Consejos para estudiantes de cocina o chef
Recomendaciones de Cocina

Consejos para estudiantes de cocina o chef

Por Kiwilimón - Septiembre 2011
  Si tú eres una de esas personas que quiere sacar máximo provecho a cada oportunidad de nueva práctica o trabajo inicial, pues te invitamos a que sigas estos 10 consejos que te servirán en tus próximas experiencias de cocina como chef profesional: Pregunta todo lo necesario No temas en realizar tus preguntas y consultas a tus superiores, por muy básica que crees que sea. Recuerda que no existen preguntas tontas. Prueba cada preparación Entrena al máximo tus papilas gustativas probando salsas, guarniciones o postres. Lleva contigo siempre una cuchara o dos y pregunta por probar aquella preparación que haga el cocinero. La idea es que desarrolles tu paladar y des tu opinión de las comidas. No temas en comer o probarlo todo. No seas de esas personas que evitan comer y que rechazan alimentos ellos simplemente no sirven para la cocina. Lleva un cuaderno y toma nota de todo Adquiere un buen libro de notas, mini cuaderno o agenda pequeña donde tomes nota de preparaciones, recetas, técnicas, sistemas de organización, trucos, etc. Te recomiendo uno de tapa dura ya que debe resistir el movimiento de la cocina y los varios usos. Atesora aquel diario de vida de cocina ya que te servirá mucho. Demuestra ganas de trabajar e interés Cuando termines de hacer tu mise en place o tarea encomendada no te quedes parado esperando órdenes. Ve y ayuda a otros cocineros o chefs, indica que quieres ayudarle a montar su estación de servicio, a limpiarles los puestos de trabajo o ayudarlos en finalizar su mise en place. Con el tiempo ganarás más conocimiento y será vital para ascensos a otros puestos. Demuestra que quieres trabajar más y jamás bajes la guardia. Compra un buen cuchillo La idea de un buen cuchillo es que te dure gran parte de tu carrera. Ahorra dinero e invierte en buenos cuchillos y útiles de cocina, de buena calidad y diseño. Por ejemplo, de manera personal te recomiendo cuchillos Wüsthof, Global, Henckels, Victorinox, Kyocera entre tantas otras buenas marcas. Adquiere buenos libros o revistas de cocina Intenta comprar una revista de cocina cada mes, pero ve por las mejores, es decir, las que tienen información de nuevas tendencias, reportajes, entrevistas y recetas del acontecer gastronómico. También puedes invertir en buenos libros de cocina para culturizarte aun más. La idea es que a menudo tengas información para desarrollar tu conocimiento y también sepas lo que está pasando allá afuera en otros hoteles, restaurantes y países. Sé testigo de pedidos de bodega y a proveedores El punto es que tengas la curiosidad de envolverte en los pedidos de mercancía que hagan tus superiores, o también veas las listas de requerimiento de alimentos. La idea es que tengas conocimiento de los productos frescos, congelados y en conserva que requiere tu lugar de trabajo lo que te darán la idea de la rotación de productos además de darte herramientas vitales para la administración. Aprende sobre vinos Comienza a agregar vinos a tus comidas diarias, o asiste a catas de nuevas cepas o eventos relacionados con el vino. Entrenaras aun más tus papilas gustativas y descubrirás un nuevo mundo. Recuerda que la gastronomía no es solo comida, y la enología toma un rol fundamental. Viaja y conoce nuevos lugares Cuando termines tu práctica, carrera o trabajo. Empaca tus cosas y viaja a otros lados. Ya sea dentro de tu país o en el extranjero, pero esta última es la que más te recomendamos, puesto que es en donde mas aprenderás. Aquí es tu etapa en donde en verdad empiezas a cocinar. Hay muy buenos países con excelentes lugares para conocer y trabajar, como Japón, China, EU, Inglaterra, Francia, Australia, España, Perú, México entre tantos otros. No solo aprenderás su cocina, sino que la cultura y sus costumbres de vivir. Se humilde en tus acciones Sé que repitetimos mucho este concepto, pero es el más importante. Ser humilde significa que estas consiente de tus conocimientos y aptitudes y sabes de lo que serás capaz de ejecutar. Recuerda que estas en una etapa de aprendizaje y tienes superiores que velaran por tu desempeño. De ti dependerá la retroalimentación que te entreguen. Si cometes errores, pues aprende de ellos y reconoce tus acciones. Ten mucha autocritica y no presumas en frente de nadie. Demuestra tu madurez, tu responsabilidad y tu humildad. Si sigues al pie de la letra lo que te recomendamos estamos seguros que lograrás muy buenos resultados en tus experiencias.
Recuerda que literalmente uno nunca deja de aprender cocina, pero es tu etapa inicial la que será pilar en tus futuras oportunidades que te llevarán a ser alguien mejor.
Recetas de cocina recomendadas para praticar:Pescado con Salsa Cremosa de MostazaMilhojas en NogadaGalletas de Almendra y ChocolatePapas con Queso de Cabra a la Parrilla
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Seguramente te has fijado que al cortar un aguacate, este se empieza a poner café después de un rato. Esto no significa que el aguacate esté echado a perder o que ya no sirva, simplemente es una reacción natural de los componentes presentes en este alimento.Como ya sabrás, los Aguacates de México son una comida muy saludable, ya que aportan alrededor de 20 vitaminas, minerales, antioxidantes y fitonutrientes. Entre todos esos componentes se encuentran los fenoles y las enzimas, los cuales adquieren una tonalidad café cuando son expuestos al oxígeno.Para evitar que el aguacate se torne oscuro, lo que debes hacer es impedir que ocurra el proceso de oxidación. Pero no te preocupes, evitar que un aguacate se oxide es mucho más sencillo de lo que parece. Sigue estos tips para mantener tu aguacate fresco por más tiempo:LimónEl jugo de limón es un fuerte antioxidante, por lo que agregar unas gotas a tu preparación con aguacate puede ayudar a que el proceso de oxidación se ralentice. Si añades el jugo de limón justo después de cortar el aguacate, este puede conservar su color natural por más tiempo.PlásticoUna opción bastante sencilla que mantendrá en buen estado tanto a los aguacates cortados, como a las preparaciones con aguacate, es el plástico. Lo único que tienes que hacer es cubrir suavemente la superficie con plástico de cocina. Asegúrate de que no queden burbujas de aire para evitar que se oxiden algunas partes.AceiteEn el caso de que vayas a preparar unos aguacates horneados o asados, hay otra manera de impedir que se pongan cafés. Inmediatamente después de partirlos, pasa una brocha con aceite vegetal sobre la superficie del aguacate. Esta delgada capa de protección evitará que el aguacate comience a oxidarse.Pon en práctica estas recomendaciones y haz que tus aguacates luzcan perfectos por más tiempo. Recuerda que los Aguacates de México son prácticamente la única fruta que contiene grasa monoinsaturada, y no contiene sodio, colesterol ni grasas trans. Reemplazar las grasas saturadas o trans con grasas insaturadas se asocia a un riesgo reducido de enfermedades cardiovasculares. Esto hace que los Aguacates de México sean una alternativa saludable para los snacks entre comidas y en un gran aliado para cuidar la salud del corazón.
Entrar a la alberca después de comer siempre conlleva varias dudas, pues desde que éramos pequeños, hemos escuchado que debemos esperar después de comer para poder nadar. Durante muchísimos años, madres preocupadas por el bienestar de sus pequeños han tenido que lidiar con la impaciencia y la ansiedad de sus hijos para divertirse en el agua. Pero, ¿en realidad es necesario esperar? ¿Qué tan cierto es eso de que te puede dar un calambre después de comer? ¿Es solo un mito o debemos seguir siempre esta recomendación?Te invitamos a seguir leyendo para descubrir si efectivamente hay que dejar pasar tiempo después de comer para poder nadar o si simplemente se trata de una leyenda urbana.La explicación La razón que dan la mayoría de los padres a sus hijos para tener que esperar antes de regresar a la alberca es la digestión. Básicamente, la creencia general es que después de comer, la sangre de todo el cuerpo (incluyendo la de las extremidades) se concentra en el aparato digestivo, lo que hace que los brazos y piernas sean un poco menos ágiles. De igual manera, los calambres y las punzadas son mencionados como motivos para evitar entrar al agua justo después de comer. La explicación es que si una persona comienza a nadar cuando su estómago aún está haciendo digestión, esto le puede provocar un calambre o una punzada severa en las costillas, lo que podría imposibilitarla de nadar, y entonces correr el riesgo de ahogarse. La realidadSi bien es cierto que durante el proceso de digestión la sangre se dirige al estómago para procesar los alimentos, esto no significa que el resto del cuerpo se quede sin sangre o que sea incapaz de funcionar adecuadamente. Pensar que una persona puede sufrir un accidente por entrar a nadar después de comer es, en este caso, simplemente absurdo. Tus piernas y brazos van a funcionar como siempre, aunque tu estómago esté trabajando.En cuanto a los calambres y punzadas hay varias explicaciones. Los calambres son movimientos espasmódicos involuntarios que surgen durante el ejercicio. La mayoría de los casos se deben a la falta de hidratación y electrólitos, o simplemente a la fatiga. En cuanto a las punzadas, que son dolores muy intensos debajo de las costillas, aún no se sabe con exactitud qué puede provocarlas. Sin embargo, algunos estudios han demostrado que los nadadores son más propensos a sufrir estas molestias que los corredores. Pero ojo, esto solo se ha registrado entre atletas profesionales de alto impacto. La conclusiónNo existe información científica ni estudios que relacionen directamente el consumo de alimentos con el riesgo de sufrir un accidente mientras se nada. Los niños en realidad no tienen que esperar 30 minutos o una hora después de comer para regresar al agua. Solamente hay que tomar en cuenta algunas consideraciones:El ingerir alimentos grasosos puede provocar una sensación de pesadez. Si vas a ir a la alberca con tus hijos, mejor lleva comida ligera, como ensalada o frutas.Es poco recomendable hacer alguna actividad física después de comer demasiado, ya que se pueden experimentar nauseas. Esto aplica tanto para nadar como para correr.Ni la Cruz Roja ni otras asociaciones de salvavidas o pediatras han registrado la pérdida de vidas en niños por nadar después de comer. Así que relájate y disfruta de la alberca con tus pequeños.Estos platillos son ideales para llevarlos a la piscina:Croquetas de papa con jamónRollitos de ensalada de polloMini hamburguesas rellenas de queso Banderillas espirales de salchicha
No es ningún secreto que una buena salsa puede transformar una preparación común en una extraordinaria creación culinaria. Y es que la elección correcta de ingredientes puede integrar texturas e intensificar al máximo las mezclas de sabores. Lo bueno es que solo basta con saber preparar ocho tipos diferentes de salsas para poder cocinar todo tipo de platillos. Estas son las salsas que debes aprender a preparar: Bechamel: esta cremosa salsa es una de las protagonistas de platillos tan famosos como los macarrones con queso o la lasaña. Para cocinarla solo tienes que mezclar “roux” (básicamente algún tipo de grasa con harina) con leche o algún otro lácteo. Su sabor es muy neutro, por lo que suele ir acompañada de ingredientes más fuertes.Tomate: un buen plato de pasta siempre debe estar bañado con una deliciosa salsa de tomate casera. El secreto de esta tradicional salsa no está precisamente en sus ingredientes (los cuales son bastante básicos: tomates, cebollas, ajo y aceite de oliva), sino en el tiempo de cocción. Tienes que dejarla a fuego medio por un largo periodo para que se reduzca lentamente hasta tener una consistencia más espesa. Holandesa: si nunca has probado esta exquisita salsa, hay una manera muy simple de describirla. La salsa holandesa es la versión gourmet de la mayonesa que usas para preparar tus sándwiches. Para prepararla solo tienes que mezclar yema de huevo con mantequilla y jugo de limón. Debido a que los huevos no entran precisamente en un proceso de cocción es muy importante que tengas cuidado al momento de conservarla.Velouté: la salsa que te ayudará a sacarle provecho hasta al caldo de tus preparaciones se llama velouté (o terciopelo, en español). Aunque su nombre suene muy sofisticado, su preparación es muy sencilla. Lo único que debes hacer es combinar mantequilla, aceite o la grasa que tú elijas con un poco de harina y el caldo de la carne, pescado o pollo que hayas cocinado. Española: otra salsa clásica es la “espagnole”. Esta salsa es de un tono café tostado y se hace mezclando zanahorias, apio y cebolla  con caldo de carne. Algunas personas añaden especias, como hojas de laurel, e incluso una copita de jerez. Barbecue: la reina de las salsas en las carnes asadas es, sin duda, la barbecue. Usualmente se usa para bañar alitas o costillas, pero en realidad puede usarse en una gran variedad de platillos. Si no tienes ni idea de cómo prepararla, aquí te decimos paso a paso cómo puedes hacer una salsa barbecue casera.Agridulce: este tipo de salsa es típica de la cocina oriental. Por lo general se prepara con un ingrediente dulce, que puede ser miel o jugo de naranja, y otros elementos salados, e incluso picantes. El jengibre, el chile rojo y la salsa de soya también son elementos comunes en estas salsas. Picante: por supuesto que no podíamos terminar esta lista sin hablar de las salsas picantes. Aunque esta variedad de salsas requiere un artículo completo para explicar todas las opciones que hay, podemos englobarlas en verdes, rojas, crudas y cocidas. Si sabes preparar una salsa verde con tomatillo o una roja, ya estás del otro lado.
Si hay algo de lo que escuchamos todos los días, es acerca de las superfoods, de sus propiedades y lo bien que le hacen al organismo para combatir las reacciones de una mala alimentación y de la pobre calidad de los alimentos que consumimos. Hoy en día nos enfrentamos a alimentos procesados, a sustancias nocivas que causan problemas graves como el sobrepeso, la obesidad, diabetes y problemas en el sistema circulatorio. Ante este panorama, las superfoods nos aportan vitaminas, minerales, antioxidantes, fitoquímicos y demás sustancias que protegen a nuestro cuerpo de toxinas, calorías vacías y sustancias difíciles de digerir; también nos darán energía y ayudarán a nuestro cuerpo ante enfermedades. Dos de las superfoods más populares son el matcha y la maca.El matcha es un tipo de té verde japonés que contiene 20 veces más antioxidantes y aminoácidos naturales que el té verde regular. Entre sus beneficios está ayudar a la concentración, pérdida de peso, mejorar la circulación, refuerza la inmunidad y mejora el ánimo. La maca es un tubérculo que ayuda a equilibrar las hormonas y trastornos de la tiroides, potencializa la líbido, alivia síntomas molestos de la menstruación y de la menopausia.Una de las formas de incorporar estos dos súper alimentos a tu día a día es a través de los smoothies, pues son deliciosos, prácticos y fáciles de preparar. Aquí te dejamos estas recetas para que los disfrutes:Smoothie con matcha para desinflamar Ingredientes:1 rebanada de piña1 plátano¼ de pepino1 cucharadita de matchaagua de cocoHay que licuarlo todo con hielos ¡Y disfrutar!Smoothie energético con maca Ingredientes: 1 ½ taza de leche vegetal a tu elección1 cucharada de maca en polvo1 cucharada de mielMezcla todo e incorpórale hielos al gusto.Como ves, la maca y el matcha son ingredientes que aportan muchísimos beneficios y que son muy fáciles de integrar a tus smoothies para hacerlos deliciosos y nutritivos.Estas recetas te pueden interesar:Smoothies frutalesSmoothies 4 ways
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD