Ingrediente de la semana: La Piña, recetas y beneficios
Recetas Fáciles

Ingrediente de la semana: La Piña, recetas y beneficios

Por Kiwilimón - Agosto 2012
Esta fruta es poseedora de una enzima que nos ayuda a tener una buena digestión. Si se consume fresca puede llegar a ser la fruta perfecta por que puede ayudar a digerir la comida que sea, en especial las comidas muy pesadas. Para las personas que tienen problemas gastrointestinales se le recomienda su consumo. Siempre que se consume fresca después de cada comida nos ayuda a tener una mejor digestión. La piña es muy rica en vitamina A y C, a su vez se recomienda su consumo para dietas de adelgazar. Para hacer la piña más dulce y que no se sienta el sabor acido es recomendable que la colguemos durante unas horas boca abajo para que la azúcar que esta contiene se reparta por medio de toda la piña. Elige la piña adecuada Para saber elegir una buena piña, hay dos formas de saberlo
  1. Por el olor. La debemos escoger por su olor, oliendo la parte de abajo de la piña y si esta tiene un rico olor dulce es porque esta buena para digerir.
  2. Por las hojas. Cuando las hojas de la piña están verdes y en la punta amarillosas o simplemente presiona la fruta con los dedos y esta blanda eso quiere decir que esta buena.

Recetas de cocina

Ahora que hablamos de la piña, será muy bueno recomendarles recetas con esta fruta y que serán del total agrado de la famila. (recomendamos que hagan click en el título de la receta para ver más detalles de preparación) Hamburgesas Teriyaki con Piña. Una rica receta para realizar en un lindo día de verano o primavera en una parrillada. La piña y las hamburguesas se hacen al carbón, y se les agrega un toque de salsa teriyaki. Flamingo. Este es otro delicioso cóctel sin alcohol. Se prepara con jugo de arándano, de piña y de limón mezclado con agua mineral. Salmón con Salsa Tropical. Esta receta de salmón lleva una mayonesa de chipotle y una salsa de piña encima. Martini de Piña y Jengibre. Esta bebida es refrescante y exótica gracias a la combinación de Jengibre y Piña. Pescado a la Parrilla con Mango y Piña. Esta receta de pescado se cocina en la parrilla y se sirve con una salsa de mango con piña, chile, y un toque de naranja. Pastel de Zanahoria con Coco y Piña. Este rico pastel de zanahoria también lleva coco rallado y pina, dándole un sabor único. Va cubierto en el rico betún de queso crema y decorado con nueces. Martini de Piña y Jengibre. Esta bebida es refrescante y exótica gracias a la combinación de Jengibre y Piña.
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El desperdicio de alimentos es una situación grave en el mundo y no sólo es muy triste que todos los días, toneladas de alimentos terminen en la basura, sino que además, hacemos un daño directo a los bolsillos. Para evitar que la comida termine por ser desechada, te damos algunos pasos sencillos para ser más consciente y poder aprovechar mejor nuestros recursos.Todo empieza desde las comprasEl primer paso, y quizá el más importante, es que planees correctamente las compras. Antes de hacer tu lista para el súper, revisa lo que tienes en el refrigerador. A veces hay tesoros en el fondo del cajón de las verduras que se pueden convertir en una deliciosa sopa antes de que pase demasiado tiempo. Aprovecha ese jamón de la semana pasada para unas croquetas y si te sobró demasiado, piensa comprar un poco menos la siguiente vez.Te recomendamos intentar esta receta de Croquetas de Papa con Jamón Nada de distraccionesRecuerda, si vas de compras con hambre o sed, pondrás en tu carrito mucho más de lo que necesitas. Apégate a tu lista y a la planeación que hayas hecho para la semana. Una vez que llegas a casa, empaca y almacena todo correctamente y así tendrá más vida de anaquel.Aprovecha los ingredientesMuchas veces al preparar una receta, usamos sólo una parte de las frutas y verduras que compramos. Por ejemplo, con el apio: si usas los tallos para una ensalada, aprovecha las hojas en una sopa y la parte blanca de la base para dar más sabor a tu caldo. También puedes hacerlo con los tallos de los champiñones o los tallos gruesos del brócoli, que hacen una rica sopa o ensalada. Los plátanos que ya están muy negritos son perfectos para hacer panqué o agregarlos a la masa de hotcakes. Si no tienes tiempo de prepararlo pronto o no tienes suficiente cantidad, no te preocupes, congélalos hasta que estés lista.Si tienes pedacitos de diferentes quesos, es el momento de hacer una salsa deliciosa para tu pasta favorita. Y en la alacena, revisa mensualmente las fechas de latas y salsas, y úsalas en tiempo.Cuida las porcionesPara evitar tener desperdicios, es mucho mejor servir porciones pequeñas y si alguien quiere más, entonces que se sirva después. Si sobra comida, recuerda enfriarla rápido y conservarla adecuadamente para que dure más tiempo.Administra inteligentemente las sobrasCon frecuencia, nuestro refrigerador se convierte en un paso previo al basurero por tener cantidades pequeñas de sobras que no se aprovechan. Si preparaste comida de más, recuerda conservar lo que quede en recipientes adecuados, siempre marcando el contenido y la fecha de empaque, para que estés consciente de cuándo debes consumirlo.Por otra parte, también puedes darle nueva vida a las sobras. Por ejemplo, si hubo pollo al horno, deshebra el sobrante para unos taquitos; las verduras cocidas picadas se pueden mezclar con pasta fría y vinagreta, o con atún y mayonesa para una ensalada; los frijoles refritos con salsa de jitomate y caldo toman un nuevo aire en una sopa. O simplemente fríe ese arroz blanco con verduras picadas, cubitos de carne o camarón, y salsa de soya para una cena oriental ligera... Usa tu imaginación y dales giros distintos a esos recipientes con sobras. Al final de mes, se sentirá la mejora en tu cartera.
Pareciera imposible dejar de usar bolsas de plástico, porque nos las ofrecen en todos lados. Sin embargo, también vemos muchísimas imágenes devastadoras de montañas de bolsas de plástico que están contaminando a la tierra y a los océanos. Por lo que hacer conciencia y aplicar pequeños cambios en nuestros hábitos es necesario y pueden tener buenos resultados.De hecho, en muchos países, las bolsas de plástico están prohibidas. También existen algunas iniciativas que proponen usar materiales que se degraden más pronto que los plásticos tradicionales, o incluso se cobra algún impuesto si quieres usar bolsas. Aun así, no es suficiente y no sucede en todo el mundo.Te recomendamos Cómo desperdiciar menos comida cuando tienes niños pequeñosAdemás, existen otros plásticos de un solo uso como popotes, cubiertos y platos, a los cuales también se ha extendido la prohibición. Pero lo que complica la situación es que a pesar de que el polietileno con el que están hechas las bolsas es fácilmente reciclable, no se hace porque es difícil separarlo del resto de la basura.Considerando todo esto, la mejor solución es evitarlo. Primero hay que empezar por las compras. Hay muchas bolsas de tela muy atractivas que puedes llevar al supermercado o mercado para empacar tus productos.Si no las llevas, solicita que te den cajas, siempre les sobran en las tiendas grandes. Piensa también que no sólo en los supermercados nos dan bolsas, y mejor carga bolsas de tela siempre a la mano para todo lo que compres, o inclusive si compras comida para llevar en un restaurante.Para las frutas y verduras, puedes conseguir bolsas pequeñas de tela abierta, como malla o velo. Recuerda lavarlas de vez en cuando para evitar contaminaciones. Una bolsa de plástico tradicional puede tardar cientos de años en degradarse completamente. Y si además compras jugos en botellas de plástico, imagínate cuánto de este material consumes en una sola semana.Te recomendamos: ¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?Poco a poco, tiendas donde venden productos a granel tanto de limpieza como alimentos están abriendo. Lleva tus propios contenedores y reúsalos.Usa bolsas de papel o recipientes para los sándwiches del lunch. No es necesario empacarlos en bolsas. Procura usar recipientes de vidrio o acero inoxidable ya que duran mucho más tiempo y cuando ya no te sirvan, contaminan menos.Y si ya tienes las bolsas, reúsalas la mayor cantidad de veces posible, ya sea para las compras, o para forrar basureros. Convierte el tema en un proyecto familiar: organiza un reto de quién puede pasar más tiempo sin usar una bolsa de plástico, involucra a tus hijos e invítalos a sugerir ideas para reducir su uso. Recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.
¿Acaso hay algo más vergonzoso que darte cuenta de que tienes mal aliento justo cuando estás a mitad de una conversación? A todos nos ha pasado (sobre todo después de comer unos deliciosos tacos con su respectiva cebollita). Por supuesto que la higiene bucal es fundamental para evitar este tipo de problemas, pero eso no es todo. Hay otras maneras que pueden contribuir a tener un aliento fresco siempre. ¿Por qué tengo mal aliento?Existen diferentes razones por las cuales puedes tener mal aliento. En general, estas son las tres principales:Falta de higiene bucalConsumo de alimentos con sabores u olores fuertesProblemas de digestión ¿Qué puedo comer para quitar el mal aliento?Procura incluir estos alimentos en tu dieta para combatir el mal aliento. ManzanaLas frutas “crujientes”, como la manzana, ayudan a combatir el mal aliento de dos formas. Por un lado, su textura hace que produzcas más saliva, lo cual ayuda a deshacerte de las bacterias que producen el mal aliento. Y por otro, la dureza y lo crujiente de la manzana facilitan la limpieza de los dientes, removiendo restos de comida.Té verdeSabemos que muchas veces parece imposible arrancar el día sin una dosis de cafeína, pero si decides tomarla en forma de café, probablemente estarás batallando a lo largo del día con tu aliento. En su lugar mejor bebe una taza de té verde: te dará la misma energía que el café y, además, la catequina (un antioxidante natural) combatirá las bacterias que provocan el mal aliento. CítricosDespués de comer trata de incluir siempre una naranja, toronja o cualquier otro cítrico. Esto no solo te mantendrá alejado de antojos poco saludables, sino que también será una manera sencilla y muy efectiva de mantener tu aliento fresco a lo largo del día. La vitamina C presente en estos alimentos ayuda a eliminar las bacterias que afectan tu aliento.JengibreYa lo hemos dicho antes, el jengibre es un ingrediente con múltiples usos. No sólo es bueno para curar las molestas náuseas y tratar ciertos problemas gastrointestinales, también puede ayudar a tener un aliento fresco por más tiempo. Prepara un té con unas rodajas de limón y un pedacito de jengibre, y olvídate de taparte la boca cuando estás hablando. MentaExisten alimentos, como la menta o la hierbabuena, que dan un aliento fresco por sí mismos. Su sabor intenso y aromático proporciona instantáneamente frescura, ya sea en forma de bebida o simplemente masticado. En caso de que tu problema de aliento se debe a una mala digestión, estas hierbas también pueden ayudar a combatirlo desde la raíz.
Si hay algo de lo que escuchamos todos los días, es acerca de las superfoods, de sus propiedades y lo bien que le hacen al organismo para combatir las reacciones de una mala alimentación y de la pobre calidad de los alimentos que consumimos. Hoy en día nos enfrentamos a alimentos procesados, a sustancias nocivas que causan problemas graves como el sobrepeso, la obesidad, diabetes y problemas en el sistema circulatorio. Ante este panorama, las superfoods nos aportan vitaminas, minerales, antioxidantes, fitoquímicos y demás sustancias que protegen a nuestro cuerpo de toxinas, calorías vacías y sustancias difíciles de digerir; también nos darán energía y ayudarán a nuestro cuerpo ante enfermedades. Dos de las superfoods más populares son el matcha y la maca.El matcha es un tipo de té verde japonés que contiene 20 veces más antioxidantes y aminoácidos naturales que el té verde regular. Entre sus beneficios está ayudar a la concentración, pérdida de peso, mejorar la circulación, refuerza la inmunidad y mejora el ánimo. La maca es un tubérculo que ayuda a equilibrar las hormonas y trastornos de la tiroides, potencializa la líbido, alivia síntomas molestos de la menstruación y de la menopausia.Una de las formas de incorporar estos dos súper alimentos a tu día a día es a través de los smoothies, pues son deliciosos, prácticos y fáciles de preparar. Aquí te dejamos estas recetas para que los disfrutes:Smoothie con matcha para desinflamar Ingredientes:1 rebanada de piña1 plátano¼ de pepino1 cucharadita de matchaagua de cocoHay que licuarlo todo con hielos ¡Y disfrutar!Smoothie energético con maca Ingredientes: 1 ½ taza de leche vegetal a tu elección1 cucharada de maca en polvo1 cucharada de mielMezcla todo e incorpórale hielos al gusto.Como ves, la maca y el matcha son ingredientes que aportan muchísimos beneficios y que son muy fáciles de integrar a tus smoothies para hacerlos deliciosos y nutritivos.Estas recetas te pueden interesar:Smoothies frutalesSmoothies 4 ways
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD