Cómo hacer esencias caseras
Tips y Consejos

Cómo hacer esencias caseras

Por Kiwilimón - April 2019

Al momento de cocinar, encontrar la mezcla perfecta de sabores es súper importante. Lo malo es que muchas veces los ingredientes por sí solos no aportan la intensidad o el gusto suficiente para darle ese toque especial a los platillos. En estos casos, unas gotas de tu esencia favorita pueden hacer una gran diferencia. Descubre cómo puedes mejorar el sabor de tus recetas creando tus propias esencias caseras.

Vanilla

Para hacer esencia de vainilla casera solo necesitas dos ingredientes: una vaina de vainilla y vodka. Lo único que debes hacer es abrir por la mitad la vaina (sin cortarla completamente) y después meterla en un envase de vidrio esterilizado. Cubre la vainilla con vodka hasta el tope del envase y ciérralo. Deja reposar lejos del sol en un ambiente seco por lo menos por cinco semanas.

Si no se te antoja probar esta esencia con alcohol, puedes prepararla también usando glicerina vegetal.

Revisa esta RECETA de Trufas de Leche Condensada

Menta

El proceso para hacer esencia de menta casera es muy parecido al de la vainilla. Corta hojas de menta fresca y guárdalas en una botella de vidrio. Después rellena la botella con vodka (que no sea muy caro, pero tampoco del más barato) y deja que la menta impregne poco a poco el alcohol. Para que la esencia tenga un sabor aún más intenso, puedes cambiar las hojas del envase cuando ya estén
marchitas por unas frescas.

Estevia

Una esencia que te ayudará a endulzar tus recetas de postres sin añadir calorías extras es la de estevia. El proceso de elaboración de la esencia de estevia es muy sencillo y solo requiere dos ingredientes: hojas de estevia y ron blanco. Mezcla media taza de hojas de estevia con ron y déjalas reposar unos días.  Después cuela el líquido y añádele un poco de agua. Calienta la mezcla (sin que
llegue a hervir) y enfríala antes de guardarla en un recipiente limpio.

Revisa esta RECETA de Rollo de Nuez

Cereza

El extracto de vainilla puede obtenerse fácilmente mezclando cerezas frescas con brandy. Corta las frutillas en mitades y cúbrelas con el alcohol. Agita el envase y guárdalo en un lugar seco y oscuro por lo menos por dos semanas. Recuerda que debes agitarlo de vez en cuando. Cuando la esencia esté lista puedes colarla para remover las cerezas o también puedes conservarlas dentro
del envase.

Revisa esta RECETA de Galletas de Almendra sin Harina

Lavanda

La flor de lavanda huele delicioso, pero ¿sabías que también puede usarse en la cocina? Unas gotitas de esencia de lavanda pueden convertir el pastel más simple en una creación gourmet. Para prepararla lo primero que debes hacer es poner a secar unos ramitos de flor de lavanda (así es más difícil que salgan hongos). Cuando ya estén listas las flores, mézclalas con dos tazas de vodka y agita el envase. Deja reposar dos semanas y cuela el líquido, siempre exprimiendo bien las flores para sacarles todo el sabor.

Revisa esta RECETA de Pastel de Crepas de Tiramisú

Chocolate

La esencia de chocolate es muy aromática y aporta mucho sabor a todas las recetas. Si no quieres usar químicos o versiones artificiales, solo tienes que aplastar ligeramente una media taza de granos de chocolate y combinarlos con whiskey. El alcohol siempre debe cubrir el ingrediente principal para obtener bien su sabor. Al igual que en los otros extractos, debes mezclar, dejar reposar y
colar antes de usar.

Como puedes ver solo necesitas un líquido con mucho alcohol (como el vodka) para hacer las esencias. También puedes usar otros licores que combinen con el sabor de los ingredientes principales. Y no te preocupes. La esencia no tendrá un sabor etílico ni tu receta estará impregnada de alcohol, ya que este se evapora durante la cocción.

Revisa esta RECETA de Pastel de Chocolate relleno de Crema Pastelera


Califica este artículo
Calificaciones (7)
Cridhe Morita
04/09/2020 15:51:43
Se ve muy practico y sencillo
María del Refugio Morales
01/09/2020 20:25:05
Que interesante
Carmen Aparicio
02/08/2020 08:50:46
Todo muy bien, sólo en algunas recetas dar cantidades, muchas gracias
Javier Aguilar
16/06/2020 21:24:01
Todo bien salvo que en algunas de las indicaciones no se hace referencia a la cantidad de Vodka, como la de la vainilla y la de menta. Saludos
Génesis Naranjo
27/03/2020 20:48:38
Me encantó
Ver más
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El don de mi abuela era cocinar. Cada domingo religiosamente, casi un centenar de comensales se formaba alrededor de su restaurante en Tlalnepantla para probar la barbacoa. No sé si es cosa del amor, pero no he probado una de mejor sabor que la que preparaba apenas amanecía el sábado y cobijaba entre pencas en el hoyo de piedra hasta el día siguiente. Pero hoy no toca hablar de los secretos de su barbacoa sino de su plato más célebre: el mole verde. Mi abuelo subió a mi abuela a un caballo flaco cuando ella no pasaba de los catorce años. A Celia no le quedó de otra que dejar las muñecas y tomar, en cambio, los sartenes y las ollas. De la bisabuela María heredó talentos como los de percibir el sabor de los guisos usando la nariz y el de usar las cocciones como sazonador. El mole verde vino años después, en su época de oro. Doña Celia, mujer empoderada de seis hijos, hizo prolíficos negocios alrededor de la cocina. Cuando llegaba el día de su cumpleaños, el patio de su rancho se convertía en el lugar más festivo de San Andrés Timilpan. Aún recuerdo la tambora, las mesas con manteles que ella había bordado en punto de cruz, las salsas al centro y las señoras palmeando tortillas ante el inmenso comal. En medio del jolgorio y de nietos jugando a las “traís” salía la gran olla de mole verde. Como en una suerte de milagro, de esa vasija de barro, Doña Celia saciaba a sus seis hijos y a sus familias, a todos sus amigos, a todos sus compadres, a todo el pueblo. El desfile de platos cubiertos por su guiso color verde aceituna comenzaba desde un rincón del patio y corría, a veces, más allá del portón. El mole verde de ella era especial. Nadie lo dudaba. No le ponía pepitas como generalmente se usa en el Estado de México o Hidalgo. El de ella llevaba almendras. Ya saben: moles hay tantos como sazones y a mi abuelita no le gustaban las reglas; su receta es tan única como ella. Eso sí, advierto que le hace falta algo que no se contabiliza en un ingrediente o en un paso del procedimiento. Yo misma la he preparado al pie de la letra junto con mi mamá y mis tías y aunque el resultado es muy bueno, no sabe al “Mole verde de Doña Celia”. Quizá deba esperar otro rato y otra dimensión para probarlo junto a ella como me sabe en el recuerdo.Hoy que escribo esto se me antoja poner una canción de José Alfredo y hacer mis propias combinaciones frente a la olla de barro. Que desde lo lejos mi abuela sepa que la recuerdo y que por el olfato cuántico detecte si mi mole quedó rico. Lo de ella era agasajar a otros aunque no pertenecieran a su familia. Estoy segura de que la pondría feliz que ustedes prepararan su receta o cualquier otra para festejar a sus abuelos. Brindar juntos por el regalo que es su presencia. Poner la tambora, aunque sea en la grabadora, o los boleros o las de Luismi para celebrarles que, sea cual sea su don, el de los abuelos es amar incondicionalmente a sus nietos. Sí, así como Doña Celia.Mole verde estilo fiesta de Doña Celia250 g de ajonjolí100 g de almendras6 pimientas gordas +-10 clavos de olor2 pizcas de comino1 bolillo frito en aceite1 tortilla frita en aceite2 kg de tomate verde manzano, peladoChile verde jalapeño (al gusto, depende del picor que se aguante)1 pollo entero, verduras, hierbas de olor y aguaSalaceiteDesde muy temprano se pone a cocer el pollo junto con unas hojitas aromáticas, un trozo de cebolla y algunas verduras. Una vez listo, se reserva lejos de la ventana. En una olla con poca agua y algo de sal se agregan los tomates. Basta que se pongan ligeramente suaves para sacarlos de la lumbre. En otra olla, hay que poner a calentar bastante aceite y dorar el ajonjolí con las almendras peladas. Una vez listos se retiran y se ponen a freír los chiles. Hay que poner todos los ingredientes a moler junto con las especias y con un poco del caldo de pollo. Los tomates, no. Esos se dejan reservar pacientemente. En seguida, se pone a calentar una gran olla de barro, que de preferencia tenga varios años de uso. Hay que vaciar el mole y no dejar de moverlo ni un segundo para que no se pegue o se queme –de preferencia que sea la misma persona la que lo mueve y que los movimientos vayan en dirección a las manecillas del reloj para que “no se corte”–. Ahora sí se le agrega el tomate ya molido y al final, un poco de caldo, dependiendo de la consistencia que le guste a la familia. Lo último, y haciendo uso de la nariz y del buen gusto, hay que ajustar lo más importante de la receta: la sazón.
Disfrutar de una noche tranquila de sueño y descansar adecuadamente parecen objetivos cada vez más difíciles de alcanzar y es que los cambios extremos en las rutinas de las personas pueden tener repercusiones directas en la forma de conciliar el sueño. Por eso, si contar borreguitos o dar vueltas en la cama ya no funciona, te presentamos 4 remedios naturales contra el insomnio. Té de manzanilla para el insomnio Un remedio casero para el insomnio bastante popular, resulta ser el té de manzanilla, que, como explica un estudio publicado por el Molecular Medicine Report, gracias a sus propiedades sedantes, ayuda a calmar la ansiedad, los nervios y brinda una sensación de tranquilidad que induce al sueño. Leche tibia para dormir Si tu abuelita te daba un vaso de leche tibia antes de dormir, no debes sorprenderte. Esta excelente técnica para conciliar el sueño sirve bastante bien puesto que la leche posee un aminoácido conocido como triptófano; el cuerpo lo convierte en serotonina y la seretonina nos produce sueño. Agua de coco para el insomnio Si tuviste un día ajetreado y no puedes conciliar el sueño, sírvete un vaso de agua de coco y relájate. Verás cómo sus componentes, como magnesio y potasio, actúan rápidamente relajando tus músculos y la vitamina B podría ayudarte a reducir tus niveles de estrés para ayudarte a dormir. Té de pasiflora contra el insomnio ¿Que para qué sirve el té de pasiflora? Pues de acuerdo a un artículo de la Universidad Complutense de Madrid, entre sus muchos beneficios, podría tranquilizar los nervios al tiempo que disminuye la ansiedad, ayudando a las personas a alcanzar un efecto relajante que combatiría el insomnio. ¿Lo has probado? Recuerda que, además de probar estos remedios caseros para el insomnio, si quieres dormir fácilmente y tener una mejor calidad de sueño, debes hacer ejercicio y mantener una vida activa, mantener un horario de sueño regular y alimentarte sanamente, de lo contrario te será más complicado vencer al insomnio.
El plato del buen comer es una guía propuesta para que todos sepamos cómo deberían estar compuestas nuestras comidas del día, es decir, qué deben llevar de entre los 3 grupos de alimentos que engloba.Cereales, frutas y verduras y leguminosas y alimentos de origen animal son los tres grupos que se muestran en el plato del buen comer y a partir de ellos puedes hacer varias combinaciones deliciosas y muy nutritivas para ti y toda tu familia.Para saber cómo hacer combinaciones del plato del buen comer, lo mejor es guiarte por los colores que usan para señalar qué debes consumir en mayor o menor porción. Por ejemplo, las frutas y verduras se encuentran representadas en la zona verde, la cual indica que las debes incluir y consumir en mayor porción.En color amarillo se clasifican los cereales y tubérculos, y estos deben ser comidos en una porción menor, de acuerdo con el plato del buen comer, deben abarcar un cuarto de un plato y lo mejor es que incluyas cereales integrales combinados con leguminosas.Finalmente, el plato del buen comer resalta en color naranja las leguminosas y en rojo, los alimentos de origen animal. Este grupo completa el plato y debe abarcar el otro cuarto para así conformar la mitad de frutas y verduras, mientras que la otra mitad debe ir compuesta por una porción de cereal combinada con leguminosas y una porción de origen animal.Ya que conoces la cantidad aproximada de la porción, estas son algunas opciones de la comida que puedes incluir en cada grupo. Primero, dentro de frutas y verduras, aprovecha las de temporada e incluye las siguientes:FrutasDurazno o melocotónFresaGuayabaJícamaLimónMangoManzana o peraMelón o sandíaNaranja o mandarinaPapayaPiñaPlátanoToronjaUvasVerdurasAguacateBrócoli o coliflorCalabacitaCebollaChayoteChile poblanoChiles secos como el morita o pasillaColEjotesEloteHojas verdes (acelgas, espinacas, quelites)JitomateLechugaNopalesPepinoVerduras congeladas como chícharo, zanahoria, brócoli, coliflor, ejotesVerduras envasadas como chícharo, zanahoria, champiñones y ejotesZanahoriaDentro del grupo de cereales y tubérculos se encuentran la tortilla, que está compuesta por maíz, la pasta, que se hace con trigo, el arroz, el amaranto, la avena, y entre los tubérculos están la yuca, la papa y el camote, por ejemplo.Por último, las leguminosas son los frijoles (no importa si los preparas de la olla o refritos), las lentejas, el garbanzo, las habas amarillas o las alubias; mientras que en los alimentos de origen animal entran las carnes, ya sea de pollo, de res o de cerdo, por ejemplo, el pescado, pero también los lácteos, como el yogurt, el queso y la leche, además de el huevo y los embutidos.Así, una buena combinación del plato del buen comer se formaría llenando la mitad de tu plato con una ensalada que incluya frutas y verduras en abundancia, por ejemplo, una ensalada de jícama con zanahorias, pepino y piña.Como guarnición, podrías incluir un puré de papa o de papa o de camote, el cual podrías mezclar e incluir dentro del plato fuerte, como un pastel de carne, por ejemplo. Y como entrada, frijoles de la olla o una sopa de habas, así no sólo tendrías una comida de dos o tres tiempos, sino que sería una buena combinación del plato del buen comer.Otra combinación siguendo el plato del buen podría ser preparar fajitas de pollo acompañadas de una ensalda de nopales tatemados, que incluye frijoles y más verduras.No olvides hidratarte con agua simple, principalmente, y una vez que conozcas qué alimentos puedes incluir, hacer tus propias combinaciones siguiendo el plato del buen comer será fácil y tendrás como resultado comidas completas y nutritivas.
La gastronomía típica de un país no sólo incluye sus platos fuertes, sino que también trae consigo la variedad de postres famosos característicos de una región, así que si sólo tenías conocimiento de Perú por su ceviche, ahora tendrás oportunidad de descubrir sus increíbles postres.Aunque Perú tiene una gran gama de deliciosos postres increíbles, elegimos presentarte algunos de los más populares, que también incluyen toda su historia y tradición con sus ingredientes y sabores dulces.Suspiro a la limeñaQuizá este sea el postre peruano más famoso, pues es casi un estandarte de la capital del país. Consiste en manjar de yemas hecho con huevo, leche, vainilla y azúcar, cuya base está en el manjar blanco (una crema dulce), y merengue italiano hecho con las claras de huevo, azúcar y un poco de vino oporto.PicaronesParecidos a los buñuelos, estos dulces fritos tienen forma de anillo, se hacen con masa de harina de trigo con calabaza y a veces con camote, y van bañados con miel de piloncillo. Aunque son muy representativos de la gastronomía de Perú, también se preparan en Chile.Mazamorra moradaLa mazamorra es el estandarte de los postres de Perú, pues es quizá el más famoso y suele ir acompañada de arroz con leche. La mazamorra se prepara con maíz morado concentrado con fécula. Se come sobre todo durante las fiestas del Señor de los Milagros, en octubre.SanguitoEl sanguito es parecido a un budín y se prepara con harina de maíz, miel de piloncillo, anís, clavo de olor y mantequilla. Aunque quizá ya no es un postre que se prepara en las casas, es tradicional de las ferias.CamotilloEl camote es muy popular en Perú, así que este postre, típico de la provincia de Chincha, es uno de los más famosos y consiste en sancochar el camote y luego licuarlo con leche, azúcar y una miel hecha con ralladura de limón, esa pasta después se decora con chochitos azucarados. Arroz zambitoEl arroz zambito es una variante del arroz con leche, pero su principal característica es que se le añade chancaca o piloncillo, también conocido como panela, el cual le da un color característico y diferente al que conocemos. Además, se le agregan pasas y a veces nueces.Ya sea que pruebes ir a un restaurante con comida peruana o tengas la oportunidad de viajar a este increíble país, no dejes de probar estos postres y dejarte seducir por su increíble sabor dulce y típico.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD