El menú ideal para una cena romántica de San Valentín
Recomendaciones de Cocina

El menú ideal para una cena romántica de San Valentín

Por Adriana Sánchez - Febrero 2021
Porque el 14 de febrero es la ocasión perfecta para sorprender a tu pareja, no te pierdas la oportunidad para consentirla y cocinar la cena de sus sueños. Para facilitarte el proceso, te ayudamos con estas 3 fáciles pero deliciosas opciones para preparar el menú ideal de una cena romántica de San Valentín.

Menú romántico con platillos del mar

Las recetas con mariscos son un verdadero manjar, así que si te quieres lucir con tu pareja, prepárale este delicioso menú romántico con platillos del mar. ¡Sin duda lo dejará más que enamorado!


Menú elegante con cordero

Si tú y tu pareja son de los que prefieren un buen pedazo de carne, entonces este menú elegante es la opción ideal para tu cena romántica. ¡Día de San Valentín jamás sabrá tan bien!

Menú ligero del amor

Porque el amor y la dieta no están peleados, atrévete a probar esta deliciosa opción de menú ligero que te hará sentir más enamorados que nunca.
¿Qué menú completo para una cena romántica de San Valentín elegirás?
Califica este artículo
Calificaciones (1)
Rosa Elena Zamora
12/02/2021 14:05:48
10
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los pepinos son una fruta que, por su sabor —que no es dulce— suele ser clasificada como una verdura, pero que debido a que posee semillas y crece en árboles, es botánicamente una fruta, con muchos beneficios para ti.Alto en nutrientes, así como en ciertos compuestos vegetales y antioxidantes que pueden ayudar a tratar e incluso prevenir algunas afecciones, los pepinos son bajos en calorías y contienen una buena cantidad de agua y fibra soluble, lo que los hace ideales para promover la hidratación y ayudar a perder peso.Propiedades del pepinoLos pepinos son bajos en calorías, pues un pepino crudo de 300 gramos contiene alrededor de 45 calorías, pero ricos en muchas vitaminas y minerales importantes.Entre las propiedades del pepino, se encuentran los siguientes nutrientes:Carbohidratos (11 gramos)Proteína (2 gramos)Fibra (2 gramos)Vitamina C (14% de la IDR)Vitamina K (62% de la IDR)Magnesio (10% de la IDR)Potasio (13% de la IDR)Manganeso (12% de la IDR)(Todos ellos respecto de un pepino completo de 300 gramos, del cual usualmente comemos un tercio, así que obtienes un tercio de estos nutrientes al comer una porción así, más o menos.)Además, los pepinos tienen un alto contenido de agua, de hecho, los pepinos se componen aproximadamente en 96% de agua y si los comes sin quitarles la cáscara, maximizas su contenido de nutrientes, pues en ella hay una cantidad de fibra, así como ciertas vitaminas y minerales.Recetas con pepinoLos pepinos por lo general se comen crudos, frescos, tienen un sabor suave y una consistencia crujiente y refrescante, y se pueden disfrutar en ensaladas, hasta en sándwiches.Los pepinos son un excelente refrigerio (snack o colación) bajo en calorías y se pueden combinar con hummus, aceite de oliva, sal o aderezo para ensaladas para agregarles un poco más de sabor.Con solo un poco de creatividad, los pepinos se pueden disfrutar de muchas maneras, y aquí te dejamos algunas recetas con pepino para que los incluyas en tus comidas sin ningún problema.Sopa de pepino y aguacate. Esta receta de pepino es refrescante y tiene una deliciosa textura cremosa. Es perfecta para los que estan intentando consumir pocos carbohidratos ya que solo tiene 8 gramos de carbohidrato por porción.Pepinos con aguacate y camarón. Esta es una rica botana de rodajas de pepino con aguacate y camarón, que se prepara en sólo 15 minutos y consiste en un delicioso guacamole acompañado con camarones con paprika que hacen una explosión de sabor.Rollitos de pepino rellenos de ensalada de atún. Estos rollitos son perfectos para cenar, porque son ligeros, deliciosos e inclusos perfectos para quienes siguen la dieta keto.Pepinos rellenos de ensalada de pollo. Prepara estos deliciosos pepinos rellenos de ensalada cremosita de pollo con apio, cebolla morada, queso feta, elotitos amarillos, un toque acidito de limón, mostaza y curry en polvo. Un delicioso platillo frío que se prepara en 20 minutos.
La pasta es uno de los platillos favoritos de muchos porque es sencilla y tiene muchas combinaciones. Su preparación puede tomarte sólo 30 minutos, aunque si se trata de una pasta clásica, como de la que hoy te vamos a contar, tal vez necesites buscar cómo se hace el espagueti a la boloñesa.El espagueti a la boloñesa es en realidad un derivado del ragù, una salsa italiana a base de carne, y la característica del ragù a la boloñesa es que lleva tomate y se prepara con pastas gruesas, como tallarines, tortellini o ñoquis, y nunca con espaguetis, pues las pastas gruesas sostienen mejor la carne.El ragù alla bolognese, o salsa boloñesa, es solo una de las muchas formas en que se puede preparar una salsa de carne, llamada ragù, en Italia, es decir, este es un término general que se utiliza para indicar cualquier salsa de carne cocinada a fuego lento durante muchas horas. Cada ragù se compone de numerosos ingredientes, que varían según cada región, de ahí que “alla Bolognese” signifique que pertenece al estilo de la ciudad de Bolonia.Historia, ingredientes y receta italianaSegún Livio Cerini, uno de los más grandes escritores de libros de cocina italianos del siglo XX, la base de este apetitoso estilo de preparar salsas con carne se la debemos a los romanos, sin embargo, el término ragù viene de la palabra francesa ragôuter, un verbo que puede traducirse en como “agregar sabor a algo”. El ragú deriva del periodo de la invasión romana, pues los galos reelaboraron la receta romana, transformándola en el ragú, muy similar a las salsas que conocemos hoy.Inicialmente, las salsas ragú eran una especie de guiso que se comía como plato principal, pero luego comenzaron a comerse untadas sobre pan tostado, y todos estos primeros platos de ragú se hicieron sin tomates, ya que los tomates no llegaron a Europa hasta el siglo XVI, por supuesto, desde el Nuevo Mundo y gracias a Hernán Cortés y los conquistadores.Se cree que el nacimiento de la receta original de Ragù alla Bolognese se remonta a finales del siglo XVIII, cuando Alberto Alvisi, el chef del Cardial de Imola, cocinó la primera auténtica salsa de carne a base de tomate, que se sirvió con un plato de pasta de macarrones.A principios del siglo XIX, las recetas de ragú a base de tomate comienzan a aparecer en algunos libros de cocina de la región de Emilia-Romagna. En esta época era un plato que, por lo general, estaba reservado para fiestas u ocasiones especiales.Fue hasta 1982 que la receta oficial fue registrada por Academia Italiana de Cocina en la Cámara de Comercio de Bolonia. En ella se encuentran el tocino y la leche entre los ingredientes habituales. Pero ya sea que ahora le pongas leche a tu boloñesa o no, sin tomates, nos referiríamos a estas salsas simplemente como ragú. Así que los tomates son uno de los ingredientes característicos del espagueti a la boloñesa.En la actualidad, existen muchas formas de hacer espagueti a la boloñesa, por ejemplo, vegano o en presentación de lasaña, ¿cuál es tu favorito?
En Kiwilimón tenemos el compromiso de brindarte todas las ideas y herramientas para poder cocinar y, además, cuidarte. Por ello desarrollamos #KiwiTeCuida en colaboración con un equipo de nutriólogas profesionales, en donde encontrarás todas las recetas —con conteos calóricos y nutricionales avalados por la USDA—, tips y consejos para que puedas llevar un estilo de vida balanceado, en armonía y saludable, sin sacrificar el sabor o restringir tu alimentación.A partir del próximo lunes 12 de abril, #KiwiTeCuida incorporará lives quincenales los lunes a las 18:00 horas en nuestra cuenta de Instagram oficial @kiwilimon con la chef Colibrí Jiménez, quien te enseñará recetas fáciles y deliciosas para seguir retos alimenticios de una semana, los cuales te brindarán múltiples beneficios, como el reto una semana sin grasa o el reto de una alimentación rica en Omega 3. Esta serie de lives se complementará con con los de nuestra directora editorial, Shadia Asencio, y una de las nutriólogas de #KiwiTeCuida para contarte todos los beneficios que obtendrás al seguir estos retos y poder responder todas tus dudas. Colibrí Jiménez es originaria de Tepoztlán, Morelos. Comenzó su gusto y amor por la cocina desde muy pequeña con las recetas y tradiciones culinarias de su abuela materna Guadalupe. Tras una larga formación académica y en cocinas de todo el mundo, Colibrí hoy trabaja con ingredientes mexicanos para resaltarlos y revalorarlos en una creación sensible y sustentable, como un regreso a lo más natural y al origen de esos ingredientes endémicos de México. Su filosofía es impulsar la agricultura ética, la preservación de la biodiversidad y honrar las tradiciones gastronómicas y culturales de nuestro país. ¡Sigan sus transmisiones de #KiwiTeCuida los lunes a las 18 horas! Foto: Roman Hatori Photo
Sentir el cabello seco, áspero o con mucho frizz puede requerir formas especiales para acondicionarlo y recuperar su suavidad y docilidad, pero si sientes que ya has probado de todo, quizá estos acondicionadores con ingredientes naturales pueden ser lo que necesites.Usar un buen acondicionador es uno de los pasos indispensables para cuando tienes un frizz incontrolable, una textura áspera y las puntas abiertas. Acondicionar el cabello es un proceso que ayuda a mantenerlo hidratado, le provee suavidad y ayuda con el frizz. Sin embargo, puede que tu cabello esté poco saludable debido a los acondicionadores cargados de químicos y su uso prolongado. La buena noticia es que hay ingredientes naturales que actúan como acondicionadores increíbles y que seguramente tienes en la cocina, por ejemplo, el agua de arroz tiene beneficios para el cabello largo, un enjuague hecho con albahaca y romero fortalece el pelo y la leche de coco lo hidrata, así que, sin duda, podrás hacer fácilmente tu propio acondicionador natural en casa.Plátano con mielMezcla un plátano con tres cucharadas de miel, tres cucharadas de leche, tres cucharadas de aceite de oliva y un huevo, hasta que tenga la consistencia de una pasta. Aplícala sobre el cabello y déjala reposar durante 15 a 30 minutos y luego enjuágala.El plátano es uno de los mejores acondicionadores para el cabello pues tiene beneficios para el cabello dañado y funciona de maravilla para las personas con cabello áspero y encrespado.Vinagre de manzana Mezcla dos cucharadas de vinagre de manzana con una cucharada de miel y dos tazas de agua en un recipiente. Después de que hayas lavado tu cabello con champú, vierte esta solución en las puntas del cabello y evita ponerla en el cuero cabelludo. Este acondicionador no necesita que lo enjuagues.Recuerda que agregar agua es un paso fundamental para diluir el vinagre y que el ácido acético ayuda a suavizar el cabello.Aceite de coco y agua de rosasMezcla una cucharada de aceite de coco con una cucharada de miel, una cucharada de jugo de limón, dos cucharadas de leche cuajada y una cucharadita de agua de rosas. Aplica la mezcla sobre tu cabello lavado y déjalo actuar de 10 a 15 minutos, luego enjuaga con agua.Foto de Tara Winstead en PexelsEl aceite de coco no sólo ayuda a que el cabello se vuelva suave y liso, sino que también ayuda a que crezca más largo y grueso. Los minerales esenciales y los ácidos grasos del aceite de coco además nutren bien el cuero cabelludo.Recuerda que el acondicionador siempre se usa en las puntas del cabello y que si usas ingredientes de calidad, por ejemplo, aceite de coco orgánico, tendrás mejores resultados.*Foto de portada de Dana Tentis en Pexels
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD