Estos 8 alimentos son veganos y no lo sabías
Comida Vegana

Estos 8 alimentos son veganos y no lo sabías

Por Kiwilimón - Enero 2017
Todos los hemos probado y a todos nos encantan. Pero probablemente no sabías que estos productos son veganos, es decir, que han sido elaborados sin utilizar ningún producto de origen animal. ¿Crees que llevar una dieta vegana es aburrido? ¡Estás en un gran error! Conoce 8 deliciosos alimentos que son veganos:

Chips

Esta exquisita botana está hecha a partir de un tubérculo, la papa, y por lo general, se fríe con aceite de origen vegetal. ¿Lo mejor de todo? Algunas variedades son incluso libres de gluten.

Galletas de chocolate tipo sándwich

Sus principales ingredientes (harina de trigo, azúcar, grasas vegetales y cacao) son de origen vegetal. Sin embargo, evítalas si padeces trastornos de absorción de gluten.

Una foto publicada por die Fotos (@fotos.vm) el

Receta: Tritura algunas galletas y úsalas para decorar estos riquísimos cupcakes de chocolate veganos.

Barras de granola

La opción ideal para el antojo mañanero. Estas deliciosas barritas suelen tener granos enteros, por lo que son una fuente rica de fibra, además de contener ingredientes 100% de origen vegetal.

Galletas saladas

Aunque existen muchas variedades, la mayoría se elabora sin ingredientes de origen animal. Así que despreocúpate, puedes disfrutar sin culpas la botana del fin de semana.

Una foto publicada por Raquel Herrera (@t_fugit) el

Receta: Este dip de garbanzos es el compañero ideal de las galletas saladas.

Jarabe de chocolate

Para la elaboración de esta delicia se usan únicamente productos de origen vegetal, por lo que es oficialmente el alimento vegano más rico de todos. Consigue un poco de leche de almendras y disfruta una malteada de chocolate vegana.

Una foto publicada por @fit_lucky_lisa el

Bagels

Además de estar adicionados con algunas vitaminas, los bagels se preparan con harina de trigo, agua y jarabe de maíz, entre otras cosas. Para preparar el bocadillo vegano ideal solo necesitas un bagel, aguacate y algunos brotes. ¿Se te antoja?

Tortillas de harina

Por lo general, las tortillas de harina caseras contienen manteca de cerdo, sin embargo, las versiones industriales se hacen con manteca vegetal.

Una foto publicada por Chelsea Rodgers (@chelserodg) el

Receta: ¿Qué te parecen unos burritos de cous cous con aguacate y col rizada para empezar el día?

Cátsup

Aunque es cierto que todos sus ingredientes son de origen vegetal, no te recomendamos consumir mucho este producto, por sus altos contenidos de azúcar.

Una foto publicada por Chelsea Rodgers (@chelserodg) el

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las recetas de ceviche de pescado no suelen variar mucho en sus ingredientes y su paso a paso, pero lo que sí puede ser diferente es el tipo de pescado que se puede usar.El ceviche es un platillo con mucha historia, perfecto para el verano y muy fácil de hacer, originario de Perú, aunque también tiene versiones en Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, incluso México, pero sólo en Perú es considerado patrimonio cultural.Para preparar este fresco platillo que no se cocina con calor, se requiere de marinar el pescado (aunque también se hace ceviche de mariscos) en cítricos como limón y lima ácida, y se llegó a usar naranja agria también. La mayoría de las versiones lleva además chile, cilantro, cebolla y tomate.Por ejemplo, nuestra receta de ceviche tradicional señala en los ingredientes una taza de filete de pescado, 1/2 tazas de jitomate, dos cucharaditas de cebolla, dos cucharadas de chile serrano, tres cucharadas de cilantro fresco, una cucharadita de pimienta negra molida, el jugo de 5 limones y una cucharada de sal.¿Pero qué pescado es el que se requiere comprar? Los tipos de pescados para comer son varios, por ejemplo, hay pescados azules (como el atún, las sardinas y el salmón), pescados blancos (como el bacalao, la merluza o el cazo) y pescados semigrasos (como la trucha). A continuación, te explicamos cuáles son los ideales para hacer ceviche.Qué pescado comprar para hacer cevicheDe acuerdo con Yamilette González, coordinadora de chefs de Kiwilimón, los mejores pescados para hacer ceviche son el filete de mojarra, mero, tilapia, huachinango, corvina o blanco del Nilo.Cualquiera que elijas, lo más importante es que compres el pescado lo más fresco posible, pues esto hará que tu ceviche tenga un sabor fresco. Otro punto importante es que marines el pescado ya cortado en cubos, que lo dejes reposar en el marinado por lo menos 20 minutos y que lo hagas en refrigeración.Todo esto te asegurará un ceviche delicioso, perfecto para comer en verano y con todo el sabor del pescado que elijas.Pon a prueba estos consejos y prepara uno de estos ceviches en casa:Ceviche de pescado  Ceviche de pescado al tamarindoCeviche de pescado con naranja
Echando a perder se aprende. Pero ¿será que podemos aprender a ser sanos antes de echar a perder nuestro cuerpo o el de nuestros hijos? Como amar, aprender un idioma o usar picante hasta en la sopa, los hábitos que los niños observan en sus padres son reproducidos como espejo. De la misma forma, un niño que desde pequeño observa a sus papás comer vegetales, tarde o temprano hará de esa rutina una ley. La comida es, a todas luces, bendición. Mal usada es veneno. Su misión es cuidar cada parte del cuerpo y procurar su funcionamiento. Aún así es difícil no obsesionarse con el sonido de la fritanga cociéndose en el aceite, difícil que no nos provoque un panqué en el horno, difícil no quejarse de lo sano cuando no es un hábito. Pero aquí la buena noticia: ser un padre sano no cuesta trabajo cuando se hace por amor propio, por amor a los hijos. Además, visto por el lado goloso, comer saludablemente nos regala un comodín para ser usado sin culpa algún día de la semana. Ese es un buen balance. ¿Nos echamos ese panqué de plátano o esos antojitos el domingo? Como muchos de ustedes, también pertenezco a esa generación que creció viendo comerciales infantiles no regulados en la tele. Ya saben, los maguitos, los payasos y las panteras que nos decían que los dulces nos daban súper poderes. Recuerdo que siempre que iba a casa de mis amigas –ciertamente, con alacenas más coloridas y seductoras– me daban envidia sus postres y, sobre todo, sus padres. Los míos eran raritos. Eran sanos. Hoy sinceramente se los agradezco. No es casualidad que México sea el primer lugar en obesidad infantil y el segundo lugar en obesidad en adultos. Y no, los niños no tienen la culpa. En los años ochenta y noventa estaban de moda los añadidos, los conservadores y los colorantes artificiales. Entre más rápido se preparaba algo, mejor. A algunos alimentos reales incluso se los satanizó públicamente hasta que, con el paso de los años, nos enteramos de que el huevo no era esa máquina productora de colesterol y que los carbs y las grasas no eran del todo malos. Al contrario, según me cuenta la Nutrióloga Clínica especializada en diabetes, Jennifer Asencio, necesitamos los carbohidratos para funcionar y pensar. Claro, ella habla de los carbs complejos, no de los que vienen incluidos en la torta de tamal –que, si la amamos, será el motivo por el que valga la pena cuidarse previamente– . Balance, ¿recuerdan? La doctora Asencio afirma que “la glucosa aporta energía al cuerpo, es decir, es el “combustible “. El cerebro, hígado y nuestros músculos funcionan gracias a ella. La glucosa constituye la única fuente de energía del sistema nervioso y de las células sanguíneas, por lo que una persona sana debe ingerir carbohidratos complejos, como granos, arroz, panes integrales y cereales todos los días pero de forma consciente, en un plato balanceado”. No aplica igual en personas con diabetes.Según la American Academy of Pediatrics, antes de los dos años es cuando se forman los hábitos alimenticios de nuestros hijos así que, sobre todo en este tiempo, debe tomarse decisiones nutricionales inteligentes. Un padre sano evitaría para él mismo y para sus hijos azúcares simples como dulces, caramelos, gomitas o pan dulce y los consumiría sólo en ocasiones especiales, en un sábado por la mañana o un día de toda la semana, sin atracones. Elegiría mejores productos, con etiquetas más limpias –esas en las que pueda pronunciar la mayoría de los componentes–. Aprendería a leer la información nutrimental para distinguir en ella los otros nombres del azúcar (edulcorante, sorbitol, dextrosa, etcétera). Haría un consumo responsable.Sólo con mejores decisiones alimenticias podemos tener hijos con mejores posibilidades de vida. Dejar de ver lo “sano” como un estigma y mejor verlo como lo que es: nuestra mejor herencia, la única vía para vivir más y vivir mejor. ¿Me acompañan? Lo podemos hacer juntos.Ensalada de nopal con frijolesSalmón a la parrila con salsa de aguacateSalmón al pibil
No hay nada más triste que intentar comerse un pan duro cuando apenas tienes un día de haberlo comprado, pero la clave para saber cómo mantener el pan fresco durante más tiempo está en la humedad, ya que ésta es la que mantiene a tu pancito con textura suave y esponjosa. Así que no te puedes perder estos tips para poder disfrutar de tu pan como si fuera el primer día. Escoge correctamente tu pan Asegúrate de elegir un pan recién hecho en el momento en que llegues a la panadería, ya que si tiene más de un día, será imposible conservarlo en buen estado por mucho tiempo. Toma en cuenta que el pan elaborado con algún tipo de grasa, como mantequilla o aceite, durará más tiempo fresco. Deja enfriar el pan Si fuiste por pan temprano en la mañana, pero te lo comerás hasta la noche, lo ideal es que lo dejes al aire hasta que se haya enfriado, porque si guardas pan recién horneado en una bolsa, el calor lo humedecerá, se arruinará y podrás olvidarte de tu pancito con leche para cenar. Elige lo que te comerás Si compraste pan de caja, corta las rebanadas exactas que te comerás, ya que el pan cortado se seca mucho más rápido. Lo mismo sucede con el pan dulce, procura comerte tus piezas enteras y no dejar pedacitos sobrantes. Almacena el pan en bolsas de papel o tela Cuando sea momento de guardar el pan sobrante, lo mejor es hacerlo dentro de una bolsa de tela de algodón o lino, o incluso, en la misma bolsa de papel que te dan en las panaderías; si tienes, puedes colocarlo también dentro de la clásica caja de madera. Estos materiales le permiten respirar correctamente y conservar la humedad en su interior, en cambio, si lo conservas en una bolsa de plástico se endurecerá más rápido. Utiliza el horno para traerlo a la vida Si olvidaste cerrar adecuadamente la bolsa de pan y amaneció duro o aguado, puedes calentarlo unos minutos en el horno para que su consistencia se vuelva crujiente y sea más fácil devolverle la frescura. No hay nada como comer pan recién horneado, pero si te sobra un poco, siempre puedes acudir a estos consejos para mantener el pan fresco durante más tiempo. Generalmente podrás conservarlo en buen estado entre 2 a 7 días, dependiendo del tipo de masa e ingredientes, pero asegúrate de revisarlo bien antes de consumirlo. ¿Conoces algún otro truco para mantener el pan fresco que le falte a esta lista? ¡Compártenos tus secretos!
Más allá de preguntarnos para qué sirve la avena y si funciona para bajar de peso, este cereal tiene un beneficio mucho mejor relacionado con tu estado de ánimo.La avena sativa, comúnmente conocida como avena, es un cereal integral sin gluten y una gran fuente de vitaminas y minerales importantes, además de fibra y antioxidantes.Aunque la avena hervida en agua o en leche suele ser un gran desayuno y no sólo se come, también funciona como mascarilla, por ejemplo. También se usa para hacer leche vegetal, harina y se usa con frecuencia en muffins, barras de granola, galletas y otros productos horneados.¿Cuántas calorías tiene la avena?La composición de nutrientes de la avena es equilibrada y son una buena fuente de carbohidratos y fibra, contiene más proteínas y grasas que la mayoría de los cereales, e importantes vitaminas, minerales y compuestos vegetales antioxidantes.Si te preocupa la cantidad de calorías que tiene la avena, media taza (78 gramos) de avena seca contiene: 51 gramos de carbohidratos, 13 gramos de proteína, 5 gramos de grasa y 8 gramos de fibra, pero solo 303 calorías, por lo que la avena es uno de los alimentos más ricos en nutrientes que puedes comer.Además de tener sólo 303 calorías, se dice que la avena puede ayudarte a bajar de peso porque contienen grandes cantidades de beta-glucano, un tipo de fibra soluble que se forma una solución espesa similar a un gel en el intestino y que retrasa el tiempo que le toma al estómago vaciar los alimentos. Esto da como resultado una sensación aumentada de estar satisfecho, lo cual puede ayudarte a comer menos calorías y perder peso.Por otra parte, el betaglucano también puede promover la liberación del péptido YY (PYY), una hormona de saciedad producida en el intestino en respuesta a la alimentación, de la cual se ha demostrado que reduce la ingesta de calorías y puede disminuir el riesgo de obesidad.Por más increíbles que suenen estas características de la avena, estas no son el mejor beneficio del cereal, pues también está relacionada con ayudarte con el estrés.La avena es una triple amenaza para la ansiedad gracias a su contenido de vitaminas B, magnesio y fibra, todos nutrientes primordiales para reducir el estrés. La avena también es una de las mejores fuentes alimenticias para la producción de serotonina, la hormona antidepresiva. Cuando la serotonina es baja, aumenta la ansiedad, por lo que es esencial comer alimentos que ayuden en la producción de esta hormona. Estos son conocidos como alimentos reconfortantes (comfort foods) y a veces incluso pensar en una avena calientita reconforta.Pero calientita y con leche no es la única forma de incluir avena en tus comidas diarias, puedes hacerlo en un bowl de yogurt con fruta, puedes hacer panqué de avena, hot cakes de avena y galletas de avena. Prueba nuestras recetas y combate el estrés con ellas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD