Recibe al verano con estas 9 recetas sin horno
Recomendaciones de Cocina

Recibe al verano con estas 9 recetas sin horno

Por Kiwilimón - June 2017
Cuando llega el verano y el termómetro marca más de 30° ni ganas dan de meterse a la cocina, ¡mucho menos de prender el horno! Para esos días en los que tienes antojo de algo sabroso, pero pocas ganas de estar en la cocina, te presentamos 11 recetas fáciles de preparar que no necesitan horno.

Mini pizzas caseras sin horno 

Prepara unas ricas mini pizzas en menos de 10 minutos. Ralla el queso parea que se derrita más fácilmente y pon un poco de aerosol sobre el sartén para que no se peguen.

Pastel de fresas con crema sin horno 

Esta receta es muy original y realmente ingeniosa. Aprovecha los ingredientes que tengas en casa y disfruta un delicioso pastel sin tener que hornearlo.

Pan de zanahoria hecho en sartén

Con esta receta de darás cuenta de que no se necesita horno para preparar pan. Asegúrate de que el centro no quede crudo tapando bien el sartén.

Panques de papa 

Estos panques son ideales para acompañar cualquier platillo de carne. Antes de freírlos, checa que la flama no esté muy alta. De lo contrario, se pueden arrebatar.

Brownies sin horno 

Ya que estos brownies no llevan ni harina ni huevos, no es necesario hornearlos. Puedes prepararlos con anticipación y refrigerarlos hasta por una semana.

Dumplings de camarón y carne de cerdo 

Aunque los dumpings se pueden preparar también en un sartén con aceite, te sugerimos que los hagas al vapor. No olvides el papel encerado para evitar que se peguen.

Cheesecake con pistaches garapiñados sin horno

Dale una textura más cremosa a tu cheesecake usando una batidora para mezclar el queso crema con los pistaches. Puedes decorarlo también con crema chantilly.

Pan pita tradicional

Este pan lo puedes preparar en una plancha en unos minutos. Úsalo para acompañar hummus, falafel o carne estilo kebab.  

Barbacoa de borrego en olla 

Ya tienes la receta para la próxima reunión familiar. Tan solo mezcla todos los ingredientes, introdúcelos en la olla y deja que esta haga su magia.

Ahora que ya conoces algunas alternativas al horno, ¿qué se te antoja preparar?

Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El té, esa bebida caliente que muchos toman para relajarse o para aminorar algún mal común, resulta tener un sinfín de variantes deliciosas con un sabor y olor diferente para cada gusto. Puedes encontrar el té en su presentación más básica, dentro de bolsitas de tela o en hierbas secas, listo para ser transformado en infusión y por ello, es necesario que conozcas los 6 tés más populares que no pueden faltar en tu alacena. Té verde El té verde es quizás el té más popular debido a sus propiedades antioxidantes y nutricionales, porque como explica el el doctor Leonardo López Guzmán, experto en medicina natural y homeopatía, “los antioxidantes combaten el envejecimiento prematuro y protegen a nuestro cuerpo de la contaminación ambiental y química”. Además, las personas lo relacionan con la pérdida de peso y aunque no es la clave para lograrlo, la nutrióloga Nineth Carrillo comenta que gracias a su riqueza de catequinas y polifenoles, el té verde propicia la disminución del colesterol y disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, razón por la cual todas las señoras tienen una cajita lista para abrir en sus cocinas. Té de jazmín Para los amantes de los sabores dulces, el té de jazmín es una opción increíble, ya que además de ser muy rico, Profesionales del Departamento de Epidemiología, Instituto Cardiovascular y Hospital Fu Wai y la Academia China de Ciencias Médicas de Beijing encontraron que ayuda a disminuir los niveles de colesterol, evitando ataques cardíacos y derrames cerebrales, además de aliviar el estrés y retrasar el proceso de envejecimiento. ¿Quién podría resistirse a él? Té negro Otro de los tés que más frecuentemente encontramos en las alacenas, es el té negro, que muchos utilizan como sustituto de café. Esto se debe a que ayuda a mejorar el estado de alerta mental, facilita el proceso de aprendizaje, contribuye a una mejor memoria y la habilidad para procesar la información, según información del sitio de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, Medline Plus. Además, también explican que el té negro también es súper efectivo para tratar el dolor de cabeza, la presión arterial alta y baja y el colesterol y para la prevención de las enfermedades cardiacas como la arteriosclerosis, el endurecimiento de las arterias y el infarto de miocardio. Sin embargo, debemos ser cuidadosos con su consumo ya que posee un alto contenido de cafeína. Té de manzanilla El té de manzanilla tiene numerosas propiedades medicinales gracias a sus terpenoides, flavonoides y otros aceites volátiles que, de acuerdo a un estudio publicado por el National Center for Biotechnology Information (NCBI), funcionan como antiinfamatorio, activo antibacteriano y relajante. Esto significa que es ideal para relajarte y conciliar el sueño, para aminorarlos cólicos menstruales y dolores de estómago, así como para reducir el dolor de las articulaciones. Té chai El té chai, un té que ha tomado una fuerte popularidad en los últimos años, es originario de India y se parece mucho al té negro pero posee un sabor diferente, con distintas hierbas y especias aromáticas como clavo de olor, canela, jengibre, pimienta y cardamomo. La reducción de náuseas y el malestar estomacal, el mejoramiento de la digestión y la actividad cardiaca son sólo algunos de los múltiples beneficios del té chai. Té de tila El té de tila es, sin duda, uno de los favoritos dentro de las cocinas mexicanas y es que gracias a su alto contenido de fitonutrientes, flavonoides y otras sustancias diaforéticas, los cuales ayudan a aliviar la presión arterial alta, calmar la ansiedad y conciliar el sueño. De hecho, investigadores del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CIENVESTAV), encontraron las hojas del té de tila actúan en nuestro cerebro, inhibiendo la excitación del sistema nervioso, actuando como un relajante. Ahora que conoces los tés más populares y las razones por las cuales deben estar en tu cocina, ¿cuál te hace falta?
Puede que no seas una experta en repostería, pero aunque ya hayas horneado antes, a veces el resultado te deja preguntándote ¿¡que diablos estoy haciendo mal y por qué me quedan duras las galletas?!A pesar de tener una receta muy sencilla, las galletas suelen ser uno de los alimentos que más complicados nos resultan a la hora de hacerlos, porque en su paso a paso, necesitamos encontrar el equilibrio perfecto para que no queden demasiado gruesas, o demasiado pastelosas o muy duras.Para sabe qué salió mal con tus galletas, tienes que fijarte en varias cosas, por ejemplo, la consistencia de las galletas o de la masa antes de hornearlas. Así, entre los errores más comunes al hacer galletas se encuentra no agregar suficiente harina o usar demasiada; usar una cantidad mayor de huevos o incluso de azúcar… Y más que enlistamos a continuación:Usar polvo de hornear en lugar de bicarbonato de sodioMezclar todos los ingredientes al mismo tiempo en lugar de seguir las instrucciones paso a pasoAgregar huevos extraOlvidar los huevos por completoEmbutir la harina y usar demasiadaNo usar suficiente harinaBatir en exceso la masaUsando demasiada mantequillaNo usar suficiente mantequillaNo usar suficiente azúcar¿Por qué me quedan duras las galletas?Cuando horneas galletas y te quedan duras, lo más seguro es que hayas caído en dos de los errores más comunes: te faltó mantequilla o no usaste suficiente harina.Algunas galletas son crujientes y de consistencia más dura, pero otras, como las de chispas de chocolate o avena, pueden ser suaves o crujientes. El secreto para lograr una textura esponjosa en lugar de una textura delgada y crujiente está en la humedad.Por ejemplo, formar las galletas en montículos altos en lugar de aplanarlas con la palma de la mano y cocinarlas por un minuto o dos ayudará a retener densidad y las hará más suaves. Para agregar más humedad a la masa, puedes hacerlo en forma de mantequilla adicional, yemas de huevo o azúcar morena, esto hará queden aún más suaves.Para hacer las galletas más suaves, puedes agregar de 2 a 4 cucharadas de mantequilla ablandada, o 1/4 taza de azúcar a la masa.Cuando usas poca harina, las galletas salen planas, marrones, crujientes, frágiles y grasientas; además, se cocinan mucho más rápido.El resultado son galletas duras y frágiles, igual que cuando usas mantequilla demasiado suave o ligeramente derretida a la masa también puede dar como resultado galletas planas. La solución fácil es agregar más harina a la masa, poco a poco, hasta que la mezcla se pegue bien a la batidora.Prueba con estas pequeñas modificaciones en tus recetas de galletas, porque sólo a prueba y error encontrarás la forma perfecta de hacer galletas que no te queden duras.
Conocer las pupusas podría abrirte a un mundo de sabores, pues se trata de un platillo tradicional de El Salvador que puede ir relleno de frijoles, queso o chicharrón y hecho a basa de harina de maíz.Como desayuno o como cena, las ‘pupas’, como también se les llama, son tan geniales y populares que hasta Leonardo DiCaprio las ha probado y es fanático de ellas, e incluso hay una pupusa Obama, en honor del expresidente Barack Obama.Descubre con nosotros todo lo que las pupusas representan, un poco de su historia y sabores con estos datos que seguro aún no conocías.1. Hay un Día Nacional de las PupusasTiene poco tiempo siendo celebrado, pero el Día Nacional de las Pupusas se celebra el segundo domingo de noviembre desde el 2005.2. Tienen mucha historiaEl origen de las pupusas podría remontarse al siglo XVI, pues en uno de los texto de 1570 de Fray Bernarndino de Sahagún se menciona una “especie de tortilla de maíz cocida que los indígenas mezclaban con carne y frijoles”.3. Miles de rellenosTradicionalmente, las pupusas llevan queso con frijol, ayote, chipilín, hongos, espinaca, papelillo, cochinito y loroco. Pero actualmente, pueden contener desde carnes, queso y vegetales, hasta mariscos; los rellenos para las pupusas parecen no tener final.4. Significado de la palabra pupusasEl nombre pupusas es muy particular y se queda grabado en la cabeza de cualquiera, pero ¿qué significa? Esta palabra viene del idioma pipil y significa tortilla grande rellena o abultada.5. Pupusas de coloresEn lugares como Antiguo Cuscatlán, municipio de El Salvador, las pupusas se hacen de colores como rosa, amarillo o verde. Si tienes la oportunidad, no dejes de probar este delicioso platillo de El Salvador y sigue descubriendo la increíble gastronomía que América Latina tiene para ti, por ejemplo, la colombiana.
Los sabores de Puerto Rico, esa vibrante isla del Caribe que pertenece a Estados Unidos, están llenos de sabor, música y el espíritu animado de su gente. La comida típica de Puerto Rico es tan auténtica como la historia que los precede, y así te lo mostraremos a continuación con una imperdible lista que seguramente no conocías con 7 platillos típicos de Puerto Rico. Actualmente, los boricuas se dedican a la ganadería, criando cerdo y res; a la producción de leche y al cultivo de plátano y yuca (tubérculo tropical similar al camote o papa), elementos protagonistas de la gastronomía de Puerto Rico. La vasta combinación de ingredientes y su influencia intercultural, han hecho de la comida tradicional de Puerto Rico, un pilar indispensable en la gastronomía internacional y es que aceptémoslo, con estos deliciosos platillos típicos, ¿quién se resistiría a una buena plática de sobremesa? Mofongo de Puerto Rico Quizás el platillo típico de Puerto Rico más popular sea el mofongo, una delicia hecha de plátano verde frito triturado en mortero y sazonado con ajo, chicharrón y manteca. Éste se puede comer solo o puede ir acompañado de camarones, carne o pollo. ¿Apoco no se te antoja? Alcapurrias Boricuas El plátano típico de Puerto Rico nos sirve también para preparar las tradicionales alcapurrias, hechas con rodajas fritas de dicha fruta, rellenas de carne, pollo, mariscos o vegetales, aunque las más comunes van con cangrejo o jueyes (cangrejo azul) y se consiguen en la zona costera de la isla. Tostones Los tostones se consideran comida criolla debido a la descendencia africana que introdujo el uso del plátano y sus métodos de cocina a la isla. Éstos son una especie de tostada hecha a base de plátano verde frito y acompañadas con mayonesa o cátsup. ¡Es la botana perfecta para compartir con los amigos o familia! Arroz Mamposteao El arroz y los frijoles son muy utilizados en los platillos típicos de Puerto Rico, de hecho, en toda la gastronomía latina, pero ninguno se le compara al arroz mamposteao. Este arroz blanco con habichuelas, o frijoles rojos, se sazonan con cilantro, achiote, ajo y cebolla y se acompaña con carne de cerdo, res o chorizo. ¡Un plato digno de cualquier familia tradicional boricua! Guichi La papa rellena de Puerto Rico, también conocida como “guichi”, es un plato que generalmente se sirve en las reuniones familiares. Se trata de una papa hervida que puede ir rellena de carne o pollo y después se fríe. Los boricuas la prefieren bien dorada, ¿cómo la preferirías tú? Pernil Asado La carne de cerdo es otro elemento bastante utilizado en la comida tradicional de Puerto Rico, por eso tienes que conocer el pernil asado, un plato clásico de las fiestas decembrinas. Éste consiste en una pierna de cerdo marinada en adobo de ajo, aceite de oliva, orégano, jugo de limón y vinagre y cocida mínimo 5 horas en horno. Las personas de Puerto Rico lo disfrutan bien crujiente por fuera, pero jugoso y suave por dentro. Bacailitos El sabor del bacalao con vianda (túberculos que se sirven cocido, frito para acompañar la comida) es quizás uno de los favoritos de los boricuas, por eso, los bacailitos, frituras hechas de bacalao desmenuzado, los puedes encontrar en cualquier restaurante criollo o en las tienditas de las costas. ¿Ya conocías todos estos platillos típicos de Puerto Rico? ¿Agregarías alguno más a la lista?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD