Salud

¿Cenaste mucho? Te decimos cómo quitarte la pesadez estomacal
Salud
Aunque todos sabemos que la cena debe ser la comida más ligera del día, a veces es imposible negarse a un buen plato de pozole o a unos ricos tacos al pastor. Si de plano no te aguantaste al antojo y ahora la indigestión no te deja dormir, conoce algunos remedios caseros para quitar la pesadez estomacal. Toma una cucharadita de bicarbonato de sodio El bicarbonato de sodio es buenísimo para aliviar la acidez y la indigestión estomacal. Disuelve una cucharada de bicarbonato en un vaso de agua y tómalo una o dos horas después de comer. Combina vinagre de manzana con miel El magnesio, fósforo, potasio y calcio presentes en el vinagre ayudan a mejorar la digestión. Además, por ser un alimento ácido, el vinagre ayuda a desintegrar las grasas, por lo que es ideal tomarlo después de cenas muy grasosas. Come jengibre Los antioxidantes del jengibre son buenos para aliviar los síntomas de la indigestión y además quitan las náuseas. Asimismo, los compuestos fenólicos del jengibre reducen las contracciones y la irritación gastrointestinal. Mastica hinojo Si sientes el estómago inflamado, mastica un poco de hinojo. Este ayuda a que tu cuerpo se libere del gas, haciendo que tu vientre se desinflame. Bebe un té Las bebidas tibias también pueden aminorar las molestias de la indigestión. El té de manzanilla tiene propiedades antiespasmódicas y digestivas, mientras que el té de menta es sedante y digestivo. Tómalos para disminuir la pesadez estomacal después de cenar. Acompaña tus cenas con una bebida ligera y digestiva. Prepara cualquiera de estas recetas para evitar la pesadez estomacal después de comer: Té de hierbas, jengibre y limón Té de menta Té de limón con lemon grass Té de naranja y canela Fuentes: Medlineplus.gov Food.ndtv.com Home-remedies-for-you.com Sportadictos.com
¿Conoces los beneficios de los sustitutos de azúcar?
Dietas y Nutrición
  ¿Te has preguntado por qué los sustitutos de azúcar se han vuelto un tema tan controversial? Desde algún tiempo, el consumo de éstos ha ido en aumento, derivado de una tendencia hacia un estilo de vida más saludable. ¿En qué se parecen los sustitutos y el azúcar? Tanto el azúcar como los sustitutos de ella, tienen componentes edulcorantes, que son los que aportan dulzor a los ingredientes a los que se agregan. ¿En qué son diferentes? La diferencia clave entre los sustitutos y el azúcar es la aportación calórica. Los sustitutos no aportan calorías, mientras que el azúcar contiene 16 calorías por cucharada. Otro dato importante es que los poderes endulzantes de los sustitutos son mucho mayores a los que tiene el azúcar, por lo que se requiere menor cantidad para la misma elaboración. ¿Cómo sé cuánta cantidad de sustituto usar? Te dejamos esta tabla comparativa para que puedas utilizar de forma correcta el sustituto de azúcar de tu preferencia. Receta original Sustituye por 1 taza de azúcar granulada 1 taza de sucralosa o 1 cucharadita de estevia en polvo o líquida 1/media taza de azúcar granulada ½ taza de sucralosa o media cucharadita de estevia en polvo o líquida 1 cucharadita de azúcar 1 ½ sobrecitos de sucralosa o 2 gotas de estevia líquida o una pizca en polvo   Te dejamos estas deliciosas recetas elaboradas con sustitutos de azúcar. Disfruta de platillos deliciosos sin comprometer tu peso o tu salud. Pastel Frío de Piña Bajo en Calorías Salmón Hawaiano Paletas Heladas de Horchata
Cómo desinflamarte antes de ir a la playa
Dietas y Nutrición
¡No permitas que la inflamación arruine tus planes! Disfruta los días en la playa luciendo increíble con estos tips: No esperes a luchar contra el cierre de tu pantalón. Días antes de ir a la playa deja de comer alimentos salados. Así podrás bajar la hinchazón provocada por la sal. Aunque sea parte de tu rutina diaria, olvídate del café por unos días. Esta bebida puede irritar tu sistema digestivo, lo que se refleja en una inflamación del área abdominal. Cambia los refrescos por aguas naturales. El azúcar en las sodas (aunque sean light) y el gas contribuyen a la inflamación de tu cuerpo. Deja de tomar refresco antes y durante tu viaje para lucir espectacular en la playa. Dale prioridad a las comidas caldosas. Tal vez con las altas temperaturas no se te antoje comer un caldo o una sopa, pero la verdad es que estos platillos son tu mejor opción para desinflamarte. Deja a un lado los irritantes. Las comidas picantes y grasosas provocan distensión abdominal, por lo que es muy común que después de comer un platillo frito o picoso tengas el abdomen abultado. Consulta a tu médico. Si a pesar de llevar una dieta saludable sientes tu cuerpo hinchado, lo ideal es que te hagas una revisión. Algunos padecimientos, como gastritis, colitis o enfermedades renales, pueden provocar inflamación. Sal a dar una vuelta. Muchos problemas de hinchazón pueden aliviarse haciendo un poco de ejercicio. Procura caminar todos los días por lo menos 30 minutos. Esto te ayudará a reactivar la circulación y quemar calorías. En la medida de lo posible, evita ingerir bebidas alcohólicas. Además de agregar calorías extras a tu consumo, el alcohol propicia la retención de líquidos, lo que se refleja en la hinchazón de tu cuerpo. Deja de fumar. El tabaco no solo es nocivo para la salud, sino que además afecta la apariencia: mancha los dientes, daña el aspecto del cutis y, por supuesto, provoca la retención de líquidos. Ahora que ya sabes qué debes hacer para desinflamarte, organiza tu menú semanal y prepárate para divertirte en la playa. Sopa de lima Agua de pepino Sopa de pollo para llevar Agua de limón y chía  
10 alimentos que te ayudarán a prevenir un resfriado durante las lluvias
Salud
  Los días tan locos en los que pasamos de las mañanas soleadas a las noches con lluvias torrenciales tarde o temprano nos pasan factura e, invariablemente, terminamos agarrando un resfriado. No dejes que el clima te gane la batalla y mejor prepárate para esta época de lluvias consumiendo estos ricos alimentos que, además de dar gran sabor a tus comidas, te ayudarán a prevenir los resfriados: Jengibre: los fitoquímicos presentes en esta raíz ayudan a combatir los virus. Procura tomar todos los días infusiones de jengibre con un poco de miel. Ajo: no solo es un ingrediente imprescindible en la cocina, el ajo tiene propiedades antibióticas, antivirales y antimicóticas. Toma diariamente 1 o 2 dientes de ajo crudos. Cítricos: las naranjas, las mandarinas, los limones y las toronjas están llenos de vitamina C, la cual previene enfermedades respiratorias. Aprovecha también la piel de estas frutas para preparar infusiones. Frutos rojos: los altos niveles de antioxidantes presentes en las moras, frambuesas, fresas y arándanos refuerzan el sistema inmunológico, por lo que son excelentes para prevenir enfermedades. Granada: esta deliciosa fruta no solo es rica en vitamina C, también proporciona mucho ácido fólico y antioxidantes. Tómala en jugo o agrégala a las ensaladas o al yogurt. Kiwi: aunque parezca difícil de creer, un kiwi tiene más del doble de vitamina C que una naranja, por lo que es el alimento ideal para prevenir y tratar enfermedades respiratorias. Miel: este súper alimento previene los resfriados porque aumenta las defensas del sistema inmunológico. Inicia el día con una cucharada de miel en tu bebida. Calabaza: el color naranja de este delicioso alimento revela su principal beneficio: el betacaroteno. Su consumo refuerza las defensas y ayuda a prevenir resfriados. Con que la incluyas una vez a la semana en tu menú verás resultados. Cebolla: aunque sus beneficios son muy similares a los del ajo, tiene una gran ventaja frente a este. La cebolla no pierde sus propiedades al cocinarse, por lo que puedes usarla en todos tus platillos, cruda o cocida. Hongos: la vitamina D presente en setas, hongos y champiñones ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Inclúyelos en tu dieta diaria para aprovechar sus fitonutrientes. Ahora que ya sabes cuáles son los alimentos que ayudan a fortalecer tu sistema inmunológico, te recomendamos preparar estas exquisitas recetas. Smoothie de granada Dulce de calabaza Pay de kiwi Sopa de cebolla tradicional    
4 maneras de obtener más ácido fólico SIN tomar un suplemento
Salud
  El folato (ácido fólico) no es solo para mujeres embarazadas, es necesario para que el cuerpo humano (hombre o mujer) funcione correctamente. Esto es porque la vitamina B ayuda en la producción del ADN así como la creación de células rojas en sangre, aquellas que transportan el oxígeno por todo el cuerpo. El folato es una vitamina del complejo B que se encuentra de manera natural en muchos productos alimenticios como plantas de hoja verde oscuro, frijoles, chícharos y nueces. Una persona debe consumir alrededor de 400 microgramos de folato al día. Para lograr este objetivo te dejamos una lista de productos que se consideran las mejores fuentes de folato naturales: Frijoles negros Media taza de frijoles negros cocidos contienen 128 mcg de folato. Presente en muchísimos platillos mexicanos, el frijol negro también es rico en antioxidantes. Lentejas Prepara una sopa tan casera como la de lentejas y aprovecha sus beneficios.  Tan solo media taza de lentejas cocidas contiene 179 mcg de folato. Ricas en proteína y fibra, son un plato que sacia el hambre. Espinacas Una taza de espinaca cocida contiene 131.5 mcg de folato además de tener vitamina K, la cual ayuda a tener buena coagulación. Espárragos La próxima vez que pienses en una sopa o en una guarnición, que sea de espárragos pues media taza de espárragos contiene 134 mcg de folato y sirve para acompañar cualquier platillo. Aquí te dejamos recetas deliciosas: Pasta cremosa con espárragos y chícharos Plato de arroz con frijoles Y una deliciosa empanada de espinacas   
5 pasos para prevenir la gingivitis
Salud
5 cosas inteligentes y rápidas que puedes hacer por ti
Hábitos
  Empezar la mañana sintiéndote refrescada y organizada es necesario para que el resto del día se sienta bien. ¿Quieres tener un gran inicio de semana? Empieza con esta serie de actividades para liberar la mente y organizar tu cotidiano: 1. Haz una lista la noche antes Para evitar que sea una lista de pendientes estática, te proponemos que lo que escribas responda a las preguntas: ¿Qué harás mañana?¿Qué necesitas para lograrlo? [video width="1280" height="720" mp4="http://blog.kiwilimon.com/wp-content/uploads/2018/02/organizacion.mp4"][/video] 2. Alista la ropa una noche antes Si vas a hacer ejercicio por la mañana saca tus tenis la noche anterior. Es más probable que cumplas tu propósito si tu ropa y las cosas de trabajo también las dejas listas que si por la mañana te ocupas de ambas cosas. 3. Haz algo para ti Ya sea hacer ejercicio o tomar el café leyendo el periódico antes de entrar al trabajo, realiza alguna actividad que te centre y que sea una manera inteligente de empezar el día. Muchas veces, las mejores ideas vienen cuando nos permitimos un breve tiempo de ocio cotidiano. 4. Ten una rutina Ser una persona de hábitos puede ayudarte a disminuir el tiempo que consumen ciertas actividades. Por ejemplo, usar solamente trajes oscuros ahorra tiempo a la hora de decidir qué ponerse por la mañana, dejando esa energía mental para decisiones más importantes. 5. Empieza con algo grande o pequeño Existen dos maneras de empezar tu lista de pendientes: con la tarea más grande de todas o con algunas sencillas. Si te motiva poner palomitas a los objetivos logrados, lo mejor es empezar por algunos pendientes sencillos. De lo contrario, empieza por aquello que más pesado te parezca. Si te interesaron estos tips quizás te beneficies al leer: Cuáles son los alimentos que te ayudan a dejar de fumar El porqué la cerveza debe beberse en vaso y nunca desde la botella  Los cinco errores que cometes en la oficina y  que están haciendo que subas de peso  
7 razones por las que no estás durmiendo bien 
Salud
Si eres uno de los cada tres adultos que promedia menos de siete horas de sueño cada noche, este artículo es para ti. Depresión moderada Las personas con depresión pueden tener problemas para conciliar el sueño; síntomas como pensamientos negativos, preocupación negativa, falta de energía y dolores musculares no son severos pero forman parte de una condición negativa que merece atención. Y es que es difícil saber cuál fue primero, si la falta de sueño o la depresión pues ambas conforman un círculo vicioso: sentirse deprimido hace que no duermas bien, al no dormir bien es difícil que te sientas bien al día siguiente, lo que te preocupara lo suficiente como para no dormir y así continuamente. Cambio de reloj interno Todos tenemos un reloj biológico que determina cuando nos sentimos cansados y cuando nos levantamos por la mañana. Pero, pasados los 40 años ese reloj empieza a cambiar, haciendo que te levantes más temprano y disminuyendo las horas de sueño. La solución es buscar un nuevo horario para las necesidades de tu cuerpo. Reflujo Esta condición en la que el ácido gastrointestinal sube de tu estómago al esófago puede afectar tu sueño independientemente de si termina siendo acidez. Con reflujo, el malestar termina por despertarte, aún si no percibes una sensación de ardor. Para ello, los expertos recomiendan comer comidas más pequeñas y comer al menos un par de horas antes de ir a dormir. También, bajar de peso ayuda mucho a prevenir el reflujo y, de haber un malestar ocasional, se puede tratar con antiácidos. Exceso de grasa en vientre Cuando cargas peso extra, tu cuerpo debe trabajar más para poder respirar mientras está acostado, lo que puede ocasionar problemas para dormir. Así, entre más pancita pierdas verás que tu calidad de sueño mejora. Consume alimentos ricos en grasas monoinsaturadas para ayudarte a perder esa grasa visceral y añade aceite de oliva, nueces y aguacates a tus platos. Deficiencia de vitamina D Las personas con niveles bajo de vitamina D duermen poco y mal ya que es esta vitamina la que tiene un efecto directo en las partes de tu cerebro que juegan un papel con el sueño. La manera más común de obtenerla escuando tu piel está directamente expuesta al sol. Pero, en meses de invierno tomar un suplemento de vitamina D es recomendable si vives en lugares que continuamente están nublados o con pocas horas de sol. Una actitud pesimista Mientras asocies más pensamientos positivos al acto de dormir, pensar que gracias a las horas de sueño estás fresco y relajado hará que duermas por más tiempo. Si crees que esto no es cierto, puedes comprobarlo llevando un registro de tu estado de ánimo y la cantidad de horas que dormiste por la noche. De esta manera podrás ver si existe una relación entre ellos que te indique lo que debes hacer. Problemas respiratorios Cuando tienes la nariz congestionada, ya sea por alergias o por gripa, es probable que pases una noche inquieta porque te cuesta trabajo conciliar el sueño. Pero, tener el famoso “tabique desviado” o hasta una lengua grande pueden causar que el paso de aire tenga obstáculos. Los problemas respiratorios se ven agravados por dormir boca abajo, así que es mejor intentar dormir de lado. Aquí te dejamos otras entradas de nuestro blog que podrían interesarte: “Por qué evitar la comida rápida”: http://blog.kiwilimon.com/2014/06/como-evitar-la-comida-rapida/ , “Diez principales beneficios que obtendrás al hacer ejercicio” http://blog.kiwilimon.com/2014/05/diez-principales-beneficios-que-obtendras-al-hacer-ejercicio/, “El salmón: recetas y beneficios” http://blog.kiwilimon.com/2012/05/recetas-de-salmon-y-beneficios-a-la-salud/ .
PUBLICIDAD
Lo Más leído
Como dice el famoso proverbio francés: “la salsa vale más que el pescado”. En otras palabras, una buena salsa puede levantar hasta el más sencillo de los platillos. Conoce las salsas básicas que debes aprender a preparar para lucirte todos los días en la cocina.   Mayonesa casera Por supuesto que no podía faltar en esta lista la mayonesa. Ya sea que la uses para preparar un sencillo sándwich casero o una exquisita ensalada rusa, la mayonesa es siempre un ingrediente esencial. Como algunas recetas llevan ostiones y tienen un sabor fuerte, puedes cambiarlos por hierbas aromáticas. Lo mejor es que puedes hacerla de forma tradicional, batiendo con el globo o más rápido, usando tu licuadora. Salsa pomodoro Este es un gran ejemplo de cómo una salsa puede mejorar cualquier preparación. Úsala en pastas, carnes o pollo; combina con todo. Es una salsa a base de jitomate, ajo, cebolla y algunos ingredientes extra que dan mucho sabor. Aunque originalmente para prepararla debes picar los alimentos, te sugerimos usar la licuadora para ahorrar tiempo al cocinar. Salsa de tamarindo casera Cuando ya no tienes más ideas o solo te queda un filete de carne en el refrigerador, esta salsa de tamarindo puede sacarte del apuro. Recuerda que puedes refrigerarla y recalentarla, o simplemente, servirla fría. Salsa ranchera roja Claro que una salsa picante es básica, sobre todo en la cocina mexicana. Y qué mejor opción que una deliciosa salsa ranchera roja. Para darle ese toque especial a tus platillos solo necesitas 6 ingredientes, tu licuadora y menos de 15 minutos. Aderezo ranch Este aderezo lo puedes usar para acompañar una enorme cantidad de platillos, como alitas, costillitas BBQ o ensaladas. O sea que no puede faltar en tu cocina. Dependiendo del tipo de consistencia que prefieras, puedes picar los ingredientes a mano, o mejor, licuarlos todo para que quede una mezcla más homogénea. Mantequilla de maní casera Aunque no es precisamente una salsa, la mantequilla de maní puede servirte para preparar gran variedad de platillos de la cocina oriental y también para dar el sabor de cacahuate a muchos postres. Sigue esta receta para tener en tu cocina una mantequilla de cacahuate libre de conservadores y otros químicos.   Ahora que ya sabes que lo único que necesitas para preparar platillos espectaculares es una buena salsa, usa estas recetas y deja volar tu imaginación. Cuéntanos, ¿con qué ingredientes te gustaría combinar estas salsas?
Caminar por nuestro país sin sentir la tentación de detenerse a probar un bocado de lo que están preparando junto a ti es casi una misión imposible.  Desde la típica taquería hasta el puesto de comida ambulante, las calles de México poco a poco se han convertido en pasarelas de exquisiteces culinarias para llevar. Nadie puede negar que la comida callejera es parte de la cultura gastronómica mexicana y, si quieres conocer realmente el país, tienes que probarla. Tacos Los tradicionales tacos ocupan sin duda el primer lugar en esta lista de comida callejera en México. Dependiendo de dónde te encuentres, puedes encontrar una gran variedad de tacos: suadero, carnitas, al pastor, tripas, cochinita pibil, de canasta, y un largo etcétera. Tacos de canasta con salsa verde cruda   Burritos Los primos de los tacos tampoco se quedan atrás. Aunque esta comida callejera es más típica del norte del país, ahora puedes encontrarlos casi en cualquier lado. Para disfrutar un buen burrito debes asegurarte de que la tortilla de harina esté recién hecha. Burrito de frijoles con queso   Gorditas En el centro del país se hacen tradicionalmente con harina de maíz (blanco, amarillo o azul), mientras que en el norte las preparan también con harina de trigo. Por lo general se rellenan con los típicos guisados mexicanos: picadillo, papas, carne con chile, rajas, mole, entre muchos otros. Gorditas light   Quesadillas Dejando de lado el eterno dilema (¿las quesadillas llevan queso o no?), este es uno de los platillos favoritos de los transeúntes mexicanos. Puedes probarlas fritas o, si prefieres una opción un poco más light, a la plancha. Quesadillas de flor de calabaza fritas   Elotes y esquites No importa en qué parte del país te encuentres, siempre vas a encontrar un elotero en alguna esquina. Lo fabuloso de esta delicia callejera es que siempre puedes prepararla a tu gusto: con limón, chile del que pica (o no), mayonesa, mantequilla, queso rallado y/o crema. Esquites en vasitos   Tamales Los deliciosos tamales calientitos son el placer culposo ideal para la cena. Como algunos de los otros platillos callejeros los tamales también varían un poco de una región a otra. En los estados norteños suelen prepararse con hoja de maíz y en los sureños, con hoja de plátano. Diferente sabor, igualmente deliciosos. Tamales de chile poblano, queso y elote   Panuchos y salbutes Después de la cochinita pibil y la sopa de lima, los panuchos y salbutes son posiblemente los platillos más conocidos de la cocina yucateca. Para completar la experiencia gastronómica al estilo del Mayab acompaña estos típicos platillos añadiendo cebolla morada y chile habanero tatemado. Salbutes   Insectos Los chapulines con chile y limón pueden parecer una comida exótica, pero en el estado de Oaxaca son una botana callejera bastante popular. No te dejes llevar por las apariencias y anímate a probar estos bichos. Quesadilla con chapulines   Fruta Los vasitos con fruta preparada son definitivamente una de las comidas callejeras más buscadas en México. Puedes encontrar desde los más básicos, como jícama, zanahoria o pepino, hasta frutas de temporada, como sandía, mango o tuna. No olvides el jugo de limón y el chile en polvo para darle el toque final. Coctel de frutas de colores   Tlayuda Otro ejemplo de la deliciosa comida callejera oaxaqueña es la tlayuda. Esta especie de súper tortilla tostada se prepara con tasajo, chorizo, chapulines, carne o aguacate. Tlayuda de tasajo con guacamole   Disfruta la original comida callejera preparándola en casa con las recetas de Kiwilimón.  
Sabemos que cualquier pretexto para viajar es bueno, pero en realidad no tienes que mudarte a Italia o a Grecia para disfrutar los grandes beneficios de la dieta mediterránea. Consiente tu paladar con platillos deliciosos y mejora considerablemente tu salud siguiendo los principios de la dieta mediterránea. ¿Qué es la dieta mediterránea? Este tipo de alimentación toma como base los hábitos de los países mediterráneos (Francia, Grecia, Italia y España). Aunque existen variantes de un lugar a otro, a grandes rasgos la dieta mediterránea se caracteriza por el alto consumo de vegetales, frutas, pescados y grasas no saturadas. Y, por supuesto, el vino tinto está presente (con un consumo moderado). ¿Cómo puedo seguir la dieta mediterránea? Es cierto que la comida italiana o la francesa no se parecen mucho a la mexicana. No obstante, los ingredientes de la dieta mediterránea son fáciles de conseguir (y cocinar). Lo que tienes que hacer para seguir esta dieta es: Usa más aceite de oliva y menos aceite de girasol o mantequilla Procura incluir verduras y legumbres en todos tus alimentos Sustituye el consumo de carne por pescados, de preferencia azules Come un puñado de frutos secos al día Acompaña tus alimentos con una copa de vino de vez en cuando Cambia los postres calóricos por frutas frescas   ¿Cuáles son los beneficios de la dieta mediterránea? Además de los increíbles sabores y aromas, esta dieta ofrece muchos beneficios a la salud. El más conocido es posiblemente el que tiene que ver con la disminución del colesterol malo. El consumo de alimentos típicos de la dieta mediterránea está relacionado con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Pero no solo eso. Se ha demostrado que las personas que siguen este tipo de alimentación tienen menos posibilidades de desarrollar Parkinson, Alzheimer y algunos tipos de cáncer, entre ellos el cáncer de mama. Anímate a probar nuevos platillos y disfruta desde hoy los grandes beneficios de la dieta mediterránea: Láminas de berenjena con especias Ensalada de pollo mediterránea Pasta con salsa de espinacas Medallón de atún con salsa mediterránea Ensalada de garbanzo   Fuentes: NHS.uk Eatingwell.com
Muchas veces cometemos el error de confundir una buena alimentación con un estómago simplemente lleno. Para que nuestro cuerpo pueda realizar sus funciones básicas y desempeñarse correctamente es necesario que consumamos alimentos ricos en nutrientes, y no solo cosas que satisfagan el hambre. Una manera de asegurarte de que estás dando a tu cuerpo todos los minerales y vitaminas que necesita es integrar a tu dieta diaria los famosos súper alimentos. Aquí te contamos las propiedades de algunos de ellos: Moringa Es un tipo de arbusto que es completamente comestible. Desde sus raíces y tubérculos hasta sus flores, corteza y vainas pueden comerse. La moringa se considera un súper alimento porque aporta proteínas, vitaminas (A, B y C) y minerales, además de tener propiedades antibióticas, antiespasmódicas, antiinflamatorias, entre otras. Todo esto hace que la moringa sea un alimento excelente paras las mujeres embarazadas y lactantes. Si no encuentras moringa fresca, también puedes usarla en polvo. En esta receta te decimos cómo puedes agregar moringa en polvo a tus platillos. Spaguetti con crema de brócoli y moringa   Chía La chía es una semilla pequeñita de color café o negro. Aunque ya formaba parte de los cultivos principales de las civilizaciones precolombinas, el consumo de la chía se ha incrementado en los últimos años gracias a la popularidad de la cocina vegana. Debido a la textura que adquiere al remojarse en agua, la chía funciona como un sustituto para el huevo. Entre sus principales beneficios están la prevención de enfermedades óseas y cardíacas, reducción de los niveles de azúcar y aumento de niveles de energía. Prepara un pan sin harina de trigo ni huevos o lácteos, pero lleno de nutrientes con esta deliciosa receta. Pan de quinoa y chía sin gluten   Sábila Esta planta puede consumirse en jugo, de manera sólida o incluso usarse como gel. Aunque sus propiedades para la piel son muy conocidas, estos no son los únicos beneficios que ofrece la sábila. Su alto contenido en vitaminas del complejo B y minerales ayudan a disminuir los niveles de colesterol, prevenir las piedras en el riñón, reducir la presión arterial, entre otras. El consumo periódico de jugos con aloe vera también ayuda a disminuir los síntomas de la gastritis y otras enfermedades gastrointestinales. Aprovecha las propiedades de la sábila con este delicioso jugo détox. Jugo saludable détox limpiador de colon   ¿Quieres mejorar tu alimentación? Aquí encontrarás más ideas para cocinar con súper alimentos. Fuentes: Fao.org Lanacion.com Eluniversal.com.mx Aboutespanol.com
NEWSLETTER

Suscríbete al news de kiwi y recibe recetas originales de temporada, menús y mucho más cada semana en tu inbox.

Enviar
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD