La mejor salsa para cada tipo de taco
Recomendaciones de Cocina

La mejor salsa para cada tipo de taco

Por Kiwilimón - Octubre 2016


Un taco sin salsa es simplemente una tortilla con un guisado dentro.

Comer este tradicional antojito mexicano sin acompañante es casi tan triste como un día sin sol en la playa o un cumpleaños sin pastel.

Está claro que no a todas las personas les gusta el mismo nivel de picante, pero ese no es un problema: en México tenemos gran variedad de salsas para todos los gustos y todos los tacos.

¿Ya sabes cuál es la salsa ideal para tu taco favorito?

Salsa de chile habanero

Cualquier platillo de la comida yucateca va genial con esta sabrosa salsa, pero en especial, los taquitos de cochinita pibil hacen una mancuerna explosiva con el sabor tostado del habanero.

Pero antes de emocionarte y bañar tus tacos con esta exquisita salsa, te sugerimos probar un poco para medir su sabor, ya que esta suele ser una de las más picantes.

Salsa ranchera

Esta es una de las básicas en la comida mexicana.

De hecho, aunque no te consideres un as de la cocina, te podemos asegurar que sabes preparar unos ricos huevos rancheros (obviamente, con su respectiva salsa casera).

Para la hora de taquear, los de buche y la ranchera son los mejores acompañantes. ¿Se te antojan?


Guacamole

Aunque el tradicional y delicioso guacamole es más que una salsa, es tan versátil que fácilmente puede acompañar y mejorar el sabor hasta del taco más sencillo.

La consistencia cremosa del aguacate y la frescura del chile serrano hacen la mezcla ideal para unos tacos de canasta.

¿Lo mejor de todo? Al no ser completamente líquido, no tendrás que batallar con salpicaduras y manchas.

Salsa de chipotle y jitomate


¿Sabías que el chile chipotle se obtiene al deshidratar y ahumar un chile jalapeño?

Aunque tienen en común su origen, el sabor de estos dos es muy distinto, por lo que los platillos que acompañan también son diferentes.

Los tonos ahumados del chipotle van muy bien con platillos fritos. ¿Que cuál es el taco ideal para el chipotle? Sin duda, unos tacos dorados.

Salsa macha


Esta salsa está un poco más elaborada que las otras porque lleva más de un tipo de chile y se debe guisar por unos cuantos minutos.

Aunque pueda parecer un poco menos práctica que el resto de las salsas, la cocción de sus ingredientes hace resaltar increíblemente los sabores de tacos de chicharrón de pescado, camarones o mariscos en general.

Salsa verde cruda mexicana

Por supuesto, no podíamos hablar de las salsas mexicanas sin mencionar la salsa verde cruda.

A diferencia de las otras salsas que se cuecen o hierven, esta es mucho más fresca y sus sabores conservan gran intensidad.

Y, aunque seguramente la has visto en todas las mesas de los restaurantes de comida mexicana, esta salsa no puede faltar en una orden de tacos al pastor.


Salsa borracha con cerveza

Los amantes de la cerveza saben que esta bebida no solo quita la sed y refresca en un día caluroso, también puede ser un ingrediente muy versátil.

Después de freír los chiles pasilla y licuarlos con la cerveza, descubrirás un aroma que le hará agua la boca hasta al más reacio al picante.

Unos tacos de carnitas son una excelente opción para esta receta.

Cuéntanos: ¿cuál es la mejor combinación de tacos y salsas que has probado?
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Ser pionera en la cocina no es fácil. Corrijo. Ser pionero en cualquier ámbito es una rareza. Chepina Peralta fue de aquellas señaladas para abrir brechas y lo hizo prendada de las recetas: en los años sesenta fue la primera conductora mujer en liderar un programa culinario en América Latina. En los noventa años que Lucía Josefina Sánchez Quintanar vivió, nos hizo soñar con los sabores de aquello que la mirábamos hacer del otro lado del televisor. La semana pasada partió, pero está claro: Chepina Peralta es cultura popular mexicana. Su legado no se va a ningún lado.Chepina fue la conductora de programas inolvidables como La Cocina de Chepina, Chepina en tu cocina y por supuesto, Sal y Pimienta, entre muchos otros. En cada uno, siempre la enmarcaban la barra de una cocina y unos anaqueles de set, mientras parada o sentada, pelaba ingredientes, agregaba especias y salpicaba sin reparos. En ella no había poses ni rituales histriónicos. Al contrario. En sus programas nos hacía creer que la comida rica estaba al alcance de todas las manos y que lo máximo sería probar algo que viniera de las de ella. A mí personalmente me inspiró a los siete años a fantasear con mi propio programa culinario. Muy a pesar de la cocina de mis padres, yo no agregaba espinacas ni acelgas en la licuadora cuando veía Sal y Pimienta. Lo que ella evocaba en mí era crear, divertirme: “Amigos, el día de hoy prepararemos unos deliciosos bombones con papitas… y pimienta… y cátsup… y galletas… en la tostadora. ¡Van a quedar buenísimos!”. Chepina no sólo inspiró a niños y sus madres, sino a generaciones de familias que comenzaron a comer con los ojos. Gracias a ella –la señora del mandil floreado– muchas mujeres decidieron darle descanso al microondas, comer menos guisos de congelador. La cocina y la salud de las generaciones abre-fácil conocimos la esperanza de lo hecho en casa. Pero que a nadie engañe esa dulzura de tía entrañable, de abuela consentidora. Chepina Peralta supo construir su propio emporio alrededor de las recetas. Ella no estudió para cocinera. Según su descripción era una “maestra en el arte de la palabra”, por lo que la conducción de un programa televisivo parecía irle como guante de seda.  Su facilidad de palabra y carisma le valió un espacio fijo en distintas televisoras en las que grabó casi ocho mil programas. De los libros de su autoría se cuentan trece. Hay programas de radio, entrevistas, publicaciones escritas. Todo. Chepina, antes de que la cocina mexicana fuera el orgullo nacional que es ahora, la divulgó, la reincorporó al menú diario con preparaciones fáciles y accesibles para las amas de casa. La cocina de los años setenta y ochenta estuvo marcada por sus cremas de verduras, por sus mixiotes, sus atoles, sus tortitas de papa, sus pasteles salados y sus gelatinas. Sin más, definió la cocina de todos los días en el devenir de los años. En el marco del Festival Morelia en Boca de 2017, Chepina Peralta recibió un reconocimiento por el mérito de sus cuarenta años de carrera. Aún tengo el recuerdo de la chef contando emocionada que había sido a través de la cocina que había conocido México, el mundo y, sobre todo lo demás, a sí misma. Chepina seguirá siendo la inspiración de quienes pensamos que cocinar es alegría, terapia y autoconocimiento, y que un plato a la vez se puede cambiar a otros, a uno mismo.
La arepa para los colombianos es como el pan de los europeos o la tortilla de los mexicanos. El maíz, un ingrediente prehispánico, recorre todo el continente americano como un conjuro que se transforma en cientos de formas y sabores. Empanadas, envueltos, tamales, tortillas, arepas, arepitas y hasta bebidas fermentadas tienen como columna vertebral a este humilde alimento de colores variados, que se alza altivo en los sembríos. En Colombia hay registro de más de 70 tipos de arepas que dependerán del tipo de maíz, del amasado, del tamaño, la cocción, lo que llevan por dentro y, por supuesto, de la región donde se elaboran. Las arepas son legado indígena y cada cocina regional colombiana tiene un estilo distinto. En la Guajira las hacen de maíz morado y le insertan pedacitos de queso fresco, y entre Cartagena y Barranquilla las hay fritas y rellenas de huevo, o las delicadas dulces de anís. Unas de las más conocidas y arraigadas en todo el territorio nacional son las del Eje Cafetero o paisas, las cuales están hechas de maíz blanco. También les dicen arepas de tela por su fino grosor, el cual logra que cuando se asan en la parrilla, el horno o la sartén, queden crocantes y doradas. Se les suele untar mantequilla, espolvorear sal y acompañarse con algún queso blanco. En Antioquia, usan el quesito, uno fresco que se desmorona con generosidad sobre la masa redonda. El desayuno es la comida del día en la que la demanda por arepas es grande, pero mucha gente también las consume a mitad de la tarde o como una cena ligera. Sin embargo, en Antioquia y más que en cualquier otra región, la arepa es venerada y vital. Es el producto alimenticio más importante de la cocina antioqueña omnipresente en todos los caseríos, corregimientos, valles y montañas, y sirve como acompañamiento para cualquier comida, para recoger la salsa de los frijoles o para acompañar una sopa de plátano. Si bien la arepa puede ser una comida callejera que venden en esquinas en la ciudad o producto de un fogón de leña inventado al borde de la carretera, son las estufas domésticas las asiduas de esta sencilla y deliciosa receta. Los cronistas españoles ya daban cuenta de esta preparación reconfortante que conecta inmediatamente con la tierra, la familia, la madre, la cocina de la crianza y los recuerdos. Esa redonda masa, en apariencia insípida, asada sobre las brasas o un fogón de leña, se convierte en un perfecto manjar. Algunos tipos de arepasArepa de chocolo o choclo Está hecha con maíz dulce tierno, leche y un poco de azúcar que le confiere un sabor dulce y un color amarillo marcado. Se suele rellenar o cubrir con queso blanco que derrite. Populares en toda la región antioqueña.Arepa de huevo Se elabora con masa de maíz frita y se les vierte un huevo. Son típicas de la región del Caribe colombiano cuyo origen remonta a Luruaco, Atlántico, donde casi toda la población vive de las arepas.  Arepa santandereana Están hechas con maíz amarillo pelado cocinado con cenizas disueltas en agua. Algunas masas también se entreveran con trocitos de chicharrón. ¿Dónde comerlas?En Bogotá, son famosas las arepas de chócolo de Andrés Carne de Res; el restaurante Abasto ofrece variedades de arepas en sus desayunos. En Luruaco Atlántico, cada año se celebra el festival de la arepa de huevo. Arepas Doña Eliza en Medellín, tiene envíos a todo el país. Si estás en un supermercado, te recomendamos la marca Doña Paisa.
Al igual que en la cocina mexicana, las especias son parte importante de la esencia de la gastronomía india, ellas le dan su característico sabor a los platillos más tradicionales gracias a sus maravillosos sabores y aromas. Es por eso que debes conocer las principales especias de la cocina india. Cúrcuma Conocida como “el azafrán indio”, la cúrcuma es un polvo amarillo brillante que proviene de una raíz muy parecida al jengibre y tiene propiedades tan poderosas como ese mismo. La cúrcuma, también sirve para condimentar curry, arroz, guisados con pollo y carne y se lleva muy bien con otras especias como la pimienta, el chile y el comino.Comino El comino es una de las especias imprescindibles tanto en la gastronomía india como en la mexicana y hasta en la española. Tiene un sabor terroso, amargo y ligeramente picante. El comino sirve principalmente para darle sabor a las carnes y legumbres pero silo mezclas con chile, ¡no tiene comparación! Cardamomo Al cardamomo se le considera como “la reina de las especias” gracias a su sabor dulce, cítrico y ligeramente apimentado. El cardamomo se utiliza en la cocina india para preparar curry, arroz, guisados con carne y hasta postres. Semillas de mostaza Las semillas de mostaza son una especia de sabor fuerte, amargo y peculiarmente picante. Son ideales para cocinar sopas, arroz y condimentar pescado y verduras. Existen 3 tipos diferentes pero la más común es la semilla de mostaza negra. Curry ¿Qué sería de la gastronomía india sin el curry? El curry nace de la mezcla de cúrcuma, la canela, el clavo, el cilantro, el comino, el jengibre y la pimienta, aunque puede llegar a tener hasta 20 especias en total. Nuez moscada La nuez moscada se emplea en platillos dulzones, como galletas y pasteles especiados, aunque también es común utilizarla en preparaciones saladas como sopas y cremas, huevos, pollo, cordero y carne de cerdo. Azafrán El azafrán es una especia de color rojo intenso, consumido principalmente en arroz y paellas. Su sabor y aroma son muy fuertes, por lo que se recomienda utilizarlo siempre en pequeñas cantidades. ¿Cuántas de estas especias indias utilizas diariamente?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD