Los gustos culposos de las celebridades
Tips de Cocina

Los gustos culposos de las celebridades

Por Kiwilimón - Julio 2015

Siempre pensamos que las celebridades son casi perfectas. Son talentosas, se cuidan, siempre se ven radiantes en la alfombra roja, etc. Pero la realidad es que son como todos los demás y que, a veces, disfrutan de alguna tentación culinaria que no es exactamente sana. Hoy te contamos de algunos famosos que no pierden la oportunidad de romper la dieta con su gustos culposos favoritos.

 

Scarlett Johansson

La bella actriz que salió al estrellato como la nueva musa de Woody Allen pero que ahora se ha mantenido como una de las estrellas más grandes del mundo con la saga The Avengers de Marvel, no puede dejar de comer alitas Buffalo. Alitas Buffalo horneadas: http://www.kiwilimon.com/receta/botanas/alitas-buffalo-horneadas

Mariah Carrey

Es una de las cantantes más exitosas en el planeta, su voz no tiene igual, y tampoco lo tiene su gusto por la pizza. La también actriz y juez del programa American Idol tiene una gran debilidad por la especialidad italiana.

Pizza napolitana: http://www.kiwilimon.com/receta/panes/pizza-napolitana-deliciosa

Janet Jackson

Con el cuerpo esculpido que tiene esta famosa cantante sería difícil pensar que tiene algún gusto fuera de su rigurosa dieta, pero es bien sabido que no se puede controlar cuando de manzanas acarameladas se trata.

Manzana al horno con caramelo: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/manzana-al-horno-con-caramelo

Rihanna

Si hay algo que le gusta a esta bella actriz y cantante son las palomitas de microondas. Al parecer tanto ejercicio y viaje hace que no le afecte para nada pues sigue presumiendo un cuerpo envidiable.

Palomitas caseras: http://www.kiwilimon.com/receta/botanas/tentempies/palomitas-caseras  

Sofia Vergara

La bella actriz colombiana también ha sido modelo y nunca ha mostrado preocupación por su peso. Lo que más disfruta cuando rompe la dieta son paletas de dulce, igual que los niños.

Paletas de naranja con malvavisco: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/paletas-de-naranja-con-malvavisco  

Kate Middleton

La hermosa duquesa de Cambridge sabe muy bien qué pequeños pecados puede permitirse, y estos incluyen una gran, jugosa y sabrosa hamburguesa con queso y tocino. Hamburguesa envuelta de tocino y centro de queso: http://www.kiwilimon.com/receta/carnes-y-aves/res/hamburguesas-/hamburguesa-envuelta-en-tocino-con-centro-liquido-de-queso  

Jennifer Garner

Sin duda, una de las actrices más cotizadas de Hollywood. Se ha hecho famosa por su excelente físico y acrobacias en escena, por lo que es de sorprenderse que ame el chocolate, el vino y las botanas saladas sobre todas las cosas.

Cupcakes de chocolate con ganache de chocolate: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/cupcakes/cupcakes-decorados/cupcakes-de-chocolate-con-ganache-de-chocolate  

Cameron Díaz

Aunque pasen los años la rubia actriz sigue siendo una de las favoritas de la industria. Su alta y delgada figura esconde que, cada vez que puede, va a su restaurante de comida rápida favorito por unas papas fritas con catsup.

Papas en gajo: http://www.kiwilimon.com/receta/guarniciones/papas-/papas-en-gajo

 

Beyonce

Élla es una exitosa cantante y actriz, y aunque luce una figura curvilínea, tiene uno de los mejores cuerpos de la industria del entretenimiento. Esto no le impide desviarse de su camino para disfrutar un poco de pollo bien frito.

Pollo frito al horno: http://www.kiwilimon.com/receta/carnes-y-aves/pollo-frito-al-horno    

Jennifer Aniston

Quién diría que la famosa “amiga” de todos sucumbiría ante la tentación de una torta, unos ricos tacos e incluso la ocasional quesadilla. La bella actriz no puede contenerse ante el sabor de la comida mexicana. Tacos de carnitas: http://www.kiwilimon.com/receta/carnes-y-aves/tacos-de-carnitas
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los vinos blancos son un planeta repleto de ecosistemas. Algunos dan la sensación de estar en un jardín en primavera, otros en una mañana invernal en las montañas, en una fiesta tropical o disfrutando de una bocanada a la brisa marina. Puede que, para muchos, los vinos tintos sean quienes gozan de toda la atención. Lo cierto es que los blancos son un poema a la nariz, frescura en el paladar y los grandes amigos de los frutos el mar, las preparaciones cítricas y de aquellos platos con un ligero contenido de grasita. O sea, que, junto con la comida mexicana son el dueto perfecto.El domingo pasado asistí al evento presencial en Casa Xipe que organizó la denominación de origen española Rías Baixas en México. La cata de sus vinos fue un recordatorio de que los blancos pueden ser vinos complejos, redondos y sorprendentes. Olvídate de los vinos paliduchos, dulces como la miel –aunque siempre hay milagros en los viñedos del Señor–, y aventúrate a explorar la fiesta veraniega de los blancos.Lo que conocemos como vino blanco nace de las uvas blancas de la vitis vinifera. Las más comunes en México son la chardonnay, la sauvignon blanc y la chenin blanc procedentes principalmente del Valle de Guadalupe, Querétaro, Aguascalientes y San Luis Potosí. Si te gustan los vinos españoles entonces en tu vocabulario estarán cepas como la albariño –varietal inexorable de Rías Baixas– la malvasía, verdejo, txakoli –mi uva blanca favorita del momento–, la garnacha blanca, entre muchas otras. En los países fríos de Europa brillan varietales como la silvaner, la riesling o la gewürztraminer.Lo que hace a un blanco un deleite tiene que ver con su acidez. La acidez es al vino blanco lo que la armonía a una canción, el color a una obra de arte. Para que no sobresalga, la acidez debe estar balanceada con respecto al alcohol y al dulzor del líquido.A diferencia de un tinto, el vino blanco se cosecha cuando el nivel de grados brix (concentración de azúcares) es el ideal para el enólogo. En seguida se lleva a despalillar y estrujar. Luego se macera en frío –a unos 17 grados– y la fermentación se realiza sin piel. Generalmente se consumen jóvenes, aunque algunos otros, se dejan reposar en barricas de primero o segundo uso para no robarle protagonismo a sus aromas frutales. El líquido resultante va del amarillo verdoso al oro viejo y toda la gama de tonalidades que cabe entre ambos. Los aromas van de los florales, frutales y herbales, hasta la bollería como mantequilla, miel y brioche. También existen aromas a roble, cedro y maderas, en caso de que haya tenido envejecimiento en barrica. La sugerencia de uso es siempre fría. ¿Qué tanto? Depende de la calidad y añada del vino y claro, del momento del día. Es a menos de 12º C que los vinos blancos adquieren esa frescura y ligereza que tanto los distingue. Para maridarlos acompáñalos con quesos ligeros y frescos, de poco o nada de envejecimiento, mariscos, pescados, cocina oriental, pastas ligeras, tacos, quesadillas fritas vegetarianas, y por supuesto, postres frutales, cremosos o ligeros.Aquí te dejo algunas recomendaciones de vinos blancos que he probado últimamente y que me han sorprendido. Son un buen motivo para juntarse en la familia o con amigos para celebrar la vida. Terras Gauda Un vino de la región de Rías Baixas en el que encontrarás aromas a fruta de hueso como melocotón, cítricos como la mandarina y una marcada mineralidad. Te lo recomiendo para acompañar este delicioso molcajete de mariscos.Molcajete de MariscosDo FerreiroOtro vino de la DO de Rías Baixas cuyas uvas albariño proceden de viñedos de más de diez años. Encuentra en él una mineralidad sustanciosa, aromas a manzana y herbales, así como una excelente acidez en boca. Disfrútalo junto a pescado al horno como este que te propongo.Pescado con Papas a la Crema
Los vinos blancos son un planeta repleto de ecosistemas. Algunos dan la sensación de estar en un jardín en primavera, otros en una mañana invernal en las montañas, en una fiesta tropical o disfrutando de una bocanada a la brisa marina. Puede que, para muchos, los vinos tintos sean quienes gozan de toda la atención. Lo cierto es que los blancos son un poema a la nariz, frescura en el paladar y los grandes amigos de los frutos el mar, las preparaciones cítricas y de aquellos platos con un ligero contenido de grasita. O sea, que, junto con la comida mexicana son el dueto perfecto.El domingo pasado asistí al evento presencial en Casa Xipe que organizó la denominación de origen española Rías Baixas en México. La cata de sus vinos fue un recordatorio de que los blancos pueden ser vinos complejos, redondos y sorprendentes. Olvídate de los vinos paliduchos, dulces como la miel –aunque siempre hay milagros en los viñedos del Señor–, y aventúrate a explorar la fiesta veraniega de los blancos.Lo que conocemos como vino blanco nace de las uvas blancas de la vitis vinifera. Las más comunes en México son la chardonnay, la sauvignon blanc y la chenin blanc procedentes principalmente del Valle de Guadalupe, Querétaro, Aguascalientes y San Luis Potosí. Si te gustan los vinos españoles entonces en tu vocabulario estarán cepas como la albariño –varietal inexorable de Rías Baixas– la malvasía, verdejo, txakoli –mi uva blanca favorita del momento–, la garnacha blanca, entre muchas otras. En los países fríos de Europa brillan varietales como la silvaner, la riesling o la gewürztraminer.Lo que hace a un blanco un deleite tiene que ver con su acidez. La acidez es al vino blanco lo que la armonía a una canción, el color a una obra de arte. Para que no sobresalga, la acidez debe estar balanceada con respecto al alcohol y al dulzor del líquido.A diferencia de un tinto, el vino blanco se cosecha cuando el nivel de grados brix (concentración de azúcares) es el ideal para el enólogo. En seguida se lleva a despalillar y estrujar. Luego se macera en frío –a unos 17 grados– y la fermentación se realiza sin piel. Generalmente se consumen jóvenes, aunque algunos otros, se dejan reposar en barricas de primero o segundo uso para no robarle protagonismo a sus aromas frutales. El líquido resultante va del amarillo verdoso al oro viejo y toda la gama de tonalidades que cabe entre ambos. Los aromas van de los florales, frutales y herbales, hasta la bollería como mantequilla, miel y brioche. También existen aromas a roble, cedro y maderas, en caso de que haya tenido envejecimiento en barrica. La sugerencia de uso es siempre fría. ¿Qué tanto? Depende de la calidad y añada del vino y claro, del momento del día. Es a menos de 12º C que los vinos blancos adquieren esa frescura y ligereza que tanto los distingue. Para maridarlos acompáñalos con quesos ligeros y frescos, de poco o nada de envejecimiento, mariscos, pescados, cocina oriental, pastas ligeras, tacos, quesadillas fritas vegetarianas, y por supuesto, postres frutales, cremosos o ligeros.Aquí te dejo algunas recomendaciones de vinos blancos que he probado últimamente y que me han sorprendido. Son un buen motivo para juntarse en la familia o con amigos para celebrar la vida. Terras Gauda Un vino de la región de Rías Baixas en el que encontrarás aromas a fruta de hueso como melocotón, cítricos como la mandarina y una marcada mineralidad. Te lo recomiendo para acompañar este delicioso molcajete de mariscos.Molcajete de MariscosDo FerreiroOtro vino de la DO de Rías Baixas cuyas uvas albariño proceden de viñedos de más de diez años. Encuentra en él una mineralidad sustanciosa, aromas a manzana y herbales, así como una excelente acidez en boca. Disfrútalo junto a pescado al horno como este que te propongo.Pescado con Papas a la Crema
La gastronomía española es una de las más populares y deliciosas de todo el mundo, gracias a platillos como la paella, las tapas, el gazpacho, la tortilla de patatas, la fabada, los churros y otros exquisitos platillos. En Kiwilimón te contamos sobre la tradición culinaria del país europeo y te decimos cuáles platillos debes probar.  Paella La paella es, sin duda, la receta española más famosa a nivel mundial. Aunque existen muchas variedades de este platillo, una de las recetas más famosas es la de la paella valenciana la cual se prepara con arroz valenciano, pollo, caracoles, conejo, ajo, tomate, pimiento y azafrán, entre otros ingredientes. Otras versiones incluyen todo tipo de mariscos o carne roja.  Cabe mencionar que la paella es un platillo de origen humilde, pues los jornaleros mezclaban todos los alimentos que tenían a la mano. Años más tarde, este platillo se convertiría en un estandarte de la gastronomía de España. Cualquier tipo de paella será ideal para compartir con la familia o amigos, acompañada de una copa de vino.  Tortilla de patatas Este tradicional platillo también es conocido a nivel mundial, pues es un excelente desayuno o guarnición. La popularidad de este platillo es tal que en España puedes encontrarlo en todos los bares y restaurantes.  Otra de las grandes cualidades de la tortilla española es que se prepara con muy pocos ingredientes: cebolla, papas y huevo. No dudes más y prepara está increíble receta para el almuerzo dominical.  En cuanto a su origen, la tortilla de patatas se inventó en el siglo XVIII y el siglo XIX, pero aún se desconoce la localidad en que surgió por primera vez. Aunque actualmente se dice que la receta original no llevaba cebolla o que el aceite debe sustituirse por manteca, cualquier versión será deliciosa y muy rápida de cocinar.  Croquetas de jamón serrano Las croquetas son otro platillo imperdible de la gastronomía española. Aunque parece ser una receta muy complicada, estas delicias se preparan a base de una salsa bechamel y jamón serrano, después se empanizan con huevo y pan molido y se fríen. ¡No olvides añadir nuez moscada, esto hará toda la diferencia! ¡Recuerda que en Kiwilimón puedes encontrar la receta ideal para preparar las croquetas de jamón serrano más deliciosas! Fabada asturiana La fabada es una de las joyas de la cocina española. Este platillo surgió, como su nombre lo indica, en Asturias, aunque hoy en día es un platillo muy popular en todo España. La receta de la fabada asturiana es muy fácil y rápida de preparar, pues tan solo necesitas alubias, morcilla, chorizo y panceta.  No lo pienses más y cocina una exquisita fabada para una comida familiar o incluye este platillo en tu menú semanal.  Pulpo a la gallega  A este platillo también se le conoce como “pulpo a feira” y es uno de los guisos más aclamados entre los españoles. Suele servirse sobre un plato de madera y se baña con un poco de aceite de oliva, sal y paprika. No olvides acompañar el pulpo a la gallega con unas deliciosas papas. Este platillo es ideal para una comida familiar o una cena con amigos, quienes además quedarán impresionados por lo sabroso y vistoso de este tradicional platillo español.  Churros Aunque parezca difícil de creer, los deliciosos y crujientes churros no son mexicanos. En aquel país suelen disfrutarse durante el desayuno o la cena, acompañados de un chocolate caliente, ¡el complemento perfecto para estas delicias! Los churros siempre son el postre ideal para compartir con la familia o disfrutar durante una tarde lluviosa, claro, siempre y cuando los acompañes con una taza de chocolate caliente.
Aunque existen varias leyendas alrededor de los tradicionales chiles en nogada, la versión más aceptada es que este delicioso platillo fue creado por las monjas agustinas que habitaban el convento de Santa Mónica, ubicado en Puebla. Se dice que el platillo se preparó en 1821, con el fin de celebrar la firma de la Independencia de México y al emperador Agustín de Iturbide, por lo que se ha convertido en un símbolo de festejo durante las fiestas patrias. Cuenta la leyenda que las monjas decidieron incluir los tres colores del Ejército Trigarante en la receta de los chiles en nogada:Verde: chile poblanoBlanco: nogadaRojo: granadaDe acuerdo con información publicada por el gobierno, Agustín de Iturbide decidió hacer una parada en Puebla tras firmas los Tratados de Córdoba, en donde un grupo de monjas realizó el “primer homenaje gastronómico a la por fin alcanzada independencia de México”, según el Sistema de Información Cultural. Por otro lado, en una entrevista con la Secretaría de Agricultura, el chef Gerardo Quezadas explicó que los chiles en nogada son “el primer plato del México independiente, una receta que refleja el mestizaje de la nueva nación”.¿Qué ingredientes necesito para preparar chiles en nogada?Actualmente existen varias versiones de este platillo, algunas personas capean el chile y otras no, mientras que otros cocineros le agregan un toque personal a la nogada. Sin embargo, la receta más tradicional requiere los siguientes ingredientes. Para el chile:Ajo, cebolla, jitomate, carne de res y cerdo, almendras, pasas, plátano macho, piñón, clavo, canela, pimienta, durazno criollo, pera lechera, manzana panochera, acitrón y chiles poblanos.Para capear los chiles:Huevos y harina.Para la nogada:Nuez de castilla, leche, queso de cabra, azúcar y sal.Para decorar:Granada y perejil.¿Cómo preparar chiles en nogada?En Kiwilimón tenemos recetas fáciles para preparar chiles en nogada y así celebrar el Día de la Independencia con uno de los platillos más emblemáticos de la gastronomía mexicana. Te recomendamos las siguientes recetas de chile en nogada y algunas otras versiones: Auténticos Chiles en NogadaChile en Nogada sin Capear Chile en Nogada Vegetariano Rollo de Pollo Relleno de Chile en Nogada Crepas de Chile en Nogada Lasaña de Nogada
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD