Food Sesh Club, el KiwiFav de la semana
Recomendaciones Gastronómicas

Food Sesh Club, el KiwiFav de la semana

Por Mayte Rueda - Diciembre 2021
Food Sesh es un pop-up que crea espacios gastronómicos recreativos para elevar los sentidos mediante experiencias privadas en lugares inesperados alrededor de México, en donde se usan microdosis de THC para incitar a un viaje sensorial donde el arte, el cannabis y la comida convergen para el disfrute de un club social donde se comparte la mesa en una cena casual de 7 tiempos.

Este original pop-up fue creado por Anel Hernández, una chef egresada de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, quien se  especializó en protocolo diplomático internacional y cocina mexicana.

El proyecto Food Sesh nació en septiembre de 2019 en Tijuana, después de una conversación entre la primera artista culinaria invitada y la Chef Anel Hernández, quienes realizaron las primeras 3 experiencias. Actualmente, se involucran a músicos, artistas, productores y marcas locales, que, en conjunto proponen nuevas formas de comer. Lo que la chef busca a través de este proyecto es que se viva una experiencia sensorial a través de la comida.

Los estados donde se han realizado los eventos hasta ahora son:

• Tijuana
• Querétaro
• CDMX
• Hidalgo
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía mexicana es rica, variada y consta de sabores muy complejos, es tan maravillosa que fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Sin embargo, no debemos confundir la comida mexicana con la comida prehispánica, pues la primera se refiera a nuestra cocina actual, la cual es el resultado del mestizaje entre los nativos y los colonizadores españoles, así como la influencia de migrantes de todas partes del mundo. En el caso de la comida prehispánica, esta se refiere a recetas de comida creadas por los pueblos originarios, las cuales se consumen desde hace cientos o miles de años. Aunque parezca difícil de creer, hoy en día existen platillos prehispánicos que sobrevivieron a la colonización y al surgimiento de nuevas técnicas y recetas, aquí te contamos cuáles son.Platillos de comida prehispánica que aún disfrutamosComo seguramente ya sabes, la cocina prehispánica se basaba en tres principales ingredientes: maíz, el chile y el frijol. Estos alimentos no solo eran nutritivos y accesibles, también tienen una infinidad de beneficios y propiedades. Aunque no todos los platillos prehispánicos se preparaban con estos tres ingredientes, si eran los más populares. A continuación, te contamos sobre las recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos hasta nuestros días, ¡te sorprenderás!También puedes leer: El pipián, un platillo prehispánico con mucha historiaChileatoleEl chileatole es un atole salado que se prepara con masa de maíz, elote, chiles verdes y epazote. Aunque este platillo data de la época prehispánica, hoy en día existen nuevas versiones, las cuales incluyen carne y verduras.PozoleEl pozole es otro de los platillos prehispánicos que sobrevivió a la colonización. La palabra proviene del náhuatl pozolli, que significa “espumoso”. Durante la época prehispánica, este caldo se preparaba con carne de itzcuintlis, un roedor que hoy conocemos como tepezcuintle. Los expertos también señalan que, en algunas ocasiones, los aztecas preparaban pozole con carne humano, aunque cabe señalar que esta no era una práctica común. Con la llegada de los colonizadores, también llegó la carne de cerdo a nuestro territorio, por lo que el pozole comenzó a prepararse con maíz cacahuacintle y este tipo de carne. Años más tarde, surgieron recetas de pozole rojo, verde y blanco, los cuales se acompañan con pollo, mariscos y carne de cerdo.TlacoyoEste delicioso antojito también data de la época prehispánica. La palabra tlacoyo proviene del náhuatl nacatlaoyo. De acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, “usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera della se llaman tianquiztlacualli; quiere decir 'tortilla o tamal que se vende en el tiánguez'. Otra manera del tiánguez, que se llama íztac tlaxcalli etica tlaoyo, quiere decir 'tortilla muy blanca que tiene de dentro harina de frijoles no cocidos'”. Hoy en día se preparan con masa de maíz azul o blanca, para luego rellenarse con requesón, frijoles, haba o chicharrón. Suele acompañarse con ensalada de nopales, queso fresco, requesón y salsa.También puedes leer: Bebidas prehispánicas: delicias de maíz y cacaoTamalesEl tamal, del náhuatl tamalli, que significa envuelto, es otro de los platillos de origen prehispánico. Según los expertos, los nativos comenzaron a preparar tamales alrededor del año 250 a. C. y solían disfrutarse durante fastuosos banquetes. En la época prehispánica, los tamales se preparaban con masa de maíz y chile, pero a veces también se rellenaban con frijoles o camarones, para luego envolverse en hojas de maíz y cocerse al vapor.Pipián¿Sabías que el pipián era uno de los platillos favoritos de Moctezuma? Esta receta de comida prehispánica se preparaba a base de pepitas de calabaza tostadas, chile y pescado o gallina. Con los años, comenzaron a añadirse especias y carne de cerdo al guiso, pero este es 100% de origen prehispánico.MemelaLa memela es otra receta de comida prehispánica que aún disfrutamos hoy en día. La palabra proviene de los términos tlaxcalmimilli y mimilli en náhuatl, lo que se traduce como tortilla larga. Según Fray Bernardino de Sahagún, las memelas prehispánicas se preparaban masa de maíz y chile. Hoy en día, las memelas se preparan con muchas maneras, aunque es común comerlas con un poco de manteca de cerdo, frijoles, salsa y queso.También puedes leer: 7 recetas fáciles de comida mestizaRecetas de comida prehispánica para preparar en casaSi quieres experimentar los sabores auténticos de nuestros ancestros, pon manos a la obra y prepara estas recetas de comida prehispánica que kiwilimón tiene para ti:Chileatole Fácil7 formas diferentes de preparar pozole3 Bebidas Prehispánicas3 Tlacoyos MexicanosTamales3 Recetas con Pipián
En diciembre no sólo nos reunimos para compartir alimentos, también suele ser un mes en el que bebemos mucho. Así que para empezar el año de cero, con un poco más de dinero y energía, quizá quieras poner en práctica enero sin alcohol.Un mes sin consumir tiene varios beneficios, por ejemplo, te ayuda a resetear tu relación con este tipo de bebidas, además de que también puede ayudarte a bajar de peso o incluso con tus niveles de azúcar.Enero seco (Dry January en inglés) o enero sin alcohol comenzó en 2012 como una iniciativa de Alcohol Change UK, una organización benéfica británica, con el fin de "deshacerse de la resaca, reducir la cintura y ahorrar mucho dinero al dejar el alcohol durante 31 días".Ahora millones de personas participan en este reto y este desafío se ha expandido a Estados Unidos, donde más estadounidenses se dan cuenta cada año de los beneficios de probar la sobriedad por un mes.La creciente conciencia surge cuando estudios recientes no han encontrado evidencia de que el consumo ligero de alcohol pueda ayudar a mantener a las personas saludables. De hecho, más de cinco tragos a la semana en promedio pueden quitar años de vida a una persona, según descubrieron los investigadores.Dejar un hábito sólo toma tres semanas y probar con un mes sin alcohol podría darte los siguientes beneficios y marcar una gran diferencia:Por ejemplo, un estudio descubrió que los bebedores habituales que se abstuvieron de beber alcohol durante solo un mes tenían una “disminución rápida” de ciertos mensajeros químicos en la sangre que están asociados con la progresión del cáncer. Los participantes también vieron mejoras en su resistencia a la insulina, peso y presión arterial.Casi las tres cuartas partes (71 %) de las personas que participaron en Enero Seco dijeron que dormían mejor y 67 % tenía más energía, según un estudio de la Universidad de Sussex. Más de la mitad, 58 %, perdió peso y 54 % reportó una mejor piel.Así que si entre tus propósitos de año nuevo incluiste beber menos o bajar de peso, probar con este reto de un mes sería una gran forma de poner en práctica lo que quieres conseguir. También puedes seguir nuestro reto détox, el cual las nutriólogas de kiwilimón Te cuida diseñaron para que le des a tu cuerpo un respiro de los procesados, con alimentos nutritivos y ligeros.
El restaurante Piloncillo y Cascabel, donde se cocina comida ordinaria de una manera extraordinaria, es el claro ejemplo de que la propuesta gastronómica de la ciudad no necesita ser ostentosa, excéntrica ni complicada para alcanzar la excelencia en cuanto a sabor y calidad. Conocido por su inventiva culinaria original, sencilla y deliciosa, Piloncillo y Cascabel nace en 2010, de la mano de Wenceslao Vera e Itzia Rojas, egresados de la Licenciatura en Gastronomía de la Universidad del Claustro de Sor Juana, quienes juntos crearon un paraíso justo tanto para su equipo como para sus proveedores en la Central de Abastos. La especialidad de Piloncillo y Cascabel es la cocina mexicana contemporánea, la cual desmenuzan en un menú de 3 tiempos, diferente cada día, que sólo cuesta $90 pesos y vuela gracias a su sabor y precios accesibles. Además del menú diario, podemos encontrar desayunos desde $65 pesos, como los irresistibles chilaquiles con salsa de chapulín, o platos fuertes que no pasan los $100 pesos, como consomé de hongos con ravioles o el risotto con salmón, sin embargo, mi favorito por siempre es el postre, cuya corona se la lleva el pastel caliente de chocolate oaxaqueño. Si bien podrían definirse como una fondita bistró gracias a sus deliciosos platillos, la comida de Piloncillo y Cascabel destaca por ser creativa pero sencilla, bien hecha y sobre todo, honesta, sin cargos extras ni presunción alguna. Ubicación: Torres Adalid 1263, colonia Narvarte Poniente, CDMX. Facebook: facebook.com/piloncilloycascabel Instragram: instagram.com/piloncillo_y_cascabel
Read in EnglishLa rosca de reyes es un delicioso pan dulce que se consume en México y otros países el 6 de enero, como para de las celebraciones del Día de Reyes. En nuestro país, la rosca suele acompañarse con bebidas como chocolate caliente, atole, café de olla o champurrado. En kiwilimón te contamos más sobre la historia de este tradicional pan, pues de acuerdo con los expertos, existen variedades muy similares en países como Estados Unidos, Francia, Suiza, España y Bélgica.¿Cuál es el significado de la rosca de reyes?La rosca de reyes se parte el 6 de enero, después de que Melchor, Gaspar y Baltazar les traen regalos a los niños. Este tipo de pan dulce suele acompañarse con alguna bebida caliente. La parte más emocionante de esta celebración es que, al partir la rosca, varias personas encontrarán un pequeño muñeco de plástico, el cual representa al niño Dios. Este pan esponjoso suele tener sabor a vainilla o naranja, para luego cubrirse con pequeñas costras preparadas con mantequilla y ate, higos y cerezas en almíbar. Sin embargo, hoy en día existe una gran variedad de roscas de reyes rellenas con queso crema, chocolate, crema de avellanas, mermelada y más. También puedes leer: ¿Por qué se parte una rosca el día de reyes?En cuanto a su significado, la rosca es ovalada o redondo porque “significa que el amor de Dios no tiene final”, es decir, que no tiene principio y fin, según información publicada por el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera. En el interior de la rosca de reyes, podemos encontrar varias figuras de plástico del niño Jesús, sin embargo, esto representa uno de los episodios más sangrientos de la biblia: la matanza de niños pequeños por órdenes del Rey Herodes. Es por esto que los niños se esconden dentro del pan, como si las personas buscarán protegerlos y esconderlos. Una vez que una o varias personas obtiene un muñeco cuando parten la rosca, la tradición dicta que deberán preparar o comprar tamales durante el Día de la Candelaria, el cual se celebra el 2 de febrero.El origen de la rosca de reyesEste pan dulce es todo un clásico y una de las celebraciones favoritas de chicos y grandes, sin embargo, la tradición no se originó en México. La rosca de reyes comenzó a prepararse en diversos países europeos durante la Edad Media, pero no llegó a nuestro país hasta después de la colonización. Después de más de 100 años, ahora podemos encontrar todo tipo de roscas de reyes. A continuación, te contamos sobre dos de los principales antecedentes de la rosca de reyes mexicana: el galette des rois de Francia y el roscón de reyes de España.También puedes leer: 8 recetas de rosca de reyes para celebrar en familiaGalette des roisEsta deliciosa rosca de reyes surgió en Francia en el siglo XIV. Es posible encontrarla a la venta desde mediados de diciembre, pero suele disfrutarse durante el 6 de enero, el Día de los Reyes Magos, o durante todo el mes. El galette des rois tradicional se prepara con masa hojaldrada y se rellena de frangipane, un dulce relleno preparado con crema pastelera y crema de almendra. Lo más divertido de esta celebración es que la persona que encuentre una pequeña figura de porcelana dentro de la galette será la portadora de una corona de cartón y nombrado rey o reina por un día.Roscón de reyesEsta versión española de la rosca de reyes se relaciona con las saturnales romanas, una serie de celebraciones dedicadas al dios Saturno. En aquellos años, se preparaba un pan dulce especial para la ocasión. Años más tarde, los españoles, al igual que los franceses, comenzaron a introducir una haba dentro del roscón y una vez que un niño la encontraba, se convertía en rey por un día. A diferencia del galette des rois, el roscón de reyes español es muy parecido a la rosca de reyes que se consume en México. El roscón es redondo y se adorna con fruta cristalizada y en algunas ocasiones se rellana con crema u otros rellenos dulces. También puedes leer: Rosca de Reyes en Estufa
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD