Las mejores salsas para pastas que podrás preparar
Recomendaciones de Cocina

Las mejores salsas para pastas que podrás preparar

Por Kiwilimón - Enero 2020
La pasta es uno de los platillos más comunes y fáciles de cocinar que existe, un ingrediente que siempre tenemos en nuestra despensa y que puede transformar una comida o cena perfecta. Son tantas las posibilidades que nos ofrece la pasta en sus más de 300 variedades, que merece la pena que exploremos con las diferentes salsas que podemos preparar.

Aunque no hay reglas escritas respecto a las salsas y la pasta, hay algunas combinaciones que funcionan mejor, por ejemplo:

-El espagueti por lo regular es acompañados de salsas ligeras con tomate, aceite y ajo.

-Las pastas largas y gruesas o macarrones son bañadas con salsas espesas y condimentadas.

-A los tallarines y cintas se les vierten salsas verdes o blancas y pueden estar acompañadas de vegetales como brócoli o champiñones.

Luego de estos tips, te enseñaremos los básicos para las salsas más comunes y exquisitas, para que acompañes tus pastas y dejes boquiabiertos a tus invitados.

Salsa Alfredo

El creador de esta salsa es el chef Alfredo di Leilo, quien picó finamente un diente de ajo y lo frió en mantequilla. Antes de dorarse agregó nata líquida, la cual dejó cocinar a fuego lento por tres minutos. Al cumplirse el tiempo agregó queso parmesano rallado para darle un último hervor.

Recetas con salsa Alfredo

Carbonara

Esta salsa es la más utilizada a la hora de preparar el espagueti, ya que es muy fácil y sencilla. Su preparación incluye bañar la pasta cocida con seis yemas de huevo y queso parmesano y a la hora de servir en el plato, se incorpora el tocino (previamente cocinado), pimienta negra molida y más queso.

Pesto 

Esta salsa la podemos preparar en el molcajete. Para lograr el sabor característico del pesto necesitarás dientes de ajo junto, un puñado de piñones y un manojo de albahaca para crear una pasta. Luego se le añade queso de cabra seco rallado y aceite de oliva poco a poco hasta conseguir una crema espesa, además de un chorro de agua con la que herviste la pasta para que quede un poco más liquida y añadirla a la pasta una vez que esté en el plato. Este Pesto también puede ser rojo, únicamente cambia la albahaca por jitomates secos.

En caso de que tus salsas queden muy aguadas, puedes aplicar los siguientes consejos para espesarlas.

- Cuando estés hirviéndola, déjala a fuego lento sin taparla, esto estimulará la evaporación del agua adicional. Este método no cambiará el sabor.

- En caso de que no quieras evaporar el agua, podrías agregarle una cucharadita de maicena para espaguetis y cambiará la consistencia.

- Otra forma de espesar es terminar de cocinar la pasta con la salsa. El almidón de la pasta hará que la salsa espese y de paso, tu espagueti esté bien cubierto.

Seguramente en más de una ocasión has recurrido a las pastas, así que esperamos que estos tips te hayan servido para prepararlas como toda una experta.
Califica este artículo
Calificaciones (2)
Mzrio Contreras Monsalve
05/02/2020 14:43:45
Sin duda siempre estos consejos son muy válidos para quienes nos gusta cocinar, gracias por ello y no se detengan, que siempre los espero.
carol bolivar
05/02/2020 14:21:18
Me fascina ron ésta recetas, amo la pasta
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La sal realza sabores, es casi con seguridad el condimento que nunca falta en la cocina y podría ir en todo lo que cocinas, desde ensaladas hasta helados y bebidas como micheladas o margaritas. La sal es maravillosa, pero la química de los alimentos es tan basta, que provee de otras formas de condimentar sin usarla.Por ejemplo, podrías usar salsa de soya al cocinar carnes o pescados y esta también destacaría el sabor de tu comida y aportaría otros toques, porque puedes sazonar la comida con ella. Esto puede que te vuele la mente (a mí sí me pasó, luego de descubrirlo en el documental de Netflix ‘Sal, grasa, ácido, calor’), porque piénsalo, la sal es básica al preparar comidas y ¿realmente alguna vez te habías planteado condimentar con algo más que no fuera sal?Hay muchos ingredientes y condimentos cercanos a la sal que no sólo sacarán lo mejor de los alimentos, sino que también aportan sus propios sabores únicos. Ya sea que los usemos además o directamente en lugar de sal, estos potenciadores de sabor se pueden convertir en una parte indispensable de tu cocina una vez que aprenda a usarlos.Salsa de soya La salsa de soya, hecha de soya fermentada, está llena de sal y un profundo y oscuro sabor a umami, por lo que le da un sabor profundo e inconfundible a todo lo que toca, desde arroz frito hasta brochetas de pollo marinado. Con ella, por ejemplo, podrías sazonar un pollo asado antes de meterlo en el horno, unas verduras asadas, o incluso usar un poco para sazonar el líquido para estofar costillas.Pescados curados en salSi te gustan las sardinas o las anchoas enlatadas, puedes triturarlas para hacerlas una pasta e integrarlas en un aderezo para ensaladas, de igual forma puedes incluirlo en salsas caseras para pastas. Lo mejor de los pescados curados en sal es que puedes hacerlos menos salados si por ejemplo, los enjuagas bajo el chorro de agua o los remojas en agua fría unas cuantas veces.MisoEl miso es una mezcla fermentada de frijoles de soya y koji (un tipo de moho totalmente seguro que crece en el arroz) que puede diluirse y extenderse a las carnes, mezclarse en adobos y salsas, o en aderezos. Puedes usarlo en casi todas las sopas o estofados que te imagines, desde uan clásica sopa de fideos con pollo hasta un chili de carne de res. Lo mejor es que hay varios tipos diferentes para elegir, con perfiles de sabor que van desde suaves y dulces hasta oscuros y amargos, así que puedes buscar uno que se adapte mejor a lo que sea que quieras condimentar.Salsa de pescadoEsta salsa es como una mezcla entre la salsa de soya y el pescado curado, pero con un sabor más grande y audaz. La salsa de pescado está hecha de pescado salado y fermentado, y aporta a la mesa una salinidad como de mar, junto con muchos sabores a pescado y caramelo. Es común encontrarla en platillos al estilo tailandés, pero puedes usarla en aderezos para ensalada César, platos simples de pasta e incluso en salsa de pizza. Vegetales fermentados o en salmueraLa mayoría de las verduras fermentadas se envasan en una mezcla de sal, agua y especias mientras se someten a su transformación, lo que significa que tanto las verduras como el líquido en el que están pasando son muy saladas. Cortar las partes sólidas y echarlas en una ensalada de granos o revolverlas en una sopa es una excelente manera de agregar condimento y un toque de escabeche. Y una vez que has usado o comido los encurtidos puedes usar la salmuera como cualquiera de los condimentos líquidos anteriores, en un adobo, en un aderezo para ensaladas o en un estofado.Ten en consideración que todas estas opciones son alternativas para condimentar que contienen sal, así que a excepción de la salsa de soya elaborada naturalmente, no serán una forma de reducir tu ingesta de sal, si eso es lo que buscabas, pero sí una manera diferente de darle sabor a tu comida.
La comida tradicional mexicana es tan maravillosa que en 2010 fue declarada como Patrimonio de la Humanidad y es que además de ser exquisita, es un reflejo de la historia por la que ha atravesado México, desde la época prehispánica hasta la conquista española, de donde surgieron maravillosas combinaciones conocidas como platillos mestizos. Es por eso que hoy vamos a hablar de los mejores platillos mexicanos con influencia española. Estos platillos mestizos tienen sus raíces en las culturas prehispánicas, que utilizaban ingredientes típicos como el maíz, la calabaza, el epazote, los aguacates, los chiles o los nopales y se mezclaron con productos españoles como el ajo, algunas especias o la carne de cerdo, formando así una sinergia culinaria llena de sabor y cultura. Chiles en nogada La comida tradicional mexicana de las fiestas patrias, es sin duda, el sabroso chile en nogada, hecho con ingredientes mexicanos como el chile poblano, pero combinado con ingredientes españoles, tal como las nueces de Castilla y la carne de puerco, traída por los conquistadores a nuestras tierras. Pozole No debe sorprendernos que el pozole mexicano también tenga influencia española, ya que a pesar de que el maíz cacahuazintle era un manjar para los gobernantes y sacerdotes en la época prehispánica, la carne de cerdo de los españoles llegó para sustituir otros ingredientes, dando como resultado este maravilloso potaje que se popularizó en todos los estados de México. Mole rojo El mole es uno de los más grandes ejemplos de comida mestiza, porque, aunque sus ingredientes más importantes son los chiles y el cacao, está hecho con almendras, ajonjolí, especias y otros elementos traídos desde España. Barbacoa La llegada de ingredientes del Viejo Mundo trajo consigo la importación de algunos vacunos, cabras, cerdo y corderos, que específicamente la cultura tlaxcalteca supo aprovechar bastante bien al aprender a envolverlos en pencas asadas de maguey y cocerlos en hoyos bajo la tierra, dándonos como resultado la deliciosa barbacoa que nadie se puede resistir. Enchiladas Otro platillo con influencia española versátil y muy rico, son las enchiladas, hechas con maíz y salsa de chiles endémicos y rellena de carnita o queso, cuyas raíces vienen de las guarniciones hispanas que trajeron los conquistadores. Con estos platillos mestizos definitivamente podemos afirmar que la gastronomía mexicana no sería igual sin la herencia culinaria de España, ¿estás de acuerdo?
La comida tradicional mexicana es tan maravillosa que en 2010 fue declarada como Patrimonio de la Humanidad y es que además de ser exquisita, es un reflejo de la historia por la que ha atravesado México, desde la época prehispánica hasta la conquista española, de donde surgieron maravillosas combinaciones conocidas como platillos mestizos. Es por eso que hoy vamos a hablar de los mejores platillos mexicanos con influencia española. Estos platillos mestizos tienen sus raíces en las culturas prehispánicas, que utilizaban ingredientes típicos como el maíz, la calabaza, el epazote, los aguacates, los chiles o los nopales y se mezclaron con productos españoles como el ajo, algunas especias o la carne de cerdo, formando así una sinergia culinaria llena de sabor y cultura. Chiles en nogada La comida tradicional mexicana de las fiestas patrias, es sin duda, el sabroso chile en nogada, hecho con ingredientes mexicanos como el chile poblano, pero combinado con ingredientes españoles, tal como las nueces de Castilla y la carne de puerco, traída por los conquistadores a nuestras tierras. Pozole No debe sorprendernos que el pozole mexicano también tenga influencia española, ya que a pesar de que el maíz cacahuazintle era un manjar para los gobernantes y sacerdotes en la época prehispánica, la carne de cerdo de los españoles llegó para sustituir otros ingredientes, dando como resultado este maravilloso potaje que se popularizó en todos los estados de México. Mole rojo El mole es uno de los más grandes ejemplos de comida mestiza, porque, aunque sus ingredientes más importantes son los chiles y el cacao, está hecho con almendras, ajonjolí, especias y otros elementos traídos desde España. Barbacoa La llegada de ingredientes del Viejo Mundo trajo consigo la importación de algunos vacunos, cabras, cerdo y corderos, que específicamente la cultura tlaxcalteca supo aprovechar bastante bien al aprender a envolverlos en pencas asadas de maguey y cocerlos en hoyos bajo la tierra, dándonos como resultado la deliciosa barbacoa que nadie se puede resistir. Enchiladas Otro platillo con influencia española versátil y muy rico, son las enchiladas, hechas con maíz y salsa de chiles endémicos y rellena de carnita o queso, cuyas raíces vienen de las guarniciones hispanas que trajeron los conquistadores. Con estos platillos mestizos definitivamente podemos afirmar que la gastronomía mexicana no sería igual sin la herencia culinaria de España, ¿estás de acuerdo?
La pregunta más común sobre el té de canela tiene que ver con bajar de peso, pero en realidad, esta especia en su versión bebible tiene muchísimos otros beneficios para tu organismo.Por ejemplo, las propiedades del té de canela pueden ayudar con la regulación de los niveles de azúcar en la sangre o abonar a la preservación de la función cerebral, además de funciones relajantes e incluso sedantes.El té de canela es una bebida que se prepara sólo con hervir un palito (una rajita) de canela en agua y dejándolo en infusión para crear una bebida con un sabor fuerte y muy aromática. Muchas personas realizan combinaciones con otros ingredientes, como jengibre, miel o leche.¿Para qué sirve el té de canela?Además de ser una bebida sin cafeína y relajante, este té tiene varios beneficios importantes. El primero y quizá más famoso es que puede contribuir con la pérdida de peso.Si tú también te preguntas si beber té de canela puede ayudar a perder peso, tenemos buenas noticias, pues varios estudios han demostrado resultados prometedores. Sin embargo, antes de contarte sobre ellos, debes tener claro que la investigación sobre los efectos del té de canela es limitada respecto a esto aún es limitada.¿Qué ha dicho la ciencia entones? Un estudio realizado en la India mostró que tomar tres gramos de canela al día como suplemento alimenticio durante 16 semanas resultó en una disminución significativa en la circunferencia de la cintura y el índice de masa corporal en comparación con un grupo de control. Otro estudio publicado en Scientific Reports encontró que el extracto de canela promueve un proceso que se cree que aumenta el metabolismo y protege contra la obesidad en las células grasas.Sin embargo, cantidades grandes de canela pueden contener cantidades peligrosamente altas de cumarina y cuando se consume en exceso, este compuesto natural puede aumentar el riesgo de sangrado y causar o empeorar la enfermedad hepática. Esto es especialmente cierto para la canela Cassia, que contiene hasta 63 veces más cumarina que la canela de Ceilán.Así que aún se necesita más investigación para confirmar si se producen beneficios de pérdida de peso en dosis más bajas, como las que se encuentran en el té de canela.Pero el beneficio que sí encontrarás en el té de canela es que contiene muchos antioxidantes, compuestos que combaten la oxidación causada por los radicales libres, que son moléculas que dañan las células y contribuyen a enfermedades como la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardíacas.La canela es particularmente rica en antioxidantes polifenólicos. De hecho, es una de las especias con mayor actividad antioxidante, superada sólo por el clavo y el orégano.Además, la investigación muestra que el té de canela puede aumentar la capacidad antioxidante total, que es una medida de la cantidad de radicales libres que su cuerpo puede combatir.Otro de los grandes beneficios de la canela es que reduce la inflamación y puede mejorar la salud del corazón. La inflamación es la raíz de muchas enfermedades crónicas, incluidas las enfermedades del corazón, mientras que estudios también informan que la canela puede reducir la presión arterial, así como los niveles de triglicéridos y colesterol LDL (malo) en algunas personas.Y no sólo eso, la canela además puede aumentar los niveles de colesterol HDL (bueno), lo que ayuda a mejorar la salud del corazón al eliminar el exceso de colesterol de los vasos sanguíneos.A pesar de estas propiedades benéficas, hay que siempre tener en cuenta la contraindicación principal de la canela: el consumo excesivo de cumarinas, contenidas en la canela, puede reducir la función hepática y aumentar el riesgo de sangrado, así que debes consumir la canela con moderación.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD