Mazapanes, delicia navideña
Recomendaciones de Cocina

Mazapanes, delicia navideña

Por Kiwilimón - Noviembre 2013
Este dulce de herencia española es una de los más socorrido en navidad por su sabor, textura sedosa y presentación única.   En España es un postre tradicional navideño desde hace mucho tiempo y gracias al lazo cultural que existe entre el país Ibérico y América Latina hemos heredado el gusto por este dulce además de su técnica de preparación. Según cuenta la historia el mazapán se creó a partir de influencias árabes durante la ocupación de lo Moros en España y el primer registro sobre haberse preparado se remonta a 1577. Según este documento su origen se llevó a cabo en Toledo, por lo que ahí se come todo el año. El mazapán es, junto al turrón, los polvorones y los churros uno de los bocadillos dulces más tradicionales de la Navidad, al menos en lo que respecta a nuestra herencia española. La base de esta elaboración tan dulce y suave es la almendra y el azúcar a la que se unen ingredientes para aromatizar como puede ser la vainilla, la canela o el limón. Es aquí donde uno se puede poner ingenioso pues la receta es tan simple que puede aumentársele desde coco hasta chocolate y crear así un tipo propio. La forma de preparar mazapán en casa es muy simple: se toma la misma cantidad de almendra cruda y pelada y azúcar. Acto seguido se mezclan y se trituran o licuan hasta conseguir una pasta de textura y color uniforme, sin grumos. Después se deja descansar la masa y posteriormente se le da forma. Para finalizar se le barniza con clara de huevo y se hornea a 180º por unos 15 minutos para obtener mazapanes doraditos por fuera y suaves por dentro. En Latinoamérica el mazapán ha cruzado fronteras y en cada lugar existen diferentes formas de prepararlo. Por ejemplo el mazapán de Amatitlán, Guatemala es famoso desde el siglo XIX pues se elabora con las semillas de la calabaza, arroz y azúcar. En Venezuela, en el Estado Bolívar, se elabora con anacardo en vez de la almendra y azúcar. En las Filipinas, el mazapán de pili se hace de nueces de pili. En México, por supuesto, es muy popular el mazapán de cacahuate que puedes encontrara a diario durante todo el año en cualquier tienda conveniencia. Un perfecto acompañamiento para un mazapán recién hecho es una taza de chocolate caliente. El complemento entre el cacao y el sabor de la almendra es un maridaje que siempre ha funcionado así que es perfecto tanto para niños como para un café con amigos en una tarde fría de épocas decembrinas.  

Recetas con Mazapán

Receta de Tronco de Mazapán y Chocolate

Ingredientes: - 125 gramos de mazapán - 50 gramos de chocolate semi-amargo - 50 gramos de azúcar glass - 1 clara de huevo Haz click aquí y encuentra como preparar estos mazapanes.  

Receta de Pastel de Frutas con Chocolate y Mazapán

Ingredientes: - 200 gramos de mantequilla - 200 gramos de azúcar morena - 100 gramos de chocolate amargo en trozos - 75 mililitros de brandy - 1 cucharada de esencia de vainilla - 250 gramos de pasa - 100 gramos de arándano - 100 gramos de ralladura de cáscara de limón - 200 gramos de harina - 100 gramos de almendra - 3 cucharadas de cacao en polvo - 3 huevos batido - 2 cucharadas de canela en polvo - 500 gramos de mazapán - azúcares glass Encuentra los pasos para preparar esta receta dando click aquí.  

"A ti, ¿te gustan los mazapanes?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Por qué perdemos el gusto y el olfato con COVID y cómo recuperarlo?
Los aromas son toboganes cuánticos que nos catapultan a otra realidad: a la casa de nuestros padres en la infancia, a nuestro primer beso, a las vacaciones de la adolescencia. “No hay memoria tan precisa, tan vívida y evocadora como la que se recupera a través del olfato, y va tan unida a las sensaciones que se experimentaron junto al olor”, confirma Dolores Redondo, en su Legado en los huesos.Quienes hemos atravesado por COVID nos hacemos conscientes de la fiesta que regalan los sentidos al ánimo y la salud, al cuerpo. Tras algunos días sin aroma y sin gusto me di cuenta de que la nariz está íntimamente conectada a las emociones. Tal vez por eso lo extrañaba quizás más que el gusto. La neuróloga Paola Guraieb me explicó que es porque nuestra capacidad olfatoria incluye unos 3 mil olores, mientras la gustativa es mucho menor. “Si dejas de oler, las alteraciones en el gusto serán predominantes. Lo que sucede es que el virus tiene una alta replicabilidad en el pulmón, en el cerebro, en la sangre y en la nariz. Por eso es común que se merme la olfacción”. Y está claro: sin olfato, perdemos el gusto. La doctora Flor Luna, especialista en urgencias médico-quirúrgicas y consultora sobre Salud Ocupacional en empresas trasnacionales, afirma que existe una constante de 53 por ciento en la alteración del olfato, mientras que en el gusto es de 52 por ciento. “Uno de cada cinco pacientes con coronavirus presenta estas alteraciones como primer síntoma de la enfermedad. Aún no se tiene claro si la prevalencia es distinta con otra cepa”, afirma. Para muchos de nosotros el gusto es literalmente la sal de la vida. En la lengua, el techo de la boca y en la garganta se encuentran las células gustativas, unas pequeñas partículas dentro de las papilas gustativas que se cuentan en 10 mil cuando nacemos y que se van perdiendo a partir de los cincuenta años. Probar un mole, por ejemplo, con ageusia (incapacidad de detectar sabores en los alimentos) es llevar a la boca una salsa sedosa y caliente pero desprovista de alma. Con el tiempo –aunado a una dosis de paciencia y amor a mi proceso de sanación– aprendí a valorar las texturas, las temperaturas, las sensaciones que un alimento dejaba a su paso por la boca. Yo recuperé primero el olfato que el gusto, pero según la doctora Luna, varios estudios elaborados en la Unión Europea han observado una recuperación más rápida del gusto que el olfato. Lo común es que a las tres semanas de un diagnóstico positivo comience la recuperación de ambos sentidos. Si la enfermedad fue severa pueden tardar hasta entre seis y ocho meses. Y sí, existen casos en los que no se recuperan los sentidos o quedan dañados. “Depende de muchos factores, por ejemplo, si la persona es fumadora. Ellos ya per se tienen alteraciones en el gusto y olfato, y posiblemente nunca vuelvan a degustar u oler al 100”, concluye la doctora Luna. ¿Cómo recuperar los sentidos?Las estrategias de tratamiento en las alteraciones del olfato dependen si se trata de una pérdida total (anosmia) o parcial (hiposmia) del sentido. “En el caso de que la pérdida sea permanente, está indicado el entrenamiento olfatorio”, confirma la doctora Luna. No hay que dejar que el tiempo pase. Para la neuróloga Guraieb, recuperar a tiempo la olfacción puede representar la salud de nuestro cerebro en el futuro: “Cuando existe anosmia tienes que recuperarte en menos de seis meses, pues los epitelios respiratorios están conectados con la memoria”. Lo que sucede es que los aromas conectan con las cortezas cerebrales en las que se localizan las emociones, la memoria episódica. “Está demostrado que pacientes con enfermedades degenerativas han padecido o padecieron problemas del olfato, también se ha observado en pacientes con problemas de Parkinson o Alzheimer”. La solución está en poner a trabajar nuestra nariz y nuestra lengua; entrenarlas, pues. “Como sucedería en un entrenamiento físico, esta técnica consiste en exponer a los pacientes a diferentes olores concentrados en recipientes individuales a diario y durante el tiempo indicado por el especialista”, afirma la doctora Luna. Ella nos da el consejo de realizar el olfateo deliberado diariamente por tres meses. Necesitarás limón, una rosa o un caballito con agua de rosas, algún alimento ahumado, un caballito de vinagre, un caballito de anís y aceite de eucalipto. Practica oler durante 20 segundos cada uno de estos aromas dos veces al día. “Existe clara evidencia científica de que esta exposición sistemática a determinados olores mejora el olfato en patologías neurodegenerativas o traumatismos craneales”, concluye la doctora Luna.
Mascarillas caseras con miel para cualquier tipo de piel
El proceso único que se lleva a cabo para obtener la miel la hace especialmente beneficiosa para usos cosméticos y una mascarilla casera con este ingrediente puede ayudarte con el acné, a curar cicatrices y a emparejar el tono de la piel.La miel cruda está llena de propiedades buenas para la piel y funciona especialmente bien para personas que tienen acné o afecciones como eccema o psoriasis. También ayuda a equilibrar las bacterias de la piel y si consigues miel de Manuka, este producto ha demostrado ser significativamente más eficaz para curar heridas, tanto que ahora los médicos la utilizan en entornos clínicos. Lo que hace a la miel tan buena como mascarilla es que acelera los procesos de curación de las células de la piel. Por ejemplo, si tienes imperfecciones o un brote de eccema, la miel sin pasteurizar podría acelerar la curación y reducir la inflamación. La miel cruda también es un exfoliante natural, lo que significa que aplicarla en el rostro quita la piel seca y opaca, y permite revelar nuevas células cutáneas debajo.Cómo usar miel como mascarilla caseraPuedes usarla para lavarte la cara, hacer un exfoliante o hacer una mascarilla de miel casera semanal. La miel es un gran complemento para cualquier régimen de cuidado de la piel, sin importar el tipo de piel que tengas.Aquí te dejamos algunas mascarillas con miel efectivas que puedes hacer en casa y que son perfectas para probar un fin de semana. Recuerda aplicarlas con la piel limpia y como tip extra y muy ganador, coloca un paño húmedo y tibio sobre tu cara para abrir los poros antes de la mascarilla. Después de enjuaga, lava tu cara con agua fría o usa un tónico para cerrar los poros. Mascarilla de miel para piel grasaLas mascarillas de arcilla con miel son increíbles para la piel grasa. La miel ayuda a eliminar el exceso de ella, mientras que la arcilla es altamente absorbente y la elimina mientras exfolia suavemente.La bentonita y la arcilla roja marroquí son dos de las mejores opciones de arcilla para equilibrar los aceites naturales y ambos tienen propiedades antibacterianas para tratar la piel propensa al acné. Para hacer esta mascarilla necesitas:1 cucharadita de miel1 cucharadita de arcilla bentonita o arcilla roja marroquí1 cucharadita de vinagre de manzanaMezcla la arcilla con la miel y el vinagre de manzana en un tazón pequeño no reactivo (es decir, que no sea de metal). Aplica suavemente en la cara y el cuello, deja actuar 15 minutos y enjuaga la mascarilla primero con agua tibia y luego con agua fría.Mascarilla de miel para pieles secasLa miel y el aguacate son la combinación perfecta de ingredientes hidratantes para pieles secas, mientras que las almendras molidas exfolian suavemente y sus grasas buenas dejan la piel con una sensación súper suave. Para esta mascarilla casera necesitas:2 cucharadas de miel (o 1 cucharada de miel y 1 cucharada de aceite como jojoba o almendra dulce)1/4 de aguacate, machacado2 cucharadas de almendras finamente molidasMezcla la miel y el aguacate en un tazón pequeño, luego agrega las almendras molidas. Extiende la mezcla sobre la cara y el cuello, deja actuar de 15 a 20 minutos y enjuaga con agua tibia.Mascarilla facial de miel para piel sensible (o para la inflamación)El té verde o matcha y la miel son dos ingredientes que ejercen magia antiinflamatoria para el enrojecimiento y la inflamación de la piel. Esta combinación relajante es lo suficientemente suave para pieles sensibles, pero puedes hacer una prueba en un pedacito de piel pequeño para asegurarte. Ambos ingredientes son potentes antioxidantes que combaten los radicales libres y reparan la piel dañada. Para esta mascarilla necesitas:1 cucharadita de té verde o matcha en polvo (puedes abrir una bolsita de té verde y usar las hojas)1 cucharada de miel1 cucharadita de aceite de almendras dulces o jojobaCombina el polvo de matcha o té verde, la miel y el aceite en un tazón pequeño y mezcla bien. Aplica sobre la cara y déjalo actuar por 15 minutos antes de lavar con agua tibia.
Arma tu tostadiza con menos de $100 pesos
Sabemos que quieres comer platillos deliciosos este 15 de septiembre, sin embargo, también sabemos que es importante cuidar tu economía, por eso tenemos para ti estos sencillos tips para organizar una tostadiza con menos de $100 pesos y dar el grito disfrutando de las mejores tostadas. Recuerda que el Kiwilimón tenemos muchas recetas de tostadas para estas fiestas patrias. Guisados económicos, la clave del éxitoSi quieres organizar una tostadiza para celebrar el Día de la Independencia sin gastar mucho, preparar guisados económicos es la mejor opción. En Kiwilimón te recomendamos preparar guisados que sean rendidores y que se preparen con ingredientes baratos. Aquí te damos las mejores ideas y consejos. ¿Se te antojan unas tostadas de tinga? Entonces te sugerimos añadir bastante cebolla en tiras para que el guisado rinda muchos más. No olvides añadir un toque de chile chipotle al caldillo y acompañar con queso fresco rallado, crema ácida, salsa verde y lechuga picada. El mole con pollo también es una excelente opción, pues a todos les fascinarán este tipo de tostadas con pollo y lo mejor de todo es que el pollo desmenuzado es muy rendidor. Para acompañar estas tostadas, solo unta una capa de frijoles y un poco de tu salsa favorita. Si tienes ganas de probar unas tostadas diferentes, entonces tienes que preparar unas sabrosas y picositas tostadas de atún, además, gracias a que el atún en lata es muy versátil, tienes muchísimas opciones de donde escoger. Una de las recetas más populares será la de atún a la mexicana, pues es un guisado que combina perfecto con todo.También puedes leer: 6 platillos tradicionales para celebrar las fiestas patriasNo lo pienses más y empieza tu día con unas tostadas muy mexicanas, te sugerimos preparar unas ricas tostadas de huevo ranchero para el desayuno. Harás magia con un poco de frijoles refritos, salsa roja, huevo y tostadas. ¡Todos quedarán fascinados con este desayuno! El jamón, el chorizo y las salchichas serán tus grandes aliados en la cocina, ya que son económicos y muy versátiles. Añade frijoles refritos, pico de gallo, salsa, queso rallado o el complemento que más se te antoje. En Kiwilimón también te aconsejamos cocinar guisados económicos y rendidores, pues serán una gran opción para celebrar las fiestas patrias. Prepara unas picositas rajas poblanas con elote y crema, chorizo con papas, salpicón de pollo, picadillo o cualquier otro guisado económico.También puedes leer: Cómo celebrar las fiestas patrias de manera seguraLos complementos perfectos para tus tostadasOtro consejo para una tostadiza exitosa es acompañar las tostadas con guarniciones baratas, rendidores y ricas. Puedes añadir frijoles refritos, la salsa de tu preferencia, lechuga picada, pico de gallo, arroz a la mexicana, crema ácida, queso fresco rallado, nopales preparados o cualquier otra guarnición que tengas a la mano. Tostadas hechas en casaSi tienes tortillas en casa, puedes ahorrar un poco más y utilizarlas para hacer tostadas. Puedes poner las tortillas en un comal, en el horno, en un horno eléctrico o en el microondas para transformarlas en ricas tostadas. Si quieres un poco más de sabor, puedes freír las tortillas con aceite vegetal hasta que queden muy crujientes. Recetas para la tostadiza perfectaEn Kiwilimón tenemos docenas de recetas de tostadas para todos los gustos y bolsillos. Recuerda que para comer rico, no hay que gastar mucho.Tostadas de Salpicón de PolloTostadas de Huevo RancheroTostadas Poblanas con Pechuga de PolloTostadas de Pollo con MoleTostadas de Pollo en Salsa Cremosa de EloteTostadas de Tinga de NopalesTostadas de Atún a la MexicanaTostadas de Ceviche de JícamaTostadas de Ensalada Cremosa de Pechuga de Pavo y VegetalesTostadas de Jamón con Pico de GalloTostadas SonorensesTostadas de Pollo al CilantroTambién puedes leer: 10 formas de no gastarte toda la quincena en las fiestas patriasDivide los gastosSi quieres festejar el 15 de septiembre sin preocupaciones, una gran idea es dividir los gastos entre los asistentes. Por ejemplo, diferentes personas puedes llevar las tostadas, la crema, el queso rallado, los guisados, el arroz, los frijoles o cualquier otro ingrediente.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD