Bebidas fáciles para el otoño que necesitas probar
Recomendaciones Gastronómicas

Bebidas fáciles para el otoño que necesitas probar

Por Kiwilimón - November 2019
Comienza la época del año en la que las hojas caen de los árboles y grandes vientos nos azotan, llegan los fríos pero aún no es la temporada más helada.

Para esta época, te tenemos la solución con las bebidas más deliciosas para darle la bienvenida a la última parte del año.

Aquí te dejamos estas deliciosas bebidas para el otoño que debes preparar.

Latte de calabaza

El latte de calabaza es una de las bebidas más características del otoño, su sabor condimentado nos recuerda la época del año en la que estamos y es más fácil de preparar de lo que te imaginas.

Para realizarlo necesitamos café, puré de calabaza, saborizante al gusto, especias, leche y crema batida. Lo que tienes que hacer es poner en un recipiente el puré de calabaza con el saborizante y las especias, luego se le agrega la leche y se pone a hervir revolviendo todo para deshacer los grumos y que todo quede bien incorporado, después se le agrega el café que de preferencia debe estar recién hecho. Se revuelve todo y se puede decorar con crema batida y un poco de canela en polvo.

Sidra de Manzana

La sidra de manzana es una bebida deliciosa que puedes tomar tanto fría como calientita, cuyo sabor te envolverá en esta época otoñal. Para hacerla, tienes que poner a hervir 10 manzanas en una olla con agua, agrega una cucharada de canela en polvo, una pizca de clavo, ¾ de taza de azúcar y déjalo a fuego muy bajo por una hora. Deja calentar y luego cuela el resultado hasta que quede un líquido sin grumos. Refrigera y tómalo frío o caliente.

Atole de avena

Cuando comienza la temporada de otoño, no hay nada mejor que un atole dulce y delicioso. Este atole de avena es perfecto para la época y para hacerlo no necesitas muchos ingredientes. Hierve medio litro de leche con un poco de azúcar y una varita de canela. Agrega 100 g de avena en hojuela y mueve la mezcla hasta que quede la textura que deseas.

Té de arándano

Los frutos rojos tienen un sabor que va muy bien con el otoño y nada mejor que incorporarlo con una bebida calientita. Hacerlo es realmente fácil y seguramente lo disfrutarás muchísimo. Hierve un litro de agua con 100 g de arándanos y espera de 2 o 3 minutos, posteriormente baja la temperatura y agrega 1 varita de canela, 1 clavo, 2/3 de taza de azúcar, el jugo de media naranja y de medio limón. Revuelve, deja reposar por 1 hora y ¡está listo!

Infusión de canela

Puede que la canela sea el sabor oficial del otoño y la verdad es que queremos agregarla a todo. Además de que esta especie contiene muchas propiedades, esta infusión puede ayudarte a protegerte de enfermedades.

En un litro de agua hirviendo, agrega 1 varita de canela. Puedes tomar esta preparación caliente o utilizar esta infusión como un concentrado al que le puedes agregar agua fría para disfrutar como té helado.

Café con dulce de leche

Para combatir el frío y los fuertes vientos cae muy bien un café calientito y dulce. Para hacerlo necesitas mezclar el dulce de leche con el café bien caliente para que se disuelva bien y luego echa un chorrito de licor de café al gusto, puedes decorarlo con crema batida y a disfrutar.

El otoño es una época hermosa que con sus colores característicos y su clima particular nos invita a disfrutar de estas deliciosas bebidas. ¿Cuál se te antoja más?
Califica este artículo
Calificaciones (1)
Francisca Underwood
18/11/2019 23:40:35
Me gusta mucho
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Desde siempre, la harina es uno de los ingredientes más básicos en la cocina, ya que sus usos van desde hacer pan, hasta elaborar postres y hasta dar consistencia a ciertos platillos. Pero existe una variedad de este ingrediente que a veces nos confunde, por lo que aquí te vamos a explicar qué tipos de harinas hay y para qué sirve cada una.Harina de trigoLa harina de trigo es la más común en la cocina y se usa para elaborar masas tanto dulces como saladas. Es muy útil para rebozar carnes y pescados y, sobre todo, para preparar pan. También hay una variedad de la harina de trigo integral, que es más oscura y se obtiene moliendo el grano de trigo entero.Harina de maízSe obtiene de moler los granos de maíz, que poseen gran cantidad de almidón. La harina de maíz es ideal para hacer tortillas y empanadas; también es buena para espesar salsas, sopas y guisados. Esta harina no contiene gluten, por lo que no es recomendable para hacer pan, pero sí galletas y algunos tipos de bizcocho y bollos. Harina de centenoAunque no es tan conocida como la harina de trigo, la harina de centeno es también se usa mucho para la producción de pan, pues sus características le dan una especie de amargor a la masa que le da muy buen sabor. Es muy recomendable para hacer galletas saladas.Harina de arrozAl ser muy ligera, se usa para rebozados y espesar guisos, principalmente. La harina de arroz no contiene gluten, por lo que es apta para celiacos; en la comida japonesa es muy utilizada. Harina de avenaEs una harina que queda muy bien en repostería, ya que tiene una textura muy fina y un sabor muy suave, sobre todo para hacer papillas de cereales para el desayuno, cremas, galletas, o magdalenas.Harina de cebadaEste tipo de harina tiene un gran valor nutritivo y beneficioso para el organismo. Comúnmente se utiliza como espesante y para elaborar panes más densos y menos esponjosos. Aunque contiene gluten, es de las que menor cantidad tiene.Las harinas serán las mejores aliadas en tu cocina, así que ahora que ya las conoces y sabes para qué son cada una, sabrás usarlas con tu toque para hacer magia en la cocina.Recetas para cocinar con harina:Atole de GuayabaTortillas de Harina IntegralPastel de Chocolate Fácil
Entre las causas de un descontrol en los triglicéridos se encuentra una dieta llena de calorías, tener sobrepeso y obesidad, malos hábitos como fumar y beber, además de la genética y hasta trastornos en la tiroides, enfermedades del hígado y renales. Con frecuencia escuchamos el término “triglicéridos altos” y sabemos que no es algo positivo, pero no tenemos mucha idea de lo que esto significa.¿Qué son los triglicéridos y qué consecuencias tiene el tenerlos altos?Los triglicéridos son un tipo de grasa que se encuentra en la sangre. Cuando se lleva una vida sedentaria y se excede el consumo de grasas y carbohidratos, el exceso de calorías es almacenado en forma de triglicéridos.Cuando los triglicéridos están altos, es decir, por encima de 150 ml/dL en ayunas, aunado a otros factores, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, además de la acumulación de grasa en el hígado. ¿Qué hacer para bajar los triglicéridos?Si ya tienes altos los triglicéridos, para nivelarlos puedes evitar el azúcar y los alimentos refinados, limitar tu ingesta de alcohol, y comer alimentos que ayuden con este propósito.¿Qué alimentos son los que ayudan a bajar los triglicéridos?Frutas y verduras. Hay que consumir varias veces al día, preferentemente en todas las comidas, verduras como calabaza, zanahoria, chayote o nopales. En el caso de las frutas, hay que tener cuidado porque son ricas en azúcares, que el organismo también puede transformar en triglicéridos.Legumbres. Incluye en tu dieta legumbres como frijoles, lentejas, habas, al menos tres veces por semana.Carnes magras, como pollo, pavo, pescado, pues no contienen azúcares, pero sí proteínas, minerales y vitaminas.Frutos secos. Un puñadito diario, sobre todo nueces o pistachos.Cereales integrales, que son ricos en vitaminas del grupo B, vitamina E y fibra dietética.Por otro lado, limita o evita el consumo de pan y postres, carnes frías muy saladas, refrescos, alcohol, grasas, azúcares, comida rápida y comida chatarra para no tener altos los triglicéridos.Recuerda que la alimentación es de vital importancia en nuestro organismo, por eso debemos pensar qué le damos a nuestro cuerpo y qué consecuencias buenas y malas va a tener.También es muy importante que consultes a tu médico para ajustar nuestras recomendaciones a tu caso en específico.
Comer no es sinónimo de nutrirnos. Sí, quizá pienses que estás bien alimentado porque comes varias veces al día, pero cabe la posibilidad de que estés malnutrido y no lo sepas.Cuando escuchas la palabra malnutrición, seguramente se te vienen a la mente imágenes de niños en estado de emaciación, donde los huesos son visibles en la piel, es por esto que frecuentemente se nos olvida lo que malnutrición significa.¿Qué es la malnutrición?De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la malnutrición es tanto las carencias como “los excesos o los desequilibrios de la ingesta de nutrientes de una persona”, y abarca dos tipos de afecciones.La desnutrición, la cual abarca el retraso del crecimiento en cuanto a estatura; la emaciación que es el peso menor al que corresponde a la estatura o la edad, y falta de vitaminas y minerales importantes.El segundo es el sobrepeso y la obesidad. Esto se enfoca en todas las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación, como cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, diabetes y cáncer. A grandes rasgos, el término malnutrición se refiere a comer muy poco, comer mucho, combinar incorrectamente los alimentos, ingerir alimentos con poco valor nutricional o alimentos contaminados.Otro de los pensamientos errados sobre la malnutrición es que se cree que el hambre es un problema que afecta a países tercermundistas, mientras que la obesidad, a países de primer mundo; sin embargo, debes saber que esto es un problema global, que nos afecta a todos.Y no sólo eso, según datos de la OMS, una de cada tres personas sufre algún tipo de malnutrición. Es más común de lo que crees ver a personas con diferentes formas de malnutrición convivir en el mismo país, en la misma comunidad y, a veces, hasta en la misma familia. El problema es tan grave que los gobiernos, así como la Organización Mundial de la Salud y Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, están realizando acciones en conjunto para erradicar la malnutrición. En casa, podemos prevenir esta afección organizando nuestras comidas y haciendo mejor selección de los alimentos que vamos a consumir. Y a nivel comunidad, puedes aportar al trabajo de fundaciones y asociaciones dedicadas a ayudar a niños de escasos recursos a tener una alimentación balanceada, como Dibujando un mañana o Comer y Crecer, y contribuir a que se desarrollen sanos y tengan un mejor futuro.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD