7 comidas comprobadas científicamente que te harán sonreír más
Tips de Cocina

7 comidas comprobadas científicamente que te harán sonreír más

Por Kiwilimón - May 2017

¿Te has sentido últimamente un poco desanimada o incluso triste? El estrés puede afectar tu estado de ánimo, pero ¡no te preocupes! Consumiendo estos alimentos puedes recuperar tu buen humor para sentirte bien nuevamente.


Aguacate




Aparte de sus múltiples propiedades y beneficios para la salud y, OBVIAMENTE, su delicioso sabor e increíble textura, el aguacate ayuda a equilibrar de manera natural las hormonas. Así que si comes un aguacate, tu cerebro producirá los químicos necesarios para que te sientas genial.


Linaza





Las semillas de linaza son consideradas uno de los alimentos más benéficos para la salud. Además de ayudar a reducir el colesterol y los triglicéridos, la linaza es un excelente aliado en el tratamiento del estrés.


Chocolate




Esto no es un simple cliché: el chocolate en verdad ayuda a mejorar el estado de ánimo. Los flavonoides del cacao reducen el estrés y dan una sensación de bienestar justo después de consumirlo. Recuerda que entre más concentrado sea el chocolate, mejor será el efecto.


Uvas




Estas pequeñas dosis de sabor y dulzura están llenas de antioxidantes, principalmente flavonoides, los cuales afectan positivamente en el humor de quien las consume. Y aunque también puedes encontrar antioxidantes en el vino, recuerda que las bebidas alcohólicas son depresivas, así que evítalas.


Hongos shiitake




Ricos en piridoxina, esta variedad de hongos asiáticos tiene la gran virtud de mejorar el estado de ánimo. La vitamina B6 aumenta la serotonina, lo cual reduce el estrés y produce una sensación de bienestar casi inmediato.


Nueces





Los frutos secos, sin importar su variedad, tienen altos niveles de serotonina, la hormona que te hace sentir bien. Si te sientes un poco baja de ánimos, un puño (no más, por aquello de las calorías) de nueces te puede reanimar.


Pavo




La carne de esta ave es rica en triptófano, un aminoácido que contrarresta los efectos del estrés. Cuando consumes pavo, tu cuerpo produce serotonina, dopamina y norepinefrina, hormonas que ayudan a que te sientas mejor.

Antes de que decidas implementar nuevos alimentos en tu dieta, te invitamos a reflexionar sobre tu estado de ánimo.

Si tu malestar ha sido constante por un largo periodo o el sentimiento de tristeza es más que una simple racha, te invitamos a consultar a un especialista.

Analiza tus síntomas y pide ayuda a un especialista.


Prueba estas recetas y sonríe todo el día:



























































Califica este artículo
Calificaciones (6)
Dagoberto Chaves Ruiz
13/07/2020 18:52:33
Excelente muchas gracias por los tips
Isaa Flor
13/07/2020 14:00:23
Excelente
Edith Mg
26/06/2020 20:07:29
Riquísimos
Lidia Chavez
18/06/2020 01:03:14
Exelentes recetas para la salud muchas Gracias por compartir
Familia Hernandez
20/01/2020 21:16:36
Excelentes recetas, muy fáciles los ingredientes pero con un toque gourmet que lo distingue de lo común
Ver más
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las fiestas de independencia son celebradas de formas distintas en cada país y por supuesto, la comida siempre está presente en estas celebraciones.Así como en México comemos pozole, pambazos o tacos de guisados y tostadas de tinga el 16 de septiembre, en Estados Unidos de América se celebra su independencia el 4 de julio, fecha en la que se firmó su separación formal del imperio británico.Pero ¿qué comen el 4 de julio los estadounidenses para celebrar? A continuación, te dejamos algunos de sus platillos típicos para esta fecha.Barbacoas (BBQ) Esta es sin duda la comida más popular para este día, pues alrededor de 74 millones de estadounidenses planean una carne asada, o barbacoa, como ellos la llaman, para celebrar el Día de la Independencia.Sin embargo, estas barbacoas no son sólo echar carne a la parrilla, más bien consisten en diversas formas de cocinar lentamente carne de cerdo, sobre todo, con salsa BBQ, por lo regular.Hot DogsNo puede haber una barbacoa sin un clásico hot dog. De hechon en EU incluso existe un Consejo Nacional de Hot Dogs y Salchichas y este ha declarado el mes de julio como el Mes Nacional de los Hot Dogs. La estadística revela que en el 4 de julio es el día en el que más hot dogs se comen, con un estimado de 150 millones de ellos consumidos.Postres y comida decorada con los colores de la banderaUna de las tradiciones gastronómicas más importantes del 4 de julio es la prevalencia del rojo, blanco y azul, los colores de la bandera. Así que ese día se ven paletas de hielo de estos colores, cake pops o donas, pastel, galletas… todo decorado así.CervezaUna barbacoa siempre va bien acompañada de cerveza, en este día especial, los estadounidenses compran su cerveza nacional, llamada Budwiser.Elotes asadosUntado con mantequilla y espolvoreado con sal, el elote no sólo es un plato clásico de verano en Estados Unidos, sino también es típico en las barbacoas del 4 de julio.LimonadaEsta es la bebida sin alcohol más popular para celebrar el Día de la Independencia en Estados Unidos. La receta clásica sólo consiste en jugo de limón, agua bien fría y azúcar.PayEl pay es un postre que está presente en varias celebraciones de EU, así que no podía faltar el 4 de julio, con rellenos de manzana o moras, estos pays no pueden faltar.Estas son algunas de las comidas que se comparten entre familia y amigos, más comunes del 4 de julio, son muy diferentes a las mexicanas, pero se ven igual de deliciosas, ¿no?
Aquí una anécdota chocolatosa. Esa noche –la primera vez que noté que el chocolate despertaba toda clase de obsesiones– estaba en Caracas. Me encontraba supervisando la grabación de un comercial de treinta segundos que nos tomó dieciocho horas completar. A penas llegamos al hotel, mi compañera de habitación y yo aventamos las mochilas, arrojamos los tenis tan lejos como pudimos y nos abalanzamos sobre el servibar. En nuestras caras se reflejaron esos rayos dorados y brillantes que sólo los servibares y los cofres de pirata emanan cuando se abren. El pequeño refrigerador guardaba toda clase de productos: cada uno más seductor que el otro. Había champaña, frutos secos, cervezas, dulces tradicionales, sodas, botanas. “El paraíso”, dijo mi compañera de habitación cuando su mano se adentró para tomar algo en esta suerte de edén. Yo esperaba ver salir una botella de champaña; en cambio salieron unos cuadritos negros de 1x1. “¡Chocolates… de Venezuela!”. Lo dijo tan segura que le arrebaté un cuadrito. El primer mordisco me arrojó un “crack” escandaloso. En seguida noté su cremosidad: una textura mantequillosa que contrastaba con sus sabores terrosos y a frutas rojas. Mi amiga ya no hablaba. Estaba teniendo su momento con el chocolate y yo ya no existía más. ¿Qué tiene el chocolate que puede provocar esto?Puede que la historia de la obsesión por el chocolate empiece en Mesoamérica. El cacao era tan valuado que terminó siendo moneda. Al intercambiarse en forma de “almendras”, el riesgo de quedar en la ruina por antojo era improbable. Además de provocar una mala digestión –hay que fermentarlo y tostarlo antes de consumirlo–, se podía despertar la furia de los dioses: el chocolate era un ingrediente celosamente destinado a ellos y a los ricos.El cacao utilizado en la preparación de bebidas era el de menor tamaño. Moctezuma, el gran emperador azteca, echaba mano de su entramado socioeconómico para traerlo hasta la Gran Tenochtitlán desde la zona del soconusco y Tabasco. ¿Que cuál fue el “coctel de bienvenida” que ofreció a Hernán Cortés? Chocolate en una copa de oro. La bebida era ritual en bodas y ceremonias. Los nobles lo mezclaban con maíz y especias como vainilla para consumirlo. Había quién le ponía achiote. Había quién lo mezclaba con chile. Eso sí, debía servirse con mucha espuma para denotar su calidad. Durante la Conquista la cosa cambió. Alguien observó que en la química del chocolate había algo que despertaba los sentidos, que hacía reaccionar al cuerpo, que obsesionaba. Tal vez por eso Francisco Hernández, médico de Felipe II, lo recomendaba para disminuir la fiebre y aliviar los cólicos estomacales. Los franceses lo redujeron a pastillas con cualidades digestivas y estimulantes. En la Segunda Guerra Mundial llegó a ser parte de las raciones que los ejércitos mandaban a los soldados. Era algo así como mandarles endorfinas a granel. Y sí, puede que la causa detrás de la obsesión que provoca el chocolate sean sus sabores y olores (que tienen que ver con el lugar donde crece), con su juego fisicoquímico en forma de endorfinas o con todo lo anterior. Pero sobre todo con las endorfinas. Estos péptidos funcionan como neurotransmisores químicos que siempre llevan buenas noticias a nuestro sistema nervioso. Entre otras cosas alivian el dolor y provocan sensaciones de felicidad y tranquilidad. La parte estimulante le viene de su contenido de cafeína. Los ácidos grasos disminuyen el colesterol malo y aumentan el bueno en el organismo y en dosis certeras, previenen la hipertensión arterial. Además, posee más antioxidantes –flavonoides– que los afamados frutos secos, que el vino, que el té verde. En resumidas cuentas, chocolate en boca, corazón contento.Y ya que estamos en temporada, ¡qué mejor que regalar corazones felices este Día del Padre! Dale forma con estas recetas de chocolate que son las favoritas del equipo de Kiwilimón. Eso sí, hazlo como Moctezuma: utiliza chocolate amargo y en la medida de lo posible, el de mejor calidad para que la magia de este ingrediente que nos obsesiona tanto cobre vida.Delicioso pastel de chocolate sin harinaPastel de chocolate relleno de crema pasteleraTrufas de nutellaPastel de hotcake con betún de milky way
Algo tan sencillo como tener los pies suaves no debería requerir de gastar miles de pesos ni mucho menos invertir mucho tiempo o hacer algo loquísimo para conseguirlo, así que naturalmente, debía existir un remedio casero para esto.Como con muchos otros problemas de la piel, hay remedios caseros sencillos para suavizarla, en específico, la piel que con el paso del tiempo suele ponerse más gruesa y áspera, como la de los talones.Este remedio casero para los pies ásperos consiste en elaborar un exfoliante para pies a base de avena y agua de rosas, pero también puedes usar leche.Para hacer tu exfoliante natural y casero, sólo tienes que mezclar partes iguales de los dos ingredientes, o sea, puedes usar media taza de avena y media taza de agua de rosas, y mezclar hasta que tengas una consistencia pastosa (puedes triturar un poco la avena antes para logarlo).El modo de uso de este exfoliante para pies también es muy sencillo, primero usa un cepillo para exfoliar la piel de tus pies, luego sólo tienes que aplicar el exfoliante y dejarlo reposar de 20 a 30 minutos. Enjuague con agua fría y deje que sus pies se sequen. Finalmente, aplica una crema para hidratar tus pies.Si realizas este tratamiento cada dos días, obtendrás mejores resultados. También puedes remojar los pies en agua fría con vinagre (blanco o de manzana) para retirar después la piel seca o áspera con una piedra pómez. Usa una parte de vinagre por 2 partes de agua y remoja los pies durante 5 a 10 minutos.Después de usar el agua con vinagre para suavizar los pies y de tallar con la piedra pómez, no olvides humectar tus pies con una crema o incluso puedes usar vaselina.Finalmente, como recomendaciones generales para mantener tus pies suaves, usa calcetas gruesas, elige zapatos anchos y cómodos, con tacón bajo y suela suave que no rocen, y procura usar plantillas o almohadillas para el talón. Mantener los pies suaves sólo será cuestión de constancia con estos remedios naturales y cuidados básicos para la piel, como humectarla.
NEWSLETTER
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD