Recetas para preparar si estás en bancarrota
Consejos de Ahorro

Recetas para preparar si estás en bancarrota

Por Kiwilimón - October 2018
¿Decidiste que era buena idea gastar toda tu quincena en un boleto de avión o en un par de zapatos nuevos, y ahora no tienes ni para comprar una lata de atún? No te preocupes. A todos nos ha pasado. Antes de que vayas a abastecerte de sopas y fideos instantáneos, mejor échale un vistazo a estas recetas para preparar si estás en bancarrota. Ensalada de lentejas Además de que son un ingrediente súper económico, las lentejas te mantienen satisfecho por más tiempo. Así te quitarás la tentación de andar picando (y gastando) entre comidas.   Calabacitas asadas con menta No todos los platillos económicos tienen que ser aburridos. Atrévete a probar sabores diferentes mientras cuidas tu bolsillo. Prepara esta deliciosa receta con calabacitas para llegar a la próxima quincena.   Crema de brócoli Disfruta una rica comida con sabor casero con ingredientes súper económicos, y que seguramente ya tienes en tu cocina. Si tienes un poco de pan, puedes tostarlo y agregarlo a la crema como crotones.   Enfrijoladas con nopalitos Combina frijoles, tortillas y nopales, y obtén un platillo ideal tanto para el desayuno como para la hora de la comida. Acompaña las enfrijoladas con pico de gallo, crema, queso o el ingrediente de tu preferencia.   Hot cakes de plátano Si ves que algunos ingredientes empiezan a faltar en tu alacena, es momento de ser creativos. No importa que se haya acabado la harina para hot cakes. Con esta receta solo necesitas dos ingredientes.   Arroz con frijoles Aunque sea una receta muy sencilla, es realmente deliciosa. Originalmente solo incluye dos ingredientes (arroz y frijoles), pero tú puedes personalizarla a tu gusto. Añade pico de gallo, chorizo, tocino o lo que te encuentres en tu refrigerador.   Fideo seco con chipotle Por mucho menos de $50 puedes preparar esta tradicional receta mexicana. Solo necesitas fideos, chipotle, jitomate y ajo. Aprovecha el caldo de pollo que tengas de recetas anteriores para darle un sabor más rico a tu platillo.   Spaguetti fast Usa la pasta que tengas en tu alacena (no tiene que ser necesariamente spaguetti) y añádele chile de árbol y ajo picado. No te preocupes si no tienes queso parmesano. La combinación del chile y el ajo es suficiente para darle sabor a la pasta. Comienza a planear tu menú y come increíbles platillos con un bajo presupuesto.
Califica esta receta
Calificaciones (4)
Lulu Munoz
10/02/2020 18:03:02
Muy buena y fácil
Merce Prats Ribas
10/02/2020 12:40:44
Muy buena.
Leonor Mera
10/02/2020 10:44:12
Excelente
Carmen Santa María
09/02/2020 14:44:57
Gracias mil..por favor comidas veganas...Dios los bendiga.
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El camote y la yuca son dos tubérculos nativos de América con un gran aporte nutrimental, usados desde la época prehispánica tanto en la cocina como en la medicina y que, a veces, para quienes no los conocen bien, pueden confundirse por su apariencia.Sin embargo, una vez que los distingues, tanto por fuera como por sus beneficios nutrimentales, querrás comenzar a incluir ambos en tu dieta, ya sea como puré de camote o como yuca frita, pues son deliciosos y le brindarán diversidad a tus comidas.Tipos de camoteEl camote, también conocido como batata, papa dulce o patata dulce, cuenta con tres tipos diferentes: el camote amarillo, el blanco (el cual puede confundirse más a menudo con la yuca) y el camote morado, cuyas propiedades incluyen proteger la salud del hígado, ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre y reducir el ácido úrico.El camote amarillo, también llamado camote naranja, es quizá el más conocido. Por fuera, su cáscara tiene un color amarillo y por dentro, su pulpa es anaranjada. Tiene un sabor dulce, aunque sólo contiene 3% de azúcares, y entre sus beneficios nutrimentales tenemos su contenido de vitamina c como el más importante, pero también es fuente de proteína vegetal, vitamina a y k, y ácido fólico.El camote blanco tiene una apariencia como de papa alargada, con un color crema por fuera y por dentro y es muy rico en almidón y es muy útil para mejorar la digestión.¿Qué es la yuca?La yuca es un tubérculo también conocido como mandioca, casabe, aipim, guacamota o lumu, originaria de Bolivia y muy consumida en América del Sur, en países como Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Puerto Rico, Perú e incluso México.De las propiedades de la yuca sobresale que es muy rica en hidratos de carbono y azúcares, vitamina c, complejo B, y también puede ser blanca o amarillenta. Tiene varias similitudes con la papa y el camote, pero esta destaca por su contenido de potasio y de almidones. Quizá es raro encontrarla en supermercados, pero en mercados locales es más frecuente su venta y como dato importante y curioso, nunca debe comerse cruda, pues contiene cianuro de hidrógeno que sólo al cocerla se elimina.En países como República Dominicana, tradicionalmente se hace harina de yuca, llamada cativía o catibía, pero también conocida como tapioca en otros lugares, con la cual se elaboran empanadas, por ejemplo.Tanto la yuca como el camote son tubérculos muy nutritivos y con formas similares de uso, pues de ambos puedes hacer chips, papillas para bebé, puedes feírlos, hornearlos, y también tienen usos en cosmética y en colorantes de alimentos.Prueba incluirlas en tu día a día y compártenos tu experiencia en los comentarios.
El camote y la yuca son dos tubérculos nativos de América con un gran aporte nutrimental, usados desde la época prehispánica tanto en la cocina como en la medicina y que, a veces, para quienes no los conocen bien, pueden confundirse por su apariencia.Sin embargo, una vez que los distingues, tanto por fuera como por sus beneficios nutrimentales, querrás comenzar a incluir ambos en tu dieta, ya sea como puré de camote o como yuca frita, pues son deliciosos y le brindarán diversidad a tus comidas.Tipos de camoteEl camote, también conocido como batata, papa dulce o patata dulce, cuenta con tres tipos diferentes: el camote amarillo, el blanco (el cual puede confundirse más a menudo con la yuca) y el camote morado, cuyas propiedades incluyen proteger la salud del hígado, ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre y reducir el ácido úrico.El camote amarillo, también llamado camote naranja, es quizá el más conocido. Por fuera, su cáscara tiene un color amarillo y por dentro, su pulpa es anaranjada. Tiene un sabor dulce, aunque sólo contiene 3% de azúcares, y entre sus beneficios nutrimentales tenemos su contenido de vitamina c como el más importante, pero también es fuente de proteína vegetal, vitamina a y k, y ácido fólico.El camote blanco tiene una apariencia como de papa alargada, con un color crema por fuera y por dentro y es muy rico en almidón y es muy útil para mejorar la digestión.¿Qué es la yuca?La yuca es un tubérculo también conocido como mandioca, casabe, aipim, guacamota o lumu, originaria de Bolivia y muy consumida en América del Sur, en países como Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Puerto Rico, Perú e incluso México.De las propiedades de la yuca sobresale que es muy rica en hidratos de carbono y azúcares, vitamina c, complejo B, y también puede ser blanca o amarillenta. Tiene varias similitudes con la papa y el camote, pero esta destaca por su contenido de potasio y de almidones. Quizá es raro encontrarla en supermercados, pero en mercados locales es más frecuente su venta y como dato importante y curioso, nunca debe comerse cruda, pues contiene cianuro de hidrógeno que sólo al cocerla se elimina.En países como República Dominicana, tradicionalmente se hace harina de yuca, llamada cativía o catibía, pero también conocida como tapioca en otros lugares, con la cual se elaboran empanadas, por ejemplo.Tanto la yuca como el camote son tubérculos muy nutritivos y con formas similares de uso, pues de ambos puedes hacer chips, papillas para bebé, puedes feírlos, hornearlos, y también tienen usos en cosmética y en colorantes de alimentos.Prueba incluirlas en tu día a día y compártenos tu experiencia en los comentarios.
Si hay algo más molesto que lavar los trastes, es batallar con los sartenes para quitarles la grasa y la comida quemada que se queda pegada en las orillas. No importa si tienes de acero inoxidable o de teflón, te mostramos 5 trucos infalibles para remover la grasa de los sartenes. Jabón y agua caliente Quizás el consejo más sencillo de todos es servir un poco de agua con jabón sobre tu sartén y ponerlo a calentar a fuego medio durante unos minutos. Esto ayudará a despegar la grasa y el cochambre fácilmente, sólo debes lavar con un estropajo suave y enjuagar con agua fría. Vinagre blanco y bicarbonato de sodio El vinagre blanco y el bicarbonato son dos grandes aliados de la limpieza del hogar y en esta ocasión, puedes mezclar ½ taza de vinagre con una taza de agua en tu sartén manchado. Pon a hervir unos minutos y retira el sartén del fuego; luego agrega el bicarbonato y tras un efecto efervescente, el cochambre será mucho más fácil de despegar. Papel aluminio con sal Este hack es especialmente bueno para los sartenes de hierro, así que si tienes algunos, no dudes en utilizar una cucharada de sal gruesa y un pedazo de aluminio con el lado brillante hacia afuera. Primero rocía la sal en el sartén y encima, talla con el papel aluminio las partes quemadas hasta que se oscurezca. Este método no daña la superficie y permite remover los restos de alimentos que se van quedando pegados. Bicarbonato de sodio y limón Otra combinación increíble es la del bicarbonato de sodio con limón, ya que las propiedades astringentes del primero ayudan eliminar los residuos de grasa y alimentos que afectan la superficie; y el limón, por su parte, disuelve el aspecto quemado. Solo distribuye un poco de bicarbonato en el sartén y frota suavemente con un pedazo de limón. Lava y enjuaga como lo haces normalmente. Agua mineral El agua mineral te ayudará también en ollas y sartenes de hierro. Solo debes verter un poco agua en el sartén y poner a calentar unos minutos. El refresco burbujeante evitará que se pegue demasiado la comida y será más fácil removerla al lavar el sartén con normalidad. Utiliza estos trucos infalibles y cuéntanos cuánto mejora la calidad de tus sartenes una vez que empiezas la grasa y los residuos de comida se van de una buena vez.
Mientras nos aproximamos a una nueva normalidad a causa de le epidemia de Covid-19, las autoridades de la Ciudad de México implementaron un reglamento que todas las empresas y trabajadores deberán seguir para cuidar su salud mientras desempeñan sus labores económicas. Basándonos en él, te presentamos algunos tips para prevenir coronavirus mientras trabajas en la oficina. Utilizar equipo de protección sanitaria Es muy importante que utilices cubrebocas, careta protectora y/o lentes de seguridad en todo momento, independientemente si vas en la vía pública o si ingresas a tu oficina a trabajar. Limpiar y desinfectar superficies y herramientas de trabajo Una vez que te encuentres en tu lugar de trabajo, recuerda que debes limpiar y desinfectarlo constantemente. Lo mismo debes hacer con pantallas de computadora, teclado, mouse, controles y teléfonos celulares. Lavarse y desinfectarse las manos Así como es importante desinfectar tu espacio de trabajo, también debes asegurarte de lavar tus manos y utilizar gel antibacterial a base de alcohol al 70% no menos de 10 veces al día, tal como indica el doctor Esteban Pérez Almeida, director médico de COPE. Mantener la sana distancia Debes mantener la sana distancia de mínimo 1.5 metros con tus compañeros de trabajo en todo momento, ya sea a la hora de la comida, en alguna junta o reunión y en sus espacios de trabajo. Utilizar ventilación natural La recirculación del aire dentro de los inmuebles está prohibida, por lo que únicamente deben utilizar puertas y ventanas para mantener una ventilación natural. En caso de que esto sea imposible, el sistema de ventilación sólo debe operar hacia afuera. Establecer flujos de movimiento dentro de la oficina Se deben colocar señalamientos que indiquen los flujos de entrada y de salida al interior de los inmuebles, así como filas de espera y asientos marcados para mantener la sana distancia. Instalar filtros sanitarios De igual manera, se deberán colocar filtros sanitarios para la identificación de síntomas, como personal designado que tome la temperatura de los empleados durante todo el día en circulación. Horarios y días laborales escalonados Se deben organizar días laborales escalonados y horarios flexibles para los empleados como una manera de evitar las aglomeraciones dentro de la oficina. Una sugerencia es el esquema 4×10, es decir, 4 días laborando en lugar de trabajo y 10 días laborando sin acudir a las instalaciones. Aislamiento por 14 días En caso de que alguno de los empleados presente síntomas de contagio, se deberá aislar durante 14 días junto con su equipo directo de trabajo, respetando sus derechos laborales. Recuerda que ninguna medida es exagerada cuando se trata de salvaguardar tu salud y cuidarnos entre todos, por ello ten en mente estos tips para prevenir coronavirus mientras trabajas en la oficina. Para mayor información, consulta la página oficial del Gobierno de la Ciudad de México.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD