Recetas con Danette
Recomendaciones de Postres

Recetas con Danette

Por Kiwilimón - Octubre 2011
Deliciosos postres son los que puedes preparar con Danette®, desde hacer combinaciones con flanes, natillas, gelatinas, etc. Sólo es cuestión de echar a andar la imaginación. Aquí te dejamos algunos ejemplos de postres que se pueden realizar. - Paletas Heladas Danette Ricas paletas heladas hecas con Natilla sabor Chocolate Danette. - Tartaletas de Frutas Ricas Tartaletas de Frutas hechas con Natilla sabor Vainilla Danette® - Pay Frío de Naranja Deliciosa receta de Pay Frío de Naranja hecho con Natilla sabor Vainilla Danette®.. - Carlota Danette Deliciosa Carlota hecha con Natilla sabor Vainilla Danette® y galletas soletas. - Flan con Brownie de Chocolate Riquísimo brownie cubierto de un Flan Danette®.. - Plátanos Machos Fritos Deliciosos plátanos machos fritos preparados con Natilla sabor Vainilla Danette®. Ideal para un postre fácil y rápido que le encantará a los niños. - Pastel Imposible Danette ¡El favorito de muchos! Prepara esta receta de pastel imposible preparado con Natilla sabor Vainilla Danette®. - Dúo Danette Prueba este delicioso Panqué marmoleado preparado con Natilla sabor Vainilla Danette® y Natilla sabor Chocolate Danette®. - Cheesecake Marmoleado Danette Delicioso cheesecake marmoleado preparado con Natilla sabor Vainilla Danette® y Natilla sabor Chocolate Danette®. - Gelatina Danette Bicolor Esta rica gelatina bicolor se prepara con las Natillas Danette® sabor Chocolate y sabor Vainilla. Es muy sencilla de preparar.
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Ecuador podrá ser un país pequeño en tamaño pero inmenso en cuanto a gastronomía se refiere, ya que la comida tradicional ecuatoriana es abundante, exótica y diversa. Es por eso que a continuación te mostramos un listado con los platillos típicos de Ecuador que no podrás resistir y que te servirán para identificar la gran cantidad de ingredientes que los distinguen de otros países latinos. Fanesca de Ecuador La fanesca, también conocida como juanesca, es un guiso hecho con granos tiernos y bacalao con leche, que se prepara en Ecuador durante cuaresma. Este plato nace de la mezcla de la tradición indígena y la cultura española. Se dice que lleva 12 ingredientes, entre los cuales destacan los granos típicos andinos como choclo, chochos, habas y arvejas, en honor a los doce apóstoles. Locro de papa Si de comida tradicional de Ecuador hablamos, el locro de papa es una de las sopas más populares. Se trata de un guiso espeso originario de la sierra ecuatoriana, que se prepara con papa, queso, aguacate y salsa de ají. ¿Se te antoja? Encocado El encocado es un platillo típico de Ecuador originario de la provincia costera Esmeraldas. Puede hacerse con pescado o camarones bañado en salsa de coco, acompañado de arroz y plátanos fritos. ¡Es una verdadera delicia! Churrasco ecuatoriano Si bien el churrasco es un plato tradicional en toda América Latina, en Ecuador posee un sabor singular gracias a que la carne de res se asa a la plancha o a las brasas y se sirve con papas fritas, huevo frito y ensalada. Llapingachos Dentro de la gastronomía de Ecuador también destacan los llapingachos, unas sabrosas tortillas de papa cocida, rellenas con queso, bañadas en una deliciosa salsa de maní, que se acompañan con chorizo, huevo frito, ensalada y aguacate. Éste es quizá uno de los platillos ecuatorianos favoritos. Bolón de verde El bolón de verde, normalmente consumido a la hora de desayunar, es una esfera hecha de masa de plátano verde frita o asada, rellena de queso, carne o chicharrón. ¿Se te antoja con un cafecito? Como puedes observar, la combinación de sabores en la gastronomía ecuatoriana tiene resultados deliciosos, así que cuéntanos, ¿cuál es el platillo típico de Ecuador que se te antojó más?
Definitivamente, cocinar no es para todos o al menos, no para todos los momentos, porque a cualquiera le llega ese día en el que no tiene ganadas de nada, mucho menos de ponerse a cocer pollo, verduras o carne, aunque mueras de hambre.Pero la comida es tan noble que hasta para esos momentos tiene cosas deliciosas que ofrecerte y, de hecho, puedes crear una comida completa con varios ‘snacks’, porque la diferencia principal entre un snack, tentempié o bocadillo es cultural, más que nutricional.Claro, cabe mencionar que si sólo comes una manzana con un poco de crema de cacahuate, eso sigue siendo un bocadillo. La clave para preparar una comida que te mantenga lleno y con energía durante tres o cuatro horas, como una comida normal, es incluir una variedad de nutrientes y alimentos. Lo más sencillo es combinar al menos cuatro alimentos diferentes, y tres o cuatro grupos de alimentos. Esto te ayudará a garantizar que estás comiendo lo suficiente, así como un buen equilibrio de grasas, proteínas, carbohidratos y fibra.El otro truco para lograr convertir snacks en comida es servirlos juntos en un plato, en lugar de sólo picotear cosas una por una. Ahora, para inspirarte un poco, te dejamos estos ejemplos, pero recuerda que comer balanceado implica conocerte, conocer tu cuerpo y, sobre todo, tener una guía de un profesional cuando quieres realizar cambios en tu dieta.1. BaguetteUn almuerzo sencillo puede estar inspirado en un baguette, con el que puedes aprovechar los distintos estilos y sabores del pan (centeno, ajo, natural) y añadir queso crema, vegetales, como pepino, tomate, pimientos, aceitunas, y finalmente agrega salmón ahumado o un huevo duro. Si llevas una dieta vegana, puedes omitir el salmón y usar queso crema a base de tofu.2. Bowl de yogurtUn bowl de yogurt es ideal para cuando tienes hambre, quieres una comida que no se cocine y tienes antojo de algo dulce. Para hacerlo sólo cubre yogurt natural con una cucharada de crema de nuez (como almendras o cacahuate) un plátano en rodajas, nueces picadas o almendras, avena, semillas y frutas secas, granola, además de un puñado de fruta fresca, si te hace falta un poco de dulce, añade un poco de miel.3. SmoothieSi te detienes a pensarlo, la mayoría de los smoothies son en realidad un montón de snacks diferentes, como frutas, lácteos y nueces, que sólo mezclas en la licuadora.Para convertirlos en un desayuno abundante y energizante, mezclar kéfir con plátano, bayas, granola y crema de nueces. Puede usar cualquier fruta fresca o congelada y no dudes en añadir yogurt, queso cottage o leche para el kéfir; nueces enteras para la crema de nueces; y muesli (o avena natural) para la granola. 4. Plato de cereal aumentadoUn tazón de cereal con leche es delicioso, pero no es del todo una comida completa. Para convertirlo en un desayuno o cena abundante, puedes agregar nueces o semillas (almendras fileteadas, nueces picadas, semillas de girasol tostadas) y frutas frescas o secas (fresas en rodajas, pasas, arándanos secos) a tazones de Cheerios, por ejemplo, con leche reducida en grasa o mejor aún, una leche a base de plantas, como soya o cualquier otra rica en proteínas.
La gastronomía uruguaya es una diversa mezcla de sabores, colores y texturas, y, aunque está fuertemente influenciada por España e Italia debido a la alta migración de los europeos al país latino durante el siglo XIX, existe también una gran similitud con la comida mexicana, como te lo mostramos a continuación con estos 5 platillos de Uruguay que bien podrían pasar por antojitos mexas. Chivito El chivito uruguayo, contrario a lo que se podría pensar por su nombre, se trata de un pan relleno de carne de res con muchos ingredientes, usualmente incluyendo un huevo frito, lechuga, tomate, jamón, mozzarella, tocino, aceitunas, pimiento morrón y mayonesa. ¿Tú también crees que su sabor es equiparable con una rica torta esquinera de jamón con milanesa? Asado Al igual que en Uruguay, el asado lo podemos encontrar también sus versiones argentinas y brasileñas, pero en México sería lo equivalente a la carnita asada. Así como en el asado uruguayo se cocina con distintos tipos de carne como res, ternera, pollo y una gran variedad de salchichas y chorizos a la parrilla o a la leña, en México la carnita asada se prepara en un asador y se utilizan distintos cortes como la arrachera, el rib eye y el bistec, por supuesto acompañados de sus cebollitas, nopalitos y tortillas. Farinata La farinata es una especie de tortilla hecha con harina de garbanzos a la que se le agrega aceite de oliva, pimienta y sal al gusto y se acompaña con parmesano, orégano o tomillo. Es una preparación muy sencilla, casi parecida a la memela oaxaqueña, hecha con harina de maíz y sal, a la que se le pone un poco de salsa. ¿Estás de acuerdo o la relaciones con algún otro antojito mexicano? Empanadas criollas Las empanadas criollas de Uruguay están hechas con harina de trigo y se rellenan de carne molida, pimentón dulce, huevo cocido picado, ajo, chile, sal y pimienta; generalmente se acompañan de una buena copa de vino. La versión mexicana de estas empanadas sería, sin duda alguna, los pastes de papa con carne molida y chile, que puedes acompañar de un vaso de pulque, bebida fermentada que se obtiene de la penca de maguey. Chajá El chajá, un postre típico uruguayo, es un pastel pequeño, cuadrado y esponjoso hecho con pastelería, merengue y duraznos; también se le puede añadir chocolate o dulce de leche y su aspecto es muy parecido al de una capirotada por la consistencia de su pan. De todas estas opciones, ¿con cuál te quedas? ¿Con los platillos de Uruguay o sus versiones de comida mexicana?
Hacer pan de zanahoria es quizá una de las formas más accesibles de empezar a hornear. Los ingredientes son sencillos, zanahorias, vainilla, huevo, aceite, canela, azúcar, polvo para hornear, sal y harina es todo lo que necesitas para prepara este postre que ya es un clásico.Los orígenes del pastel de zanahoria no están del todo claros, pues hay una receta en inglés para hacer “pudín en una raíz de Carret (sic)” que data de 1951, pero esta es esencialmente una zanahoria rellena que incluye muchos elementos comunes al postre moderno.Desde ahí, ha evolucionado mucho y se ha vuelto muy popular en sus versiones caseras, porque es una forma de comer pan dulce controlando el azúcar que lleva, por ejemplo.Pero aunque es una receta sencilla, si eres primeriza lo más seguro es que tengas huecos del proceso que pueden ser llenados perfectamente por estos tips y así tendrás como resultado el pan de zanahoria perfecto.1. No tengas miedo al hornoCada horno es diferente. Si tu receta, por ejemplo, dice que hornees tu pan durante 30 minutos pero a los 20 ya huele a que algo se quema, no temas a abrir el horno, meter un palillo y asegurarte de que todo va bien con tu pan. Sigue tu olfato y tu intuición, las posibilidades de que tu horno explote si lo abres son mínimas. 2. Engrasa bien el moldeEl miedo aquí es usar demasiada mantequilla porque es una grasa, pero recuerda que el engrasado sirve para crear una barrera entre el molde y la mezcla, no te preocupes, tu pan no lo absorberá por completo. Para que esta barrera funcione, la mejor técnica es untar con suficiente mantequilla el molde (no tengas miedo a dejar una buena capa) y después enharinarlo. 3. Elige ingredientes de calidadExiste una gran diferencia de sabor al usar extracto de vainilla y saborizante de vainilla, así que no te limites cuando de elegir un ingrediente de calidad se trata. Piensa que este ingrediente puede ser costoso, pero te rendirá para otros platillos o para muchos panes de zanahoria. Además, el extracto suele tener mucho menos contenido de azúcar que los saborizantes.4. Las medidas sí importanLa repostería es caprichosa y añadir más o menos de algún ingrediente siempre tendrá un resultado súper diferente, así que si estás comenzando a hornear, intenta ser muy estricta con las medidas, para que la mezcla quede como idealmente debería.5. Invierte en herramientasUna batidora, unas tazas medidoras e incluso un molde de silicón podrían ser la clave para que tu pan de verdad quede perfecto. Si inviertes en un molde de silicón, esto te ahorrará el paso de engrasar tu molde. Así que si hornear panqué o cupcakes o cualquier otro bizcocho te ha gustado mucho, estas compras valdrán mucho la pena.Es probable que una vez que hagas tu primer pan de zanahoria no quede perfecto, pero no dejes de intentar y de buscar tus propios trucos y adaptarlos a tu receta. La práctica hace al maestro y los resultados llegarán a ser deliciosos. Te lo aseguramos.Recuerda que además de pan o pastel, hay muchas variaciones de pasteles de zanahoria que puedes hacer, como unos hot cakes, por ejemplo, la mezcla de zanahoria con harina puede ser muy versátil.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD