existe una gran variedad de productos con distintos precios, marcas y estilos; sin embargo, muchas veces la naturaleza es nuestra gran aliada, ya que muchísimos elementos extraídos del entorno proveen propiedades que son buenísimas y muy útiles tanto para la salud, como para la cosmética.Las fresas, además de ser deliciosas son muy benéficas para el organismo, ya que tienen un bajo índice de calorías, alto valor energético, altos niveles de vitamina C, ayuda a nivelar el colesterol, aportan vitamina B y son antioxidantes y antiinflamatorias natural, fortalecen los huesos, mejoran la vista y favorecen la circulación sanguínea.Sin embargo, también son muy efectivas en tratamientos de belleza y aquí te vamos a enseñar cómo puedes usarlas para mejorar la apariencia de tu piel.Como lo mencionamos anteriormente, la fresa contiene un importante nivel de vitamina C y ácido elágico, que ayuda a combatir los daños de los radicales libres, como la resequedad, las líneas de expresión y la flacidez, por lo que, incluyéndolos en tu dieta diaria, podrás contribuir a retardar los efectos de la edad desde adentro. Además, las fresas también tienen un alto contenido de ácido salicílico que es gran aliado a la hora de combatir los brotes de acné y regular la producción de grasa del rostro.Estas son algunas de las mascarillas que puedes hacer y usar en casa, son fáciles de preparar y verás que te serán de mucha ayuda para la apariencia de tu piel:- Limpieza profundaUsa media taza de fresas maduras y limpias y mézclala con ¼ de taza de fécula de maíz hasta obtener una pasta espesa. Colócala sobre tu cara previamente lavada, déjala por veinte minutos y luego enjuega.- ExfolianteIncorpora un huevo, media taza de fresas, una cucharada de miel natural y una cucharada de jugo de limón hasta obtener una mezcla que deberás aplicar sobre tu rostro evitando los ojos y los labios. Después de 10 minutos, enjuaga con agua fría. - Anti acnéPara esta mascarilla debes de mezclar ¼ de taza de fresas limpias con una cucharada de crema agria y aplícala sobre la zona afectada de tu piel limpia y seca por 10 minutos y posteriormente enjuaga. Esta mascarilla la puedes usar dos veces por semana para mejores resultados.Como ves, estos frutos no sólo son deliciosos, nutritivos, sino también nos ayudan a lucir bellas. Todo un regalo de la naturaleza ¿No crees?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD