Estas comidas deliciosas te recordarán a tu infancia

Por Kiwilimón - Abril 2017
  Hay platillos que nos gustan desde la infancia y que nunca dejamos de amar, pero sin duda hay una lista específica de ciertas especialidades caseras que pertenecen a la niñez. Nuestro corazón late más fuerte, cuando somos pequeños, por esas comidas decadentes que nos hacen el día y que, de pasada, hacen que amemos más a mamá y papá.

Para que nunca las olvides te dejamos los platillos favoritos que nos recuerdan a la infancia.

Nuggets de pollo, no queríamos la pata, el ala o el muslo, queríamos los nuggets. via GIPHY Spaghetti con albóndigas, porque YOLO via GIPHY Todo lo que teníamos que decir, lo decíamos con esta sopa: via GIPHY Un sándwich de queso es todo lo que necesitábamos para agarrar fuerza por la mañana. via GIPHY Pero nuestro amorío con el queso no acababa ahí, por supuesto que no… via GIPHY Aunque por supuesto, no todo era salado, especialmente en el desayuno: via GIPHY A veces ni siquiera tenía que ser estrictamente “comida”: via GIPHY Ni especialmente sólido, podíamos depender de este líquido celestial: via GIPHY O de esta sidra virgen que nos mantenía alerta todo el día: via GIPHY Y cuando nuestros papás querían que comiéramos más fruta, sólo podía significar una cosa: via GIPHY ¿Estás de acuerdo con nuestra lista? Si se te antojó, aquí te dejamos algunas especialidades infantiles que puedes hacer en casa:  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Tomar agua y tomar el sol son dos cosas que no sólo las plantas necesitan para vivir, pues como el meme refiere, nosotros prácticamente somos plantas también, pero con emociones complicadas y, por ejemplo, necesitamos de los rayos ultravioleta (UV) del sol para generar nuestra propia vitamina D, pero cuando no lo hacemos, necesitamos consumir alimentos que la contengan.La vitamina D, conocida como calciferol, es una vitamina liposoluble presente de forma natural en algunos alimentos, pero que también se produce cuando los rayos UV de la luz solar inciden en la piel y desencadenan la síntesis de vitamina D.Entre sus funciones, la vitamina D promueve la absorción de calcio en el intestino, ayuda en el proceso que permite la mineralización ósea normal y previene la contracción involuntaria de los músculos que provoca calambres y espasmos. Cuando no cuentas con suficiente vitamina D, los huesos pueden volverse delgados, quebradizos o deformados, y junto con el calcio, la vitamina D también ayuda a proteger a los adultos mayores de la osteoporosis.¿Qué alimentos contienen vitamina D?Entre las demás funciones de la vitamina D en el cuerpo se incluye la reducción de la inflamación y la modulación de procesos como el crecimiento celular, el metabolismo de la glucosa y la función neuromuscular e inmunitaria, por lo que consumir alimentos ricos en vitamina D ayudará a reforzar tus defensas. Puedes encontrar vitamina D de manera natural en los siguientes alimentos:pescado azul, como salmón, sardinas, arenque y caballa o verdelcarne rojahígadoyemas de huevoalimentos fortificados, como algunos cereales para el desayunoTambién existen suplementos alimenticios con vitamina D, pero para saber si necesitas consumir uno, lo mejor es acudir con un especialista. Procura consumir estos alimentos ricos en vitamina D entre octubre y principios de marzo, pues en esta temporada no obtenemos suficiente vitamina D de la luz solar.De acuerdo con el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS UK), en 2020 es más importante tomar vitamina D, “ya que es posible que este año hayas estado en interiores más de lo habitual”. Según información en su página, debes tomar 10 microgramos de vitamina D al día entre octubre y principios de marzo para mantener sus huesos y músculos sanos.Por otra parte, aunque algunos informes sobre la vitamina D señalan que reduce el riesgo de coronavirus (COVID-19), actualmente no hay suficiente evidencia que respalde la ingesta de vitamina D para prevenir o tratarlo.Para ayudar regular la cantidad de calcio y fosfato en el cuerpo, y mantener los huesos, dientes y músculos sanos, no olvides consumir alimentos que contengan vitamina D y tomar el sol para producirla.Anímate a comer salmón para obtener vitamina D con estas recetas:Tortitas de salmón a la mexicana con salsa de aguacateEnsalada de pasta cremosa con salmónSalmón con salsa dulce y ensalada tropical
Los beneficios de la avena y la miel no sólo se pueden aprovechar en recetas de cocina, pues estos dos ingredientes que seguramente tienes en la alacena también tienen propiedades que ayudan a la piel de tu rostro.Mientras que la avena tiene propiedades exfoliantes y saponinas para limpiar la piel, la miel la hidrata, abre los poros de forma natural, balancea el pH y ayuda a lograr un brillo mientras combate el acné y nutre la piel envejecida. Así que además de que no tiene químicos, los beneficios de la avena y la miel en la cara son muchos y para que los pongas ya en práctica, esta mascarilla de avena y miel es muy sencilla de hacer y necesitarás:3 cucharadas de avena3 cucharaditas de mielColoca los ingredientes en un tazón y mezcla hasta que se integren bien. Entonces aplica la mezcla sobre tu rostro limpio con movimientos circulares suaves y deja actuar unos minutos hasta que se seque. Finalmente, sólo limpia la mascarilla con agua fría.Puedes usar esta mascarilla una o dos veces a la semana, antes de dormir y complementarla con tu astringente para tener mejores resultados si tienes acné. Si consigues miel cruda u orgánica, mucho mejor, pues esta miel te ayudará a equilibrar las bacterias de la piel, lo que la convierte en un excelente producto para el acné, pues acelera los procesos de curación de las células de la piel, así que será un gran aliado si tienes imperfecciones o un brote de eczema, y te ayudará a curar y reducir la inflamación. Por su parte, la avena se ha usado para el cuidado de la piel desde la antigüedad romana y en la actualidad se utilizan formulaciones especiales de avena en una variedad de productos para el cuidado de la piel, desde lociones hasta jabones de baño, así que no hay duda de sus beneficios, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y que retienen la humedad. Prueba esta mascarilla o también puedes hacer una mezcla de arroz y avena para iluminar tu rostro, y cuéntanos cómo te funcionaron.
México es un país orgullosamente cervecero. En todo el mundo nos reconocen por marcas elaboradas en el país y desde hace más de diez años el movimiento artesanal ha conquistado paladares en todas las latitudes. Así que si no sabes qué regalar en esta Navidad, te recomendamos estas 7 cervezas artesanales y mexicanas, perfectas para cada día de la semana. Son ricas, únicas en su categoría y cada botella contiene una historia de orgullo mexicano. Recuerda que el consumir local apoya a nuestra comunidad. Ciudad de MéxicoCaza Serpientes Si te gustan los sabores especiados y refrescantes, Caza Serpientes es para ti. Se trata de una colaboración entre la cervecería Brewschlaag y la plataforma especializada en cerveza Beerhunters, por su segundo aniversario. Es una cerveza de estilo Saison, muy tradicional en Europa, la cual se cocina durante el invierno y se consume en el verano. Esta cerveza transmite una sensación afrutada, especialmente de calabaza y piloncillo, es refrescante y tiene un color naranja muy distintivo. Disponible en: chelar.com.mxChurro PorterEstá inspirada en los tradicionales churros mexicanos, uno de los postres más populares de CDMX. En este estilo predominan las maltas tostadas, balanceadas con un agradable aroma a vainilla y canela. Tiene un sabor intenso a chocolate y azúcar. Algo que distingue a esta cerveza de temporada es que está elaborada con churros de la ciudad, pues en la Cervecería Cru Cru buscan siempre integrar los sabores e identidad de la cultura capitalina. Disponible en: https://www.casacerveceracrucru.com/Guadalajara, JaliscoMinerva NavideñaEs la cerveza Doble Stout ideal para disfrutar una Navidad 100% mexicana y artesanal. Fue elaborada por una de las cervecerías pioneras del movimiento artesanal en nuestro país, Cervecería Minerva. En aroma y sabor te recordará el tradicional chocolate de mesa por sus notas a cacao, café y canela. Su cuerpo es espeso y mantiene una espuma densa al servirla. En 2019, esta cerveza se agotó en tan solo ocho días y este 2020 se produjeron sólo 20,000 botellas, para las que se utilizaron 5000 tabletas de chocolate para mesa.Disponible en: https://www.cervezaminerva.mx/Sueño RosaEs una cerveza Gose con tuna y guayaba, elaborada por Cervecería Loba en colaboración con Ronin Fermentation Project. Es de color rosa y su acidez está bien balanceada con las frutas con las que fue producida. Es la cerveza perfecta para acompañar quesos fuertes e intensos como el Epoisses, el Munster o el Taleggio, así como con comida del mar como ostiones y almejas en su concha. Disponible en: https://www.cervezaloba.com/Hermosillo, SonoraTalegónBuqui Bichi Brewing preparó esta Imperial Stout especialmente para los amantes de las cervezas fuertes. Es una cerveza con un cuerpo robusto, maltosa, amarga y compleja que recuerda al café cargado que se toma en los ranchos sonorenses, al iniciar el día (de ahí el origen de su nombre, pues Talegón en Sonora se refiere a una persona despreocupada y floja). Es perfecta para acompañar comidas ahumadas y postres de chocolate.Disponible en: https://en.buquibichi.com/Los Cabos, Baja California SurBurro WinterEsta cerveza de estilo Chocolate Imperial Stout es la adecuada para aquellos que siempre tienen frío. Elaborada por Baja Brewing Company especialmente para la temporada invernal, tiene una alta graduación alcohólica y en sus sabores mezcla el chocolate semiamargo y el cacao alcalino con maltas tostadas. Su color es completamente negro y tiene un cuerpo robusto que la hacen perfecta para acompañar con un buen corte de carne al horno o al carbón, pavo, platillos con puerco o postres como helado de vainilla. ¡Será un gran abrazo invernal! Disponible en: www.beerhouse.mxMérida, YucatánImperial Stout NavideñaSi eres amante del ron, esta opción te enamorará. Se trata de una Stout elaborada con avena, chocolate, café y ron, producida por Cervecería Patito. Es robusta, compleja e intensa con sabores tostados, amargos y semi frutales. Tiene marcado su grado alcohólico y un ligero toque de ron. Combina de maravilla con quesos de intensidad media como el provolone y el gouda ahumado, o bien con carnes como pulled pork, res y cordero.Disponible en: https://www.cervezapatito.com/
Los recuerdos son un montón de ladrillos que toman forma de edificación, de castillo de Disney, apenas se les pone unos kilómetros de distancia. En la comida este kilometraje se remonta a la niñez. Los platos que nos marcaron tienen como ambientación un momento de familia, una olla grande y un gesto de cariño dirigido a nosotros. Hay un narrador –mejor si tiene voz de Morgan Freeman–, y por supuesto, una abuela, una madre o alguien con quien pudimos establecer una conexión profunda. Que si aquella comida que recordamos con las vísceras y el corazón sabía rico sólo el universo lo sabe. Aquí es donde la distancia juega su truco. En los platillos entrañables hay algo de engaño que es al mismo tiempo un mantra sanador: sabe a un momento en el que nos sentimos queridos. Nos saben a amor. Nos saben a hogar. La nostalgia parece teñir de sepia y de rosa la memoria y con ello, los sabores y las vivencias pierden su nitidez. Por supuesto, esta emoción tiene la potencia de dejarnos tatuado el nombre de ese platillo que trataremos de replicar, buscar e interpretar en lo que cocinamos, comemos y compartimos. Yo no tengo una receta entrañable y especial. Tengo varias. Está el mole verde de mi abuelita y la sopa de tomate de mi mamá. Pero en el necio ejercicio que es recordar, he descubierto que en el amor a mis platillos favoritos no pesa tanto la complejidad de la receta como el tamaño del recuerdo. El mejor ejemplo que se me ocurre es el sencillo sándwich de frijoles refritos, queso Gouda y chipotle que mi papá asaba cada mañana en una sandwichera para que yo me lo llevara a la escuela. No sonaba la campana del recreo y yo ya me había comido dos de ellos –sí, dos–. El tema es que siempre he gozado de buen apetito y simplemente uno no le alcanzaba a mis ganas. A mi papá le dije una mentira piadosa. Le conté que a mis amigas les gustaba tanto mi sándwich que, mordida a mordida, me dejaban sin comer. La verdad es que yo prefería la culpa al hambre y sinceramente sus sándwiches me sabían a gloria. Él, un padre sumamente protector, comenzó a mandarme dos. Yo simplemente me los devoraba. Si alguien me pedía una mordida, me lo pensaba. Como mi historia, las recetas más especiales tienen la fuerza de hacernos sonreír y evocar cada sabor, cada sensación, como si estuviéramos ahí. Un sabor termina siendo una Polaroid, un puente al pasado y, al mismo tiempo, un gancho que nos conecta al aquí y al ahora. En Kiwilimón queríamos celebrar eso: el hermoso poder que tiene la comida para conectarnos con lo que más queremos. Por eso creamos un concurso, La Receta del Año. Con él queremos conocer las anécdotas detrás de las recetas que amas. Compártenos tu receta favorita y escribe junto a ella el relato de por qué es tan especial para ti. Al final premiaremos las mejores con una hermosa vajilla (con valor de más de 10 mil pesos), para que puedas perpetuar los recuerdos y vivencias. No sólo eso: serás parte de nuestro recetario del año y verás en video tu receta firmada con tu nombre.Para descubrir las bases de este concurso, checa esta nota o este video y si te quedan dudas, escríbenos por favor a chefkiwilimon@gmail.com. Anímate a compartir lo que más te gusta. Estoy segura de que la Receta del Año de Kiwilmón la tienes tú. Sube tu receta y su historia especial con el hashtag #Larecetadelaño desde tu cuenta en Kiwilimón y si aún no tienes, regístrate aquí.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD