Así puedes preparar tamales vegetarianos
Comida Vegana

Así puedes preparar tamales vegetarianos

Por Kiwilimón - Febrero 2019

Existen muchos tipos de tamales: en hoja de maíz o plátano, en cazuela, salados, dulces, de maíz o de arroz… Como puedes ver, hay tamales para todos los gustos, por eso hoy queremos compartir con nuestros lectores unos tips para preparar tamales vegetarianos. ¡No te quedes con ganas de comer tamales! Así puedes prepararlos sin usar productos de origen animal.

Aceite de oliva

Una de las partes más importantes de los tamales es la manteca. Este ingrediente es esencial para que la masa quede bien cocida y no se deshaga dentro del tamal. Pero si sigues una dieta vegetariana, evidentemente no puedes usar manteca. En su lugar, te sugerimos sustituirla por aceite de oliva. Este hará que la masa de integre bien, además de que le dará un sabor especial a toda la preparación.

Mantequilla de cacahuate

En el caso de los tamales con sabores dulces, como puede ser de nuez o chocolate, se suele usar mantequilla para mezclar la masa. Al igual que los tamales salados, el uso de algún tipo de grasa es indispensable para que los tamales queden bien. Nunca se te ocurra preparar tamales sin este ingrediente. Para cocinar tamales dulces vegetarianos puedes usar mantequilla de cacahuate. Le dará muy
buen sabor a la preparación sin tener que usar productos de origen animal.

Consomé de verduras

Algunas recetas de tamales incluyen caldo de pollo en su preparación. Esto se hace para hidratar la masa y hacer que sea más maleable. En el caso de que requieras algún líquido para hacer más ligera la masa puedes usar consomé de verduras. Este tiene la gran ventaja de que no diluirá el sabor (como podría hacerlo el agua) y además le dará un toque más especial al tamal.

Rellenos alternativos

Los rellenos más tradicionales son cerdo y pollo, pero tú puedes hacer los tamales con lo que más te guste. Puede ser una tinga de zanahoria, champiñones o rajas. De hecho, puedes elegir tu guisado vegetariano favorito y usarlo como relleno para los tamales.

Inspírate con estas recetas y conviértelas en un delicioso tamal vegetariano:

Tacos veganos de champiñones adobados

Setas al pibil

Tacos de coliflor al pastor

Champiñones rellenos veganos

Califica este artículo
Calificaciones (1)
Araceli Hernandez
19/09/2019 13:57:37
Excelente me encanta
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El restaurante Piloncillo y Cascabel, donde se cocina comida ordinaria de una manera extraordinaria, es el claro ejemplo de que la propuesta gastronómica de la ciudad no necesita ser ostentosa, excéntrica ni complicada para alcanzar la excelencia en cuanto a sabor y calidad. Conocido por su inventiva culinaria original, sencilla y deliciosa, Piloncillo y Cascabel nace en 2010, de la mano de Wenceslao Vera e Itzia Rojas, egresados de la Licenciatura en Gastronomía de la Universidad del Claustro de Sor Juana, quienes juntos crearon un paraíso justo tanto para su equipo como para sus proveedores en la Central de Abastos. La especialidad de Piloncillo y Cascabel es la cocina mexicana contemporánea, la cual desmenuzan en un menú de 3 tiempos, diferente cada día, que sólo cuesta $90 pesos y vuela gracias a su sabor y precios accesibles. Además del menú diario, podemos encontrar desayunos desde $65 pesos, como los irresistibles chilaquiles con salsa de chapulín, o platos fuertes que no pasan los $100 pesos, como consomé de hongos con ravioles o el risotto con salmón, sin embargo, mi favorito por siempre es el postre, cuya corona se la lleva el pastel caliente de chocolate oaxaqueño. Si bien podrían definirse como una fondita bistró gracias a sus deliciosos platillos, la comida de Piloncillo y Cascabel destaca por ser creativa pero sencilla, bien hecha y sobre todo, honesta, sin cargos extras ni presunción alguna. Ubicación: Torres Adalid 1263, colonia Narvarte Poniente, CDMX. Facebook: facebook.com/piloncilloycascabel Instragram: instagram.com/piloncillo_y_cascabel
Leer en españolPopcorn can be part of a well-balanced diet if you know how to prepare it since it contains important nutrients and offers a wide variety of health benefits. Popcorn is a special kind of corn that explodes when exposed to heat. This happens because the core of each kernel contains a small amount of water that expands when heated and makes the kernel pop.While it may not seem like so because it is a very popular snack, popcorn is a whole food, which makes it high in several nutrients and, according to different studies, there is a link between eating whole grains and health benefits like reduced inflammation and less risk of heart disease.A serving of 3.5 ounces of popcorn contains the next nutrients:Vitamin B1 (thiamine): 7% of the DRIVitamin B3 (niacin): 12% of the DRIVitamin B6 (pyridoxine): 8% of the DRIIron: 18% of the DRIMagnesium: 36% of the DRIPhosphorous: 36% of the DRIPotassium: 9% of the DRIZinc: 21% of the DRICopper: 13% of the DRIManganese: 56% of the DRIThe previous comes with a total of 387 calories, 0.4 ounces of protein, 2.7 ounces of carbohydrates, 0.1 ounces of fat, and 0.5 ounces of fiber, a high amount that makes this portion of popcorn one of the best sources of fiber in the world. There are many ways to make popcorn and perhaps the most popular version is the prepacked one that can be cooked in the microwave. However, most microwave bags are coated with a chemical substance called perfluorooctanoic acid (PFOA), which has been linked to multiple health conditions.To make healthy popcorn, it is best to cook the kernels on the stove with only 3 tablespoons of oil, which can be either olive or coconut oil. This amount of oil will be enough to prepare half a cup of popcorn kernels and you will only need one teaspoon of salt for seasoning. If you want extra health benefits, you can sprinkle popcorn with nutritional yeast. Nutritional yeast has a nutty and cheesy flavor and contains several important nutrients including protein, fiber, vitamins B, and different minerals.Translated by Miranda Perea
Los ingredientes básicos de un jugo verde suelen incluir espinaca, pepino y apio, pero es un hecho que a esta base se le pueden añadir varios complementos para darle más sabor o incluso para que beneficie en específico a una función del cuerpo, por ejemplo, a la digestión.Los fanáticos del jugo verde afirman que esta bebida ofrece numerosos beneficios para la salud, que incluyen una mejor digestión, pérdida de peso, reducción de la inflamación y aumento de la inmunidad.Esta bebida hecha de jugos de vegetales verdes no tiene una receta oficial, pero entre los ingredientes más comunes también podemos contar kale, acelgas, pasto de trigo, perejil y menta. Esto puede hacer que el jugo verde tenga un sabor amargo, así que se le agregan pequeñas cantidades de fruta, que puede ser verde o no, para endulzarlo y mejorar su sabor, como manzanas, moras, kiwi, limones, naranja y toronja.Dentro de una dieta equilibrada y saludable, el jugo verde no es un sustituto puede tener muchos de los beneficios que conlleva comer más frutas y verduras. Principalmente porque los vegetales verdes y sus jugos son muy buenas fuentes de varias vitaminas esenciales, minerales y compuestos vegetales beneficiosos. La investigación sugiere que comer verduras de hoja verde a diario puede ayudar a reducir la inflamación, el riesgo de enfermedades cardíacas y el riesgo de deterioro mental relacionado con la edad. También hay evidencia de que ciertos compuestos en el jugo fresco pueden funcionar como prebióticos, que alimentan y apoyan el crecimiento de bacterias beneficiosas que viven en su tracto digestivo.¿Qué ingredientes añadirle al jugo verde para adelgazar?El jugo verde puede ser un componente nutritivo de una dieta cuando lo bebes con moderación y no lo usas para reemplazar frutas y verduras enteras. Como parte de una dieta revisada por un profesional, sí puede ser un aliado para adelgazar.Es importante tener en cuenta que si será parte de tu dieta, como en nuestro reto détox, lo mejor será preparar un jugo verde fresco en casa, para así usar ingredientes de calidad y tener control sobre los azúcares añadidos.Las nutriólogas de casa nos dieron algunos consejos para mejorar nuestro jugo, así que si ya tienes tu receta confiable de jugo verde, considera probar con añadir alguna de estas opciones cuando lo prepares.Para Mayte Martín del Campo, añadir jengibre no sólo le da un toque especial de sabor, sino que este ingrediente “ayuda mucho para la digestión, el nopal también es muy usado y puede ayudar a nivelar la glucosa en la sangre, y como tiene mucha fibra, te mantiene satisfecho”, nos recomienda.Y si le quieres dar un toquecito dulce, ella sugiere usar frutas como naranja, moras o una cucharadita de miel y recordar siempre “no rebasar la cantidad permitida de azúcar, por eso se recomienda 1/2 fruta + 1 cucharadita de miel, o bien, usar sólo la fruta”. La nutrióloga Jennifer Ascencio también es partidaria del jengibre y ella indica que sea un pedacito pequeño, pues sirve mucho para desinflamar, “un día puede ser con jengibre y otro, con cúrcuma, sólo la puntita de una cuchara, para que no quede tan fuerte de sabor, podrías incluso agregarle el jugo de un par de limones para que aumente la vitamina C”.Gina Rangel usa manzana, piña, pepino, espinaca, apio y cilantro en su jugo verde y nos contó que el ingrediente secreto es el cilantro. “Si le agregas manzana, te ayuda la digestión y a tener una microbiota saludable, porque es un prebiótico.” La ingesta rutinaria de prebióticos está relacionada con numerosos beneficios, que incluyen la reducción del estreñimiento, el mantenimiento del peso y la mejora de la función inmunológica.“Si le pones piña, esta nos ayuda a darle un toquecito de dulce, de azúcar natural, que nos da mucha energía, mientras que el pepino te da la sensación de saciedad y es pura agua, por lo que es súper hidratante. La espinaca aporta muchísimo hierro, el apio, fibra y el cilantro es un diurético natural espectacular”.El jugo verde, aunado a una dieta equilibrada y apta para tus necesitades, además de la actividad física constante, sí pueden ayudarte a adelgazar o mantenerte en tu peso, así que consulta a un profesional y prueba con estos ingredientes que puedes añadir a tus jugos verdes para adelgazar.
Existe una realidad: el cuerpo se intoxica. Lo intoxicamos. Los eufemismos nos alcanzan: “No, no es nada”, decimos cuando los órganos comienzan a quejarse. Ignoramos que se comunican a través de sensaciones para que los miremos, para que observemos el foco rojo que nos prenden. Nos lo dice también la piel manchada y opaca. Nos lo anuncia el sueño que se fuga entre episodio y episodio surrealista. Nos lo indica la falta de energía. El inicio de año es quizás la mejor orilla para aventarse a las nuevas aventuras. Hay que comenzar de nuevo. Un cumpleaños, una luna nueva, un lunes: todo sirve. Los puntos de partida nos empoderan para alejarnos de lo tóxico en nuestras vidas –a la pareja desinteresada, a esa perversa muletilla, al amigo que nos quita paz, a los alimentos que nos podrían estar envenenando sin siquiera detenernos a mirar su mal–.  Israel Chirino, experto en trofología, indica que lo ideal es someter al cuerpo a un détox tres veces al año, pero que si no se puede, con una vez está bien. “Las 24 horas del día estamos en contacto con toxinas, ya sea a través de la alimentación, a través de la respiración, a través del contacto con algún cosmético, alguna crema que vaya en la piel”, confirma el también llamado Trofoamigo. Para nuestra experta en nutrición clínica, Jennifer Asencio, es recomendable hacer desintoxicación después de las comilonas de fin de año, pues lo que conseguiremos mediante una restricción es atajar el camino hacia nuestras metas de salud anuales: bajar de peso, liberarnos del colesterol, dejar atrás el hígado graso. La desintoxicación ayuda a liberar las toxinas de aquellos órganos dedicados a eliminar sustancias del cuerpo, por ejemplo, los pulmones, el hígado, los riñones o el colón. Cuando existe en ellos una acumulación de toxinas comienzan también los malestares o, peor aún, las enfermedades. No lo podemos negar. Algunas veces tomamos decisiones incorrectas sobre lo que ponemos sobre el plato. A veces no es a veces, es siempre. Y ponemos carnes procesadas, azúcares en exceso, sal yodada, harinas refinadas o grasas trans que al no poder ser procesadas por el organismo –por su cantidad, por su frecuencia– el organismo deja de asimilarlos y de desecharlos. Esto produce reacciones inmunitarias en nuestro sistema. “Es necesario neutralizarlos para que no nos causen otro tipo de problemas como mutaciones celulares, que a la larga podrían desarrollar tejidos cancerígenos, etcétera”, asevera Israel. Pasa igual en la afinación y el balanceo de los automóviles. Hay que realizar un détox habitualmente para mantener el correcto funcionamiento de los órganos, el metabolismo, la piel, el sueño y mejorar la calidad de vida. La forma de conseguirlo es restablecer la armonía biológica del cuerpo, “se trabaja mucho con el balance ácido-alcalino para lograr una homeostasis. Lo que busca la desintoxicación es recuperar ese equilibrio entre ambos”, afirma Israel. Existen varios tipos de desintoxicación, pero lo que el Trofoamigo recomienda es que sea biocompatible al organismo, que aquello que elijamos sea una fuente de enzimas y nutrientes vivos. Otros métodos incluyen suplementos, pero según sus recomendaciones, hay que elegir lo más natural. No se trata de comer aire. En la viña de la desintoxicación existen alimentos bondadosos, elementales, que nos ayudan a eliminar lo que al cuerpo le sobra. Chirino recomienda lo verde: las lechugas, las acelgas, las espinacas. Recomienda que sean orgánicas, de cultivos locales.Nos pide poner suma atención a la hidratación, porque no toda el agua es buena: para hacerla potable algunas veces se somete a un exceso de cloración que podría dañar los riñones. Lo mejor es el agua ligeramente mineralizada, ionatada y viva. “Actualmente en el mercado existen filtros para lograr este tipo de agua. Existen incluso en versión portátil”, dice. Nos insta a comer ingredientes crudos, o al menos ligeramente cocidos, que todavía se sientan crocantes a la mordida, evitar los alimentos procesados y el alcohol. No disfrazar la comida con aderezos excesivos o demasiada miel, hacer la desintoxicación en plena conciencia. Por su parte, Jennifer Asencio recomienda comenzar con un ayuno de 12 a 16 horas, tomar té verde, pues “ayuda muchísimo a limpiar las vías urinarias, las vías hepáticas y biliares, así como acrecentar la microbiota del intestino. Esto produce cambios en el pH del organismo y mejora las condiciones para que haya más bacterias buenas y benéficas para el intestino”. Adicionalmente, afirma que tomar vinagre de manzana en ayunas mejora la motilidad del intestino y ayuda a limpiar más fácil las vías urinarias y hepáticas. Con un juguito en la mañana el détox no demostrará todas sus bondades. Según lo que nos cuentan los expertos, hay que hacer un tratamiento completo, un cambio de hábitos por algunos días que reinicie el organismo de pé a pá. No estás solo en tus metas de salud. Nuestras nutriólogas de casa elaboraron este reto détox para que empecemos el año de forma más saludable. Lo comenzaremos juntos el 10 de enero y dura diez días, ¿nos acompañas? 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD