7 errores más comunes al cocinar pasteles

Por Kiwilimón - Marzo 2017
¿Estás pensando seriamente en desistir en tus intentos por usar el horno? Si después de muchas pruebas, tus pasteles siguen pareciendo un ejemplo desastroso de lo que NO debe hacerse en la cocina, probablemente estés cometiendo alguno de estos errores.

Deja de hacer esto en la cocina y obtendrás los mejores pasteles caseros:

  1. Prescindes del papel encerado.
Si alguna vez has llegado al final de la receta y has encontrado que te falta papel encerado, podrías pensar que no puede hacer mucha diferencia usarlo o no, pero la verdad es que sí, ¡y mucha! Nunca pases por alto el papel encerado, así como el engrasado y enharinado de los recipientes. http://giphy.com/gifs/baking-olll0Om4LT9zG
  1. Te olvidas de darle unos golpecitos al recipiente antes de meterlo al horno.
Este es un paso muy sencillo, pero primordial si quieres hornear un pastel perfecto. Por lo general, al vaciar la masa se forman pequeñas burbujas de aire. Esto ocurre sobre todo con las mezclas más espesas. Con unos golpecitos puedes sacar el aire y evitar que se formen huecos en el pastel.
  1. No usas ingredientes a temperatura ambiente.
Tal vez creas que no es importante (o te da flojera esperar a que los ingredientes se tibien), pero usar ingredientes que estén a la misma temperatura hace que sea mucho más sencillo mezclarlos y, por lo tanto, tener una masa más homogénea. via GIPHY
  1. No combinas primero los ingredientes secos.
Lees las instrucciones y vas agregando los ingredientes conforme los encuentras en la receta. ¿Te suena familiar? Bueno, la próxima vez que vayas a preparar un pastel mezcla primero los ingredientes secos, y después los líquidos. Así evitarás grumos o masas mal mezcladas. via GIPHY
  1. Abres la puerta del horno.
Te gana la curiosidad y abres (aunque sea un poquito) la puerta del horno. Si haces esto frecuentemente o antes de que el pastel esté horneado, el cambio en la temperatura del horno hará que la masa quede cruda o mal cocida en algunas partes.
  1. No ciernes la harina.
Cuando ciernes la harina (y en general los ingredientes secos) te aseguras de que no quedarán grumos para que la mezcla sea mucho más suave. Si tus pasteles te quedan pastosos o duros, prueba cerniendo la harina. Verás cómo te quedarán más esponjosos. via GIPHY
  1. Sacas el pastel del horno muy rápido.
Al igual que el abrir el horno, sacar el pastel inmediatamente puede afectar el resultado final. Los cambios de temperatura, en este caso, al final del horneado, pueden hacer que tus creaciones se desinflen.

Te invitamos a probar estos consejos con unos deliciosos pasteles:

 
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La Navidad es una de las fechas más importantes para los niños, y no solo por los regalos. Los colores, la decoración, los postres y el ambiente general que se vive en esta época hacen que la Navidad sea una fiesta muy especial para los pequeños. Sin embargo, al momento de organizar las celebraciones navideñas, muchas de estas reuniones parecen estar hechas pensando solo en los adultos. ¡Gran error! Asegúrate de que todos tus comensales, incluyendo tus hijos y los de tus invitados, disfruten por igual la cena de Navidad siguiendo estas recomendaciones:Haz un ambiente agradable para ellos.Las fiestas en las que la decoración está tan perfecta que los invitados no deben moverse de su lugar para no arruinar nada son una verdadera pesadilla para los chiquitos. Si sabes que vas a recibir niños en tu cena de Navidad, prepara un espacio especial para ellos. Una mesa en la que no importa si tiran el refresco o donde los centros de mesa no pueden romperse. Con este pequeño detalle tú estarás más a gusto y ellos más tranquilos.Déjalos que participen.A los niños no les gusta llegar a un lugar, sentarse y solo ser observadores. Dales la oportunidad de participar y disfrutar del espíritu navideño. Antes de que lleguen, hornea unas galletas con formas variadas y haz betún de diferentes colores. Cuando los niños estén en tu casa, pídeles que te ayuden a decorar las galletas. Probablemente no queden tan bien como las tuyas, pero ellos estarán encantados de colaborar.Ofrece comida especial para los pequeños.Otro gran error de las fiestas navideñas es la comida. Sí, por supuesto el foie gras, el caviar, los ostiones o el queso azul son alimentos delicatesen, pero sus sabores son demasiado fuertes para el paladar de un niño. Cuando vayas a tener invitados infantiles prepara un menú más ad hoc con sus gustos. No tiene que ser una comida súper elaborada, solo algo con lo que están familiarizados.Organiza actividades que les gusten.Es ingenuo pretender que un niño puede llegar a una reunión, sentarse, platicar y convivir con el resto de los invitados como lo haría un adulto. A los niños les gusta estar haciendo algo. Y si no quieres que se entretengan con las esferas de tu árbol de Navidad, mejor organiza alguna actividad. Tal vez alguna manualidad o un juego.Recetas especiales para niños:Pasta de coditos con jamón fríaQuiche de jamón y queso Galletas de azúcar navideñas Galletitas de mantequilla
Seguir una dieta vegetariana no tiene que significar un sacrificio en términos de sabor o nutrientes. Con estas recetas veganas podrás preparar una comida completa sin tener que incluir ingredientes de origen animal. Caldo de hongos con epazote. Comienza tu comida con una entrada calientita como este Caldo de Hongos con Epazote. Recuerda que los hongos blancos tienen una gran cantidad de nutrientes, incluyendo proteínas, enzimas, vitaminas B (especialmente niacina) y vitamina D2. Sustituye el caldo de pollo por caldo de verduras para hacer una versión vegetariana. Si gustas, puedes agregar chile guajillo.Ensalada de espinacas con fresas. Esta entrada es una opción muy fresca, con muchos sabores y pocas calorías. No olvides lavar y desinfectar muy bien la espinaca y la arúgula antes de comenzar a cocinar. Recuerda que las Espinacas tienen minerales como calcio, hierro, potasio, magnesio y fósforo. En cuanto al contenido de vitaminas, la espinaca es rica en vitamina A, vitamina C, vitamina E, vitamina K, como así también vitaminas del grupo B ( B6, B2, B1) y ácido fólico (vitamina B9).Crema de espárragos sin lácteos. Si eres intolerante a la lactosa o estás tratando de bajarle a tu consumo de lácteos, tienes que probar esta receta. Su textura es suave y cremosa, aun sin llevar leche.De hecho, sería un platillo nutritivo gracias a que los Espárragos son ricos  en potasio, vitamina A, vitaminas del complejo B,vitamina C, ácido fólico y vitamina K. Además, son ricos en fibra, no tienen sodio, son bajos en calorías y no contienen colesterol ni grasa.  Imagínate, 100 g de espárragos proporcionan sólo 24 calorías.Tostadas de chorizo vegano. Para un plato fuerte, estas Tostadas son una gran opción, ya que aunque esta preparación no incluye ingredientes de origen animal, puedes ahorrar tiempo sustituyendo la crema vegana por crema ácida. ¡Queda muy bien con el chorizo!Lasaña vegetariana de calabacitas. Otro plato fuerte rico en vitaminas puede ser esta lasaña vegetariana, ya que puedes agregar todas las verduras que te gusten. Al final gratina un poco de queso manchego o parmesano vegano y tendrás un platillo exquisito. Sopes de rajas poblanas.Después de preparar esta receta sentirás que estás probando un platillo hecho por tu mamá. Usa papel absorbente para retirar el exceso de grasa de los sopes. De hecho, ¿sabías que el chile poblano es rico en vitamina C, así como en clorofila, antioxidantes que protegen las células? Además, una pieza de chile poblano contiene más de 200 mg de vitamina C, es decir, más de 3 veces la recomendación diaria. Brownies veganos con doble chocolate. Aunque no llevan ni huevo o leche, estos brownies tienen una textura y un sabor espectaculares. Decora al final con un poco de azúcar glas. Incluso, si los preparas de chocolate amargo, encontrarás grandes cantidades de antioxidantes. Además, procura que contenga una gran cantidad de cacao, para que puedas ibtener mejores cantidades de antioxidantes. Tarta vegana de chocolate. Tiene un gran sabor y además es una opción muy saludable, ya que no contiene azúcar refinada. Y no te preocupes por prender el horno: esta tarta se refrigera.Después de ver estas recetas, ¿ya tienes una idea del menú para la próxima semana? Conoce más recetas vegetarianas visitando nuestro sitio.
Picar, licuar, mezclar. Ahora puedes hacer cualquiera de estas cosas en cuestión de segundos con solo presionar un botón. Cocinar con licuadora es tan sencillo que ahora tal vez te parezca imposible pensar en una cocina sin este electrodoméstico, pero la verdad es que este es un invento relativamente nuevo. Fue apenas hace unos 96 años (en 1922) que S. J. Poplawski inventó un electrodoméstico para preparar batidos y ésta era conocida como "aparato de cocina centrifugador". Aunque en un principio este aparato estaba diseñado solo para mezclar bebidas, con el tiempo fue cambiando hasta convertirse en la licuadora como la conocemos hoy. La licuadora es ahora una herramienta indispensable en todos los hogares. Usar este electrodoméstico ofrece un sinfín de ventajas, pero podríamos decir que estos son los principales beneficios de cocinar con licuadora: Textura La licuadora no solo mezcla los ingredientes. Dependiendo del modo en el que la utilices, puede desde picar hasta licuar. Además, con la licuadora puedes conservar los nutrientes de los alimentos, ya que a diferencia de otros electrodomésticos no separa la pulpa, la piel y el jugo de las frutas o verduras. Practicidad No tienes que comprar una colección entera de electrodomésticos para hacer maravillas en la cocina.  Una buena licuadora puede hacer de rallador, moledor o procesador sin necesidad de gastar en más aditamentos. Y lo mejor es que cabe en cualquier lado. Limpieza Aparte de que te ahorras la limpieza de cuchillos, tablas de cortar y el batidero sobre la barra de la cocina, mantener una licuadora es muy sencillo. Con un poco de jabón y agua es suficiente para limpiar los restos de comida. Consumo de electricidad La mayoría de las licuadoras funcionan con un rango de 300-350 watts, mientras que los procesadores de alimentos utilizan entre 500 y 1500 watts. Como puedes ver el consumo de energía es mucho más bajo con las licuadoras. Tiempo Con una licuadora puedes hacer lo mismo que un mortero, un metate o un buen cuchillo. La gran diferencia es que te tomará mucho menos tiempo picar o moler los ingredientes con la ayuda de la licuadora.   Aprovecha todos los beneficios de cocinar con licuadora manteniéndola en buen estado. Siempre desármala antes de limpiarla, deja que el vaso seque completamente antes de colocarlo sobre el motor.   Recetas que puedes preparar con licuadora: Pay de limón frío en licuadora Pasta con salsa de espinacas Panqué de nuez en licuadora Daiquiri de plátano   Fuentes: Curiosfera.com Gob.mx Etiquetaenergetica.com  
¿Te metiste a varios intercambios y todavía no sabes qué regalar? Deja de sufrir buscando el regalo ideal. Te aseguramos que con estas ideas quedarás muy bien, sin tener que acabar con tu aguinaldo. Spa en casa Este es un regalo que nunca falla. A todas las personas nos gusta consentirnos, pero muchas veces dejamos de lado estas compras para atender otros gastos. Coloca en una caja sales de baño, lociones, exfoliantes y jabones, y ciérrala con un listón de seda. Café o té Obviamente no estamos hablando del café soluble que compras en el súper ni del té que viene en bolsitas. Haz mezclas especiales de granos, combina varios tipos de tés para crear una infusión diferente. Cualquier amante del café o del té sabrá apreciar un detalle como este. Postres Si de plano no tienes ni idea de qué regalar, vete a lo seguro: regala postres. Eso sí, no se te ocurra dar un panqué o unas galletas simples, piensa en postres más especiales. Por ejemplo, unos bocados de pasta filo rellenos de pistache para los que adoran la comida la árabe. Deja volar tu imaginación. Especias Aunque la sal y la pimienta son muy útiles, este regalo es un poco más original. Arma un kit de especias comprando diferentes tipos de sal (marina, del Himalaya, ahumada, etc.), vainas de vainilla, un poco de azafrán, cúrcuma, anís estrellado… Sin duda, será un regalo muy especial. Botella Cuando conoces bastante a la persona, puedes regalarle una botella de su vino favorito. Si quieres lucirte aún más, puedes acompañar la botella con un queso o mermelada que maride bien con el vino. Aléjate de los calcetines y los vales de regalo. Esta Navidad da un presente que sea verdaderamente especial. Recetas de postres para regalar en Navidad: Nueces garapiñadas tradicionales Cerezas cubiertas con chocolate Galletas de besitos de nuez Pastel de chocolate con piñas de almendras
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD