Ingrediente de la semana: La Piña, recetas y beneficios
Recetas Fáciles

Ingrediente de la semana: La Piña, recetas y beneficios

Por Kiwilimón - Agosto 2012
Esta fruta es poseedora de una enzima que nos ayuda a tener una buena digestión. Si se consume fresca puede llegar a ser la fruta perfecta por que puede ayudar a digerir la comida que sea, en especial las comidas muy pesadas. Para las personas que tienen problemas gastrointestinales se le recomienda su consumo. Siempre que se consume fresca después de cada comida nos ayuda a tener una mejor digestión. La piña es muy rica en vitamina A y C, a su vez se recomienda su consumo para dietas de adelgazar. Para hacer la piña más dulce y que no se sienta el sabor acido es recomendable que la colguemos durante unas horas boca abajo para que la azúcar que esta contiene se reparta por medio de toda la piña. Elige la piña adecuada Para saber elegir una buena piña, hay dos formas de saberlo
  1. Por el olor. La debemos escoger por su olor, oliendo la parte de abajo de la piña y si esta tiene un rico olor dulce es porque esta buena para digerir.
  2. Por las hojas. Cuando las hojas de la piña están verdes y en la punta amarillosas o simplemente presiona la fruta con los dedos y esta blanda eso quiere decir que esta buena.

Recetas de cocina

Ahora que hablamos de la piña, será muy bueno recomendarles recetas con esta fruta y que serán del total agrado de la famila. (recomendamos que hagan click en el título de la receta para ver más detalles de preparación) Hamburgesas Teriyaki con Piña. Una rica receta para realizar en un lindo día de verano o primavera en una parrillada. La piña y las hamburguesas se hacen al carbón, y se les agrega un toque de salsa teriyaki. Flamingo. Este es otro delicioso cóctel sin alcohol. Se prepara con jugo de arándano, de piña y de limón mezclado con agua mineral. Salmón con Salsa Tropical. Esta receta de salmón lleva una mayonesa de chipotle y una salsa de piña encima. Martini de Piña y Jengibre. Esta bebida es refrescante y exótica gracias a la combinación de Jengibre y Piña. Pescado a la Parrilla con Mango y Piña. Esta receta de pescado se cocina en la parrilla y se sirve con una salsa de mango con piña, chile, y un toque de naranja. Pastel de Zanahoria con Coco y Piña. Este rico pastel de zanahoria también lleva coco rallado y pina, dándole un sabor único. Va cubierto en el rico betún de queso crema y decorado con nueces. Martini de Piña y Jengibre. Esta bebida es refrescante y exótica gracias a la combinación de Jengibre y Piña.
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los alimentos en tu cocina pueden funcionar también en tu rutina de belleza. Descubre qué ingredientes puedes usar para hacer un exfoliante casero para tus manos.Yoghurt: Este cremoso lácteo no sólo sirve para hacer postres, también es buenísimo para cuidar la salud de la piel. El yoghurt es una fuente rica en proteína, calcio, además de vitaminas y minerales, por lo que al aplicarlo en la piel ayuda a mantenerla hidratada. Por si fuera poco, el ácido láctico presente naturalmente en el yoghurt es un agente exfoliante que remueve células muertas. Así que no dudes en aplicar lo que te sobre de yogurt para tener una piel radiante y suave. Azúcar: Para quitar las capas de piel muerta o deshacerte de problemas más específicos, como manchas o puntos negros, necesitas un ingrediente que talle la superficie de tu piel, pero de forma suave. El  azúcar es  un ingrediente ideal para exfoliar tu piel, ya que el ácido glicólico presente en este alimento mantiene el equilibrio de aceites en la piel. Úsala para exfoliarte de manera suave, mientras que evitas que tu piel se vuelve demasiado grasosa o muy seca.Miel: Seguramente ya sabes que, gracias a sus propiedades antibióticas, la miel ayuda a combatir el acné. Sin embargo, los beneficios de este dulce alimento van más allá de eso. La miel es también un fabuloso ingrediente exfoliante, así que al aplicarla ayuda a tener una piel más clara y brillante. El único detalle con la miel es que debes tener cuidado al usarla, sobre todo si tienes alguna alergia, como al polen, al veneno de abeja o al apio. Si quieres usarla en tu rutina de belleza, lo mejor es que pruebes primero el exfoliante en una pequeña sección de tu piel.Aceite de Oliva:Cuando tus manos lucen sin vida o incluso empiezan a tener arrugas, lo más seguro es que los antioxidantes estén pasando factura a la salud de tu piel. El aceite de oliva es excelente para estos casos, ya que además de evitar el envejecimiento prematuro puede prevenir el cáncer de la piel. Asimismo, los altos niveles de vitaminas A, D, E y K ayudan a conservar la piel de tus manos en buen estado por más tiempo. Café: Seguramente ya sabes que los granos de café molidos son buenos para tratar la celulitis, sobre todo en los muslos y en las piernas. Pero, ¿qué pasa con las manos? La cafeína también tiene grandes beneficios para la piel de las manos. Al igual que el aceite de oliva, el  café tiene un efecto antioxidante, lo que ayuda a combatir los problemas provocados por los radicales libres. La exfoliación con granos de café puede ayudar a mejorar considerablemente el aspecto de la piel de las manos gracias a la vitamina B3 y al ácido clorogénico. La primera previene ciertos tipos de cáncer de piel, y el segundo reduce la inflamación.  
Una buena alimentación es importante no solo por su impacto en la salud física, sino también por su resultado en las emociones. Efectivamente, nuestros hábitos alimenticios (la manera en que comemos y el tipo de alimentos que solemos consumir) influyen en nuestro estado de ánimo. Aunque el efecto de la comida en la manera en que nos sentimos es bastante complejo, esta es a grandes rasgos la relación entre la comida y tus emociones:El organismo requiere “combustible” para funcionar adecuadamente. Esta energía se obtiene a partir del consumo periódico de alimentos. Cuando dejamos que pase demasiado tiempo entre una comida y otra (por ejemplo, al brincarse el desayuno) estamos obligando al cuerpo a que funcione con poco combustible. Esto puede hacernos sentir débiles, cansados y bajos de ánimo. En los últimos años han surgido una gran cantidad de dietas que prometen grandes beneficios para la salud. El problema es que el adoptar un régimen muy estricto sin consultar previamente a un médico puede llevar a una descompensación. Un caso muy común es el de los veganos. Al dejar de consumir los nutrientes presentes en los alimentos de origen natural, el cuerpo puede experimentar la falta de ciertos nutrientes, lo que se refleja en estados de ánimo volátiles y menos energía. Si decides hacer un cambio radical a tu alimentación, consulta a un especialista para asegurarte de que seguirás consumiendo los nutrientes que tu cuerpo necesita mediante sustitutos. Nuestro cuerpo requiere de energía para funcionar correctamente, pero no cualquier tipo de energía. Mientras que los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, como los vegetales, cereales y legumbres, ayudan a mantener los niveles de energía estables, los alimentos altos en carbohidratos procesados producen picos de energía. El consumo frecuente de comida rápida, panes o dulces no solo se relaciona con problemas de sobrepeso, también produce subidas y bajadas en los niveles de energía, lo cual se relaciona con irritabilidad y cansancio.En muchas ocasiones nuestros estados de ánimo tienen que ver menos con nuestro entorno y más con cuestiones internas. La falta de ciertos nutrientes puede afectar la manera en que nos sentimos. Existen alimentos que pueden aumentar los niveles de serotonina, la hormona de la felicidad, ayudando mejorar el estado de ánimo. El chocolate, los frutos secos y los pescados azules aportan serotonina cuando los consumimos, por lo cual nos brindan una sensación de bienestar y felicidad. No solo la comida influye en nuestras emociones. La manera en que nos sentimos también puede afectar nuestra manera de alimentarnos. Cuando estamos cansados o no hemos dormido lo suficiente, es más probable que sintamos antojos por alimentos no saludables, como donas o refrescos. De igual manera, cuando experimentamos estrés o ansiedad es muy común que tendamos a comer compulsivamente. No desestimes la importancia de la alimentación en tu salud emocional. Consume platillos saludables todos los días para que te sientas bien, por dentro y por fuera.
La celulitis es uno de los temas de belleza que más problemas da a las mujeres. De hecho, se calcula que alrededor del 90% de las mujeres tienen celulitis en alguna parte de su cuerpo. Precisamente su alta incidencia hace que sea muy común encontrar cremas, tratamientos y demás para combatirla. Pero, ¿sabes si realmente funcionan? Sigue leyendo para descubrir cómo puedes reducir efectivamente la celulitis. ¿Por qué sale celulitis?Para combatir la piel de naranja y poder deshacerte de ella de una vez por todas lo primero es saber exactamente por qué sale la celulitis. Como mencionamos en este artículo pasado, existen diferentes hábitos que pueden provocarte celulitis: usar ropa muy apretada, fumar, someterte a largos periodos de estrés, etc. Es cierto: hay cientos de cosas que hacemos todos los días que pueden estar afectando directa o indirectamente el aspecto de nuestra piel. Sin embargo, no hay que olvidar que la celulitis es básicamente grasa acumulada en las últimas capas de la piel. Esto significa que tanto nuestros hábitos alimenticios como el nivel de actividad física que realizamos diariamente tienen un impacto fuerte en la celulitis.Seamos realistas. Puedes aplicar varios tratamientos tópicos al día o incluso invertir en masajes, pero si no haces cambios fundamentales en la manera en que te alimentas o no haces más ejercicio, será más difícil eliminar la piel de naranja. Así que, antes de que compres un nuevo tratamiento anticelulitis, ponte a analizar tus comportamientos y determina qué puede estar provocándote la piel de naranja: ¿haces ejercicio?, ¿tomas suficiente agua?, ¿bebes demasiado alcohol?, ¿ingieres muchos alimentos grasosos? ¿Cómopuedes reducir la celulitis?No queremos desanimarte, pero no existe un tratamiento que por sí solo pueda eliminar completamente la celulitis. No obstante, hay una gran variedad de opciones y remedios que combinados pueden ayudar a mejorar considerablemente el aspecto de la piel. Estas son algunas de las medidas que pueden reducir la celulitis:Pérdida de peso: el exceso de peso hace que la grasa debajo de la piel sea más visible. Así que, si pierdes algunos kilos y te mantienes en un peso saludable, puedes reducir la piel de naranja. Ejercicio: la actividad física hace que quemes grasa, pero también te ayuda a desarrollar tus músculos. Si logras sustituir la grasa de tu cuerpo con masa muscular la celulitis será menos notoria.Tratamientos con cafeína: las cremas, lociones y exfoliantes que contienen cafeína han demostrado ser efectivos en la reducción de celulitis, ya que estos deshidratan las células, haciendo que la celulitis sea menos visible.¿Qué cambios debes hacer en tu rutina para combatir la celulitis?Disminuye tu consumo de sal. Deja de fumar.Reduce la ingesta de bebidas alcohólicas.Bebe por lo menos dos litros de agua natural al día.Haz ejercicio diariamente, por lo menos 30 minutos.No uses ropa demasiado ajustada.Procura mantener un peso saludable.Incluye en tu dieta alimentos con fibra.Baja el consumo de alimentos procesados y grasosos.Recetas saludables que te pueden interesar:Bowl de chía con frutaBarras congeladas de yoghurt con fruta Ensalada caliente de lentejas Pan tostado con aguacate y esquites  
Los mariscos son deliciosos, pero también pueden ser peligrosos si no se refrigeran apropiadamente. Evita problemas de salud conociendo cómo debes almacenar los mariscos y los días que pueden durar refrigerados.Primero que nada, ¿en qué debes fijarte para elegir mariscos en buen estado?Si un marisco se encuentra ya en estado de descomposición, no importa si lo guardas en el refrigerador o en el congelador, simplemente ya no sirve y no debes usarlo para cocinar. Estos son los principales aspectos que debes revisar al momento de comprar mariscos:Los caparazones de los mariscos, como las ostras o las almejas, deben estar enteros, es decir, sin grietas. Si te encuentras con un caparazón quebrado, no compres ese marisco.Para comprobar la frescura de los mejillones, ostras y almejas hay un truco muy sencillo. Golpea suavemente el caparazón. Si este se cierra, esto significa que el marisco aún está vivo, en caso contrario, mejor no lo compres.Los cangrejos y las langostas deben comprarse vivos, ya que se echan a perder muy rápidamente. Así que cuando los vayas a comprar asegúrate de que las patas se mueven, el caparazón está firme y la cola se encuentra recogida (no extendida).¿Cuántos días duran los mariscos refrigerados?Es muy importante que prestes atención a la manera en que guardas los mariscos. A diferencia de la carne de res que puede estar en el refrigerador sin problemas por varios días, los mariscos tienen una caducidad mucho menor. Recuerda que el consumir mariscos pasados o en mal estado puede provocar alguna infección o problema de salud, así que mejor ahórrate esos inconvenientes almacenando los mariscos de acuerdo con estas indicaciones.Los camarones, ostiones, langosta y calamares frescos solo pueden refrigerarse dos días (no más). En el congelador tienen un mayor tiempo de caducidad, ya que aguantan entre tres y seis meses.En el caso de los mariscos cocidos, si se cocina el mismo día que se consume, pueden refrigerarse hasta tres días. Si no preparaste tú la comida, checa directamente con el fabricante las indicaciones de consumo para saber cuánto tiempo más puede almacenarse el platillo en el refrigerador.De cualquier manera, es muy importante que antes de consumir mariscos (cocidos o frescos) que han estado refrigerados o congelados, revises su estado general. El olor de estos nunca debe ser agrio o parecido al amoniaco.Aunque no son mariscos, los pescados también deben almacenarse con cuidado para evitar que se descompongan. La recomendación es que los pescados (magros y grasos) pueden estar en el refrigerador como máximo dos días, y en el congelador desde seis hasta ocho meses.Recuerda revisar periódicamente la temperatura de tu refrigerador, la cual debe estar en 4° C, y la del congelador en -18° C.¿Te encantan los mariscos? Entonces no puedes perderte estas recetas fáciles: Tostadas de pulpo adobadoAros de Calamar en caldo de mostaza picositaEsquites de camarón y chile guajillo
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD