Tip: Cómo cuidar los utensilios de cocina

Por Kiwilimón - Julio 2011
  Es importante darles el uso y cuidados adecuados a los utensilios de tu cocina, de esta manera tus alimentos se cocinaran perfectamente y lograrás que te duren por más tiempo; para eso sigue estos breves consejos: 1) Después de que uses tus utensilios de cocina, lavalos con agua caliente , así evitaras que se les pegue el cochambre que les da un aspecto desagradable. 2) Lava tus utensilios de cocina como lo indican las intrucciones. 3) Cuando vas a utilizar tus utensilios de cocina por primara vez, sigue las instrucciones. 4) Las vasijas y utensilios sucios ponlos en el fregadero es mejor si los lavas rápidamente así no se les pegará el cochambre y después tengas que esforzarte el doble para limpiarlos. 5) Antes de guardar tus trastes de plástico o metal, revisa que no quden humedos y si es necesario secalos. 6) Porcura lavar los utensilios de vidrio, solamente con la esponja del lavatrastes para evitar rayaduras. 7) Después de lavar lo que a vidrio se refiere, escurrelos y guardalos; pero si en necasrio que lo seques, entonces que no sea con un trapo de algodón. 8) Asi como debes ser muy cuidadosa y limpia con tus trastes, también así debes serlo con tu estufa, licuadora,tostador, refigerador y horno de microondas, mantenlos siempre impecables. 9) Debes ocuparte del mantenimiento de tubos de agua y gas de tu cocina. 10) Mantén destapados y limpios todos los conductos, tanto los de alimentación como los de desecho de tu cocinan y de toda tu casa. 11) Evitando sobrecargar los tubos de lodo, arena o de desechos muy resistentes y pesados como pudieran ser cartones, papeles, telas o poliuretanos. 12) También procura que no haya algún tipo de fuga en los sistemas de tubería para evitar humedad en los muros, lozas y pisos de tu cocina y casa en general. 13) Dale mantenimiento y procura estar al pendiente de los tubos del gas, de tal forma que evites fugas. Recetas recomendadas:Camarones Malabar con Leche de CocoPastel de Elote con CarneCheesecake Marmoleado de Fresa      
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué comemos? ¿Cómo es el mecanismo de nuestro cuerpo que nos avisa cuando necesita comer? ¿Conoces la diferencia entre hambre y apetito? Para saber por qué comemos, es importante que tengas claro qué son el hambre y el apetito, dos conceptos diferentes y que muchas veces no sabemos diferenciar, incluso pensamos que son sinónimo y no lo son.El hambre es el instinto de supervivencia que impulsa a alimentarnos cuando el organismo lo requiere. El apetito es la sensación de comer, influenciada por aspectos psicológicos de la persona como el deseo de comer por placer, felicidad, aburrimiento, tristeza, ansiedad.Como todo en nuestro organismo, el apetito va cambiando conforme vamos creciendo y es preciso conocer sus etapas, para así aprender a comer mejor. Primer decenio, de los 0 a los 10 añosEn esta etapa es cuando se experimenta un mayor y rápido crecimiento. Es cuando los niños pueden adquirir los hábitos que, posiblemente, los acompañen toda su vida, es por eso que es muy importante que los pequeños aprendan a distinguir la comida que verdaderamente los nutre, pues lo que aprendan durante los primeros años de su vida determinará qué tan saludable será de adulto. Segundo decenio, de los 10 a los 20 añosYa en la adolescencia, con los cambios fisiológicos viene un aumento de apetito. Durante esta etapa, la relación con la comida suele ser más vulnerable, pues es cuando llega la pubertad, los jóvenes suelen estar más influenciados y son propensos a caer con comida que pueda provocar desnutrición u obesidad. Durante esta edad del apetito, las mujeres son más propensas a padecer deficiencias nutricionales por su biología reproductiva. Tercer decenio, de los 20 a los 30 añosEn la edad adulta joven, se producen cambios importantes que pueden causar un aumento de peso, por ejemplo, la vida universitaria, vivir en pareja o tener hijos; es cuando nos relajamos y no somos tan estrictos en la alimentación. También es la edad en la que podemos caer en excesos. Cuarto decenio, de los 30 a los 40 añosLa vida laboral en la edad adulta trae consigo los efectos del estrés, que según se ha demostrado, ocasiona cambios en el apetito y los hábitos alimentarios en 80% de la población. Esos efectos pueden consistir tanto en despertar un apetito voraz, como en ocasionar una pérdida de este. Quinto decenio, de los 40 a los 50 añosLa Organización Mundial de la Salud destaca que el tabaquismo, la dieta poco saludable, la falta de actividad física y el problema de la bebida son los factores del estilo de vida que más repercuten en la salud y la mortalidad. Es en estos años cuando los adultos deben cambiar su comportamiento en función de las necesidades de salud, pero con frecuencia los síntomas de la enfermedad son invisibles.Sexto decenio, de los 50 a los 60 añosEn este periodo comienza la pérdida progresiva de masa muscular y continúa de manera constante a medida que avanzamos en edad. Este fenómeno se denomina sarcopenia.Mantener una dieta saludable y variada, y practicar actividad física es fundamental para reducir los efectos del envejecimiento.Séptimo decenio, de los 60 a los 70 años y másLa vejez conlleva la falta de apetito y de hambre, lo que da lugar a una pérdida de peso involuntaria y una mayor fragilidad. La disminución del apetito también puede ser consecuencia de una afección concreta, como, por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer.La alimentación es una experiencia social, por lo que factores como la pobreza, la pérdida de la pareja o un familiar, y el hecho de comer sin compañía, afectan la sensación de placer que se obtiene al comer.Otros efectos de la vejez, como las dificultades para tragar, los problemas dentales y la pérdida de gusto y olfato también interfieren en el deseo de comer y en los beneficios que obtenemos de esa práctica.Se dice que lo que no se conoce, no se puede mejorar, así que una vez que conoces las etapas del apetito y cómo van cambiando las situaciones y requerimientos de cada edad, puedes saber cómo llevar una vida más saludable y comer mejor.
La llegada del miércoles de ceniza, es el anuncio de que se acerca la Semana Santa y con ella comienza la Cuaresma, pero muchas veces no sabes de qué se trata, por qué hay que ayunar y cuánto dura este periodo. ¿Qué es la Cuaresma?La Cuaresma es el tiempo litúrgico que marca la Iglesia para prepararse para la Pascua. La Cuaresma dura 40 días; comienza el Miércoles de Ceniza y termina el Jueves Santo. El color de este tiempo es el morado que significa luto y penitencia. Es un tiempo de reflexión, de penitencia, de conversión espiritual; tiempo de preparación al misterio pascual.40 díasSí alguna vez te preguntaste por qué dura 40 días, es necesario que sepas que la Cuaresma está basada en el símbolo del número cuarenta en la Biblia. En ésta, se habla de los cuarenta días del diluvio, de los cuarenta años de la marcha del pueblo judío por el desierto, de los cuarenta días de Moisés y de Elías en la montaña, de los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública, de los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto.En la Biblia, el número cuatro simboliza el universo material, seguido de ceros significa el tiempo de nuestra vida en la tierra, seguido de pruebas y dificultades.Ayuno en semana santaEl origen del ayuno y la abstinencia en la época de cuaresma y Semana Santa se basa en los cuarenta días que Jesucristo ayunó en el desierto y venció a las tentaciones.El ayuno, que la Iglesia Católica entiende como prescindir de una de las comidas que se hacen a lo largo del día, solo hay que llevarlo a cabo en dos jornadas: el miércoles de ceniza, cuando arranca la cuaresma, y el viernes santo. Y la abstinencia, que suele consistir en privarse de comer carne roja, debería aplicarse todos los viernes de la cuaresma, según el sacerdote Emilio López Navas, párroco de Benalmádena y profesor de Biblia en el Seminario Diocesano. Así, los días en los que no se come carne en cuaresma serían todos los viernes a partir del miércoles de ceniza y hasta el viernes santo.¿Qué significa no comer carne en Cuaresma?Según la Iglesia Católica y las sagradas escrituras, la carne representa el cuerpo de Cristo crucificado. Por lo tanto comerla en estas fechas resulta una falta de respeto e incluso un pecado.¿Por qué se hace abstinencia los viernes?Los viernes siempre han sido un día de penitencia especial para los cristianos y tiene una explicación muy sencilla. Jesucristo sufrió y murió en la cruz un viernes. Por este motivo, los cristianos quieren dedicar este día a unir su sufrimiento con el de Jesús.Comidas fáciles de cuaresmaPara cumplir con los viernes de cuaresma, te compartimos estas recetas fáciles y libres de carne que seguro te encantarán y que podrás seguir con la tradición y mandatos de la iglesia.Chilacas con cremaLas chilacas tienen un alto contenido de potasio y vitaminas A y C, además de bajo contenido de sodio, así que también serán un platillo nutritivo. Prueba esta receta sin carne y disfrútala en deliciosos tacos.Pescado empapelado en salsa de cilantro Este pescado empapelado es una opción sencilla de preparar una comida deliciosa, fácil y nutritiva. En esta receta con pescado, la hoja de plátano le aporta un sabor particular, pero también puedes utilizar otros materiales para envolverlo. Lo mejor de esta receta de pescado empapelado en salsa de cilantro es que se prepara sin horno y en sólo 25 minutos.Nopal gratinado en salsa de frijolEl nopal tiene cualidades, considerado un vegetal y muy consumido, tiene mucha fibra y propiedades nutrimentales como calcio, hierro, agua y proteína. Aunque su sabor ya es delicioso, en esta receta se combina con flor de calabaza, queso y una rica salsa de frijoles con chipotle. Esta es una alternativa de sabor para cuaresma. Ahora que tienes toda la información, puedes hacer que tú y tu familia comprendan mejor qué es y cómo se realiza la Cuaresma, al mismo tiempo que comerán deliciosa.
Aguantar un antojo debe ser una de las cosas más duras de la vida, porque una vez que llega el impulso a tu cerebro, todo lo demás se pone en marcha para desear con todo el cuerpo ese dulce.Es como si el chocolate pudiera hablar y pronunciar tu nombre justo a las 2 de la tarde, o después de comer. ¿Por qué nos pasa esto? Pues bien, los antojos se deben tanto a una razón fisiológica, como psicológica, pero también tiene que ver todo aquello que nos rodea.Esto es aún más terrible cuando ya estamos verdaderamente comprometidos y encaminados en una alimentación equilibrada, intentando evitar caer en la tentación.A veces logramos domar al cerebro y acallar esa voz, sin embargo, esta podría estarnos indicando que no estamos comiendo lo suficiente, o que estamos dejando pasar mucho tiempo entre comidas.Así que, aunque puedas engañar al cerebro, tu estómago no entenderá de razones y necesitará comer un snack, pero no cualquiera, pues seguramente querrás algo dulce, pero uno con un buen aporte nutricional. Por ejemplo, un delicioso brownie. Sí, un snack tipo brownie pero alto en proteína, bajo en calorías y bajo en carbohidratos. Suena como un sueño hecho realidad y ¡lo es! Lo mejor es que ya está disponible en México: Eat Me Guilt Free (EMGF) es una historia de cocina casera que se volvió global. Se trata de una línea de productos creada por una enfermera y nutricionista certificada del deporte en Estados Unidos, que buscaba soluciones para satisfacer las necesidades de aquellos clientes que deseaban mantenerse saludable, pero a la vez luchaban con los antojos por algo dulce.Gracias a EMGF podrás comer un brownie de chocolate con 22 gramos de proteína por porción, menos de 200 calorías y sólo 4% de azúcares, así que adiós a la culpa.No importa la hora del día en la que se te antoje, podrás darte ese antojo en el desayuno, el almuerzo, la cena o la merienda, como postre, antes o después de un entrenamiento físico y en México puedes encontrar 4 sabores: Chocolate, Chocolate con crema de maní, Chocolate con chispas de colores y Pastel de Cumpleaños.Consulta su página web y sus redes sociales para saber todo de ellos.Instagram: @eatmeguiltfreemxFacebook: Eat Me Guilt Free MX
La pasta es uno de los alimentos más ricos, versátiles y variados: espagueti, macarrones, tallarines, fusilli y otras formas de pasta son parte de la dieta cotidiana de muchos hogares alrededor del mundo. Este producto básico de la dieta mediterránea se puede combinar con una gran cantidad de salsas, así como también suele ser gran acompañante de ensaladas y carnes. Se trata de un alimento que se ha incorporado a la dieta de la mayoría de países del mundo.Debido a sus numerosas variables, existen varios trucos, así como también varios mitos para prepararla, y aunque no existe una manera incorrecta de cocinar la pasta, aquí te vamos a dar unos excelentes tips para que te quede perfecta. Cantidad de aguaLa pasta se debe cocer en abundante agua, la relación debe ser el peso de la pasta multiplicado por 10. Por ejemplo: si vas a cocer 100 g de pasta, entonces lo ideal será usar un litro de agua como mínimo. El agua es primordil porque durante su cocción, la pasta pierde almidón y el que esté bien hidratada evitará que se se pegue. Aceite, ¿sí o no?Uno de los errores más comunes es echarle aceite o mantequilla, sin embargo hacerlo es algo que debes evitar, pues no añade sabor y el aceite provocará que la pasta adquiera una capa que la hará escurridiza. Si no quieres que se pegue, lo único que hay que hacer es calcular bien la cantidad de agua a utilizar para la cocción.Sal, ¿en qué momento se le añade?La sal la debes echar después que el agua haya empezado a hervir, porque si lo haces antes retrasarías la ebullición. Para saber cuánta sal es la correcta, ten en cuenta esta regla: la proporción de sal y agua debe ser de aproximadamente una cucharada sopera de sal por litro de agua, puede sonar demasiado pero la mayoría de la sal se quedará en el agua cuando la escurras. Otro de los consejos que te podemos dar es que uses sal de grano en lugar de sal fina, ya que la sal de grano es más fácil de dosificar. PastaLa pasta se debe agregar al agua una vez que haya hervido y después de la sal; manten el fuego lo suficientemente alto como para garantizar que el agua no deje de hervir en ningún momento. No es necesario tapar la olla ni tampoco remover más de una vez la pasta, pues si pusiste agua abundante, el movimiento de las burbujas será suficiente para mantener la pasta en movimiento sin necesidad de remover.Tiempo de cocciónEl tiempo de cocción depende del tipo de pasta, la temperatura del agua, el tipo de pasta, pero de manera general se recomienda de 5 a 7 minutos. Si vas a mezclarla con salsa y cocinarla un poco más, basta con 5 minutos. Si en el paquete de la pasta se recomienda cocer por 10 minutos, de 5 a 7 ya estará al dente. En caso de usar la pasta para una ensalada, lo recomendable es cocerla de 6 a 7 minutos y enfriarla para cortar la cocción. SalsaUn par de minutos antes que finalice la cocción, calienta la salsa en una olla o sartén. Si tú preparaste la salsa, puede ser en el mismo recipiente de la preparación, en caso de salsas calientes.Pasos finalesEscurre la pasta en un colador y viértela en la sartén o la olla con la salsa previamente calentada. Saltea la pasta a fuego vivo durante unos 30 segundos, removiendo continuamente para garantizar una distribución uniforme de salsa. Si notas que la pasta está un poco seca, puedes agregar unas cucharadas de agua. Quita del fuego la sartén pasados los 30 segundos para evitar que la pasta se pase.Si sigues estos consejos, te garantizamos que tendrás una pasta perfecta, aunque a la hora de cocinar en gustos se rompen géneros y la creatividad será tu mejor aliada.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD