Comida Vegana

¿Cómo se hace la carne de soya para tacos?
Comida Vegana
La soya (glycine max) es una leguminosa que proviene de Asia, la cual nos ha brindado una gran variedad de platillos al momento de guisar, pues con ella podemos sustituir la proteína de origen animal en nuestra dieta.Su historia es casi reciente, pues fue inventada en la década de los 60, por la empresa de productos agrícolas y procesamiento de alimentos Archer Daniels Midland, la cual posee la marca registrada sobre el producto.¿De dónde sale la carne de soya?También conocida como proteína vegetal texturizada, la carne de soya se hace a partir de harina de soja desgrasada, un subproducto que se obtiene de la extracción de aceite de soja. Para la mayoría de los productos de soya que son una imitación de carne, como la de los tacos, el verdadero desafío no se encuentra en el sabor, sino en crear una textura convincente, pues la proteína de soya es globular mientras que la proteína de carne real es fibrosa, por lo que los fabricantes de alimentos tienen que alterar la estructura molecular de la soya.Esto generalmente se hace exponiendo la proteína de soya al calor, ácido o un solvente y luego pasando la mezcla a través de un extrusor de alimentos que la reforma.Como a menudo se usa como una alternativa de carne, es normal preguntarnos cómo preparar soya guisada. La buena noticia es que no sólo hay muchísimas formas de hacerlo, sino que además es rápida de cocinar y puede tener un contenido de proteínas comparable al de ciertas carnes.Ya que la soya texturizada busca reemplazar carnes, puedes guisarla de la misma forma en la que lo harías con la carne de pollo, de res o de cerdo, y hacer unos tacos de pastor, unas albóndigas en caldillo de jitomate, o incluso una hamburguesa.Por sí sols, cualquier alternativa de carne sin sabor, como la soya texturizada, no tendrá el sabor de la carne animal real, pero una vez que los fabricantes de alimentos hayan logrado esa textura carnosa, podrás sazonar la carne falsa para imitar cualquier cosa, desde hot dogs y costillas hasta bistecs y calamares. De hecho, varios fabricantes la venden ya guisada de estas formas.Ahora ya tienes una mejor idea de donde sale la soya y de cómo se puede preparar en la cocina, inténtalo y añadirás variedad a tus menús, además de que es una opción rendidora para comidas grandes.
Qué es el Hummus y con qué prepararlo
Comida Vegana
El Hummus es una preparación de Medio Oriente que hoy en día se consume mucho. Se usa como dip para triángulos de pan pita, o verduras, y también como base para algunos guisos.Nutricionalmente, es muy bueno porque tiene alto contenido en grasas sanas y minerales. Es bajo en carbohidratos y alto en proteínas y fibra de origen vegetal. Además, es delicioso y te hace sentir satisfecho.Básicamente, el hummus está hecho a base de garbanzos. De hecho, la palabra hummus quiere decir garbanzo. Tiene también tahini o pasta de ajonjolí molido, y otros complementos como ajo, aceite de oliva y jugo de limón.Prueba estas Botanas Saludables con HummusExisten versiones muy diferentes de este alimento por todo el mediterráneo, norte de áfrica y medio oriente. Algunas tienen berenjena, jitomate, alubias o huevos cocidos o mezclas de especias. Después de todo, es una base bastante neutra abierta a muchos sabores.Para prepararlo en casa, necesitas empezar por los garbanzos. Los puedes conseguir enlatados y ya cocidos, lo cual es muy práctico. Si deseas cocerlos, hay que remojarlos toda una noche, descartar el agua del remojo y cocerlos en suficiente agua con sal. Puedes agregarles cebolla, zanahoria y hierbas de olor para lograr un mejor sabor. Déjalos a fuego bajo o en olla de presión hasta que estén muy suaves.Una vez cocidos, hay que molerlos en un procesador de alimentos o licuadora con tahini, la cual es una pasta de ajonjolí molido que se consigue en casi todos los supermercados y también en tiendas de comida árabe. El tahini tiene un sabor fuerte, por lo que un par de cucharadas son suficientes para agregar mucha personalidad. Su sabor se balancea muy bien con jugo de limón, sal y aceite de oliva, pero si no deseas agregar tahini, un poco de yogurt griego o jocoque seco aportarán acidez y cremosidad.Ajusta la consistencia de tu hummus casero con el agua que te haya quedado de la cocción. Algunas personas prefieren molerlo hasta que esté completamente terso, pero también puedes dejarlo con un poco de textura.Finalmente, para darle sabor, lo tradicional es un poco de ajo crudo, aunque también puede ser rostizado. Si usas ajo crudo, muélelo con el jugo de limón para domar un poco su sabor. Es delicioso con una pizca de comino y está de moda agregar otros ingredientes que le den colores interesantes, como betabel rostizado, aguacate, pimientos asados, calabacitas asadas o berenjena tatemada.Para servirlo, es tradicional ponerlo en un plato y marcar un canal con la parte de atrás de la cuchara, agregar más aceite de oliva y espolvorea un poco de pimentón, zaa’tar o chile en polvo.Te recomendamos estas 6 nuevas maneras de comer hummusPor otro lado, el hummus no solamente funciona como dip. Es una gran opción para la lonchera con verduras. Es delicioso también en lugar de mayonesa para tu sándwich. Además, lo puedes usar para rellenar portobellos, o combinado con arroz, para rellenar pimientos al horno. Es riquísimo encima de pollo asado, en tu avocado toast o con pimientos y cebollas sobre tu hamburguesa o en pita con carne asada.Visita la historia antigua en un plato que está muy de moda y agrégale toques interesantes a tu gusto. Después de todo, así es como se crean los grandes platillos.
Razones para ser Vegano
Hábitos
Más que una tendencia, el veganismo es una forma de vida que busca respetar los derechos animales, mejorando la salud y el planeta. Este estilo de vida ha ganado fuerza en los últimos años y ahora personas que buscan ser más saludables, independientemente de sus convicciones por los animales, se han unido a la causa. Si tienes en mente cambiar de hábitos e inclinarte más hacia el veganismo, pero aún no estás del todo convencido de cambiar tu estilo de vida, aquí te mencionamos algunas razones para volverte vegano.Tu salud te lo agradecerá.Tu cuerpo te agradecerá el cambio. Se ha descubierto que los veganos tienden a ser más delgados y cuentan con un mejor índice de masa corporal que aquellos que no lo son. De igual manera, ser vegano tiene otras ventajas: mejora las funciones renales, reduce los dolores de artritis, mejora la función cardíaca y baja los niveles de azúcar de la sangre.Un estudio demostró que los veganos tienen hasta un 78% menos de posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2, además de que el hecho de no comer carnes procesadas puede ayudar a evitar el cáncer.Hazlo por los animales y el planeta.Algunas personas deciden dejar de consumir alimentos de origen animal ya que buscan excluir todas las formas de explotación y crueldad de los animales con fines alimenticios o cualquier otro propósito. Sin embargo, el ser vegano no solo beneficia a los animales, también al planeta. Esto se debe a que la producción de alimentos de origen animal provoca emisiones de gases de efecto invernadero significativamente mayores que la producción de alimentos veganos. Esto significa que si todo el mundo fuera vegano, el cambio climático sería mucho más lento.¿Piensas convertirte al veganismo?Contrario a lo que muchos piensan, ser vegano no significa comer lechuga todos los días, ya que cada vez hay más productos y recetas, desde postres, y hasta platos fuertes, para que la alimentación de los veganos no se vuelva aburrida.Si estás pensando en volverte vegano, debes hacerlo con paciencia y además con guía de expertos en el tema, a veces no es suficiente con buscar alguna referencia en la web o escuchar la recomendación de un amigo cercano. Lo que sí podemos decirte es que se recomienda dejar de comer productos animales gradualmente, pero como cualquier cambio, debes hacerlo con la guía de un especialista, ya que tu cuerpo necesita tener las cantidades suficientes de ácidos grasos, vitamina B12, hierro, zinc, entre otros.¿Te parece muy complicado dejar de comer carne para siempre? No tienes que hacer un ajuste radical en tu alimentación para notar un cambio positivo en tu salud o para contribuir al cuidado del medio ambiente. Prepara estos platillos libres de productos de origen animal y disfruta de una comida saludable y amable con la naturaleza.Estas son algunas RECETAS VEGANAS que seguramente te gustarán:Ensalada caliente de lentejasHamburguesitas de quinoa y lentejas Tacos veganos de zanahoria Aguachile vegano
Así puedes preparar tamales vegetarianos
Comida Vegana
Existen muchos tipos de tamales: en hoja de maíz o plátano, en cazuela, salados, dulces, de maíz o de arroz… Como puedes ver, hay tamales para todos los gustos, por eso hoy queremos compartir con nuestros lectores unos tips para preparar tamales vegetarianos. ¡No te quedes con ganas de comer tamales! Así puedes prepararlos sin usar productos de origen animal. Aceite de olivaUna de las partes más importantes de los tamales es la manteca. Este ingrediente es esencial para que la masa quede bien cocida y no se deshaga dentro del tamal. Pero si sigues una dieta vegetariana, evidentemente no puedes usar manteca. En su lugar, te sugerimos sustituirla por aceite de oliva. Este hará que la masa de integre bien, además de que le dará un sabor especial a toda la preparación. Mantequilla de cacahuateEn el caso de los tamales con sabores dulces, como puede ser de nuez o chocolate, se suele usar mantequilla para mezclar la masa. Al igual que los tamales salados, el uso de algún tipo de grasa es indispensable para que los tamales queden bien. Nunca se te ocurra preparar tamales sin este ingrediente. Para cocinar tamales dulces vegetarianos puedes usar mantequilla de cacahuate. Le dará muy buen sabor a la preparación sin tener que usar productos de origen animal. Consomé de verdurasAlgunas recetas de tamales incluyen caldo de pollo en su preparación. Esto se hace para hidratar la masa y hacer que sea más maleable. En el caso de que requieras algún líquido para hacer más ligera la masa puedes usar consomé de verduras. Este tiene la gran ventaja de que no diluirá el sabor (como podría hacerlo el agua) y además le dará un toque más especial al tamal. Rellenos alternativosLos rellenos más tradicionales son cerdo y pollo, pero tú puedes hacer los tamales con lo que más te guste. Puede ser una tinga de zanahoria, champiñones o rajas. De hecho, puedes elegir tu guisado vegetariano favorito y usarlo como relleno para los tamales.Inspírate con estas recetas y conviértelas en un delicioso tamal vegetariano: Tacos veganos de champiñones adobadosSetas al pibilTacos de coliflor al pastorChampiñones rellenos veganos
8 Opciones vegetarianas para una comida completa
Comida Vegana
Seguir una dieta vegetariana no tiene que significar un sacrificio en términos de sabor o nutrientes. Con estas recetas veganas podrás preparar una comida completa sin tener que incluir ingredientes de origen animal. Caldo de hongos con epazote. Comienza tu comida con una entrada calientita como este Caldo de Hongos con Epazote. Recuerda que los hongos blancos tienen una gran cantidad de nutrientes, incluyendo proteínas, enzimas, vitaminas B (especialmente niacina) y vitamina D2. Sustituye el caldo de pollo por caldo de verduras para hacer una versión vegetariana. Si gustas, puedes agregar chile guajillo.Ensalada de espinacas con fresas. Esta entrada es una opción muy fresca, con muchos sabores y pocas calorías. No olvides lavar y desinfectar muy bien la espinaca y la arúgula antes de comenzar a cocinar. Recuerda que las Espinacas tienen minerales como calcio, hierro, potasio, magnesio y fósforo. En cuanto al contenido de vitaminas, la espinaca es rica en vitamina A, vitamina C, vitamina E, vitamina K, como así también vitaminas del grupo B ( B6, B2, B1) y ácido fólico (vitamina B9).Crema de espárragos sin lácteos. Si eres intolerante a la lactosa o estás tratando de bajarle a tu consumo de lácteos, tienes que probar esta receta. Su textura es suave y cremosa, aun sin llevar leche.De hecho, sería un platillo nutritivo gracias a que los Espárragos son ricos  en potasio, vitamina A, vitaminas del complejo B,vitamina C, ácido fólico y vitamina K. Además, son ricos en fibra, no tienen sodio, son bajos en calorías y no contienen colesterol ni grasa.  Imagínate, 100 g de espárragos proporcionan sólo 24 calorías.Tostadas de chorizo vegano. Para un plato fuerte, estas Tostadas son una gran opción, ya que aunque esta preparación no incluye ingredientes de origen animal, puedes ahorrar tiempo sustituyendo la crema vegana por crema ácida. ¡Queda muy bien con el chorizo!Lasaña vegetariana de calabacitas. Otro plato fuerte rico en vitaminas puede ser esta lasaña vegetariana, ya que puedes agregar todas las verduras que te gusten. Al final gratina un poco de queso manchego o parmesano vegano y tendrás un platillo exquisito. Sopes de rajas poblanas.Después de preparar esta receta sentirás que estás probando un platillo hecho por tu mamá. Usa papel absorbente para retirar el exceso de grasa de los sopes. De hecho, ¿sabías que el chile poblano es rico en vitamina C, así como en clorofila, antioxidantes que protegen las células? Además, una pieza de chile poblano contiene más de 200 mg de vitamina C, es decir, más de 3 veces la recomendación diaria. Brownies veganos con doble chocolate. Aunque no llevan ni huevo o leche, estos brownies tienen una textura y un sabor espectaculares. Decora al final con un poco de azúcar glas. Incluso, si los preparas de chocolate amargo, encontrarás grandes cantidades de antioxidantes. Además, procura que contenga una gran cantidad de cacao, para que puedas ibtener mejores cantidades de antioxidantes. Tarta vegana de chocolate. Tiene un gran sabor y además es una opción muy saludable, ya que no contiene azúcar refinada. Y no te preocupes por prender el horno: esta tarta se refrigera.Después de ver estas recetas, ¿ya tienes una idea del menú para la próxima semana? Conoce más recetas vegetarianas visitando nuestro sitio.
Los sutitutos que harán más saludables tus recetas
Dietas y Nutrición
Para llevar una dieta saludable no tienes que hacer tantos sacrificios. De hecho, con que hagas algunos ajustes en tus recetas puedes convertir prácticamente cualquier platillo en una versión mucho más light. Aquí te contamos qué sustitutos puedes usar para hacer tus recetas más saludables. Yogurt griego. Cada vez que agregas crema ácida a alguno de tus platillos favoritos le estás sumando calorías extra. En lugar de usar este ingrediente, añade yoghurt griego. Además de que tiene solo una fracción de las grasas y las calorías de la crema, te aportará muchas proteínas. Aguacate. El aguacate es una fruta rica en grasas buenas. Su textura suave y cremosa, así como su consistencia grasosa hacen que sea un buen ingrediente para preparar postres. Sustituye la mantequilla o el aceite en tus recetas de pasteles para obtener un resultado con el mismo sabor, pero más ligero.Puré de manzana. El puré de manzana sin endulzar es excelente para preparar platillos dulces. Cada vez que  tengas que agregar una taza de azúcar en tus recetas, sustitúyela por una de puré de manzana. Así te estarás ahorrando más de 600 calorías por cada taza que uses. Recuerda disminuir un poco la cantidad de líquidos si usas puré de manzana. Chía. Una manera muy sencilla de bajarle al colesterol en tu alimentación, es disminuir el consumo de huevo, pero ¿cómo puedes hacerlo cuando quieres preparar recetas que incluyen este ingrediente? Usa una cucharada de chía hidratada en cuatro cucharadas de agua o leche por cada huevo que indique la preparación.Harinas. Para sustituir la harina de trigo tienes muchas opciones. Puedes elegir pulverizar algunas y usarlas como harina. También puedes optar por la harina de garbanzos, la harina de arroz o la harina de coco. Todo depende del tipo de receta que quieras preparar.Ahora que ya sabes cómo puedes sustituir algunos ingredientes para hacer tus recetas menos calóricas, ¿qué estás esperando para convertir tu pastel de chocolate  favorito en una delicia saludable?
¿Vegetariano en Navidad? Haz estas recetas
Comida Vegana
No todo en esta vida es pavo o lomo. Disfruta la cena de Navidad con estas recetas vegetarianas. Coliflor agridulce Este es un platillo muy rico, fácil de preparar y no lleva ni un gramo de proteína animal. Te recomendamos preparar la receta con tiempo, ya que este es uno de los platillos que saben mejor cuando los ingredientes reposan un rato. Tacos veganos de zanahoria El relleno de estos tacos es muy sencillo de hacer, pero tiene un sabor increíble. El secreto está en la combinación del jitomate, el chile ancho y el ajo. Si quieres dar una textura diferente al relleno, agrega unas flores de jamaica mientras cocinas la zanahoria. Tostadas de chorizo vegano Esta versión del tradicional antojito mexicano es perfecta para las personas que decidido bajar su consumo de carne o eliminarlo por completo. Para darle una textura más similar a la del chorizo, asegúrate de no mezclar demasiado los ingredientes en el procesador. Champiñones rellenos veganos Estos champiñones rellenos son una gran opción para botanear en la cena navideña. Realmente es muy sencillo prepararlos. Para ganar tiempo y servirlos justo después de cocinarlos, deja todos los ingredientes listos previamente. Tostada de tinga de nopales Además de ser una receta deliciosa, es muy nutritiva. Los nopales hacen que sea una opción más saludable sin perder sabor. Cocina los nopales con bicarbonato para disminuir su textura típica. Tostadas de ceviche de jícama Si tu Navidad no está llena de nieve ni bajas temperaturas, tal vez un platillo más fresco sea una buena opción. Por ejemplo, unas tostadas de ceviche (sin pescado ni mariscos) puede ser el platillo estrella de tu cena navideña. Tacos de coliflor al pastor Disfruta todo el sabor de los famosos tacos al pastor sin tener que comer carne. Antes de licuar el achiote dilúyelo en un poco de vinagre. Así será más sencillo que todos los ingredientes se incorporen.   Mixiote de verduras Un paso muy importante en esta receta es el asado de las especias, ya que esto hace que su sabor sea más intenso. Pon los ingredientes en un comal o un sartén y ásalos a fuego bajo para evitar que se quemen. ¿Cuál de estas recetas se te antoja más? Déjanos tus comentarios.
¿Sabes qué son los nutri bowls?
Comida Vegana
Seguramente ya los has visto, pero tal vez no sepas cómo se llaman. Y es que son tan coloridos y atractivos que es imposible no verlos. Estos platos no solo son una opción gastronómica con una bonita presentación, sus ingredientes altamente nutritivos los convierten en una comida muy saludable. Descubre lo sencillo que es disfrutar de un platillo delicioso y bueno para tu salud con los nutri bowls. No hay fórmula secreta ni receta predeterminada para preparar un nutri bowl. Deja volar tu imaginación y combina los ingredientes que más te gusten.  Agrega mucho color. Mezcla alimentos de diferentes tonalidades para que tu comida esté llena de vitaminas y minerales. Juega con las texturas de los ingredientes para darle una consistencia más interesante a tu nutri bowl. Combina alimentos suaves, crujientes, secos y líquidos. Aprovecha todos los beneficios de los ingredientes de tu nutri bowl y comienza el día con un desayuno muy completo. Cárgate de energía con una comida sencilla pero muy nutritiva con un nutri bowl hecho con tus verduras favoritas.   El nutri bowl es tan versátil como tú quieras. Combina granos, vegetales, pollo, carne o pescado y prepara un nutri bowl según tus gustos. Y si no comes proteína animal, no te preocupes. El nutri bowl es vegan friendly. ¿Qué estás esperando para diseñar tu propio nutri bowl? Inspírate con estas recetas para preparar una comida nutritiva y lista para aparecer en tu Instagram. Falafel Tofu acaramelado Albóndigas light de soya Tortitas de quinoa y calabaza en salsa verde
Ver más
PUBLICIDAD
Lo Más leído
Anualmente se celebra el 28 de mayo el Día Mundial de la Nutrición con la intención de que reflexionemos sobre la importancia de una alimentación correcta, que nos ayude a sentirnos bien. Esta filosofía inspira la creación de este espacio: #KiwiTeCuida. Queremos brindarte todas las ideas y herramientas para poder cocinar rico, fácil y, además, cuidarte. Todas las recetas contenidas aquí son avaladas por nutriólogas profesionales y en cada una encontrarás los conteos calóricos y nutricionales avalados por la USDA. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la nutrición como la ingesta de alimentos en relación con las necesidades dietéticas del organismo. Una buena nutrición (una dieta suficiente y equilibrada combinada con el ejercicio físico regular) es un elemento fundamental de la buena salud.Por ello, este lunes 31 de mayo, en nuestro Instagram oficial, la chef Colibrí Jiménez preparará 2 recetas de tacos ligeros al pastor, porque sabemos que en México amamos los tacos y las preparaciones al pastor. Especialmente porque queremos compartirte que el llevar un estilo de vida balanceado, en armonía y saludable, no implica sacrificar el sabor o restringir tu alimentación.Asimismo, el próximo lunes 7 de junio realizaremos el conversatorio: Mitos y realidades en la nutrición. Una charla con Shadia Asencio, Directora Editorial de Kiwilimón, y Jennifer Asencio, nutrióloga clínica especializada en diabetes desde hace más de 20 años. En este live podrás preguntar todas las dudas que tengas entorno a la nutrición y cómo tener hábitos alimenticios saludables, además de conocer a través de fuentes especializadas todos los mitos que rodean este tema. ¡Sigan aquí las transmisiones de #KiwiTeCuida los lunes a las 18 horas! 
¿Sabías que hay plantas que absorben la humedad del hogar? Aunque parezca imposible, es verdad y éstas nos ayudan a desaparecer bacterias, moho y otros daños ocasionados por el exceso de humedad, especialmente en épocas de lluvia. ¡Descubre cómo puedes cuidar tu casa con estas plantas que absorben la humedad! Lirio de la paz La planta perfecta para tener en casa es sin duda el lirio de la paz. Te ayudará a reducir los niveles de humedad porque la absorbe a través de sus hojas y, además, requiere poca iluminación para florecer, así que es ideal para departamentos o cuartos cerrados. Palma de caña Aprovecha la palma de caña ya que por su gran tamaño es ideal para colocarla en lugares del hogar donde aparece mucho la humedad. Tiene la capacidad de mantenerse en lugares con poca o mucha luz, pero es mejor mantenerla en zonas cálidas, como las ventanas o los cuartos cálidos. Helecho El helecho es la planta predilecta para deshacerte de la humedad, ya que absorbe de manera natural un poco de la humedad en el aire de tu hogar y a la par compensa distintos niveles de humedad para hacer de tu hogar más acogedora. Hiedra inglesa Olvídate de la humedad y hasta el moho con la hiedra inglesa, una de las plantas colgantes que posee la mayor capacidad para reducir la humedad en el aire. Clavel de aire Si no tienes tiempo o paciencia para cuidar plantas, el clavel de aire es para ti. Esta planta no necesita mucha luz ni nutrientes y lo mejor es que recoge la humedad del ambiente en sus hojas por lo que no necesitas regarlas con frecuencia. ¿Con qué planta para absorber la humedad te quedas?
La forma que tiene el cuerpo de comunicarse físicamente con nosotros es a través del dolor, de la incomodidad, de la sed, del hambre. El apetito es una sensación que llega en varios momentos del día y por la cual tenemos la necesidad de ingerir alimentos; malo cuando llega sin previo aviso, cuando comemos sin sentirla, cuando aun después de comer no cesa. A través del apetito es que nuestro cuerpo expresa una insatisfacción que no siempre es corporal. En un estado de consciencia plena –en conexión al presente, en sincronía con el cuerpo y sus sensaciones- podemos identificar plenamente desde dónde se produce el apetito. Para ello hay que hacer una observación interna: en el dentro se resguardan más que órganos; en el dentro se expresan un sinfín de sensaciones que siempre tienen algo que contarnos sobre nosotros mismos.  Tener una buena comunicación con el cuerpo es elemental para la conservación de la salud y por supuesto, para dejar de pelear con la comida, para dejar de saltar de una dieta a otra, para dejar de enemistarnos con el afuera cuando en realidad lo que sucede es que hay una desconexión con el dentro. La comunicación con el cuerpo no es una locura del new age. La comunicación corporal significa aguzar los sentidos hacia lo más tangible que tenemos; tomarse el tiempo y el espacio para escuchar al cuerpo. Basta con respirar un par minutos tomando conciencia de la inhalación y la exhalación e ir escaneando cada una de las partes del organismo –sí, como si fuéramos una máquina de rayos x–. “Esta es mi nariz. Esta es mi boca, mis vísceras, mis músculos, mi sangre, mi piel…” A partir de unos instantes notaremos cómo se encuentra mi dentro: qué duele, qué se siente bien, qué le hace falta. La meditación, entonces, se convierte en un diálogo corporal en el que el sabio más sabio nos revela su estado anímico, físico y emocional.  A partir de esta práctica diaria comenzaremos a tomar mejores decisiones alimenticias y, por supuesto, identificaremos desde dónde viene el hambre que experimentamos. Según Jane Chozen Bays, una escritora y teórica del mindful eating, existen siete tipos de hambre. Hambre visual: surge, por ejemplo, cuando vemos un pastel siendo cortado y de cuyo esponjoso interior emerge una lava de chocolate derretido. Es el llamado food porn: estímulos hechos a través de la comida que despiertan la sensación de quererlo ¡ya! Hambre olfativa: ¿existe algo más seductor que el aroma que arroja una olla de tamales? ¿Las notas de un café? ¿Unas galletas en el horno? No lo creo. Todo eso es una cubetada de agua a esa hambre que se despierta a través de la nariz. Hambre bucal: muchos de nosotros la vivimos en la pandemia; llega con el impulso de querer masticar algo, roerlo, porque sentimos angustia, porque experimentamos ansiedad. Ésta no encontrará saciedad hasta que la crisis ceda o la conciencia del momento y de lo que estamos sintiendo, aterrice en nosotros. Hambre estomacal: esta es producto de la vacuidad, o al menos de tener espacio en el órgano al que algunos médicos orientales llaman el segundo cerebro. Es normal tener hambre estomacal después de algunas horas de ayuno. Hambre celular: el hambre que las embarazadas expresan en antojos. Se basa en los requerimientos del cuerpo pues según sus cálculos perfectos y sabios, existe un déficit de nutrientes o una conversión desbalanceada entre energía y fuentes de poder. Este tipo de apetito suele aparecer tras el ejercicio intenso. Hambre mental: llega a nosotros cuando un estímulo enciende un recuerdo de la infancia, de lo que consideramos relevante culturalmente o de lo que aprendimos que era delicioso. Esta hambre nos salta en la cabeza cuando estamos a dieta o restringidos de alimentos; cuando extrañamos eso que nos cocinaban en casa o que evoca algún momento feliz. Hambre del corazón: cuántas veces nos hemos comido la falta de dulzura, de alegría, de amor, el abandono o el rechazo. Esta es el hambre que busca desesperada –y también inasequiblemente– cerrar una grieta emocional a través de kilos y litros de comida y bebida. Intentamos llenar un vacío emocional con algo físico en el que más pronto llega la culpa y el castigo que la alegría. Por esta razón es que los psicólogos recomiendan no convertir la comida en castigo ni en recompensa al educar a los hijos.La meditación o la práctica de mindfulness (tomar conciencia del aquí y el ahora durante varios minutos al día), nos hace contactar claramente con los pensamientos, las emociones y, por supuesto, con el organismo. Si nos tomamos el tiempo para conocerlo iremos aprendiendo sobre sus carencias, sobre cómo manifiesta las faltas emocionales y sobre sus necesidades fisiológicas. Al final, escuchando al sabio, tomarás mejores decisiones alimenticias. Mejores decisiones en general, pues.
NEWSLETTER

Suscríbete al news de kiwi y recibe recetas originales de temporada, menús y mucho más cada semana en tu inbox.

Enviar
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD