Salsa de soya y otras formas de condimentar sin usar sal
Recomendaciones de Cocina

Salsa de soya y otras formas de condimentar sin usar sal

Por Eloísa Carmona - Julio 2020
La sal realza sabores, es casi con seguridad el condimento que nunca falta en la cocina y podría ir en todo lo que cocinas, desde ensaladas hasta helados y bebidas como micheladas o margaritas. La sal es maravillosa, pero la química de los alimentos es tan basta, que provee de otras formas de condimentar sin usarla.

Por ejemplo, podrías usar salsa de soya al cocinar carnes o pescados y esta también destacaría el sabor de tu comida y aportaría otros toques, porque puedes sazonar la comida con ella. Esto puede que te vuele la mente (a mí sí me pasó, luego de descubrirlo en el documental de Netflix ‘Sal, grasa, ácido, calor’), porque piénsalo, la sal es básica al preparar comidas y ¿realmente alguna vez te habías planteado condimentar con algo más que no fuera sal?

Hay muchos ingredientes y condimentos cercanos a la sal que no sólo sacarán lo mejor de los alimentos, sino que también aportan sus propios sabores únicos. Ya sea que los usemos además o directamente en lugar de sal, estos potenciadores de sabor se pueden convertir en una parte indispensable de tu cocina una vez que aprenda a usarlos.

Salsa de soya

La salsa de soya, hecha de soya fermentada, está llena de sal y un profundo y oscuro sabor a umami, por lo que le da un sabor profundo e inconfundible a todo lo que toca, desde arroz frito hasta brochetas de pollo marinado. Con ella, por ejemplo, podrías sazonar un pollo asado antes de meterlo en el horno, unas verduras asadas, o incluso usar un poco para sazonar el líquido para estofar costillas.



Pescados curados en sal

Si te gustan las sardinas o las anchoas enlatadas, puedes triturarlas para hacerlas una pasta e integrarlas en un aderezo para ensaladas, de igual forma puedes incluirlo en salsas caseras para pastas. Lo mejor de los pescados curados en sal es que puedes hacerlos menos salados si por ejemplo, los enjuagas bajo el chorro de agua o los remojas en agua fría unas cuantas veces.

Miso

El miso es una mezcla fermentada de frijoles de soya y koji (un tipo de moho totalmente seguro que crece en el arroz) que puede diluirse y extenderse a las carnes, mezclarse en adobos y salsas, o en aderezos. Puedes usarlo en casi todas las sopas o estofados que te imagines, desde uan clásica sopa de fideos con pollo hasta un chili de carne de res. Lo mejor es que hay varios tipos diferentes para elegir, con perfiles de sabor que van desde suaves y dulces hasta oscuros y amargos, así que puedes buscar uno que se adapte mejor a lo que sea que quieras condimentar.



Salsa de pescado


Esta salsa es como una mezcla entre la salsa de soya y el pescado curado, pero con un sabor más grande y audaz. La salsa de pescado está hecha de pescado salado y fermentado, y aporta a la mesa una salinidad como de mar, junto con muchos sabores a pescado y caramelo. Es común encontrarla en platillos al estilo tailandés, pero puedes usarla en aderezos para ensalada César, platos simples de pasta e incluso en salsa de pizza.

Vegetales fermentados o en salmuera

La mayoría de las verduras fermentadas se envasan en una mezcla de sal, agua y especias mientras se someten a su transformación, lo que significa que tanto las verduras como el líquido en el que están pasando son muy saladas. Cortar las partes sólidas y echarlas en una ensalada de granos o revolverlas en una sopa es una excelente manera de agregar condimento y un toque de escabeche. Y una vez que has usado o comido los encurtidos puedes usar la salmuera como cualquiera de los condimentos líquidos anteriores, en un adobo, en un aderezo para ensaladas o en un estofado.



Ten en consideración que todas estas opciones son alternativas para condimentar que contienen sal, así que a excepción de la salsa de soya elaborada naturalmente, no serán una forma de reducir tu ingesta de sal, si eso es lo que buscabas, pero sí una manera diferente de darle sabor a tu comida.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía brasileña es tan amplia como la gran extensión de este país y tan maravillosa como las diversas culturas que habitan dentro de él. Recordemos que la inmensa gama de sabores que encontramos en la comida de Brasil se debe principalmente a la influencia de los ingredientes indígenas mezclados con la tradición de la cocina europea y la africana, por eso, podrás conocer lo mejor de la cocina brasileña a través de estos 6 platillos. Vatapá Si quieres conocer los platos típicos de Brasil, debes comenzar por probar el vatapá, un tipo de puré hecho con mariscos cocidos, pan previamente remojado en leche de coco, cacahuetes, cebolla, jengibre, sal, pimienta y cilantro. Puede servirse con arroz y pollo o puede usarse como guarnición de otros platos. Feijoada Una de las comidas brasileñas más conocidas en el mundo es la feijoada, preparada con frijoles que se acompañan de pies, rabos y orejas de cerdo. A esto también se le puede agregar otro tipo de carne como lomo, costilla, tocino y longaniza ahumada. La feijoada surge en la época de la colonia, cuando los esclavos le añadían frijoles a la carne que sobraba de las fiestas de los dueños de grandes plantaciones. Acarajé El acarajé es un plato de origen africano que tradicionalmente se come en la zona de Bahía, al noreste de Brasil. Se trata de unas fritangas rellenas de frijoles blancos, cebolla y camarón que van acompañadas de vatapá. ¡Una gran opción para cenar! Moqueca de Peixe Un platillo muy tradicional de Brasil es la moqueca, un guisado hecho con pescado, sal, especias y hierbas que se adoba con cebolla, pimiento, tomate y hojas de cilantro, además de leche de coco y aceite de palma. En algunas zonas lo acompañas también con camarones. ¿Te gustaría probarlo? Pan de queso El pão de queijo es otro favorito de la gastronomía brasileña y aunque consiste en unos sencillos pancitos de queso, su sabor es indescriptible. El pan de queso de Brasil se prepara con harina, leche, aceite, agua, almidón de yuca dulce, huevos y queso minas, una variedad de queso muy popular del estado de Minas Gerais, en Brasil. Churrasco Aunque también podemos encontrar churrasco argentino o boliviano, el churrasco de Brasil tiene una esencia y sabor incomparables. Se trata de un trozo de carne de res cocido a la plancha, a las brasas o directamente en el fuego; generalmente es picaña, que suele presentarse en espadas, cocinarse en ellas a la leña y se acompaña de plátano. Sin duda, las espadas brasileñas son un clásico imperdible. ¿Has probado alguno de estos platillos de comida brasileña? ¿Cuál es tu favorito?
El pescado rebozado o pescaditos es un platillo típico de muchas marisquerías, pero también de muchos lugares deliciosos que encuentras en los mercados. Pero si quieres hacer tu propia versión casera, necesitas saber cómo se reboza el pescado.Acompañado con limón y salsa picante, el pescado rebozado también tiene versiones en otros países, como en Inglaterra, donde el fish and chips es un platillo característico. Pero si tú quieres preparar pescado rebozado para unos tacos o para comerlo con limón, tienes que seguir este paso a paso con los mejores tips de la chef de Kiwilimón para que te quede perfecto.Cómo se reboza el pescadoLo primero que tienes que hacer para rebozar un pescado es mezclar 2 huevos por 1 taza de harina. Esto te asegurará cubrir del todo tus filetes; este es el objetivo principal de rebozar y como resultado obtendrás una capa crujiente por fuera y un pescado jugoso por dentro.Los ingredientes con los que puedes rebozar un pescado pueden variar, pero como base, puede elegir entre los siguientes:Harina de trigoHarina de arrozHarina integralFécula de maízHarina de maízPrácticamente puedes usar cualquier harina para hacer un rebozado, lo único importante es sazonar bien la mezcla que hagas con la harina.Añade unos buenos condimentos sobre la mezcla como ajo en polvo, orégano o paprika y esto hará toda la diferencia de sabor.Luego puedes agregar un líquido, este puede ser agua, agua mineral, cerveza e incluso refresco, esto hará que el rebozado quede más airoso y crujiente. Usa un recipiente amplio y profundo para que sea más fácil cubrir bien tu pescado.Antes de rebozarlo con tu preparación, puedes secar el pescado y luego pasarlo por un poco de harina o maicena, esto hará que el rebozado se adhiera bien a nuestro pescado.Finalmente, lo que fríelo en aceite bien caliente para que el rebozado quede crujiente y bien cocido. Ahora puedes poner en práctica este paso a paso con estas recetas:Filete de pescado rebozadoTacos de pescadoTacos de pescado rebozado con aderezo de cilantro y habanero
La pregunta más común sobre el té de canela tiene que ver con bajar de peso, pero en realidad, esta especia en su versión bebible tiene muchísimos otros beneficios para tu organismo.Por ejemplo, las propiedades del té de canela pueden ayudar con la regulación de los niveles de azúcar en la sangre o abonar a la preservación de la función cerebral, además de funciones relajantes e incluso sedantes.El té de canela es una bebida que se prepara sólo con hervir un palito (una rajita) de canela en agua y dejándolo en infusión para crear una bebida con un sabor fuerte y muy aromática. Muchas personas realizan combinaciones con otros ingredientes, como jengibre, miel o leche.¿Para qué sirve el té de canela?Además de ser una bebida sin cafeína y relajante, este té tiene varios beneficios importantes. El primero y quizá más famoso es que puede contribuir con la pérdida de peso.Si tú también te preguntas si beber té de canela puede ayudar a perder peso, tenemos buenas noticias, pues varios estudios han demostrado resultados prometedores. Sin embargo, antes de contarte sobre ellos, debes tener claro que la investigación sobre los efectos del té de canela es limitada respecto a esto aún es limitada.¿Qué ha dicho la ciencia entones? Un estudio realizado en la India mostró que tomar tres gramos de canela al día como suplemento alimenticio durante 16 semanas resultó en una disminución significativa en la circunferencia de la cintura y el índice de masa corporal en comparación con un grupo de control. Otro estudio publicado en Scientific Reports encontró que el extracto de canela promueve un proceso que se cree que aumenta el metabolismo y protege contra la obesidad en las células grasas.Sin embargo, cantidades grandes de canela pueden contener cantidades peligrosamente altas de cumarina y cuando se consume en exceso, este compuesto natural puede aumentar el riesgo de sangrado y causar o empeorar la enfermedad hepática. Esto es especialmente cierto para la canela Cassia, que contiene hasta 63 veces más cumarina que la canela de Ceilán.Así que aún se necesita más investigación para confirmar si se producen beneficios de pérdida de peso en dosis más bajas, como las que se encuentran en el té de canela.Pero el beneficio que sí encontrarás en el té de canela es que contiene muchos antioxidantes, compuestos que combaten la oxidación causada por los radicales libres, que son moléculas que dañan las células y contribuyen a enfermedades como la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardíacas.La canela es particularmente rica en antioxidantes polifenólicos. De hecho, es una de las especias con mayor actividad antioxidante, superada sólo por el clavo y el orégano.Además, la investigación muestra que el té de canela puede aumentar la capacidad antioxidante total, que es una medida de la cantidad de radicales libres que su cuerpo puede combatir.Otro de los grandes beneficios de la canela es que reduce la inflamación y puede mejorar la salud del corazón. La inflamación es la raíz de muchas enfermedades crónicas, incluidas las enfermedades del corazón, mientras que estudios también informan que la canela puede reducir la presión arterial, así como los niveles de triglicéridos y colesterol LDL (malo) en algunas personas.Y no sólo eso, la canela además puede aumentar los niveles de colesterol HDL (bueno), lo que ayuda a mejorar la salud del corazón al eliminar el exceso de colesterol de los vasos sanguíneos.A pesar de estas propiedades benéficas, hay que siempre tener en cuenta la contraindicación principal de la canela: el consumo excesivo de cumarinas, contenidas en la canela, puede reducir la función hepática y aumentar el riesgo de sangrado, así que debes consumir la canela con moderación.
Tener antojos parece incluso aún más terrible mientras estamos en casa, por lo que no sucumbir ante ellos a veces parece una tarea muy difícil.Incluso si has intentado mantener una rutina semanal con ejercicios incluidos, la naturaleza misma de quedarse en casa significa que es probable que te muevas mucho menos de lo que estás acostumbrado. Si a todo esto le añades el miedo constante de un virus, la nueva normalidad está llenad de ansiedad.Así que los antojos son inevitables en este ambiente de ansiedad e incertidumbre, lo malo es que no se nos antoja un gran plato de lechuga, sino esos alimentos que no tienen mucho aporte nutricional para nosotros.Para ayudarte a frenar esto un poco, te ayudamos a entender por qué sólo quieres comer comida chatarra y, lo mejor, alternativas mejores para suplir esos antojos.El estrés crónico sí puede alterar tus preferencias alimentarias, por lo que es normal experimentar antojos de comida azucarada o alta en carbohidratos, es decir, mientras estás ansioso y estresado, es más probable que agarres una bolsa de papas o tres galletas en lugar de una bolsa de zanahorias o de apios.Además, los niveles más altos de estrés también alteran las dos hormonas principales del hambre: leptina y grelina. Esto provoca que tengas antojos con mayor frecuencia, incluso si no tienes hambre física realmente.La otra razón por la que tienes estos antojos feroces es porque la comida chatarra es una forma rápida de liberar dopamina, sí, la hormona de la felicidad que provoca una respuesta de bienestar. Y una más, también puedes tener ganas de comer sólo porque estás aburrido y esta es una forma de entretenerte.No hay una estrategia precisa para evadir estos antojos, pero sí puedes seguir ciertas pautas para mantenerlos equilibrados, por ejemplo, no trabajes cerca de la cocina, mantén tus comidas balanceadas cada cuatro horas, haz una pausa antes de comer y reflexiona sobre si realmente tienes hambre o si sólo es estrés y, finalmente, sé realista: no vas a dejar de querer consolarte con la comida, siempre puedes comerte esas alitas, si recuerdas que comerlas diario no es lo mejor.4 alternativas sanas para cuando tienes antojos en casaLa versatilidad de la comida puede ser la solución para tener alternativas que sepan como ese antojo, pero tengan un aporte nutricional más alto.Por ejemplo, la coliflor puede ser un gran aliado para esto, pues hay mil platillos en los que puedes usarla.1. Alitas de coliflorUna original forma de caer en el antojo de alitas es hacerlas de coliflor, con la misma salsa que las condimenta, pero sin comer una pieza de pollo frita.2. Tacos al pastor sin carneComer tacos es una de las cosas que más disfrutamos, pero también puedes obtener una versión más ligera si usas soya o, sorpresa, también coliflor en lugar de carne de cerdo.3. Vegetales horneados con sabor a papas fritasLa papas son bajas en vitaminas, pero las zanahorias son un vegetal que tiene más de la mitad de los carbohidratos y está lleno de vitaminas A y C; al cortarlas en tiras finas, sazonarlas generosamente y hornearlas hasta que estén crujientes, obtienes la misma textura satisfactoria que las papas fritas pero sin ninguno de los efectos secundarios de engorde.4. Mac & cheese sin pastaLos macarrones con queso clásicos son una bomba de grasa y carbohidratos sin proteínas, pero una vez más, puedes reducir los carbohidratos al reemplazar la pasta estándar con coliflor o una variedad de garbanzos, que contiene un tercio de los carbohidratos de los macarrones de codo regulares.
NEWSLETTER
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD