5 trucos para hacer que un pastel esponje
Tips y Consejos

5 trucos para hacer que un pastel esponje

Por Kiwilimón - Marzo 2019

Cuando horneas un pastel por primera vez, te imaginas que será perfecto, esponjocito y apetitoso, digno para una fotografía de alta repostería; pero la verdad no siempre pasa eso. Pero, no te preocupes, esto tiene solución. Haz que tus pasteles queden esponjosos siempre con estos 5 trucos para hornear.

Sigue la receta al pie de la letra.

Parece algo muy obvio, pero en la repostería este consejo no está de más. La cocina es un proceso químico y como tal, la alteración de los ingredientes sí que modificará el resultado. Es muy común improvisar o sustituir ingredientes, algo así como aplicar un "se me hizo fácil" o eso de colocar cantidades al tanteo. Al preparar platillos salados esto quizá tenga buenos resultados, pero en la repostería es casi un hecho que acabará siendo una mala idea. Así que, pesar bien los ingredientes y seguir paso a paso la receta es un buen inicio para conseguir que quede esponjoso. 

Templa los ingredientes.

La temperatura de los ingredientes es esencial para el proceso de mezcla e integración. Por esta razón es súper importante que
todos tus ingredientes estén a temperatura ambiente, principalmente la leche, los huevos y la mantequilla. Bastará sacarlos del refrigerador un ratito antes de comenzar.

Da aire, mucho aire.

La masa de un pastel requiere mucho aire para esponjarse, y esto se consigue batiendo muy bien los huevos. El batido puede
realizarse de manera manual o con batidora, separando las yemas de claras. Sea como sea que lo hagas, debes batir y seguir batiendo hasta que el contenido triplique su volumen y luzca como un mousse blanco.

Tamiza la harina.

Suena como un proceso complejo, pero no es más que pasar la harina por un colador. La harina es protagonista de la masa y, por lo
tanto, necesita estar libre de grumos, ser suave y contener aire suficiente para facilitar la mezcla e integración con el resto de ingredientes y obtener así, una mejor consistencia.

Cuida el proceso de horneado.

Algunas de las cosas más importantes que debes tomar en cuenta a la hora de hornear son:

*Precalentar el horno antes de introducir tu molde.

*Colocar el molde en el centro del horno para una cocción más uniforme.

*No abrir el horno antes de tiempo. Si bien hay un momento para corroborar el punto de cocción, este jamás será antes de los dos tercios de tiempo total.


Ahora que ya sabes estos trucos para que un pastel esponje, es momento de ponerlos en práctica. Te dejemos aquí unas recetas de deliciosos pasteles:

Pastel de pan de elote

Pastel de Chocolate sin Harina

Rosca de Canela

Rosca de Conchas


Califica este artículo
Calificaciones (16)
Carmen Merchán
03/07/2020 07:36:55
Gran ayuda 😊
clara olguin
01/07/2020 13:45:35
Excelente
Silvia Betancur
09/06/2020 19:55:17
Excelentes consejos
TERESA MARTINEZ
05/06/2020 18:45:19
Me gustaría que pongáis la receta cómo ésta al horno paro también para hacerlo en microondas y las equivalencias en minutos entre el horno y el el microondas:; pones igualmente las equivalencias de gramos y litros en cucharadas,vasos y tazas,para quien no tenga peso de cocina. Gracias anticipadas
Sergio Romero
05/06/2020 08:25:08
ahora entiendo muchas cosas, gracias
Ver más
PUBLICIDAD
Lo mas leído
No hay nada más triste que intentar comerse un pan duro cuando apenas tienes un día de haberlo comprado, pero la clave para saber cómo mantener el pan fresco durante más tiempo está en la humedad, ya que ésta es la que mantiene a tu pancito con textura suave y esponjosa. Así que no te puedes perder estos tips para poder disfrutar de tu pan como si fuera el primer día. Escoge correctamente tu pan Asegúrate de elegir un pan recién hecho en el momento en que llegues a la panadería, ya que si tiene más de un día, será imposible conservarlo en buen estado por mucho tiempo. Toma en cuenta que el pan elaborado con algún tipo de grasa, como mantequilla o aceite, durará más tiempo fresco. Deja enfriar el pan Si fuiste por pan temprano en la mañana, pero te lo comerás hasta la noche, lo ideal es que lo dejes al aire hasta que se haya enfriado, porque si guardas pan recién horneado en una bolsa, el calor lo humedecerá, se arruinará y podrás olvidarte de tu pancito con leche para cenar. Elige lo que te comerás Si compraste pan de caja, corta las rebanadas exactas que te comerás, ya que el pan cortado se seca mucho más rápido. Lo mismo sucede con el pan dulce, procura comerte tus piezas enteras y no dejar pedacitos sobrantes. Almacena el pan en bolsas de papel o tela Cuando sea momento de guardar el pan sobrante, lo mejor es hacerlo dentro de una bolsa de tela de algodón o lino, o incluso, en la misma bolsa de papel que te dan en las panaderías; si tienes, puedes colocarlo también dentro de la clásica caja de madera. Estos materiales le permiten respirar correctamente y conservar la humedad en su interior, en cambio, si lo conservas en una bolsa de plástico se endurecerá más rápido. Utiliza el horno para traerlo a la vida Si olvidaste cerrar adecuadamente la bolsa de pan y amaneció duro o aguado, puedes calentarlo unos minutos en el horno para que su consistencia se vuelva crujiente y sea más fácil devolverle la frescura. No hay nada como comer pan recién horneado, pero si te sobra un poco, siempre puedes acudir a estos consejos para mantener el pan fresco durante más tiempo. Generalmente podrás conservarlo en buen estado entre 2 a 7 días, dependiendo del tipo de masa e ingredientes, pero asegúrate de revisarlo bien antes de consumirlo. ¿Conoces algún otro truco para mantener el pan fresco que le falte a esta lista? ¡Compártenos tus secretos!
La comida que conocemos por lo general tiene nombres simples, descriptivos o que hacen referencia a su lugar de origen, por ejemplo, el quesillo también es conocido como queso Oaxaca, y si vemos en un menú pollo al limón, sabemos que irá preparado con cítricos.Sin embargo, a veces los creadores de los platillos o bebidas se ponen creativos y les dan nombres un poco extravagantes a las comidas y así tenemos platillos como Ropa vieja, una comida muy típica de Cuba.Y no sólo tienen platos fuertes, también cuentan con bebidas con nombres extraños, pero sabores increíbles, que deberías probar si un día visitas la isla. Mientras tanto, conócelos aquí con nosotros.1. Ropa viejaConsiste en carne tierna desmenuzada que se cocina en tomates y se sirve sobre abundante arroz blanco y esponjoso. Algunas personas dicen que el nombre es ropa vieja porque es fácil incluir las sobras del día anterior en la receta.2. Moros y CristianosLos moros y cristianos son simplemente arroz con frijoles y son la comida tradicional cubana que se sirve al lado de casi cualquier otra comida. Se dice que el nombre proviene de las batallas de moros y cristianos en España, e incluso el platillo podría tener su origen allá.3. MojoEl mojo es una salsa para marinar o para aderezar y sabe bien en todo. Está hecho con los dos mejores ingredientes del mundo: lima y ajo, junto con un montón de otras especias y cítricos.4. Tostones y MadurosLos tostones son plátanos aplanados y fritos dos veces, mientras que los maduros son plátanos dulces que sólo se fríen una vez y no se aplanan. Saben deliciosos como guarnición de unos huevos fritos simples.5. MedianocheEste bocadillo es un sándwich hecho con pan cubano y hogazas de huevo. Recibió este nombre extraño debido a su popularidad como comida de medianoche disponible en los clubes nocturnos de La Habana.6. El presidenteEste es un cóctel cubano hecho con vermut seco, de color naranja brillante, la cual se originó durante el contrabando de alcohol entre Cuba y EUA. Si te gustaron estos platillos, no tienes que esperar a visitar Cuba para probarlos, también puedes intentar hacerlos en casa y saborearlos desde ya; eso sí, es probable que de origen ¡sepan mucho mejor!
Ahora quizá más que la recomendación de comernos un pan para el susto, vemos mil memes y stickers en nuestras conversaciones en seguida de una situación que nos causa miedo, como un temblor.Como buenos mexicanos, el pan para el susto ya se ha vuelto una forma de tomarnos con un poco de humor cosas serias y claramente estresantes, pero ya se sabe que un pan, así sea un bolillo o una rebanada de pan de caja, realmente no tiene ninguna relación para apaciguarnos el estado de alerta en el que nos deja el miedo. Lo que sí es cierto es que es comer algo sólido después asustarse sí es recomendable, pues esto ayuda a aminorar la secreción de jugos gástricos; no necesariamente tiene que ser un pan o un bolillo.Es decir, podrías comer un plátano o una manzana, o mejor aún, tomarte un antiácido, pues la reacción de alerta en nuestro cuerpo hace que los jugos gástricos aumenten y que incluso nos den náuseas y vómitos.De hecho, existe algo llamado estómago nervioso, que consiste en sentir “mariposas” por nervios, nudos en el estómago, náuseas, indigestión y otros síntomas, que pueden estar relacionados con tu estado o tu salud mental, tu digestión o la salud de tu sistema digestivo.Esto sucede porque el cerebro y el intestino están conectados a través del nervio vago, uno de los nervios más grandes del cuerpo. Este nervio envía señales desde el cerebro al intestino y viceversa, lo que aumenta la irritabilidad digestiva y la irregularidad cuando se produce estrés y ansiedad.El estómago nervioso es lo que le sucede a muchas personas después de un susto y se puede sobrellevar con remedios caseros, como tés, y si ya lo padeces, además puedes llevar a cabo cambios sencillos en tu dieta diaria, como un aumento de ingesta de fibra o comidas ricas en probióticos, como un yogurt.Los beneficios de los probióticos en la ansiedad se han comprobado en estudios preliminares en ratones y pueden ayudar a aliviar los síntomas intestinales a través de la acción sobre el nervio vago.Otra opción además de un bolillo para el susto es comer chocolate oscuro con 70 por ciento de cacao o más, pues de acuerdo con una investigación del Journal of Proteome Research encontró que comer alrededor de 40 gramos de chocolate por día puede reducir los niveles de cortisol.Para la próxima vez que sientas que tu estómago se desacomodó por un susto, al menos ahora tienes más opciones para comer después, además de un pan.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD