Tip: Cómo cuidar los utensilios de cocina

Por Kiwilimón - July 2011
  Es importante darles el uso y cuidados adecuados a los utensilios de tu cocina, de esta manera tus alimentos se cocinaran perfectamente y lograrás que te duren por más tiempo; para eso sigue estos breves consejos: 1) Después de que uses tus utensilios de cocina, lavalos con agua caliente , así evitaras que se les pegue el cochambre que les da un aspecto desagradable. 2) Lava tus utensilios de cocina como lo indican las intrucciones. 3) Cuando vas a utilizar tus utensilios de cocina por primara vez, sigue las instrucciones. 4) Las vasijas y utensilios sucios ponlos en el fregadero es mejor si los lavas rápidamente así no se les pegará el cochambre y después tengas que esforzarte el doble para limpiarlos. 5) Antes de guardar tus trastes de plástico o metal, revisa que no quden humedos y si es necesario secalos. 6) Porcura lavar los utensilios de vidrio, solamente con la esponja del lavatrastes para evitar rayaduras. 7) Después de lavar lo que a vidrio se refiere, escurrelos y guardalos; pero si en necasrio que lo seques, entonces que no sea con un trapo de algodón. 8) Asi como debes ser muy cuidadosa y limpia con tus trastes, también así debes serlo con tu estufa, licuadora,tostador, refigerador y horno de microondas, mantenlos siempre impecables. 9) Debes ocuparte del mantenimiento de tubos de agua y gas de tu cocina. 10) Mantén destapados y limpios todos los conductos, tanto los de alimentación como los de desecho de tu cocinan y de toda tu casa. 11) Evitando sobrecargar los tubos de lodo, arena o de desechos muy resistentes y pesados como pudieran ser cartones, papeles, telas o poliuretanos. 12) También procura que no haya algún tipo de fuga en los sistemas de tubería para evitar humedad en los muros, lozas y pisos de tu cocina y casa en general. 13) Dale mantenimiento y procura estar al pendiente de los tubos del gas, de tal forma que evites fugas. Recetas recomendadas:Camarones Malabar con Leche de CocoPastel de Elote con CarneCheesecake Marmoleado de Fresa      
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Todos llegamos a un punto en nuestras vidas en el que tenemos que pensar en nuestra salud y muchas veces esto lleva a la gente a creer que tiene que hacer una elección difícil entre una alimentación saludable o una deliciosa, sobre todo cuando se trata de tener un corazón sano. Sin embargo, no tiene por qué ser una cosa o la otra. Podemos comer una alimentación saludable y balanceada mientras disfrutamos de los ricos platillos. Los Aguacates de México nos ofrecen una manera perfecta de tener la salud en cuenta sin sacrificar el sabor. Sabor y nutrición a la vezSiempre se ha dicho que una alimentación rica en frutas y verduras es buena para la salud, pero los Aguacates de México desempeñan un papel único ya que contienen grasas insaturadas que se consideran grasas buenas, que pueden actuar como un potenciador de nutrientes, ya que ayudan al cuerpo a absorber los nutrientes solubles en grasa. Esta fruta suave y cremosa aporta casi 20 vitaminas y minerales y un número muy bajo de calorías por porción. Un tercio de un aguacate mediano (50 g) tiene 80 calorías. Aguacates saludables para tu corazónAl comerlos como parte de una dieta saludable, los aguacates son buenos para la salud general de tu corazón por muchos motivos. Primero, contienen las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas (las “grasas buenas”) que necesitamos. Además, son bajos en grasas saturadas. También son reconocidos por ser libres de colesterol y sodio y una buena fuente de fibra. El consumo de alimentos ricos en fibra puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, obesidad y diabetes tipo 2. Otro nutriente importante que se encuentra en los aguacates es el potasio, que ayuda a combatir algunos de los efectos dañinos del sodio en la presión arterial y los aguacates contienen 250 mg de potasio (6% del VD) por porción (50 gramos, o un tercio de un aguacate mediano).Son muchos los datos que demuestran que agregar Aguacates de México a tu dieta puede ayudarte a tomar un paso hacia tener un corazón sano y ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, y ya que los aguacates son deliciosos, ¡no hay por qué sacrificar el sabor!
Saber cuáles son las porciones adecuadas de comida para un niño de cierta edad no es tan complicado como parece.Aunque estamos acostumbrados a ver por todos lados porciones enormes de comida y, a veces, cuando llegamos a casa, la hora de comer se puede convertir en una batalla campal, especialmente con niños pequeños, es posible lograrlo. Como papás, es importante incentivar que los niños asocien la comida con momentos placenteros, de compartir y convivir, no con guerras de poder o sentir que tengan que acabar montañas de comida para estar satisfechos. Los niños deben aprender a escuchar su apetito y una gran manera de lograrlo es servir las porciones adecuadas. También hay que tomar en consideración el nivel de actividad y requerimientos especiales de cada pequeño.En casa podemos realizar el ejercicio de medir qué tanto cabe en los platos que usamos siempre y así comprender que el estómago de un chiquito no tiene la misma capacidad que el nuestro. ¿Has medido cuántas tazas de sopa caben en tus soperos? Te sorprenderás al constatarlo.Por ejemplo, en el caso de las frutas, una porción adecuada para un niño es media manzana, o naranja. Si lo vemos en una taza de medir es entre un cuarto a media taza. Te recomendamos estas Ideas de Lunch para NiñosDe la misma manera, hay que cuidar la porción correcta de jugo, que es media taza. Los vasos comunes tienen capacidad de 1 a 1 ½ tazas, a veces más. No es buena idea servirles vasos enormes de jugo, porque pueden quitarles la capacidad para comer alimentos con mayor concentración de proteínas, vitaminas y minerales, los cuales son más necesarios para su desarrollo.Si se trata de granos o cereales, media rebanada de pan es suficiente para niños de hasta 5 años, y la porción adecuada de pasta, arroz o cereal es media taza. Hay que tener cuidado con los tazones enormes de cereales azucarados que no dejan espacio para mucho más. En total, los niños necesitan 4 a 6 porciones al día de granos y cereales. Un sándwich hecho con una rebanada de pan, media taza de pasta en la comida y una tortilla en la cena completarían sus requerimientos de granos y cereales del día. Como ves, no es tanto.En el caso de las proteínas como carnes, pescado o pollo, para chiquitos de hasta 5 años, 60 gramos es más que suficiente por porción, por ejemplo, un huevo durante el desayuno. Al acercarse a los 10 años puede subir hasta 100 gramos, según la actividad.No olvides incluir nueces, almendras o mantequilla de cacahuate, de la cual dos cucharadas equivalen a una porción adecuada. Considera también leguminosas, como lentejas y frijoles, y media taza de ellas es más que suficiente. En total necesitan entre 3 a 4 porciones de ese tamaño al día.Te recomendamos estos Coditos con Chayote, Kale y Quesito Para complementar su dieta, los lácteos son importantes. Calcula unos 100 g de queso en total para todo el día, o tres cuartos de taza de yogurt. Si toman leche, no necesitan más de media taza por porción. Dos porciones al día son suficientes para su desarrollo.Finalmente, las temidas verduras no tienen que ser motivo de pleito. Procura darles varias opciones y piensa que sus porciones no deben ser las mismas que las tuyas. Por ejemplo, en el caso de chícharos, brócoli y otras verduras cocidas, media taza por porción es suficiente. Si es ensalada, calcula una taza. Donde se complica un poco es con las frutas, pues necesitan en total al menos cinco porciones de frutas y verduras por día; lo mejor es si son más verduras que frutas, así que divídelas entre las tres comidas y lunch para que tengan todo lo que necesitan para crecer sanos.
¿Sabías que una parte importante del funcionamiento de nuestro cuerpo lo determina el tipo de alimentación que tenemos? Una buena alimentación, adaptada a nuestras necesidades cotidianas nos dará salud, energía y bienestar. Los nutrientes que obtiene de los alimentos que ingieres le permiten funcionar y hacer frente a las actividades diarias. Pero el papel de alimentación va mucho más allá. Ahora conocemos la importancia de una correcta alimentación a la hora de promover la salud física y mental, prevenir las enfermedades y, en general, mejorar nuestra calidad de vida, y si se trata de la alimentación de un niño, que está en pleno crecimiento y desarrollo, la entonces cobra una importancia mayor. Durante la infancia, además de que todo el organismo de los niños está en constante desarrollo, ellos están formando hábitos que determinarán su estilo de vida, ahí radica la importancia de una buena alimentación.Como parte de una correcta alimentación, saber distinguir los alimentos que nutren de los que debemos evitar o al menos restringir su consumo es vital, así que te dejamos una lista de alimentos que debes pensar más de una vez antes de dárselos a tus hijos. -Dulces. Los dulces tienen una carga muy fuerte de azúcar que no le hacen bien a los niños y fomentan la hiperactividad, además de tener ingredientes como la goma, y colorantes que son sumamente dañinos a la salud.-Refrescos. Al igual que los dulces, los refrescos contienen un exceso de azúcar que puede provocar en los niños problemas como caries, hiperactividad y obesidad infantil. -Bebidas energéticas. Las bebidad energéticas son perjudiciales hasta para un adulto ¿Te imaginas lo que puede causar en un niño? Este tipo de bebidas tiene ingredientes como cafeína, taurina, mate, cacao, guaraná, todos estos son excitantes que pueden provocar daños hepáticos, cardiovasculares y alteraciones del sueño. Los niños no deben consumir nunca este líquido. -Pan. El pan por lo general contiene grasas trans, carbohidratos y azúcares que fomentan la obesidad y todos los problemas que esto conlleva. -Barritas energéticas. Las barritas suelen ser muy prácticas como snack, sin embargo contienen demasiada fructuosa, colorantes y muy poco valor nutritivo. Cámbialo por una pieza de fruta. -Comida light. Consumir productos light puede ser contraproducente para la salud de los niños ya que sus ingredientes pueden propiciar resistencia a la insulina, además de ser contraproducente y causar sobrepeso. -Frutos secos. Los frutos secos no se deben consumir antes de los 5 años, pues además de tener una cantidad importante de agente alérgenos, puede causar atragantamiento infantil que puede derivar en asfixia. -Embutidos. Los embutidos como las salchichas contienen carne procesada y muy grasosa, además de un alto contenido en sodio que provoca retención de líquidos, obesidad y al igual que los frutos secos pueden derivar en asfixia. Ahora que sabes lo importante de la nutrición infantil y lo que no deben consumir nuestros pequeños, también debes saber que la clave para que tengan buenos hábitos es que tanto tú como ellos conozcan sobre una alimentación saludable.
Llegó tu mejor amiga con mucho que platicar o tus hijos invitaron compañeritos porque tienen un trabajo de la escuela… No importa la ocasión, siempre hay buenas razones para tener galletas caseras recién hechas, pero no siempre hay tiempo para prepararlas.Por eso tu congelador puede ser un gran aliado para estar listo y llenar en unos minutos tu casa con un dulce aroma.Ya que no todas las masas de galleta se congelan de la misma manera, pues no siempre obtienes resultados ideales, aquí te damos unos tips para que la próxima vez que prepares galletas, hagas el doble de masa y la conserves para una de esas tardes especiales.Qué tipos de masa congelarLas mejores masas para congelar son las que tienen mucha mantequilla y no llevan tanto huevo batido, como madeleines, o mucho polvo para hornear. Tampoco es buena idea congelar galletas con base de merengue.Galletas de mantequillaSon las mejores para reservar en el congelador. Generalmente sus ingredientes son mantequilla, harina, azúcar, vainilla o chocolate en polvo, y a veces, huevo o yema. Para guardar esta masa, forma troncos y envuélvelos cuidadosamente, primero con plástico y después con aluminio. Deben quedar herméticos para que no absorban olores o se afecte su textura. Puedes cubrir los troncos con azúcar y canela. Para prepararlas, corta rebanadas de poco menos de un centímetro de grosor y se verán lindas una vez horneadas. Te recomendamos esta receta de PastisetasMasas para cortadoresSi te encanta usar todos esos cortadores de figuritas que has coleccionado, cuando esté lista la masa, forma un rectángulo de unos 4 cm de espesor y envuélvelo igualmente con plástico y aluminio. Cuando vayas a usar la masa, colócala en el refrigerador antes y cuando esté lista, la puedes extender y cortar. Esto es ideal para los muñequitos de jengibre navideños.BolitasLa mayoría de las recetas de galletas de chispas de chocolate requieren porcionar la masa en bolitas o con una cuchara para helado, al igual que los polvoroncitos de nuez, o las galletas de avena. Forma las galletas como acostumbras y congélalas en charolas una media hora o suficiente tiempo para que se sientan firmes. Esta misma técnica es muy útil para las galletas de duya.Una vez que estén listas, empácalas en bolsas, procurando sacar la mayor cantidad de aire posible. Así será más fácil usar sólo la cantidad justa.Te recomendamos estas Galletas Tipo BrownieLista para hornearColoca las bolitas o rebanadas de masa en una charola antiadherente cubierta con papel siliconado o engrasada y enharinada. El tiempo que toma tu horno en llegar a la temperatura adecuada generalmente es lo que necesitas para que estén listas para cocinarse.Calcula un par de minutos más al tiempo habitual ya que partas la masa parcialmente congelada o muy fría.Si prefieres, puedes congelar galletas horneadasDéjalas enfriar completamente y empácalas en un contenedor hermético con papel encerado entre capas. Esto también funciona muy bien para brownies o barritas de galleta cortadas en piezas individuales.En cualquiera de los casos, no es buena idea tener masa o galletas cocidas congeladas por más de tres a cuatro meses. Disfrútalas lo más pronto posible, siempre puedes preparar más.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD