Cómo calcular cuánta comida cocinar para Navidad
Navidad

Cómo calcular cuánta comida cocinar para Navidad

Por Kiwilimón - Noviembre 2019
Cada día estamos más cerca de Navidad y debemos anticiparnos con todos los preparativos, para que ese día sea especial y nada te estrese.

Porque una de las cosas que más nos puede generar tensión es la cena navideña, pues hay muchos aspectos que tenemos que tomar en cuenta: los platillos, la decoración y sobre todo, las cantidades de todo lo que se va a consumir.

Para aligerarte un poco la carga, aquí te daremos algunos tips para calcular cuánta comida cocinar para Navidad.

Lo primero que tienes que hacer es una lista de invitados, con el fin de poder calcular tanto el espacio, como la comida y la bebida. Te recomendamos que cuando hagas la lista, contabilices cuántos adultos y niños asistirán, ya que a los niños suelen requerir menos cantidad por porción.

Botana
Considera dar algunos bocadillos antes de la cena, puedes poner algunas verduras crudas, quesos, o carnes frías. Para calcular cantidades, toma en cuenta 6 bocadillos por persona, aproximadamente, y de 45 a 60 gramos de dip, queso y carnes frías, y 2 o 3 rebanadas de pan o vegetales.


Botanas Navideñas

Sopas o caldos
Aunque no es muy típico, puede que quieras servir alguna sopa o caldo y la ración correcta es de máximo 250 ml (una taza) por persona.

Ensalada
Una lechuga te alcanza para 4 personas, si lo que vas a hacer es una típica ensalada verde. Como topping puedes agregar jitomate, pimientos, fresas o duraznos y debes considerar aproximadamente 40 gramos de cada ingrediente. Si quieres incluir algunas semillas o nueces, serán 20 gramos y aproximadamente dos cucharadas de aderezo.

Para la ensalada de manzana o la de zanahoria con nuez, calcula entre 80 y 100 gramos por persona.

Guarniciones
Para los carbohidratos como el arroz, el puré de papa o las papitas cambray, debes considerar aproximadamente 100 gramos por persona. 

Pasta
Si tienes contemplada la pasta como guarnición, deberás de considerar entre 50 y 60 gramos por persona, y si la vas a servir como plato fuerte, entre 100 a 150 gramos por persona.

Plato fuerte
Algo muy típico para la cena navideña es el pavo, calcula entre 500 y 600 gramos por persona, ya que este tipo de proteína tiene mucho hueso. En caso de la carne sin hueso, como pechuga de pavo o pierna de cerdo, entre 200 o 250 gramos por persona.

Te recomendamos calcular un poco más de salsa y de relleno para el pavo o pierna, para que no esté seca y alcance para el recalentado. Para la salsa, ½ taza por persona es una cantidad apropiada; para el relleno, ¾ de taza por persona es una buena cantidad.

Para los romeritos, calcula en crudo de 100 a 150 gramos por persona, pues luego le añadirás el mole, los camarones y los nopales.

Si vas a preparar bacalao, compra aproximadamente 150 a 200 gramos por invitado.

Postres
Para calcular los postres, toma en cuenta que un pastel de 30 cm de diámetro alcanza para 4 a 8 personas.


Postres Navideños

Bebidas
En refrescos calcula medio litro por invitado. Para el vino, recuerda que una botella rinde para 6 copas normales, mientras que una de champagne o sidra rinde más, de 6 a 10 copas. Si vas a ofrecer café y té, considera al menos una taza por persona

Con estos cálculos, podrás disfrutar de la deliciosa cena en compañía de las personas que más quieres.
Califica este artículo
Calificaciones (13)
Jakeline Álvarez Mendez
06/12/2019 10:44:15
Excelente
Graciela Cervantes
05/12/2019 06:52:11
Gracias! Excelente Guía!
Francis Bastardo
03/12/2019 13:43:55
Gracias, excelente,eres de muchísima ayuda kiwi limón
Gigi Mendoza
02/12/2019 16:29:44
gracias lo pondré en practica esta navidad
Valeria Barrera
29/11/2019 18:53:36
¡¡Muy bueno!!
Ver más
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El café diario, la botella de agua, el antojo de media tarde, las propinas y demás gastos casi invisibles que diariamente se fugan de nuestras carteras están derrumbando tus finanzas personales, a pesar de que parecieran inofensivos.A estas pequeñas fugas de dinero se les denomina gastos hormiga, pues aunque son gastos menores, si los sumas pueden representar hasta más del 10 por ciento de tu salario. Lo peor de estos gastos hormiga es lo cotidiano que son, porque están siempre presentes en nuestra vida, a todas horas, y por eso es tan fácil gastar sin que nos demos cuenta.Para evitar estos gastos, aquí te proponemos estos tips para cuidar tu cartera.Identifica los gastosPara poder controlarnos, es necesario identificar cuáles son los gastos y seleccionar aquellos de los que podemos prescindir. Haz una lista de todo lo que gastas diariamente y reflexiona si es algo vital para tu día a día o no. Anota todo lo que recibes y gastasUna vez que hayas identificado los gastos fijos, te sugerimos que lleves un control estricto de tu presupuesto, tanto de lo que recibes, como de lo que gastas, así no darás pie a que haya “lagunas” y siempre tendrás tus cuentas claras. Existen varias apps en las que puedes llevar el control de tus finanzas, lo mejor es que seas disciplinada en hacer todos tus registros y te sorprenderás de los resultados. Ponte una meta de ahorroSiempre hemos sabido que es muy importante ahorrar, pero a veces es difícil hacerlo. Seamos sinceros, estamos acostumbrados a ahorrar únicamente lo que nos “sobra”, pero lo ideal es que una vez que recibas una entrada de dinero, destines una parte hacia el ahorro, así lo verás como algo fijo. Organiza y prepara tus comidasUna vez que hayas identificado tus egresos, te darás cuenta de que en lo que más gastas es comer fuera de casa. Organizar y preparar tus comidas no sólo te ayudará a evitar fugas de dinero, además te asegurarás de estar recibiendo alimentos de calidad y de comer más sano. Mide tus antojos Este punto va muy ligado al anterior, porque no sólo gastamos en la comida, también lo hacemos en el café de la mañana, el antojo en la oficina, las ganas de un dulce a media tarde y hasta un snack después de hacer ejercicio. Esto no sólo afecta a tu figura, sino que le hace daño a tus bolsillos. Si te organizas también puedes planear tus snacks y tener más control de tu alimentación y cartera. Cancela servicios innecesariosSeguramente por ahí tienes algún servicio que se te ha olvidado cancelar. Deja la desidia y pon orden a tus gastos para que dejes de “regalar” tu dinero. Ahorrar no es tarea imposible, es cuestión de voluntad y esfuerzo, y te aseguramos que vale la pena hacerlo. Sigue estos tips para que sea más fácil y verás que tendrás unas finanzas personales muy sanas.
Uno de los productos naturales más utilizado por la humanidad es la miel, ya que contiene un sinnúmero de propiedades nutricionales por sus alto contenido en minerales, hierro, calcio, fosfato, potasio, cloruro de sodio y magnesio, las cuales la convierten en uno de los remedios medicinales más eficaces, que además también es utilizado como afrodisiaco. Sin embargo, también puede ser uno de los alimentos que con mayor frecuencia olvidamos dentro de la alacena.Seguramente al limpiar tu alacena has sacado del fondo un tarro de miel, el cual tiene algunos meses o incluso años refundado ahí y parece que sigue igual que el primer día, con la misma consistencia. ¿Cómo puede ser esto posible?Esto se debe a que la miel nunca caduca, gracias a su alta concentración de azúcar, la cual elimina las bacterias, además de que gracias a lo bajo de su humedad, las levaduras no prosperan.La miel bien conservada puede durar hasta 14 años, pero de preferencia, debes consumirla en dos, pues después de este tiempo comenzará a perder poco a poco sus propiedades.¿Para qué sirve la miel fuera de la cocina?Además de ser un ingrediente perfecto en la cocina, la miel puede ayudar a aliviar la tos y disminuir la inflamación de la garganta, además de otros malestares.Por ejemplo, si sufriste una herida o quemadura leve, untarte una cucharada de miel te ayudará a cicatrizar, pues entre sus beneficios se encuentra que ayuda a la regeneración de la dermis, así que también podrías utilizarla como mascarilla o para suavizar las zonas ásperas del cuerpo como codos, rodillas y pies.En caso de que por la noche des vueltas en la cama porque no logras conciliar el sueño, la miel es un gran remedio casero para el insomnio, pues contiene propiedades relajantes que disminuyen el estrés y la ansiedad.Por otra parte, una cucharada de miel cuando te sientes muy fatigado le dará vitalidad a tu organismo, gracias al azúcar que contiene.La miel también podría ayudarte con el estreñimiento, la artritis, el ciclo menstrual,  la memoria, los niveles de azúcar en la sangre, así como a bajar de peso, gracias a su efecto diurético.Ahora sólo nos queda darle las gracias a las abejas por regalarnos un alimento ‘eterno’ y un remedio que nos ayuda aliviar algunos de nuestros achaques.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD