7 errores más comunes al cocinar pasteles

Por Kiwilimón - March 2017
¿Estás pensando seriamente en desistir en tus intentos por usar el horno? Si después de muchas pruebas, tus pasteles siguen pareciendo un ejemplo desastroso de lo que NO debe hacerse en la cocina, probablemente estés cometiendo alguno de estos errores.

Deja de hacer esto en la cocina y obtendrás los mejores pasteles caseros:

  1. Prescindes del papel encerado.
Si alguna vez has llegado al final de la receta y has encontrado que te falta papel encerado, podrías pensar que no puede hacer mucha diferencia usarlo o no, pero la verdad es que sí, ¡y mucha! Nunca pases por alto el papel encerado, así como el engrasado y enharinado de los recipientes. http://giphy.com/gifs/baking-olll0Om4LT9zG
  1. Te olvidas de darle unos golpecitos al recipiente antes de meterlo al horno.
Este es un paso muy sencillo, pero primordial si quieres hornear un pastel perfecto. Por lo general, al vaciar la masa se forman pequeñas burbujas de aire. Esto ocurre sobre todo con las mezclas más espesas. Con unos golpecitos puedes sacar el aire y evitar que se formen huecos en el pastel.
  1. No usas ingredientes a temperatura ambiente.
Tal vez creas que no es importante (o te da flojera esperar a que los ingredientes se tibien), pero usar ingredientes que estén a la misma temperatura hace que sea mucho más sencillo mezclarlos y, por lo tanto, tener una masa más homogénea. via GIPHY
  1. No combinas primero los ingredientes secos.
Lees las instrucciones y vas agregando los ingredientes conforme los encuentras en la receta. ¿Te suena familiar? Bueno, la próxima vez que vayas a preparar un pastel mezcla primero los ingredientes secos, y después los líquidos. Así evitarás grumos o masas mal mezcladas. via GIPHY
  1. Abres la puerta del horno.
Te gana la curiosidad y abres (aunque sea un poquito) la puerta del horno. Si haces esto frecuentemente o antes de que el pastel esté horneado, el cambio en la temperatura del horno hará que la masa quede cruda o mal cocida en algunas partes.
  1. No ciernes la harina.
Cuando ciernes la harina (y en general los ingredientes secos) te aseguras de que no quedarán grumos para que la mezcla sea mucho más suave. Si tus pasteles te quedan pastosos o duros, prueba cerniendo la harina. Verás cómo te quedarán más esponjosos. via GIPHY
  1. Sacas el pastel del horno muy rápido.
Al igual que el abrir el horno, sacar el pastel inmediatamente puede afectar el resultado final. Los cambios de temperatura, en este caso, al final del horneado, pueden hacer que tus creaciones se desinflen.

Te invitamos a probar estos consejos con unos deliciosos pasteles:

 
Califica este artículo
Calificaciones (5)
yudith miranda
14/01/2020 09:22:43
muy buenos consejos
2623780481182233
27/11/2019 23:16:06
Gracias por los consejos bastante útiles
Iliana Aguilar
01/11/2019 08:22:11
Gracias por las recetas todo delicioso
Martha Vicencio
19/10/2019 08:44:22
Gracias por las recomendaciones, me fueron muy útiles.
Lucy Lara
13/10/2019 11:40:30
Exelente todo lo que hacen mis favoritos.
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La pasta es uno de los platillos favoritos de muchos porque es sencilla y tiene muchas combinaciones. Su preparación puede tomarte sólo 30 minutos, aunque si se trata de una pasta clásica, como de la que hoy te vamos a contar, tal vez necesites buscar cómo se hace el espagueti a la boloñesa.El espagueti a la boloñesa es en realidad un derivado del ragù, una salsa italiana a base de carne, y la característica del ragù a la boloñesa es que lleva tomate y se prepara con pastas gruesas, como tallarines, tortellini o ñoquis, y nunca con espaguetis, pues las pastas gruesas sostienen mejor la carne.El ragù alla bolognese, o salsa boloñesa, es solo una de las muchas formas en que se puede preparar una salsa de carne, llamada ragù, en Italia, es decir, este es un término general que se utiliza para indicar cualquier salsa de carne cocinada a fuego lento durante muchas horas. Cada ragù se compone de numerosos ingredientes, que varían según cada región, de ahí que “alla Bolognese” signifique que pertenece al estilo de la ciudad de Bolonia.Historia, ingredientes y receta italianaSegún Livio Cerini, uno de los más grandes escritores de libros de cocina italianos del siglo XX, la base de este apetitoso estilo de preparar salsas con carne se la debemos a los romanos, sin embargo, el término ragù viene de la palabra francesa ragôuter, un verbo que puede traducirse en como “agregar sabor a algo”. El ragú deriva del periodo de la invasión romana, pues los galos reelaboraron la receta romana, transformándola en el ragú, muy similar a las salsas que conocemos hoy.Inicialmente, las salsas ragú eran una especie de guiso que se comía como plato principal, pero luego comenzaron a comerse untadas sobre pan tostado, y todos estos primeros platos de ragú se hicieron sin tomates, ya que los tomates no llegaron a Europa hasta el siglo XVI, por supuesto, desde el Nuevo Mundo y gracias a Hernán Cortés y los conquistadores.Se cree que el nacimiento de la receta original de Ragù alla Bolognese se remonta a finales del siglo XVIII, cuando Alberto Alvisi, el chef del Cardial de Imola, cocinó la primera auténtica salsa de carne a base de tomate, que se sirvió con un plato de pasta de macarrones.A principios del siglo XIX, las recetas de ragú a base de tomate comienzan a aparecer en algunos libros de cocina de la región de Emilia-Romagna. En esta época era un plato que, por lo general, estaba reservado para fiestas u ocasiones especiales.Fue hasta 1982 que la receta oficial fue registrada por Academia Italiana de Cocina en la Cámara de Comercio de Bolonia. En ella se encuentran el tocino y la leche entre los ingredientes habituales. Pero ya sea que ahora le pongas leche a tu boloñesa o no, sin tomates, nos referiríamos a estas salsas simplemente como ragú. Así que los tomates son uno de los ingredientes característicos del espagueti a la boloñesa.En la actualidad, existen muchas formas de hacer espagueti a la boloñesa, por ejemplo, vegano o en presentación de lasaña, ¿cuál es tu favorito?
Este 10 de mayo sorprende a mamá con su bebida favorita y la historia que hay detrás de cada una. A continuación presentamos algunos de los destilados y licores que estamos seguros que le encantarán: Tequila Es una de las bebidas favoritas de todos los tiempos. Es un destilado de Agave tequilana Weber Variedad Azul y fue el primer producto mexicano en recibir una Denominación de Origen. Los estados que tienen la DO tequila son Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas, aunque el principal productor es Jalisco. Existen 5 tipos de tequila: tequila blanco o plata, tequila joven o tequila oro; tequila reposado, añejo y extra añejo. Cada uno con una personalidad definida.AnísOriginario de Europa, es elaborado con la destilación del anís, con badian e hinojo. En su destilación, la semilla se introduce en agua y alcohol, se deja reposar por días para después calentarlo. Este proceso crea un vapor que se mete en un conducto donde se refrigera para convertirlo en líquido de nuevo. El anís es altamente reconocido por los beneficios que tiene para el estómago, además de por ese sabor especiado inolvidable. Licor 43De Cartagena, España, es un licor dulce, hecho con 43 ingredientes, entre hierbas, frutas y cítricos. Para producirlo, se maceran los frutos y el líquido se obtiene por un proceso de maduración, para posteriormente exponerlo a temperaturas bajo cero. Este licor es el alma de uno de los cócteles más solicitados para la sobremesa: el carajillo. Rompope Esta es una de las bebidas alcohólicas favoritas de las mamis. Preparada a base de leche, yemas de huevo, brandy y vainilla es perfecta para acompañar las tardes de calor o de antojos dulces. ¡Lo mejor es que puedes prepararlo tú mismo en casa! Sólo sigue esta fácil receta de rompope casero. Baileys Es la crema irlandesa más popular del mundo. Se prepara también con leche y whisky irlandés. Te invitamos a que le prepares a mamá esta deliciosa receta de Baileys casero, aparte de super rico, fresco y dulce, es ideal para después de comer. También puedes agregar diferentes sabores como cajeta y dulce de leche. ¡Cuéntanos con qué bebida celebrarás a mamá!
El coco es una deliciosa fruta tropical que además de servir para decorar postres, preparar piñas coladas o utilizarse para hacer aceite, manteca, leche y hasta harina, tiene múltiples beneficios para la salud; no por nada el coco va ganando más y más popularidad entre las personas. ¡Atrévete a conocer y aprovechar todas las propiedades del coco! Propiedades del coco Puede que la pulpa de coco contenga gran cantidad de calorías, pero la OMS la recomienda para chicos y grandes, en cantidades moderadas, por supuesto, debido a que entre las propiedades del coco encontramos que es rico en fibras y minerales como potasio, fósforo, magnesio, hierro y vitaminas E, C, y B. Además, el coco también funciona como bactericida, antioxidante y protege a nuestro hígado, sistema inmunológico y corazón, tal como informa la Fundación Española del Corazón. ¿Cuáles son los beneficios del coco? El coco es un alimento ideal para ayudar a tratar la osteoporosis y reforzar los músculos gracias a propiedades como el potasio, el calcio y el hierro.Los beneficios del agua de coco incluyen fibra, proteínas, antioxidantes, vitaminas y minerales. Además, de acuerdo a investigadores de la Universidad Southeast, en Nueva Albany, es ideal para rehidratar el cuerpo y restaurarlo después de hacer ejercicio.Por su parte, las propiedades del aceite de coco ayudan a mantener el cabello saludable y la piel hidratada.El coco también funciona para limpiar los riñones, así como para aliviar molestias en el sistema digestivo, como náuseas, vómito, gases y en ocasiones, hasta problemas urinarios.¿Ya conocías las propiedades y beneficios del coco?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD