Top 10: cosas que no sabías sobre el aceite de canola
Salud

Top 10: cosas que no sabías sobre el aceite de canola

Por Kiwilimón - Abril 2014
          Para una cultura culinaria como la nuestra, donde nos encanta usar aceite para varios propósitos de la cocina, es grandioso tener una alternativa sana que también de delicioso sabor y textura a nuestros platillos. Para que conozcas mejor el aceite de canola aquí te dejamos 10 datos que tal vez no sabías sobre este ingrediente:

1.-

Hay muchas alternativas animales y vegetales pero el de canola, como el Aceite Capullo®, contiene la menor cantidad de grasa saturada de cualquier aceite comestible común pues no contiene grasas trans, ni colesterol.

2.-

La FDA (Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos) declaró que el aceite de canola es el único que ayuda a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiacas, gracias a su composición .

3.-

El aceite de canola, a diferencia de sus similares, contiene una mayor cantidad de omegas 3, 6 y 9 y contiene vitamina E, esenciales para una nutrición saludable.

4.-

Los omegas son ácidos grasos que ayudan al desarrollo cerebral de los niños, en los adultos fungen como cardioprotectores y antioxidantes, lo que permite reducir el riesgo de contraer cáncer además de ayudar a mantener la piel nutrida y joven.

 5.-

El aceite de canola tiene una gran versatilidad; por su sabor natural y consistencia amable puedes preparar con él desde aderezos hasta repostería con resultados espectaculares.

6.-

El aceite de canola es uno de los que soportan más altas temperaturas antes de llegar al punto de humeo, esto significa que no se degrada o se vuelve tóxico al calentarlo. Soporta temperaturas de hasta 240º centígrados.

7.-

Al cocinar con aceite de canola, se reduce hasta un 25% la cantidad total de grasa del platillo cocinado con otro tipo de aceite, puesto que la canola no contiene grasas trans, ni saturadas. Esto se deriva en una dieta mucho más saludable para toda la familia.

8.-

Capullo ProCardio®, a diferencia de otros aceites vegetales, es el único que contiene cardioesteroles de origen 100% vegetal y que por su estructura química, evitan la absorción de colesterol malo en la sangre, convirtiéndolo así en el único aceite vegetal comestible con beneficios funcionales claros para la salud cardiovascular.

9.-

Aceite Capullo® es el único aceite vegetal comestible recomendado por la Fundación Mexicana del Corazón, organización formada por médicos cardiólogos comprometidos con la salud y el corazón de los mexicanos.

10.-

De acuerdo con el “Canola Council of Canada”, el consumo diario de aceite de canola de 1 1⁄2 cucharada sopera (19 g), disminuye el riesgo de contraer una enfermedad coronaria. Para lograr tal beneficio, hay que tener en mente que es necesario remplazar las grasas saturadas (como mantequilla, crema, salsas blancas, tocino, entre otros), en la misma proporción.    

Recetas 

Chuletas de Cerdo en Salsa Chipotle

 

Camarones con Tempura y Panko en Salsa de Mango al Chipotle

 

Berenjenas Fritas

 

¿Sabías estos beneficios del aceite de canola?

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
A medida que los años pasan, muchas costumbres van quedando atrás o se mantienen, pero con un destello de modernidad. Tal como sucede con las personas que tienen gusto por cocinar, por la repostería o por la mixología, que ven una pequeña luz en el camino en cómo pueden optimizar el tiempo en la cocina e incluso perder el miedo a que un gran desastre ocurra.Y es que, quién no sueña con formas rápidas y fáciles de cocinar, con controlar mejor los tiempos de cocción y el plus de todo: texturas espectaculares. Así que, ahora es momento de afrontar que la cocina tiene un gran reto: conquistar a las nuevas generaciones, y eso se ha ido logrando gracias a los electrodomésticos fáciles de usar, llamativos, y hasta dignos de colocar en una foto para redes sociales.De hecho, en un informe publicado en 2019 por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) se reveló que "los millennials consumen alimentos en un restaurante o bar un 30 por ciento más a menudo que cualquier otra generación” y es que claro, seguramente no habían encontrado nada tan llamativo dentro de las paredes coloridas de una cocina, hasta que las marcas de electrodomésticos tocaron fibras sensibles como la nostalgia o los colores que enamoran hasta el más inexperto en temas de cocina.Estos son los 3 mejores aliados para cocinar más fácil y rápidoTomando esto en cuenta, entre algunas cosas que no pueden faltar en cocinas de toda casa, para cocinar fácil y rápido, podemos mencionar cosas más allá de licuadora o batidora. Por ejemplo, hoy en día, si alguien quiere lograr platillos como los del restaurante favorito, es posible gracias al término de cocción que puede tener un salmón, un pescado, pizzas e incluso el gratín de pastas, que da el potente Hamilton Beach® Horno de Mostrador con Convección y Rostizador, en el que puedes cocinar hasta dos pizzas de 30 cm, dos cacerolas de 23 x 33 cm, o dos moldes para tortas. Además, con este perderás el miedo a hornear, ya que su función de convección hornea más rápida y uniformemente que el horno tradicional. Pizza al pastor Pero, como lo hemos dicho antes, los electrodomésticos se han ido adaptando a las necesidades de los usuarios y formas de vida de cada hogar, y si en tu casa lo que más predomina son las cocciones libres de grasa sin dejar a un lado el sabor perfecto, entonces puedes optar por el Hamilton Beach® Deshidratador de alimentos que, gracias al flujo de aire continuo con el que trabaja, proporcionará un secado uniforme y eliminará la necesidad de girar las bandejas, en las que puedes secar frutas, verduras, carne seca y más. ¿Quién no sueña con preparar esos platanitos crujientes, pero más saludables?Chips de Kale Y, como sabemos que a medida que pasa el tiempo ya no es suficiente tener un electrodoméstico clásico que licúe todo, una opción que ha tomado relevancia son, sin duda, los procesadores de alimentos, como el Hamilton Beach® Stack & Snap™, que te permitirá rallar o rebanar de más de 3 formas, debido a que sus dos velocidades más el pulso te permiten conseguir las texturas adecuadas en tus platillos. Dip de tres chiles Así que, ahora que tienes ideas de cómo sacarle provecho a todos los electrodomésticos que están conquistando el mercado y te permiten cocinar fácil y rápido en el día a día, ¿qué otros platillos te gustaría preparar? Visita Liverpool y encuentra todo lo necesario para cocinar más fácil y rápido.
Decidir qué comer toma tiempo, pero además de eso, luego tenemos que invertir unos minutos más en la cocina, así que saber qué el betabel se come crudo, por ejemplo, resulta muy útil.Y no sólo el betabel, existen muchas verduras que se pueden comer crudas, tienen gran sabor y otros muchos beneficios de comerlas sin cocinarlas.De hecho, comer alimentos crudos es algo conocido y existe una dieta en la que la gente intenta sólo consumir comida de esta forma y la mayoría de las personas que siguen la dieta de alimentos crudos comen solo alimentos de origen vegetal.Pero si tú sólo quieres descubrir cuáles podrías añadir a tu ensalada cualquier día en el que no quieres cocinar.BetabelSí, el betabel se puede comer crudo, ya sea que lo hagas en jugos o lo comas en tu ensalada, este vegetal sabe muy bien crudo, debido a su alto contenido de azúcar. Además, son una excelente fuente de ácido fólico de fibra, manganeso y potasio.Champiñones No a todos les gustan los champiñones cocidos y mucho menos crudos, pero son muy buenos si se comen así. Se les puede echar aceite de oliva y un poco de sal y saben delicioso. Hay alrededor de diez tipos de hongos que se pueden comer crudos, incluidos shiitake, champiñones, portobello y botón.Brócoli Comer brócoli crudo puede ser una adición nutritiva a tu dieta, pues el brócoli es una buena fuente de vitamina C y algunos métodos de cocción a veces disminuyen su contenido. Sin embargo, es importante limpiarlo con agua fría y tallar con los dedos para limpiar cualquier lugar sucio y luego secarlo.Coliflor La coliflor, como el brócoli, es una verdura de la familia crucífera, por lo que también puede comerse cruda sin ningún problema, siempre y cuando la limpies antes de consumirla. Puedes disfrutar de los ramilletes de coliflor crudos como un aperitivo bañado en hummus u otros dips.Coles de Bruselas No a todos les gustan, pero las coles de Bruselas no tienen que comerse cocidas. Se pueden comer crudas, ralladas, por ejemplo. Como es de esperarse, tendrán un sabor muy similar al de las coles.CalabacitaAunque la calabacita suele confundirse con un vegetal, botánicamente está clasificado como una fruta y es seguro comerla cruda con pocos o ningún efecto secundario. Sin embargo, ocasionalmente te puede tocar una extremadamente amarga. Esta amargura proviene de las cucurbitacinas, una clase de compuestos que se ha relacionado con envenenamiento y muerte en ovejas y vacas. En humanos, se han relacionado con náuseas, vómitos, diarrea o pérdida de cabello, pero esto ocurre principalmente aquellas que contienen grandes cantidades de cucurbitacinas, no variedades cultivadas comercialmente.PimientosComer pimientos crudos es definitivamente mejor que cocinarlos, pues un pimiento mediano tiene alrededor de 32 calorías y contiene muchísima vitamina C, (aproximadamente 150% del valor diario recomendado), la cual se descompone si se cocina por encima de 190 °C. Comerlo crudo también ayuda a prevenir la aterosclerosis, que puede provocar enfermedades cardíacas.Con estas verduras que puedes comer crudas, podrás hacerte una gran ensalada ligera y nutritiva en poco tiempo, sin necesidad de encender la estufa.
Echando a perder se aprende. Pero ¿será que podemos aprender a ser sanos antes de echar a perder nuestro cuerpo o el de nuestros hijos? Como amar, aprender un idioma o usar picante hasta en la sopa, los hábitos que los niños observan en sus padres son reproducidos como espejo. De la misma forma, un niño que desde pequeño observa a sus papás comer vegetales, tarde o temprano hará de esa rutina una ley. La comida es, a todas luces, bendición. Mal usada es veneno. Su misión es cuidar cada parte del cuerpo y procurar su funcionamiento. Aún así es difícil no obsesionarse con el sonido de la fritanga cociéndose en el aceite, difícil que no nos provoque un panqué en el horno, difícil no quejarse de lo sano cuando no es un hábito. Pero aquí la buena noticia: ser un padre sano no cuesta trabajo cuando se hace por amor propio, por amor a los hijos. Además, visto por el lado goloso, comer saludablemente nos regala un comodín para ser usado sin culpa algún día de la semana. Ese es un buen balance. ¿Nos echamos ese panqué de plátano o esos antojitos el domingo? Como muchos de ustedes, también pertenezco a esa generación que creció viendo comerciales infantiles no regulados en la tele. Ya saben, los maguitos, los payasos y las panteras que nos decían que los dulces nos daban súper poderes. Recuerdo que siempre que iba a casa de mis amigas –ciertamente, con alacenas más coloridas y seductoras– me daban envidia sus postres y, sobre todo, sus padres. Los míos eran raritos. Eran sanos. Hoy sinceramente se los agradezco. No es casualidad que México sea el primer lugar en obesidad infantil y el segundo lugar en obesidad en adultos. Y no, los niños no tienen la culpa. En los años ochenta y noventa estaban de moda los añadidos, los conservadores y los colorantes artificiales. Entre más rápido se preparaba algo, mejor. A algunos alimentos reales incluso se los satanizó públicamente hasta que, con el paso de los años, nos enteramos de que el huevo no era esa máquina productora de colesterol y que los carbs y las grasas no eran del todo malos. Al contrario, según me cuenta la Nutrióloga Clínica especializada en diabetes, Jennifer Asencio, necesitamos los carbohidratos para funcionar y pensar. Claro, ella habla de los carbs complejos, no de los que vienen incluidos en la torta de tamal –que, si la amamos, será el motivo por el que valga la pena cuidarse previamente– . Balance, ¿recuerdan? La doctora Asencio afirma que “la glucosa aporta energía al cuerpo, es decir, es el “combustible “. El cerebro, hígado y nuestros músculos funcionan gracias a ella. La glucosa constituye la única fuente de energía del sistema nervioso y de las células sanguíneas, por lo que una persona sana debe ingerir carbohidratos complejos, como granos, arroz, panes integrales y cereales todos los días pero de forma consciente, en un plato balanceado”. No aplica igual en personas con diabetes.Según la American Academy of Pediatrics, antes de los dos años es cuando se forman los hábitos alimenticios de nuestros hijos así que, sobre todo en este tiempo, debe tomarse decisiones nutricionales inteligentes. Un padre sano evitaría para él mismo y para sus hijos azúcares simples como dulces, caramelos, gomitas o pan dulce y los consumiría sólo en ocasiones especiales, en un sábado por la mañana o un día de toda la semana, sin atracones. Elegiría mejores productos, con etiquetas más limpias –esas en las que pueda pronunciar la mayoría de los componentes–. Aprendería a leer la información nutrimental para distinguir en ella los otros nombres del azúcar (edulcorante, sorbitol, dextrosa, etcétera). Haría un consumo responsable.Sólo con mejores decisiones alimenticias podemos tener hijos con mejores posibilidades de vida. Dejar de ver lo “sano” como un estigma y mejor verlo como lo que es: nuestra mejor herencia, la única vía para vivir más y vivir mejor. ¿Me acompañan? Lo podemos hacer juntos.Ensalada de nopal con frijolesSalmón a la parrila con salsa de aguacateSalmón al pibil
El uso horario y las coordenadas geográficas pueden cambiar y, sin embargo, las mañanas del mundo entero huelen a café: a los procedentes de Etiopía, de Guatemala, de Colombia, de Brasil o de México; tierras cuyos componentes, alturas y temperaturas caen como anillo al dedo al cultivo del oro verde. Pero claro, no todos los cafés son ese placer a veces frutal, a veces terroso, que despierta a los sentidos lo mismo que al cuerpo. Si la taza está hecha en México, hay de dos: que sea soluble –el país es uno de los mayores consumidores de los llamados “instantáneos”– o que sea de grano –café procedente del comercio justo y de los microclimas que en su mayoría ofrecen una calidad inmejorable–. Lo primero que hay que saber es que la mejor taza de café mexicano no es soluble, sino de grano. ¿De qué estado en particular procede? Aquí, la respuesta se pone interesante. La tradición cafetalera nacional se importó en Veracruz a penas se descubrió que el café tenía propiedades estimulantes para el cuerpo. Desde el siglo XVIII las fincas cafetaleras proliferaron por las montañas y laderas de ese estado, de Oaxaca, de Chiapas, de Puebla, de Nayarit y de diez entidades productoras. De ahí que el mejor café de México provenga de varios orígenes y no sólo de uno. Lo importante es conocer lo que ofrece cada geografía y el “saber hacer” de cada productor (este término se emplea para hablar de las técnicas, el conocimiento y la experiencia alrededor de la producción de algo tan complejo como el café). Jesús Salazar, el Cafeólogo –doctor y filósofo que ha puesto al café de Chiapas en el ojo mundial– me cuenta que gran parte de los 500 mil caficultores nacionales pertenecen a etnias indígenas. Para él, este es un valor adicional que el café mexicano ofrece versus la competencia. ¡Conocimientos y cultura en cada taza! En Chiapas, uno de los orígenes del mejor café de México, se cultivan variedades clásicas como bourbón, typica, caturra e incluso marago en tierras de policultivos. ¿Y dónde creen que terminan los aromas y sabores de esos otros productos que crecen en la tierra? Acertaron. Todo eso le confiere características únicas al cafecito de la mañana. Tenejapa, Jaltenango, Monte Cristo son algunos de los poblados chiapanecos donde se produce café de gran calidad. Sin embargo, para el Cafeólogo no hay un área única que deba llevarse el título de La Mejor. Para él, en cada taza caben las montañas, la flora y la fauna, la gastronomía, la historia y cultura. Él dice que lo intangible le da un “valor agregado” a la taza de café perfecta.Otro estado en el que se produce el mejor café de México es Veracruz. En su territorio existe una combinación exitosa de suelos, humedad, sol y sombra que son el escenario perfecto para que las cerezas del café crezcan a sus anchas. No por nada el mayor número de medallas del concurso Taza de Excelencia México se ha quedado en la entidad. Poblaciones como Zongolica, Coatepec y Huatusco están bajo la mirada de los principales concursos de café mundiales, pues están haciendo las cosas bien desde el campo. Existen proyectos como el de Rodrigo Quirós y Carlos Juárez, de Ímpetus Café, que luchan diariamente para que, además de una buena producción, el café pase por un proceso de tostado de calidad y que su preparación en la barra sea la óptima. Si me preguntan a mí, las tazas más impresionantes que he probado en México proceden de la zona de Huatusco en Veracruz. La probé en Ímpetus Café en el puerto, junto a unas galletas recién horneadas. En la ciudad de México, Chiquitito Café tuesta e infusiona granos de Boca del Monte, en Veracruz, y de Pluma Hidalgo, en Oaxaca. Su café es excepcional. En Cucurucho, otro de mis favoritos personales, existe un café de pequeños productores llamado La Resistencia y que procede de Nayarit: una locura de notas cítricas. Sólo hay una forma de elegir el mejor café: experimentando con los granos que se tengan a la mano. Hazlo en café americano, moliendo los granos al momento, o como te guste. Sí, en pastel también se vale. ¿De dónde viene tu café favorito?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD