consejos de hogar

12 crueles mentiras que te creíste durante la pubertad
Consejos de Hogar
Con la edad se aprende y cuando somos jóvenes podemos ser un poco menos precavidos y más incrédulos. Esto lleva a que en muchas ocasiones nos creamos cosas que no son realidad y terminemos por acabar decepcionados tiempo después. No hay ningún problema, sólo se trata de ir creciendo con el tiempo, pero viendo hacia atrás sí que podemos divertirnos rememorando los errores del pasado. $1,000 pesos es mucho dinero Sí ya entraste al mundo real, trabajas y tienes los típicos gastos mensuales de la casa entonces sabes que mil pesos se van como el agua. Cuando somos jóvenes significan mucha diversión y al menos un par de fiestas, pero ahora, no tanto. via GIPHY Todos saben qué hacen con su vida menos yo Ahora te das cuenta que todos estábamos igual de confundidos y que, incluso hoy, el día a día es un descubrimiento personal. via GIPHY “Esto no es una fase, este es quien soy” Ya sea que hayas sido dark, súper fresa, hippie o de cualquier otra tribu urbana, hoy sabes que son etapas de la vida y que uno no siempre acaba atrapado en ellas. via GIPHY “Ya soy adulto y maduro” Siendo sinceros, éramos jóvenes bastante inocentes que todavía tenían un gran camino que recorrer para siquiera empezar a alcanzar cualquier nivel de madurez. via GIPHY Las crudas no son tan malas El cuerpo no aguanta el alcohol como lo hacia antes. Lo que hace unos años era levantarse sin problema en la mañana hoy es una lucha cuesta arriba. via GIPHY A los 21 ya soy todo un adulto Lo más probable es que a los 21 aún no tengas mucha experiencia laboral y que te falte muchísimo para ser un miembro productivo de la sociedad. via GIPHY Te querrás dormir hasta tarde siempre Ya cuando juntas el trabajo, las fiestas, el gimnasio y todo lo demás que llevas en tu vida empezarás a querer dormir temprano. via GIPHY Mis amigos de la secundaria serán mis amigos de toda la vida Alguno puede que permanezcan pero con la preparatoria, la universidad y el trabajo por delante, sin duda tu círculo social cambiará. via GIPHY “Podré rentar un departamento increíble en mis 20’s” No es que no puedas, pero como andan las cosas con la economía lo más probable es un depa compartido con otras tres personas y no de muy buen tamaño. via GIPHY Si encuentro el amor de mi vida todo se resolverá Es importante estar realizado sentimentalmente, pero hay mucho más en la vida como estar bien de salud, laboralmente, amistades, etc. via GIPHY Sé exactamente cuál será mi trabajo No teníamos ni idea. Pocas personas acaban trabajando en su empleo soñado de la infancia, muchas veces cambiamos de gustos y opiniones. via GIPHY “Será mucho más fácil ver a mis amigos cuando crezca” Cuando te enteras de cómo está tu agenda tomando en cuenta a tu trabajo, hijos y pendientes quedarán muy pocos días para las amistades. via GIPHY Ahora, si una de las crueles mentiras que creíste durante la pubertad fue que siempre habría alguien para cocinarte, ya te habrás dado cuenta lo equivocada que estabas. Pero no hay problema, aquí te dejamos nuestras deliciosas recetas para comer delicioso.  
En lugar de tirar tu cuchara, ¡mejor cómetela!
Tips y Consejos
¿Alguna vez te has puesto a pensar en la cantidad de basura que generamos todos los días? Desde las actividades más simples, como hacer el mandado, recoger la tintorería o salir a comer, tienen graves efectos en el medio ambiente. Si bien, un hecho aislado podría parecer irrelevante, es importante recordar que somos millones de seres humanos multiplicando estos efectos día tras día. ¿Te sobró aceite de la comida? ¡No lo tires! Aquí te decimos cómo reciclarlo. Una de las actividades que más afecta a los ecosistemas es el uso de cubiertos desechables. La cucharita del café y el tenedor de la ensalada de frutas son usados diariamente en todo el mundo, y desechados después de solo unos minutos de uso. Este hábito genera grandes toneladas de residuos que tardan muchísimos años en degradarse. ¿Y si pudiéramos evitarlo? Disminuye tu huella ecológica con esta gran idea. Afortunadamente, ya existe una alternativa. Una compañía en India ha empezado a producir tenedores, cucharas, e incluso palillos comestibles. Hechos a base de un tipo de cereal llamado mijo, arroz y trigo, estos cubiertos comestibles son una excelente opción frente a los tradicionales de plástico, ya que sus ingredientes naturales los hacen un complemento sano y delicioso para la comida. Incluso, si no te apetece comer tus cubiertos, estos se desintegrarán en un par de días, gracias a sus materiales biodegradables. ¿Sabías que elegir el electrodoméstico adecuado puede ayudarte a ahorra energía? Por lo pronto, la compañía, fundada en 2011, cuenta con ocho sabores: azúcar, jengibre con canela, jengibre con ajo, apio, pimienta negra, comino, menta con jengibre y zanahoria con remolacha. La diversidad de sus productos se ajusta a las necesidades de sus consumidores, a la vez que sus procesos de producción cuidan su salud, ya que no contienen ningún tipo de conservador. ¿Remolacha? Descubre todo sobre este increíble alimento. La próxima vez que vayas a usar un cubierto de plástico recuerda que hay alternativas mucho más ecológicas y saludables. Cuidar el medio ambiente es tarea de todos. ¿Cómo contribuyes tú a preservar nuestros ecosistemas? Dale un tono más ecológico a tu mesa con estos consejos.    
Ver más
PUBLICIDAD
Lo Más leído
Las palomitas pueden tener cabida dentro de una dieta balanceada si sabes cómo prepararlas, pues contienen nutrientes importantes y ofrecen una variedad de beneficios para la salud.Las palomitas de maíz son un tipo especial de maíz que explota cuando se expone al calor; esto sucede porque en el centro de cada grano hay una pequeña cantidad de agua, que se expande cuando se calienta y eventualmente hace que el grano explote.Aunque no lo parezca porque son una botana muy popular, las palomitas de maíz son un alimento integral, lo que las hace naturalmente altas en varios nutrientes importantes y de acuerdo con varios estudios, existe una relación entre el consumo de granos integrales y beneficios para la salud como la reducción de la inflamación y la disminución del riesgo de enfermedad cardíaca, por ejemplo.Por su parte, una porción de 100 gramos de palomitas te aporta los siguientes nutrientes:Vitamina B1 (tiamina): 7% de la IDR.Vitamina B3 (Niacina): 12% de la IDR.Vitamina B6 (Piridoxina): 8% de la IDR.Hierro: 18% de la IDR.Magnesio: 36% de la IDR.Fósforo: 36% de la IDR.Potasio: 9% de la IDR.Zinc: 21% de la IDR.Cobre: 13% de la IDR.Manganeso: 56% de la IDR.Esto viene con un total de 387 calorías, 13 gramos de proteína, 78 gramos de carbohidratos, 5 gramos de grasa y 15 gramos de fibra, una cantidad extremadamente alta que convierte a esta porción de palomitas una de las mejores fuentes de fibra del mundo.Imagen tomada por Eduardo Casajús Gorostiaga, Unsplash.Hay muchas formas de preparar palomitas, quizá la más popular son aquellas preenvasada que se pueden hacer en microondas, sin embargo, la mayoría de las bolsas para microondas están revestidas con un químico llamado ácido perfluorooctanoico (PFOA), que se ha asociado con una variedad de problemas de salud.Para hacer palomitas saludables, lo mejor es hacerlas en la estufa y con sólo 3 cucharadas de aceite, que puede ser de oliva o de coco; esta cantidad de aceite bastará para hacer media taza de palomitas en grano y sólo necesitarás de media cucharadita de sal para sazonarlas.Si quieres tener un beneficio adicional, puedes espolvorearlas con levadura nutricional. La levadura nutricional tiene un sabor a nuez y queso y contiene varios nutrientes importantes, que incluyen proteínas, fibra, vitaminas B y varios minerales.
Mi papá dejó de comer carne hace treinta y ocho años. Según como lo cuenta mi mamá, un domingo en una comida familiar, y después de devorarse media vaca, mi papá se secó el sudor de la frente y dijo algo como: “Última vez que como carne”. Todos se rieron del comentario que consideraron un chiste; algo como el “no lo vuelvo a hacer” que suele acompañar la resaca. Para él fue una promesa. Hoy en su lista de razones por las que se volvió vegetariano resuenan palabras como “compromiso”, “karma”, “respeto por la naturaleza”. Ser vegetariano no es algo que aparece por generación espontánea; la decisión tiene que ver con las convicciones, con la filosofía personal. ¿Y qué más personal que la forma de comer? La alimentación casi siempre está ligada a la cultura, a la leche materna, a la comida de casa. En la mía –la de ustedes, pues–, el menú era un subibaja incluyente y casi siempre quesocéntrico: flautas de papa con queso y de pollo, pozole de hongos y de carne, mole con y sin carne. Pero para la mayoría, el vegetarianismo sigue siendo un tabú. ¿Una vida sin carne? ¿Ni pollito, ni huevito, ni pescadito? Una de las nutriólogas de casa, Mayte Martín del Campo, nos dice que existen distintos niveles de restricción en las dietas sin carne: “Los vegetarianos normalmente sí consumen ciertos productos de origen animal como leche, yogurt, huevo, pescado (si comen estos dos últimos se les denomina ovo o pescetarianos). Lo que generalmente suprimen son las carnes rojas y las aves. Por otro lado, los veganos no consumen productos de origen animal”. La cuestión es, ¿por qué alguien quisiera vivir sin carne? Existen cocineros como el máster Dan Barber del restaurante Blue Hill at Stone Barns que afirman que disminuir la porción de la carne en nuestro plato semanal es la única forma sustentable de enfrentar el cambio climático, de disminuir la contaminación de nitrógeno en la tierra y de frenar el deterioro de los suelos. En algunas vertientes del budismo, el vegetarianismo está indicado como precepto del ahimsa, que quiere decir “la no violencia”, pues afirman que comer carne animal, además de dañar directamente a los seres vivos, constituye una fuente de karma que vendrá por ti en la siguiente vida –para los que creen en las reencarnaciones–. Otros optan por una dieta vegetariana simplemente por un sincero amor a la naturaleza o como un acto incendiario contra la crueldad animal. Hay un punto medio. Autores como Mike Bittman optan por este estilo de vida sin labrarlo sobre piedra: el afamado escritor gastronómico del New York Times acuñó el término flexitarianismo para la dieta que deambula entre la vegetariana (o vegana) y la carnívora alternándola a distintas horas del día o de la semana. Dos comidas sin carne, una con.Personalmente creo que lo que entra al cuerpo es un diálogo que le corresponde a cada corazón y mente. Una decisión propia como llevar el pelo de cierta forma, creer en Santa Claus o elegir la maternidad. Lo cierto es que un trozo de carne tiene una gran cantidad de ácido úrico, fosfórico y sulfúrico; así como colesterol, antibióticos y hormonas, en el caso de la carne que no es orgánica.La tendencia ecológica y saludable del momento es comer carne tan solo una vez por semana. Si se opta por dejarla para siempre, nuestra nutrióloga de casa, Gina Rangel, recomienda suplementarse con vitamina B12, comer hojas verdes y vegetales todos los días, intentar no consumir carbohidratos simples y consumir fuentes de proteína vegetal: quinoa, frijoles, tofu, semillas, nueces, además de huevo y queso.Nuestra nutrióloga Jennifer Asencio afirma que los beneficios que puede aportar una dieta vegetariana son “un bajo aporte de grasas saturadas, bajo aporte de colesterol y, si se sabe combinar los cereales con las leguminosas, se obtendrá una proteína de muy buena calidad sin necesidad de recurrir a los suplementos”. Eso sí, ella afirma que entre más restrictiva sea una dieta sin carne, mayor será el riesgo de quedarse sin micronutrientes, Omega3, vitamina B12, calcio, hierro y vitamina D, por lo que hay que estar atentos al cuerpo y consultar a un especialista. Lo importante, como siempre, es aprender a combinar adecuadamente los alimentos y recordar que no por llevar una dieta vegetariana o vegana se es más saludable. Hay que evitar llenarnos los vacíos con kilos de pasta, comida grasosa o chatarra y consumir ingredientes de buena calidad nutricional.Si quieres algunas ideas que te ayuden a seguir una dieta vegetariana aquí hay una sección completa con recetas que te van a encantar.
La hoja santa es uno de los ingredientes más populares dentro de la cocina mexicana, ya que se puede utilizar para preparar tamales, salsas, caldos, pescados y muchos otros guisados tradicionales. Sin embargo, esta maravillosa hierba también tiene algunas propiedades medicinales que la hacen muy valiosa, por lo que debes conocer cuáles son los beneficios del té de hoja santa. ¿Qué es la hoja santa? Para entender los beneficios del té de hoja santa, primero debemos conocer el origen de esta increíble planta. La hoja santa, también conocida como acuyo o hierba santa, es una planta aromática que crece en zonas tropicales y se utiliza mucho en la gastronomía mexicana, especialmente en la cocina oaxaqueña y veracruzana. La hoja santa, cuyas hojas tienen forma de corazón y un fuerte olor penetrante, se destacó como planta medicinal entre diferentes quelites y otras hierbas aromáticas desde la época prehispánica gracias a que los sacerdotes españoles la usaban para tratar diversos malestares. Beneficios del té de hoja santa Los beneficios de la hoja santa han sido comprobados a lo largo del tiempo y la forma más común de consumirla es a través de una infusión. De hecho, la Secretaría de Agricultura afirma que dentro de los usos y beneficios del té de hoja santa, es un excelente aliado contra los siguientes malestares.El té de hoja santa ayuda a disminuir la fiebre.Ayuda a combatir los nervios frente a situaciones complejas.Funciona como relajante natural, por lo que alivia el insomnio.Regula el sistema digestivo y ayuda a mantenerlo sano.Combate el dolor estomacal, estreñimiento y diarrea.Puede aliviar los síntomas de asma y hasta bronquitis.Tiene alto contenido en safrol, un buen aliado para disminuir el dolor de cabeza.Como mencionamos anteriormente, puedes preparar un té de hoja santa al hervir las hojas limpias en un pocillo y exprimir hasta la última gota. De igual manera, las puedes utilizar en licuados o jugos verdes. Recuerda que a pesar de que el té de hoja santa ayuda a aliviar los síntomas de algunas enfermedades respiratorias, éste NO cura el covid-19.Su uso excesivo puede traer efectos contraproducentes para la salud, así que asegúrate de consultar con un experto cuál es la medida recomendable para que puedas aprovechar todos los beneficios del té de hoja santa.
El tuétano es considerado un irresistible platillo tradicional dentro de la cocina mexicana, sin embargo, muchos tienen la creencia de que se trata de un alimento poco saludable debido a las grandes cantidades de grasa que posee. Para romper con este mito, a continuación te explicamos las propiedades y beneficios del tuétano. ¿Qué es el tuétano? El tuétano es la médula ósea que se encuentra en el interior de los huesitos de los animales, es decir, el tejido esponjosito y blanquecino formado por osteoblastos, fibroblastos, osteoclastos y adipocitos que se encargan de la formación y desarrollo de células óseas. ¿Cuáles son las propiedades del tuétano? Contrario a lo que muchos piensan, las propiedades del tuétano van más allá de las grasas buenas. De hecho, tiene alto grado en vitaminas y minerales como hierro, fósforo, zinc, magnesio, calcio, vitaminas A, E, D y K, omega 3 y hasta ácidos grasos esenciales (DHA y EPA). Beneficios del tuétano Ahora que conoces las propiedades del tuétano, te sorprenderás con todos los beneficios que puede traer para tu salud. Recuerda que éstos dependerán del animal del que provenga el tuétano.Gracias a sus principales propiedades, el tuétano puede ayudar al desarrollo cerebral y formación cognitiva, ayudando a prevenir demencia, depresión y hasta problemas de la vista.Debido a su alto contenido en omega 3, previene el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares e inflamatorias, además de problemas en la piel.Consumir tuétano podría ayudar a producir glóbulos blancos y así fortalecer el sistema inmunológico.Cada 100 gramos de tuétano, poseen 7 gramos de proteína.Ahora podrás comer tuétano sin culpa, aunque recuerda que nada en exceso es bueno. ¿Conocías ya los beneficios del tuétano?
NEWSLETTER

Suscríbete al news de kiwi y recibe recetas originales de temporada, menús y mucho más cada semana en tu inbox.

Enviar
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD