¿Pescado fresco? Trucos para saberlo
Cuaresma

¿Pescado fresco? Trucos para saberlo

Por Kiwilimón - Marzo 2013
Si estás pensando en preparar un delicioso pescado empapelado, a la talla, con verduras, en salsas cremosas, etc. existen algunas técnicas que puedes utilizar a la hora de comprar el pescado, ya sea en el mercado o en el súper, para que te des cuenta si es un pescado fresco o no. Deberás poner especial atención en:
  • - El olor. El olor del pescado no es que deba se agradable, pero debe tener un olor fresco, a mar. Si detectas un olor penetrante o muy fuerte, es que no se tuvo el cuidado de guardarlo correctamente y ya no esta fresco.
  • - La piel. Si es necesario, toca la piel. Debe sentirse resbalosa y húmeda. También, si es que tiene escamas, deberán estar fuertemente unidas a la piel.
  • - Revisa las aletas y cola. Éstas deberán resbaladizas, húmedas, flexibles, completas y en ningún caso, deberán estar incompletas y secas.
  • - Presiona la piel. Al presionar la piel del pescado podrás sentir la carne, ésta debe estar fime y elástica. Cuando presiones con el dedo, no deberá quedarse la marca en cuanto lo retires.
  • - Los ojos. Los ojos deberán estar claros y completos. Además también es buena señal que estén brillosos y saltones.
  • - Las branquias. Estás son las que se encuentran a un lado de los ojos y que puedes levantar. Las branquias deberán tener buen color que va del rojo al marrón, si notas un color gris o café, mejor compra otro. Cada pescado cuenta con un buen color rojo.
  • - El interior del pescado. Revisa bien el interior del pescado, si encuentras que la carne se esta desprendiendo del hueso, esto quiere decir que no le quitaron las tripas a tiempo y no deberás comprarlo.
No es difícil darse cuenta de todas estas observaciones en un pescado, solo es cuestión de revisar bien cualquier señal de que el pescado no sea fresco. Si aún no tienes pensado qué receta de pescado preparar, entonces revisa las recetas que hemos escogido, tal vez te insipiren a preparar alguna.   Recetas de cocina (es necesario hacer click en el título de la receta para ver más detalles)   Pescado a la Florentina. Pescado al horno con una salsa de espinacas, almendras, arroz y limón. Pescado empapelado con tomates y aceitunas. Pescados cocinados en papel de cera con tomates, tomillo y aceitunas. Pescado con salsa cremosa de mostaza. Este pescado se sirve con una salsa francesa en base a mantequilla, vino y crema con sabor a mostaza ligero. Fácil y perfecto para una impresionar a tus invitados. Pescado con salsa cremosa de poros. Una deliciosa receta para preparar filetes de pescado como robalo o salmon. La salsa cremosa de poros es deliciosa! Filete de pescado al ajo. Una deliciosa recete de filete de pescado al ajo, delicioso sabor para un día cualquiera. Pescado al vapor estilo asiático. Pescado bajo en grasa y verduras ricas en vitaminas con una de las técnicas culinarias más sanas: el vapor. Fresco pescado con cilantro y jengibre. Esta deliciosa combinación de pescado es deliciosa, el cilantro, el jengibre y el cebollín hacen de esta receta deliciosa y fresca para disfrutar cualquier día de la semana. Filete de pescado relleno. El filete de pescado relleno es una receta muy fácil de preparar, saludable y deliciosa, excelente para impresionar a tus invitados o consentir a tus seres queridos. Espero lo disfruten. Pescado a la talla. Es un delicioso huanchinango estilo Guerrero, muy típico y fácil de hacer. Hamburguesa de pescado. Ideal para un dia de campo, sobre todo en la cuaresma

Si quieres conocer recetas de pescados, conoce nuestra sección de cuaresma y pascua, haz click aquí

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Hay muchas bebidas famosas que son referentes para sus países, por ejemplo, un pisco sour, para Chile, o un mojito, para Cuba. Pero más que mezclas, también hay destilados que valen mucho la pena en América Latina.Antes, tienes que saber qué es un destilado. Los destilados son fermentados que pueden obtenerse de cereales (cebada, centeno o arroz), tubérculos (papa), frutas (manzana), así que ahora que sabes de dónde provienen, tienes que conocer y probar estos, de América Latina.1. MezcalEl mezcal es 100 por ciento mexicano y proviene del agave. Existen muchos tipos de mezcal: minero, espadín, pechuga, pero lo importante es que se toma solo y se suele acompañar de rodajas de naranja y sal de gusano.2. PiscoEste destilado es referente de dos países, Chile, Perú, y se obtiene de dos tipos de uvas que se dan en esa región, llamadas uvas pisqueras.3. TequilaOtro famoso y con Denominación de Origen es el tequila, que se produce en ciertas regiones de México, como Tequila, Jalisco, pero también en Nayarit, Michoacán, Guanajuato y Tamaulipas. Por supuesto, viene del agave y los cuatro tipos de tequila que puedes encontrar son blanco, reposado, añejo y extra añejo.4. GrappamielEsta bebida se hace a partir de grappa, un destilado de las semillas, tallos y cáscaras de uvas, y miel. Se toma solo y con mucho hielo en el verano, y es típica de Uruguay.5. CachazaOriginaria de Brasil, la cachaza se hace de caña, como el ron, pero la bebida brasileña se hace a partir del jugo fermentado y luego destilado. La bebida que ha llevado a la cachaza a la fama mundial es la caipirinha.6. AguardienteDerivado de la caña de azúcar, pero tratado con anís, el aguardiente es el sello de Colombia en cuanto a destilados. Posee un sabor un tanto dulce y se toma solo, mezclado con agua mineral y muchos hielos.7. RonAunque realmente es originario de Medio Oriente, pero cuando llegó la caña a América, este destilado se consolidó en Cuba y ahora es más latino y mundialmente conocido por los deliciosos mojitos. A diferencia de la cachaza, el ron se hace a partir de la melaza de caña.¿Qué otros destilados conoces y cómo se toman?
Existe un ritual que, frente al comal, se vuelve entrañable: poner una tortilla caliente sobre la palma de la mano y con los dedos de la otra, enrollarla lo más apretadita posible. Mejor si en el interior hay una pizca sal. ¿Salsa martajada? Oh sí, por favor. Pero este ritual sólo es posible si la tortilla es lo suficientemente flexible para no romperse. Saber reconocer una tortilla auténtica, además de ser un hábito 100% saludable, es la forma más rica de experimentarlas. Según los mayas, el maíz es la piedra angular de nuestro origen y según los aztecas, es la muestra del amor que sentía Quetzalcóatl por su gente, quien para conseguir una semilla dorada se adentró en las montañas convirtiéndose en hormiga. De esa semilla surgió la tortilla, símbolo de identidad y cultura nacional. En el sentido más práctico, no hay plato, servilleta o cuchara más precisa para atajar un guisado. Tampoco una de mejor sabor. Todos creemos conocerla íntimamente, pero siendo sinceros, ¿hace cuánto elaboraron su última tortilla? ¿Hace dos meses? ¿Hace un año? ¿Nunca? Cuando conocí a Rafael Mier, director de la Fundación Tortilla de Maíz Mexicana yo no entendía por qué había que divulgar el tema de la buena tortilla y aprender a diferenciar una tortilla auténtica de otras. ¿Todas las tortillas de tortillerías son auténticas? ¿O no? La tortilla es el lienzo favorito del plato nacional: los tacos. Y aunque en las mesas nunca falta, Rafael me hizo entender que la verdadera tortilla escasea, sobre todo en las grandes ciudades. No sólo eso. Pocos conocen cuál es el proceso detrás de su elaboración y cuáles son sus ingredientes originales. Por suerte ya existe una regulación en el mercado para que las tortillerías describan los ingredientes que utilizan. No, no sólo es maíz. Algunas veces la masa está mezclada con harina de trigo. A la tortilla tradicional hay que diferenciarla del resto. Ella proviene de maíces mexicanos, algunos en peligro de extinción. El tema es que algunos agricultores han preferido sembrar otros cultivos o utilizar maíces más resistentes a las plagas. Transgénicos, pues. En el proceso tradicional, los maíces que fueron cosechados según la temporada se dejan secar naturalmente y se les desgrana con la ayuda de un olotero. A continuación, se someten al proceso de la nixtamalización en el que los granos de maíz se pulen como diamante en bruto para hacerlos más digeribles en el organismo, para maximizar su aporte nutricional: aumentar su contenido de calcio, de proteínas, de antioxidantes.La tortilla verdadera –la saludable, la auténtica– está nixtamalizada. Para lograrlo hay que diluir cal en agua, cocer los granos en la mezcla, dejarlos remojar durante la noche y al día siguiente, enjuagar hasta que el agua salga clara. De ahí se obtiene el precioso nixtamal que se lleva al molino o al metate. El resultado es una masa húmeda y deliciosa, lista para palmear tortillas, tlacoyos, sopes, o (ponga usted su preparación favorita de maíz). Cuando inflan en el comal o en la plancha de las tortillerías, el augurio de una buena comida es evidente. El proceso es cultura pura. Pero por inverosímil que parezca, en la mayoría de las escuelas de gastronomía este ritual no se enseña. No hay duda de que, para reconocer una buena tortilla, también hay que amistarnos con el lenguaje, con su saber. Rafael aconseja consumir aquellas que no son industrializadas, es decir, que no contienen ingredientes adicionales a los tradicionales (maíz, agua y cal o ceniza). “Como consumidores tenemos derecho a conocer todos los ingredientes de nuestra tortilla por ello, es importante exigir su correcta declaración”, afirma. También dice que las tortillas de colores sí son tradicionales. Su color proviene de maíces con tonalidades como del arcoíris. Pero cuidado. Existen comerciantes que utilizan colorantes imitando los colores del maíz azul o verde. Un tip para diferenciar al gato de la liebre es aplicar un agente ácido –como el jugo de limón–. “Si al aplicar el limón, la tortilla se torna violeta o rosa, se trata de tortilla de maíz azul real; si se torna grisácea o no cambia de color, se trata de una tortilla pintada con colorante artificial”. Otro consejo es fijarse en la flexibilidad de la tortilla. Si se rompe o se entiesa apenas la pones sobre el comal, puede que estés frente a una tortilla falsa. Estos y otros consejos los puedes encontrar en el blog recién inaugurado de la fundación. La buena tortilla merece diferenciarse de las otras. Pregunta en tu tortillería si las que ofrecen están nixtamalizadas y si provienen cien por ciento del maíz nacional. Su aroma, anticipación de un banquete digno de dioses, y su sabor no deben tomarse por sentado. Y mientras aprendemos a nixtamalizar juntos, te dejo algunas recetas que puedes preparar en su honor: Tacos de lenguaTacos de mixioteTacos de costilla
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD