7 errores más comunes al cocinar pasteles

Por Kiwilimón - Marzo 2017
¿Estás pensando seriamente en desistir en tus intentos por usar el horno? Si después de muchas pruebas, tus pasteles siguen pareciendo un ejemplo desastroso de lo que NO debe hacerse en la cocina, probablemente estés cometiendo alguno de estos errores.

Deja de hacer esto en la cocina y obtendrás los mejores pasteles caseros:

  1. Prescindes del papel encerado.
Si alguna vez has llegado al final de la receta y has encontrado que te falta papel encerado, podrías pensar que no puede hacer mucha diferencia usarlo o no, pero la verdad es que sí, ¡y mucha! Nunca pases por alto el papel encerado, así como el engrasado y enharinado de los recipientes. http://giphy.com/gifs/baking-olll0Om4LT9zG
  1. Te olvidas de darle unos golpecitos al recipiente antes de meterlo al horno.
Este es un paso muy sencillo, pero primordial si quieres hornear un pastel perfecto. Por lo general, al vaciar la masa se forman pequeñas burbujas de aire. Esto ocurre sobre todo con las mezclas más espesas. Con unos golpecitos puedes sacar el aire y evitar que se formen huecos en el pastel.
  1. No usas ingredientes a temperatura ambiente.
Tal vez creas que no es importante (o te da flojera esperar a que los ingredientes se tibien), pero usar ingredientes que estén a la misma temperatura hace que sea mucho más sencillo mezclarlos y, por lo tanto, tener una masa más homogénea. via GIPHY
  1. No combinas primero los ingredientes secos.
Lees las instrucciones y vas agregando los ingredientes conforme los encuentras en la receta. ¿Te suena familiar? Bueno, la próxima vez que vayas a preparar un pastel mezcla primero los ingredientes secos, y después los líquidos. Así evitarás grumos o masas mal mezcladas. via GIPHY
  1. Abres la puerta del horno.
Te gana la curiosidad y abres (aunque sea un poquito) la puerta del horno. Si haces esto frecuentemente o antes de que el pastel esté horneado, el cambio en la temperatura del horno hará que la masa quede cruda o mal cocida en algunas partes.
  1. No ciernes la harina.
Cuando ciernes la harina (y en general los ingredientes secos) te aseguras de que no quedarán grumos para que la mezcla sea mucho más suave. Si tus pasteles te quedan pastosos o duros, prueba cerniendo la harina. Verás cómo te quedarán más esponjosos. via GIPHY
  1. Sacas el pastel del horno muy rápido.
Al igual que el abrir el horno, sacar el pastel inmediatamente puede afectar el resultado final. Los cambios de temperatura, en este caso, al final del horneado, pueden hacer que tus creaciones se desinflen.

Te invitamos a probar estos consejos con unos deliciosos pasteles:

 
Califica este artículo
Calificaciones (4)
2623780481182233
27/11/2019 23:16:06
Gracias por los consejos bastante útiles
Iliana Aguilar
01/11/2019 08:22:11
Gracias por las recetas todo delicioso
Martha Vicencio
19/10/2019 08:44:22
Gracias por las recomendaciones, me fueron muy útiles.
Lucy Lara
13/10/2019 11:40:30
Exelente todo lo que hacen mis favoritos.
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cuando hacemos ejercicio, lo que comemos se convierte en una parte importantísima para lograr nuestros objetivos. De hecho, se ha comprobado que lo que comemos antes y después de hacer ejercicio influye directamente en el entrenamiento y en los resultados. Qué comer antes de hacer ejercicio es tan importante como qué comer después: se trata de obtener y recuperar la energía y los nutrientes que utilizamos, y la alimentación previa al ejercicio físico es la más importante, ya que de ahí tomamos el combustible que necesitamos.Aunque lo mejor es consultar a un especialista en nutrición, para que te arme un plan de acuerdo con tu edad, fisionomía, ritmo de vida, tipo de entrenamiento y objetivo, aquí encontrarás recomendaciones de lo que puedes comer previo y posterior a hacer ejercicio. ¿Qué comer antes de entrenar?Lo que recomiendan los expertos es comer alimentos ricos en carbohidratos, pues estos te ayudarán a tener energía y a mejorar el rendimiento y la resistencia. Procura que estos alimentos sean bajos en grasa y azúcares, y moderados en proteínas, por ejemplo:Un plátano, pues tiene potasio, que te será de gran utilidad a la hora de hacer alguna actividad física, además de que regulará el agua en tu organismo.Tomar agua suena simple pero no lo es. El agua, además de hidratar y mantener la temperatura de tu cuerpo, es importante para evitar calambres y desmayos por la pérdida de electrolitos.La avena es uno de los mejores alimentos que puedes comer antes de hacer ejercicio, pues tiene fibra, potasio y otros micronutrientes que funcionan para mantener el nivel de tus electrolitos. Además, contiene calcio y fósforo, que actúan en tus músculos cuando estás trabajando y hasta en la recuperación. ¿Qué comer después de entrenar?Lo más seguro es que después de hacer ejercicio salgas con mucha hambre, pero es importante que resistas la tentación, evites comer cualquier cosa y mejor tomes decisiones inteligentes en cuanto a qué comer para favorecer la recuperación.Estos son algunos de los alimentos que puedes comer:El huevo es un alimento muy saludable para después de completar una exigente rutina de ejercicio, ya que tiene un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Comer un puñado de frutos secos como almendras, nueces o pasas al terminar de hacer ejercicio es idóneo para restaurar energías. Además de sus beneficios nutricionales, están recomendados como alimentos para bajar el colesterol y ayudan a regular la presión sanguínea.Comer proteína, como pollo a la plancha o una lata de atún, te ayudará a obtener lo necesario para la reconstrucción muscular una vez terminado el ejercicio. Recuerda que la alimentación es igual o más importante que el ejercicio para cumplir tus propósitos, y aquí tienes una pequeña guía de lo que puedes consumir para hacer más efectiva tu rutina de ejercicios.
¿Te acuerdas de Popeye, ese marinero que se ponía grande y fuerte para vencer al villano y lo único que necesitaba eran espinacas?Quizá gracias a esa caricatura crecimos pensando que las espinacas eran súper poderosas y nos creímos el mito de que tienen más hierro que ningún otro alimento, pero como muchas otras cosas de nuestra infancia, no es cierto. En realidad, las espinacas no son la gran fuente de hierro que pensamos, así lo revela José Miguel Mulet, doctor en Bioqiuímica y Biología molecular, en su libro ¿Qué es comer sano?, y asegura que ninguna verdura es una gran fuente de hierro, aunque eso no quita que las espinacas son un alimento muy sano y con muchas propiedades. ¿Necesitas ideas para el desayuno? Prueba estas Espinacas a la Crema con Huevo¿Cómo comenzó el mito de las espinacas? Toda esta creencia se debe a un error tan simple, que es difícil de creer. A finales del siglo XIX Erich von Wolf, químico alemán, se puso a analizar los beneficios nutricionales de las verduras y todo apunta a que puso mal una coma al apuntar el contenido en hierro de las espinacas, y donde debía decir 3,5 miligramos decía 35. Y, claro, eso es mucho hierro.Además de no tener tanto hierro, las hojas de espinaca tienen altos niveles de unas sales, conocidas como oxalatos, que dificultan la absorción de éste y otros nutrientes, como el calcio, en el intestino. Pero no hay por qué satanizar a las espinacas pues, aunque no sean lo que pensábamos, son muy sanas y sí son fuente de varios nutrientes: tienen muchísimo potasio y magnesio, dos electrolitos fundamentales para nuestra salud. Por otra parte, las espinacas son una fuente importantísima de vitamina K y precursores de la vitamina A, esencial para nuestro sentido de la vista. Y también son unas verduras ricas en sales de ácido fólico.No cabe duda, todos los días se aprende algo nuevo y ahora sabes que si Popeye se ponía fuerte, seguramente era porque comía algo más que espinacas en lata.3 opciones para incluir espinacas en tus comidas:Crema de Espinaca con PoblanoPechugas Rellenas de Queso Crema y EspinacasCrepas de Espinca Rellenas de Champiñones
Existe la creencia de que comer bien es caro, pero eso no es necesariamente verdadero. Sabemos que es importante cuidar del presupuesto familiar así como de la nutrición, así que nos dimos a la tarea de buscar los ingredientes que además de ser versátiles y deliciosos, también son nutritivos y muy económicos, para que no olvides anotarlos en tu lista del súper.HuevoEl huevo es una fuente importante de proteínas y posee mayormente grasas beneficiosas. Además, contiene lecitina, una sustancia responsable de disolver las grasas y fluidificar la sangre. Un kilo de huevo cuesta aproximadamente 35 pesos, por lo que es accesible y fácil de conseguir.Leche La leche es rica en proteínas y te ayudará a sentirte saciada. Además, es una buena fuente de calcio, vitamina D, potasio, fósforo, magnesio, zinc y vitamina B12. El litro de leche va de los 20 a los 35 pesos.EspinacaLa espinaca es una de las verduras más completas y nutritivas que existen, ya que a pesar de que no tiene tanto hierro como pensábamos, está llena de vitaminas y minerales como el folato, el magnesio, vitamina A, K y E. Un ramo de espinacas en los mercados cuesta aproximadamente 10 pesos y en los supermercados la espinaca empacada tiene un precio entre 25 y 35 pesos. FrijolesLos frijoles son una fuente de proteína vegetal y además son una excelente manera de aumentar el contenido nutricional de una comida. Contienen potasio, fibra y antioxidantes, y su precio por kilo ronda los 35 pesos.PlátanosLos plátanos contienen potasio y vitamina B, fibra y carbohidratos, además lo puedes usar como sustituto de endulzante para tus smoothies y postres. El kilo está en alrededor de 15 pesos. AvenaLa avena es una buena fuente de fibra que ayuda a que el sistema digestivo funcione correctamente y ayuda a reducir el colesterol. Contiene ácidos grasos omega-3, potasio y ácido fólico. Es barata, pues el precio por kilo está cerca de los 20 pesos si la compras a granel y es accesible en cualquier súper o mercado. Pasta En cuanto a este ingrediente, te recomendamos la pasta de grano entero porque es más nutritiva que la pasta común, ya que contiene tres veces más fibra, el doble de calcio, proteínas adicionales y mayores cantidades de sustancias como el selenio, fósforo, vitaminas B, magnesio, manganeso y cobre. El precio ronda los 45 pesos. Esta lista te ayudará a acabar con el mito de que comer saludable es costoso, y verás que estos ingredientes los puedes usar de muchas formas para darle variedad, sabor, nutrición y calidad a tus comidas, al mejor precio.Aquí te dejamos algunas ideas para usarlos en tus comidas:Espinacas a la Crema con HuevoAvena con Puré de ManzanaEnsalada de Ejotes y Frijoles
Comienza la época del año en la que las hojas caen de los árboles y grandes vientos nos azotan, llegan los fríos pero aún no es la temporada más helada. Para esta época, te tenemos la solución con las bebidas más deliciosas para darle la bienvenida a la última parte del año.Aquí te dejamos estas deliciosas bebidas para el otoño que debes preparar.Latte de calabazaEl latte de calabaza es una de las bebidas más características del otoño, su sabor condimentado nos recuerda la época del año en la que estamos y es más fácil de preparar de lo que te imaginas.Para realizarlo necesitamos café, puré de calabaza, saborizante al gusto, especias, leche y crema batida. Lo que tienes que hacer es poner en un recipiente el puré de calabaza con el saborizante y las especias, luego se le agrega la leche y se pone a hervir revolviendo todo para deshacer los grumos y que todo quede bien incorporado, después se le agrega el café que de preferencia debe estar recién hecho. Se revuelve todo y se puede decorar con crema batida y un poco de canela en polvo. Sidra de ManzanaLa sidra de manzana es una bebida deliciosa que puedes tomar tanto fría como calientita, cuyo sabor te envolverá en esta época otoñal. Para hacerla, tienes que poner a hervir 10 manzanas en una olla con agua, agrega una cucharada de canela en polvo, una pizca de clavo, ¾ de taza de azúcar y déjalo a fuego muy bajo por una hora. Deja calentar y luego cuela el resultado hasta que quede un líquido sin grumos. Refrigera y tómalo frío o caliente.Atole de avenaCuando comienza la temporada de otoño, no hay nada mejor que un atole dulce y delicioso. Este atole de avena es perfecto para la época y para hacerlo no necesitas muchos ingredientes. Hierve medio litro de leche con un poco de azúcar y una varita de canela. Agrega 100 g de avena en hojuela y mueve la mezcla hasta que quede la textura que deseas.Té de arándanoLos frutos rojos tienen un sabor que va muy bien con el otoño y nada mejor que incorporarlo con una bebida calientita. Hacerlo es realmente fácil y seguramente lo disfrutarás muchísimo. Hierve un litro de agua con 100 g de arándanos y espera de 2 o 3 minutos, posteriormente baja la temperatura y agrega 1 varita de canela, 1 clavo, 2/3 de taza de azúcar, el jugo de media naranja y de medio limón. Revuelve, deja reposar por 1 hora y ¡está listo!Infusión de canelaPuede que la canela sea el sabor oficial del otoño y la verdad es que queremos agregarla a todo. Además de que esta especie contiene muchas propiedades, esta infusión puede ayudarte a protegerte de enfermedades. En un litro de agua hirviendo, agrega 1 varita de canela. Puedes tomar esta preparación caliente o utilizar esta infusión como un concentrado al que le puedes agregar agua fría para disfrutar como té helado. Café con dulce de lechePara combatir el frío y los fuertes vientos cae muy bien un café calientito y dulce. Para hacerlo necesitas mezclar el dulce de leche con el café bien caliente para que se disuelva bien y luego echa un chorrito de licor de café al gusto, puedes decorarlo con crema batida y a disfrutar. El otoño es una época hermosa que con sus colores característicos y su clima particular nos invita a disfrutar de estas deliciosas bebidas. ¿Cuál se te antoja más?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD